Archivo

Posts Tagged ‘idea’

Si una idea es buena, es buena venga de donde venga

abril 8, 2011 12 comentarios
43

Quedan 43 días #nolesvotes

Hoy he bajado (aunque tarde, de nuevo) a la reunión semanal de malestar.org Alicante en Plaza Luceros. Me he encontrado con un menor número de gente que la vez anterior, y unos ánimos diezmados por la intromisión de trolls y de disidentes dentro del grupo, que se puede seguir en facebook.

La razón básica de esta bajada de ánimos en el grupo es que se ha levantado un grupo dentro del grupo en el que se ha instalado en el espíritu de queja crónico. Esto es lógico, teniendo en cuenta que malestar (al menos en Alicante, que es lo que yo conozco) se organiza de manera jerárquica.

Ya lo dije en su momento dentro del grupo (del que me enorgullezco en pertenecer): la gran diferencia entre la organización de #nolesvotes y la de #malestar es que en #nolesvotes somos individualistas, mientras que en #malestar son gregarios. Tal vez por eso me sienta más nolesvotiense que malestariense. Explicado de manera sencilla, como dijo Enrique Dans en su blog, #nolesvotes “no es en modo alguno anónimo, simplemente no personalista”. Eso significa que no tenemos una cabeza visible, no hay nadie que tome las decisiones por nadie, no somos una asociación ni una organización y por tanto, no tenemos que pedir permiso o buscar consenso para hacer algo. Se hace, y punto. Y a quien le guste, te seguirá.

Para poner un ejemplo, a mi me pueden parecer mal las pintadas que algunos nolesvotienses han realizado, haciendo publicidad con sus aerosoles a la idea del movimiento. En mi opinión (que ya expresé en su día) eso es contraproducente. Pero como dejé claro en mi blog, cada cual lleva su propia carga de responsabilidad en este aspecto. Siendo un movimiento individualista, cada individuo hace lo que crea conveniente. Y si te gusta, te unes. Si no, no te unes. Punto. No hay más. Como dice el lema (y, por favor, leed el link): “No propongas, haz“. O como dijo Antonio Machado: “Se hace camino al andar”.

#malestar en Alicante nació como un grupo con administradores y normas. Esto, en esencia, plantea una jerarquía, una estructura y unas cabezas visibles y personales a las que se puede atacar. Que es más fácil congregar gente si hay alguna cabeza visible, es absolutamente cierto. Tal vez por eso desde el primer día empezaron a manifestarse en Luceros cada viernes. Tal vez por eso se me ha hecho fácil bajar al centro hoy a repartir panfletos y convencer… Que es más fácil recibir críticas (tanto internas como externas) de gente que no está de acuerdo cuando hay cabeza visible y cuando hay privilegios (administradores), también.

En #nolesvotes es imposible que el grupo se rompa porque 1º) no somos un “grupo” propiamente dicho; #nolesvotes es una idea que, si te gusta bien, y si no, también y 2º) en el caso de “romperse”, los ideales serán heredados por otro grupo, porque seguirán vivos en las personas. De hecho, #nolesvotes es un heredero directo de #leySinde. En cualquier caso, los ideales seguirán siendo defendidos individualmente por aquellos que están convencidos de ello. Y ahí es donde pegamos fuerte, si convencemos a muchos individuos, tenemos un grupo.

Siempre he dicho que “Si una idea es buena, es buena venga de donde venga“. Por eso defiendo que la idea de #malestar de salir a la calle es buenísima. Y por eso me uno a ellos todos los viernes que puedo. Pero también creo que para evitar malestar dentro de malestar, lo mejor que pueden hacer es cambiar su sistema organizativo. Pasar de un sistema jerárquico que provoca reticencias y recelos, y que causa una necesidad constante de control, a un sistema más individualista en el que, si alguien quiere conseguir algo, tiene que moverse para conseguirlo, y si alguien quiere descalificar, o incluso insultar, se exponga a que el resto del grupo, en igualdad de condiciones todos, le rectifique y le exprese lo que opina.

A mi nadie nunca me echará de #nolesvotes. Repito: #nolesvotes no es una asociación ni un partido. La única manera de echarme de #nolesvotes es quitar esa idea de mi cabeza y, para eso, alguien tendrá que venir y convencerme de que estoy en un error. Pero para eso, alguien tendrá que moverse. Actuar.

Tal vez esta estructura desestructurada sería lo mejor que le podría pasar a #malestar. Al fin y al cabo, si una idea es buena, es buena venga de donde venga. ¿No?

Nota:

Para los que no hayáis leído el link que os he puesto ahí arriba (mal hecho) os lo reproduzco aquí al completo. Escrito por Javier De La Cueva en derecho-internet.org.

Creo que todos estamos cansados de farsantes que sólo hablan. De lo que se trata ahora es de hacer, de construir un proyecto que sea el de todos y no sea de nadie. Un procomún digital que conforme una organización que pueda servir de herramienta a la sociedad civil y que no sea excluyente, sino omnicomprensivo de todos los demás nodos en los que participamos.

El punto de unión ha de ser uno solo: la ley Sinde ha servido de catalizadora para hacer más evidente, si cabe, la corrupción de muchos individuos que pertenecen a una clase política de moral reprochable. Cada político corrupto supone una cama menos de un hospital, una plaza de escuela menos, menos investigación y desarrollo, mas emigración de los jóvenes. Y esto es lo único que pretendo con las horas que le echaré al proyecto de #nolesvotes: ayudar a la creación de nodos cuyas conexiones puedan unirnos en un proyecto común, que es desterrar a esta gentuza que no nos merecemos. Nadie se merece poner un estafador en su vida.

Sin perjuicio que la acción sea lo relevante, hay que tener mucho cuidado con el discurso generalista. Los políticos honestos (que los hay) y los funcionarios honestos (que los hay y muchos) sienten una doble agresión cuando el discurso generalista les incluye entre los delincuentes o los vagos, puesto que, además de luchar contra su entorno inmediato, sienten cómo se le incluye en un grupo que no les corresponde. Identificar a los honestos sería una labor importante, porque sólo con su colaboración puede levantarse este país que las actuales clases dirigentes están dejando como un erial.

#Nolesvotes tampoco puede ser un movimiento separado ni sustitutivo de los demás movimientos sociales. Ni debe pretenderlo. Ha de ser una capa más que ayude a todos los que actualmente existen y que compartan acciones en contra de la ley Sinde (una norma que impide la inversión en proyectos tecnológicos en este país) y en favor de los derechos humanos. Nada más, ni tampoco menos, y no debe verse como un intento de suplantar lo que ya existe, sino de sumar mejor y de ayudar en la estructura y organizaciones sociales.

Ha de ser un movimiento en el que nadie sea representante de otros. Todos tenemos nuestra propia voz e Internet nos permite usarla sin necesidad de intermediarios que luego nos la roben. Tu voz es tuya y nadie te representa: uno se representa a sí mismo. ¿A quién representaban Platón, Aristóteles y Kant?

Y por todos estos motivos, no propongamos: hagamos. Las ideas las tenemos, la red la tenemos y el resultado es el que decidamos.

“Todo es la misma mierda. No votes a nadie.”

marzo 1, 2011 20 comentarios
81

Quedan 81 días #nolesvotes

Sé que a muchos os ha gustado la publicación que escribí el viernes: “Pues yo no entiendo eso de #nolesvotes”. Os agradezco profundamente vuestros comentarios. También sé que a muchos no os ha gustado. Entre ellos iwisiw, de meneame.net, que ha dejado claro en los comentarios del enlace que está absolutamente en contra de #nolesvotes porque somos unos inocentes que le estamos haciendo el juego a los de siempre.

Que “todo el arco parlamentario está podrido” y que no hay alternativas, es una de las cuestiones más comunes que se nos presentan a los nolesvotienses. Sinceramente, entiendo ese pensamiento: “Todo es la misma mierda. ¿Por qué debería molestarme en ir a votar?” Yo también pensaba así antes de que mi amigo Catacroc me presentara #nolesvotes. Pero no más, claro. No obstante, lo entiendo.

Tú piensas que todos los partidos, aunque con sus diferencias abismales, claro está, son exactamente iguales en el fondo. Sabes exactamente por qué razón (o razones) no votarías a cada partido. Entiendes que las “alternativas” que #nolesvotes te dice que hay en realidad se refieren solo a los partidos mayoritarios. Piensas que tu abstención, o tu voto en blanco, serán entendidos como una rebelión. Que cuando vean que la mitad de los votos son blancos, entonces se darán cuenta. Que cuando los votantes dejen de ir a votar, las cosas tendrán que cambiar.

Mal.

¿Sabes cuánta gente se abstuvo de votar en las últimas elecciones catalanas de 2010? ¿Te lo imaginas? Míralo en Internet. El 40% no fue a votar. Contando con los votos en blanco, el 43%. Con estas cifras, el partido más votado en las últimas elecciones catalanas fue, sin duda, el no-partido, porque CiU, la fuerza política más votada, solo consiguió el 38,5% de los votos.

¿Sabes en qué ha cambiado el panorama político la abstención? En nada. Sí, es cierto, ha cambiado el gobierno en Cataluña. Pero eso no es por la abstención. El tripartito anterior salió de unas elecciones en que la abstención fue incluso mayor.

Sí, la enorme cifra de abstenciones, o de votos blancos, aparece en las noticias. Pero después se aplica la ley electoral con los votos que quedan. Cuantos más votos blancos hay, más injusto y desproporcionado se vuelve el reparto de poder y más se premia a los partidos más votados. Y más se castiga a los menos votados. Después de las matemáticas se publican los resultados. Se declara un vencedor. Y todo sigue igual que siempre. Nadie rectifica nada. Los partidos siguen manteniendo las reglas del juego, siguen negociando con tus votos y siguen desoyendo a los ciudadanos. Decir que abstenerse o que votar en blanco va a cambiar las cosas es no ver la realidad. Porque la realidad es que eso ya lo hemos probado, y no funciona.

#nolesvotes te propone que no tires tu voto, pero que no votes a los de siempre. Pero claro, a ti, que te parece que todos los partidos están podridos y que ninguno se salva, te corroe las entrañas tener que darle tu voto a alguno. Es un gran dilema. Por un lado comprendo que no quieras darle tu voto a alguien que no te representa al 100%, por otro lado tienes que comprender que el único que te representa a ti al 100% eres tú mismo. Como dije el domingo, “nunca llueve al gusto de todos” por lo que tal vez tengas que plantearte que, como es poco probable que encuentres a alguien que te represente al 100%, tal vez tengas que conformarte con un 90%, o un 80%.

Si decides que no estás dispuesto a aceptar menos, que prefieres tirar tu voto… ¿Has considerado la opción de Ciudadanos en Blanco? Para aclararnos: llegados a este punto, estamos en la situación de que tú no quieres darle el voto a nadie porque nadie te representa, así que has decidido no votar, o votar en blanco. Pero te encuentras con el dilema de que si no votas, no vas a cambiar las cosas y si votas en blanco, tampoco. Ciudadanos en Blanco es una opción en la que tu voto en blanco se convertirá en escaños vacíos o nulos. Un partido fantasma que estará ocupando su asiento lo menos posible e intervendrá en las sesiones nada o menos.

Claro, llegados a este punto, si me dices que tampoco quieres votar a Ciudadanos en Blanco, te tengo que preguntar: ¿por qué? Tu respuesta probablemente sea que te parece una patochada, un partido absurdo, casi como el Partido Pirata, o el Partido Cannabis por la Legalización y Normalización (que conste que YO no estoy diciendo que sean absurdos, eres perfectamente libre de escogerlos si sus programas te representan). ¿Por qué? ¿Te has tomado la molestia de leer su programa? ¿Has ido a preguntarles personalmente qué van a hacer con tu voto? ¿Acaso eres un vidente (y de los buenos) y sabes perfectamente que no te representan sin investigar? ¿O es que tienes prejuicios contra ellos por ser pequeños, o por ser nuevos? ¿No crees que tal vez por eso tienen muchos más ideales y los defienden más fuerte que los partidos mayoritarios? ¿No crees que precisamente por eso sí van a usar bien tu voto?

No, tú sigues con la idea metida en tu cabeza de que el estado de cosas actual es inamovible, y que no moverte es la mejor opción. Bien, es tu decisión. Es tu voto. Pero es la misma decisión y el mismo voto que llevas haciendo toda la vida. Es el mismo inmovilismo que hemos asumido todos. Y va a dar el mismo resultado de siempre: nada. Y cuando te veas acorralado en tus propias razones contra #nolesvotes te reirás de que te pidan el no-voto para ciertos partidos basándose exclusivamente en la Ley Sinde.

Mal.

Por enésima vez: que la Ley Sinde fue el detonante, sí. Seguro. Pero no es más que una de tantas en las que PPSOE ha hecho lo que ha querido sin pensar en la gente que les votó. Van a hacer lo que ellos quieren con tu voto, no lo que tú quieres que hagan con él. Y el no hacer nada va a dejarles hacer lo mismo.

Y entonces me dirás que intentar hacer algo es absurdo, porque las reglas del juego están puestas para que no podamos hacer nada. Que somos marionetas en un vaivén de poder en el que tenemos la ilusión de ser los jefes cada cuatro años, pero que en realidad no podremos cambiar esto. Y que somos ilusos si lo intentamos.

Mal.

Porque entonces estás incurriendo en una contradicción. Estás peleándote conmigo por intentar hacer algo para cambiar las cosas, cuando a ti te gustaría que cambiaran. Estás decidiendo no utilizar ese resquicio que te deja nuestra pseudodemocracia porque te derrotas a ti mismo antes de luchar. Estás diciendo con la boca “esto no me gusta” cuando con tus acciones (o no acciones) estás demostrando que no te importa.

Y claro, llegamos al punto en el que nos damos de bruces con la realidad. No te importa. Te has acostumbrado. Estás a gusto. No quieres cambiarlo. Te escudas en una visión negativa de tu entorno, pero te has acomodado a él, tanto que ahora alguien viene a hacer algo para intentar mejorarlo y te da miedo que lo cambien. E intentas que ellos hagan los mismo que tú. Que se acomoden.

Mal.

Porque llega el punto en el que no hay manera de acomodarse. Porque llega el punto en el que hay que decir “basta”. Y la gente que está dispuesta a cambiar las cosas va a utilizar cualquier resquicio posible que haya para cambiarlo, o para que ese resquicio cada vez se haga más grande y más grande, hasta que nos de suficiente margen de maniobra para cambiarlo. Y si no quieres unirte, vale. Ya has demostrado que quieres ser uno más en el bando del inmovilismo. Pero mi voto sigue siendo mío. Y mi voz también. Y seguiré defendiendo lo que creo hasta que sea una realidad. Y si en algún momento te das cuenta de que eso también te representa, entonces serás bienvenido.

“Pues yo no entiendo eso de #nolesvotes”

febrero 25, 2011 37 comentarios
85

Quedan 85 días #nolesvotes

Hoy este blog ha duplicado el número de visitas máximo que había recibido desde que lo abrí. Vale, tampoco lleva tanto tiempo abierto, pero hasta ahora van 205 personas que han leído el artículo de ayer y contando…

Parte de estos lectores y lectoras vienen de meneame.net, una comunidad en la que acabo de meterme y en la que #nolesvotes es un movimiento que todavía no se entiende del todo bien. Ayer no fui el único que apareció en los meneos de la red, y no fui el único que tuvo que defender la idea de #nolesvotes. Y como hay mucha gente que no lo entiende, decidí cambiar el tema que tenía pensado para el post de hoy y hablar de qué es eso de #nolesvotes desde los puntos de vista que ayer me encontré en comentarios por redes sociales, meneos y en el propio blog.

¿Pero qué es eso de #nolesvotes?

Puedes ver datos sobre el movimiento #nolesvotes en www.nolesvotes.com y wiki.nolesvotes.org. Por supuesto, hay una conversación global en Twitter con el tag #nolesvotes, que es de donde salió todo el asunto. El origen de #nolesvotes viene de la architwitteada #leySinde. Cuando PP, PSOE y CiU se pusieron de acuerdo para rescatar la ley de donde debía haberse quedado, los internautas comenzaron a reunir sus comentarios en la red bajo la idea de #nolesvotes, ya no por la #leySinde en sí misma, sino porque era la enésima situación en que el bipartidismo de España se ponía por encima de los votantes, de los que en realidad deberían tener la palabra. Al fin y al cabo, quien decide en una democracia debería ser el pueblo.

Dado que había unas elecciones cerca (quedan 85 días) #nolesvotes resumía no solo la necesidad de un voto de castigo, sino la necesidad de un cambio. Pero no hay que pensar que #nolesvotes es una organización, como #Anonymous, ni pensar en #nolesvotes como en un partido político que tenga que presentar un programa electoral. #nolesvotes es simplemente una idea, con la que probablemente estás de acuerdo, aunque no lo sepas: “No te pedimos el voto para ningún partido concreto, ni que votes en blanco, ni que te abstengas, sino que te informes para comprobar que existen alternativas.

¿Qué propone #nolesvotes?

Primero repito: no pienses que #nolesvotes es un partido político; no pienses que es una organización o una asociación; no pienses que deben presentarte un programa electoral. No lo van a hacer. #nolesvotes es una idea y punto. Eso sí, es la idea de mucha gente, y cuanta más gente se une… bueno, a más gente, más ruido. La idea es: no te resignes al sistema electoral actual.

Muchos están hartos de la gestión del PSOE; y ya no solo hablamos de la #leySinde, hablamos de economía, de vivienda, de igualdad, de trabajo, de juventud, de educación… La forma tradicional de castigar la gestión de un gobierno en España, ha sido resignarse al bipartidismo y votar a la oposición. Pero cada vez más gente tampoco quiere votar al PP. La corrupción, la falta de ideas, la falta de liderazgo, la sensación de que la crisis actual es herencia de su gestión proconsumista y sobreconstructora, y muchas otras razones, incluso ideológicas, hacen que PP tampoco sea la opción que te representa. Desde luego, la #leySinde dejó claro que PP, PSOE y CiU, salvando las distancias, son la misma cosa.

Es cierto que en los noticiarios nacionales, cada vez que sale una encuesta de intención de voto o una entrevista política se evita a los partidos “minoritarios”, a los que me gusta llamar “terceras vías“, pero eso no significa que no existan. De hecho estas terceras vías, desde su pequeñez están innovando y proponiendo nuevas maneras de regenerar la democracia. ¿Te has informado sobre ellas? Tal vez si de verdad quieres que tu voto se haga notar, deberías informarte y votarles. Eso es lo que te proponen los ciudadanos y ciudadanas que piensan #nolesvotes.

¿Y la idea de #nolesvotes no es de sentido común?

Precisamente. Al menos eso pienso yo y los más de 27.000 Facebookers que ya están apuntados en el grupillo. Y probablemente piensen igual los más de 300.000 internautas que han visitado www.nolesvotes.com. Pero, sinceramente, para que llegue a algo, hay que promocionarla. Hazte eco en tu blog, en twitter, en facebook… Ya sabes que @Catacroc en su blog y yo en el mío estaremos publicando hasta que lleguen las elecciones. Además de asumir la idea, ¿por qué no la comentas con tus amigos?

Pues yo creo que #nolesvotes no va a llegar a nada

Pues con esa actitud, desde luego no. Pero si se produce un cambio democrático en las próximas elecciones locales, sí, es verdad, no habrá manera de achacárselo a #nolesvotes.

Si, por ejemplo, #nolesvotes te pidiera “vota a Ciudadanos en Blanco“, pues sí. Podríamos medir el efecto de #nolesvotes tras las elecciones mirando cuánta gente votó a Ciudadanos en Blanco. Pero no es el caso. La propuesta es tan sumamente abierta que podría pasar de todo, eso sí, le pegaremos un bocado al verdadero problema que permite a los grandes partidos desoír a los españoles y las epsañolas que les votan: el bipartidismo que, desgraciadamente, los votantes hemos asumido.

Probablemente tras estas elecciones en los ayuntamientos y comunidades haya mayoría de PP, o de PSOE, pero desde luego si ayudamos a los demás a informarse de que existen terceras vías, conseguiremos un mapa político mucho más polarizado, donde haya más ideas que plantear y más voces para apoyarlas. Más aún, habremos retomado las riendas de la verdadera democracia y nos daremos cuenta de que dentro de un año podemos volver a repetirlo y conseguir mucho más.

¿Y cómo es posible que haya llegado a tanto? No lo entiendo. ¡Si no proponen nada!

Bueno, eso de que no proponen nada… Desde luego no son un partido político. No te van a proponer políticas de economía o de empleo. No te van a proponer qué hay que hacer con la distribución del estado español. No van a meterse en el Congreso o el Senado, porque no van a pedir tus votos. Ni van a apoyar a un partido u otro. Pero sí tienen algo claro que proponerte: que hay muchas opciones, así que te proponen que te informes y, por supuesto, que no tires tu voto al bipartidismo.

Te repito el lema de #nolesvotes: “No te pedimos el voto para ningún partido concreto, ni que votes en blanco, ni que te abstengas, sino que te informes para comprobar que existen alternativas.” Qué alternativa escojas, es cosa tuya. Pero escoge algo que realmente represente tus ideales y no permitas que tu “voto tradicional” o tu “voto útil” (que, claramente sería inútil) devuelvan a España de nuevo a un bipartidismo constante. Sabes que te mereces algo mejor y tienes una oportunidad fantástica de cambiar las cosas el próximo 22 de mayo. Úsala bien. Esa es la idea de #nolesvotes.

Nada provoca más que una hoja en blanco

enero 28, 2011 Deja un comentario

A lo largo de mi vida (que sí, de acuerdo, tampoco son tantas 25 primaveras) nada me ha provocado más que una hoja en blanco. Dale una hoja en blanco a una niña y automáticamente se convertirá en el lienzo de su imaginación. Dale una libreta a un escritor y se convertirá en el esqueleto de un nuevo libro. Pon una servilleta en una reunión de amigos y automáticamente recogerá ideas y pensamientos a boli que podrían revolucionar el mundo.

Por eso me encantan las libretas sin cuadros, ni rayas, ni puntos, ni márgenes. Una hoja en blanco sin normas, sin ideas preconcebidas, sin unidades de medida, donde expresar una idea para que quede reflejada, para que pueda ser comunicada, para que sea debatida, para que sea realizada.

Mi libreta en blanco virtual va a ser este blog. No es más que un puñado de bits en una nube de Internet que va a exportar mis ideas a toda la comunidad. Y si alguna sirve para algo, genial. Mucho mejor. Nada provoca más que una hoja en blanco… cuando hay una idea para llenarla.

Categorías:Uncategorized Etiquetas: , , ,
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 595 seguidores

%d personas les gusta esto: