Archivo

Posts Tagged ‘voto’

Por qué deberías ir a votar… aunque la política te importe una mierda

octubre 1, 2011 15 comentarios

Ante la cita que todo el electorado tiene el próximo 20N con las urnas hay muchos posicionamientos diferentes. Entre ellos, los más curiosos son los que no quieren ir a votar. El argumento que se interpone como razón para no hacerlo es variable, dependiendo de si se trata de abstencionistas activos o pasivos, pero en cualquier caso el efecto es el mismo: un voto menos…

Probablemente si estás leyendo este blog sí que vayas a votar el próximo 20N, pero seguro que sabes a qué me refiero, porque probablemente también hables con amigos y familia (o con desconocidos en la calle, en el trabajo, en el bar…) y te encuentres con pensamientos como:

  • ¿Por qué debería votar? Si la política no se preocupa por mí, ¿por qué voy a preocuparme yo por la política?
  • No voy a votar porque no estoy de acuerdo con el sistema, y es mi manera de mostrar mi rechazo, no participando en el sistema.

… o cosas similares. ¿Te suena? Incluso es posible que algunos de los lectores tengan esos argumentos en la recámara? Pues, querido lector, déjame decirte por qué deberías volver a revisar tus razonamientos y repensarte lo de votar el próximo 20N.

Si la política no se preocupa por mí…

Si eres de los que piensa que no hace falta que votes, porque pase lo que pase quien gobierne no se va a preocupar por tus problemas… ¡Mierda! ¡Tienes razón! Cierto es que el poder corrompe, y el dinero también, y el presidente (o la presidenta) de un país cualquiera siempre tiene ambas cosas. Pero, claro, aunque asumamos eso como una verdad universal, es un poco precipitado juzgar a todos los políticos por el mismo rasero.

Tú conoces cómo gobierna el PP, y conoces cómo gobierna el PSOE. Ya los hemos visto en más de una legislatura a lo largo de la historia democrática de nuestro país. ¿Pero conoces cómo gobierna el resto de partidos? Como mínimo les debemos, en justicia, el beneficio de la duda.

Y es que hay que empezar a diferenciar la política de los políticos. La política está en todas partes, es como Facebook. Por mucho que intentes no tener nada que ver con Facebook, no vas a poder evitar que un amigo tuyo suba una foto a Facebook, ni que la etiquete incluso aunque no estés en Facebook. No vas a poder evitar tener un correo electrónico, y tampoco que cada vez que un amigo se hace una cuenta en Facebook, te envíe una invitación. No vas a poder evitar que la gente hable de Facebook a tu alrededor. Por tanto, incluso aunque te niegues, Facebook acabará encontrándote, incluso aunque no tengas un perfil. ¿Y cómo vas a controlar qué publica en Facebook la gente sobre ti? ¿Qué vas a hacer si alguien te saca una foto que no te gusta y la hace pública? ¿Cómo vas a saber qué dicen en los comentarios? Al final acabarás con Facebook.

La política es como Facebook, no puedes huir de ella. Es posible que intentes convencerte a ti mismo (o incluso convencer a otros) de que como la política no se preocupa por ti, tú no tienes por qué preocuparte por la política. ¡Mentira! La política es todo. Cuando compras el pan, el IVA es política. Cuando conectas a Internet, los protocolos que se utilizan son política. Las empresas que en conjunto te posibilitan esa conexión son política. La relación entre ellas y sus trabajadores, son política. Tu contrato laboral (si eres de los que tienen uno) es política. Tu tarjeta de crédito o débito, y tu cuenta bancaria, son política. Todo eso está regulado por normas que se definen a mayor o menor nivel por los organismos de gobierno de cada territorio.

La política es la manera de definir las líneas entre los derechos propios y los ajenos y de definir las normas básicas de la convivencia y la cooperación en una sociedad. Hasta el derecho a poder entrar en tu casa (de nuevo, si eres de los que tienen suerte y la tienen), es política.

Y si eres de los que ni tienen trabajo, ni tienen casa… si eres de los que están marginados por la política… Piensa de nuevo. La política sigue ahí, marginándote. Pero eso no es por la política en sí misma. No vas a poder evitarla. La política va a seguir ahí, marginándote. Como Facebook va a seguir ahí, y la gente publicando fotos y comentarios. Pero puedes abrirte una cuenta y recibir una notificación cada vez que apareces en una foto o alguien te menciona en un comentario. Lo mismo puedes hacer con la política. La política está ahí, y si tú no haces nada por expresar lo que piensas sobre ella, no vas a evitar que los demás lleven la política a donde quieren. Puedes tener suerte y que eso te beneficie, o mala suerte y que te deje sin derechos. ¿Quieres correr ese riesgo? Y, cuando las cosas se pongan feas para ti, ¿qué argumentos vas a poner a tus quejas, si ni siquiera aprovechaste la oportunidad que la política te brindaba a expresarte?

En nuestro país, es cierto que la política excesivamente representativa nos deja a los ciudadanos poco margen de maniobra para expresarnos. Pero por poca que sea, hay que utilizarla. No vale tirar la toalla antes de tiempo. Si ni siquiera haces ese pequeño esfuerzo el 20N de salir a votar, ¿qué argumentos te quedan para decir que no te gusta el sistema? ¡Oh, sí…!

Yo no voto porque no creo en el sistema

Claro, es tu manera de protestar contra el sistema. Mira, sinceramente, el sistema tiene muchos fallos. En eso estoy de acuerdo contigo. Pero muchísimos. Pero voy a ponerte un ejemplo. Digamos que en tu casa tienes una fuga de agua. Eso es un fallo. Digamos que tienes una fuga de gas. Eso es otro fallo. Digamos que tienes goteras. Eso es otro fallo. Son muchos fallos. ¿Piensas hacer tu vida normal sin preocuparte siquiera por uno de ellos?

Lo lógico es que tomes alguna acción para solucionar los problemas, porque si no, los fallos de tu casa van a ir a más. La próxima vez que enciendas el calentador del agua podría explotarte la casa en la cara; la próxima vez que lloviese podría caerse parte del techo; tendrías hongos y humedad… o peor la casa encharcada… Los problemas irán a más si no haces nada.

Nuestra democracia tiene muchos problemas. Cuando la definimos nos parecía una maravilla, una utopía, algo genial. Normal, teniendo en cuenta de dónde veníamos. Eso de poder elegir cada cuatro años era una pasada. Pero con el tiempo nos hemos dado cuenta de que hay cosas que hay que cambiar. Y no me refiero precisamente a la birria de cambio que nos han colado en la Constitución. Sí, hay que cambiar la Constitución, pero en cosas más importantes que nos interesan a todos y no solo a Europa (o Alemania). Sí, hay que revisar las Leyes Orgánicas y permitir al pueblo escribir y aprobar Iniciativas Legislativas Populares de ese calibre. Entre ellas hay que revisar la Ley Electoral, que reparte los escaños de una manera que da vergüenza ajena…

Hay que cambiar muchas cosas en nuestra casa. ¿De verdad vas a quedarte viendo la tele? ¿Qué tipo de protesta es esa? “Mi casa se está hundiendo, pero como no estoy de acuerdo con que se hunda, no pienso hacer nada; sería como reconocer que es mi casa”. Es que es tu casa, ¡coño! Y no puedes evitar la política. Pero hay algo que sí puedes evitar, si quieres mojarte, claro…

Políticos no es igual a política

El gran problema que tiene la inmensa mayoría de los votantes es que confunden la política con los políticos. Estamos hartos de Rajoy y Zapatero. Y empezamos a estarlo de Rajoy y Rubalcaba. Cierto. Pero hay gente que tiene fe ciega en el uno y en el otro. Eso también es cierto. De hecho sabes (porque lo sabes) que lo más probable es que el 20N haya una abrumadora mayoría que de su voto a Rajoy. De hecho millones de españoles ya se lo dieron hace siete y tres años. Es concebible que se lo vuelvan a dar. Pero también habrá gente que se lo de por no dárselo al otro, a Rubalcaba.

Igualmente hay gente que está encantada con Rubalcaba. No lo niegues. Hasta si te pareciese la encarnación del Demonio, sabes que hay gente que piensa diferente. Es la esencia de la democracia. Todos podemos pensar lo que queramos y expresarlo libremente. E incluso intentar convecer a otros. Aunque no tengamos argumentos para defendernos. La política (no los políticos) nos permite saber que eso hay que respetarlo. Es lo que llamamos “libertad de expresión”.

Pero si sabes que va a haber millones de votos para uno y para otro, y no te hace gracia ninguno de los dos porque eres de los que no está de acuerdo con el sistema, ¿de verdad vas a dejar que el sistema decida por ti? Porque sabes que es lo que va a hacer si no haces nada.

Como te digo, estoy de acuerdo en que el sistema tiene sus fallos, pero también te deja un resquicio para que lo soluciones. Y tienes tres opciones:

1) No hacer nada: Básicamente se trata de hacer lo que pensabas hacer. Pero, ¿con qué cara vas a mirar a la gente y decirles “no voté porque no estoy de acuerdo con el sistema”? Que no estés de acuerdo con el sistema no significa que el sistema no esté de acuerdo contigo. Es más, el sistema se cura en salud diciendo que te dejó votar. Si tú no lo hiciste, es tu problema. ¿Entiendes la lógica a la inversa?

2) Hacer algo: Eso incluye cualquier acción orientada a cambiar las cosas que están mal en el sistema. Desde votar, que es la manera más simple y fácil, porque es la que te ofrece el propio sistema, hasta salir a la calle a quejarte, montar tu propio partido o asociación, presentarte tú, promover iniciativas populares, mover mentes en la calle, Internet, en tu casa, en el trabajo… pero lo más básico es utilizar el único resquicio que te deja el propio sistema para cambiarlo.

3) Huir: Pero eso no te saca del sistema. El sistema te perseguirá donde vayas. Ya sabes, como Facebook. Seguirás teniendo que ir a comprar el pan, seguirás necesitando una casa, un trabajo. Incluso si te vas a un lugar perdido en las montañas a cultivar tu propio jardincito, y tu propia comida, y a cuidar tus vacas o tus cabras, cuando las vacas del vecino se coman tus coles, o cuando tengas que comprar materiales para reparar el techo de tu casita… Vas a necesitar al sistema, porque no vas a poder evitar al ser humano eternamente. Y la política está allí donde hay más de un ser humano.

Tú verás qué haces, pero yo te recomiendo que aproveches toda oportunidad para cambiar un sistema que no te gusta. Que votes no significa que el sistema te guste. Significa que vas a utilizar todos los medios a tu alcance (tanto los que te ofrece el sistema como los que no) para cambiarlo, sea desde dentro o desde fuera. Porque el objetivo es cambiarlo como sea. Por eso, votarás el 20N, y votarás a alguien que quiera cambiarlo desde dentro. Aunque sea a Ciudadanos en Blanco, para que, si es posible, en las próximas elecciones la abstención activa sí cuente. Pero también seguirás quejándote y tratando de convencer a más gente en la calle, en tu familia, en el trabajo…

El sistema va a tener en cuenta tu abstención para absolutamente nada. Pero un voto dado a cualquiera que no sea el bipartidismo nacional es un voto que compensa el voto borreguil de los que siguen pensando que el binomio PP/PSOE tiene la solución a los problemas de este mundo. No te digo que votes a cualquiera, pero sí que, entre los que se presentan, votes al que más represente tu idea de cambio, para que el sistema no tenga más remedio que escuchar tu voz y la de muchos otros como tú.

Entre todos podemos cambiarlo, desde fuera y desde dentro. #votaaotros

Jornada de reflexión

mayo 23, 2011 19 comentarios

Si el sábado era la jornada de reflexión para el votante, hoy es la jornada de reflexión para los partidos. Hoy la web del Ministerio del Interior no está tan saturada como ayer, pero los datos que contiene sí son definitivos, y muestran una información sumamente valiosa en la carrera de #nolesvotes 2012, que ya está pensando en buscar un nuevo hashtag más claro para los próximos 10 meses.

Todas las televisiones, programas de radio, diarios, etcétera nos han vendido la idea de que el Partido Popular ha ganado estas elecciones. Bien cierto que es, y mi enhorabuena para el vencedor… según las reglas del juego actuales. La pregunta es… ¿Qué hubiera pasado si las reglas del juego fuesen diferentes? ¿Qué hubiese pasado si nos hubiésemos guiado por un panorama proporcional sin las cortapisas de la ley d’Hont y con una representatividad porcentual directa? ¿Hubiese cambiado el panorama?

Comencemos por el gráfico actual tras las elecciones.

Resultados Municipales 2011

Resultados Municipales 2011

Según las cifras oficiales, el Partido Popular sacó un poco más del 37% de los votos y el PSOE quedó destronado de prácticamente todas las capitales de provincia y de todas las comunidades autónomas con un 28% de votos. IU resurgió como la tercera fuerza más votada, seguida de CiU y UPD, que apareció de la nada como la quinta fuerza más votada en número de votos.

En número de votos. ¿Qué pasa con los concejales? La imagen cambia dramáticamente. El Partido Popular mantiene una cifra porcentual similar (de 38% pasa al 39%), el PSOE saca un 32% de concejales, IU queda relegada a cuarta fuerza política, superada por CiU y UPD queda como séptima fuerza en lugar de quinta. ¿Os parece justo?

Concejales 2011

Concejales 2011

Si no os parece justo, entonces esperad a ver el siguiente gráfico. Comparemos los resultados obtenidos por los partidos políticos según las normas actuales con una representación proporcional donde las abstenciones, los votos nulos y los votos blancos cuenten. ¿Cuál ha sido el verdadero apoyo ciudadano a cada partido, teniendo en cuenta la gente que no les ha votado, ni ha votado a nadie?

Resultados 2011 reales

Resultados 2011 reales

Según el gráfico es obvio que la fuerza más votada, como suele ser habitual, ha sido la abstención. La diferencia entre los votos del PP y del PSOE sigue siendo abismal, pero el Partido Popular sólo ha conseguido el apoyo real del 24% de la población española. Esto es un toque de atención a los abstencionistas que decidieron conscientemente quedarse en casa para protestar contra el sistema. ¿Cuánto se habla de vosotros hoy en las noticias y los diarios? Yo sí que hablo de vosotros, pero para criticaros, porque políticos y medios de comunicación por igual están pasando olímpicamente de vosotros. A pesar de vuestra crítica muda, el Partido Popular sigue siendo el gran vencedor de las elecciones.

Si comparamos los escaños conseguidos por los partidos con los escaños que deberían haber conseguido realmente, en un sistema directamente proporcional, porcentualmente hablando, y teniendo en cuenta los votos nulos, blancos y las abstenciones como “sillas blancas” el circo quedaría así:

Concejales 2011 con abstención, votos blancos y votos nulos

Concejales 2011 con abstención, votos blancos y votos nulos

Desde luego el cambio es brutal, no obstante, se respeta el orden de partidos políticos que sí existe en número de votos, también en el número de concejales. Notablemente, de los 152 concejales que UPD ha conseguido en la realidad, le hubiesen correspondido 916, seis veces más. Y eso contando las abstenciones como fuerza política. Si solo contáramos nulos y blancos hubiesen correspondido 1.407, casi 10 veces más. IU hubiese conseguido 4.306, dos veces más de los que tiene.

Nuestro sistema actual no es un sistema de democracia real. Es un sistema maquetado para promocionar e instaurar grandes fuerzas políticas que anulen la representatividad ciudadana en aras a una “mejor gobernabilidad”. Es decir, nuestro sistema no sólo no asigna a cada partido los concejales que les toca, sino que además promueve un entorno en el que los ciudadanos no intervengan en política.

En estas elecciones había 700.000 nuevos votantes. Tras los resultados, 1.500.000 votantes han retirado su voto al PSOE. Sin embargo de esos 2.200.000 votantes, solo 500.000 le dieron su voto al Partido Popular. Las acampadas ciudadanas, democracia real ya y #nolesvotes ha conseguido concienciar a la ciudadanía a utilizar el voto de castigo bien, votando a una tercera vía. Las terceras vías han sido las grandes ganadoras de estas elecciones, porque han ganado la representatividad municipal que habían perdido, y han irrumpido con fuerza. Van a ser la clave para muchos gobiernos en coalición y van a dar que hablar en gobiernos como el ayuntamiento y la comunidad de Madrid, en los que IU y UPD han dado la campanada.

Pero es obvio que debido a este sistema, siguen saliendo perjudicados en favor de los grandes partidos, PP y PSOE. En comunidades como Asturias o el País Vasco, han sido ellos mismos los que se han visto afectados dramáticamente por esta ley electoral injusta, que no permite una democracia limpia y una representatividad ciudadana real. Así que espero que, ahora que ambos se han visto afectados por la propia Ley Electoral de la que nos venimos quejando estos meses, por esa circunscripción y por esa maldita Ley D’Hont, acepten que algo tiene que cambiar.

Porque si no, los que los vamos a cambiar, somos nosotros. Ya sabemos que podemos.

#nolesvotes por correo

abril 26, 2011 Deja un comentario
25

Quedan 25 días #nolesvotes

Pronto empezaremos a recibir en nuestros domicilios los datos del INE recordándonos dónde estamos censados y dónde debemos ir a votar… pero no todos podremos hacerlo. Por diversas circunstancias es posible que te encuentres desplazado, ya sea por trabajo, estudios, salud… Es posible que no puedas votar en el colegio electoral al que te toca. ¿Ha de perderse tu voto? No. Puedes votar por correo.

El procedimiento es sencillo y totalmente gratuito, y tienes de tiempo hasta el 12 de mayo para hacerlo. Persónate con tu D.N.I. en cualquier oficina de correos y firmar la solicitud de voto por correo personalmente (no valen fotocopias ni apoderados). En la solicitud podéis indicar un domicilio al que enviar la documentación, si no, se enviará al domicilio del censo. A esa dirección os remitirán un sobre certificado con las papeletas para el voto y las instrucciones a seguir para votar por correo.

De manera similar se puede hacer si resides tanto permanente como temporalmente en el extranjero. Aquí tienes toda la información para votar por correo.

Tu voto es importante hasta si vives fuera. #nolesvotes.

Cortinas de humo

abril 25, 2011 3 comentarios
26

Quedan 26 días #nolesvotes

Hoy nos levantamos con el pelotazo del publiscopio, que dice que tras el anuncio de que ZP no se presentará en las próximas elecciones generales a presidente, el PSOE gana 11 puntos porcentuales en intencionalidad de voto para estas elecciones municipales y autonómicas.

Está claro que a las encuestas no hay que hacerles mucho caso. Público es un diario de cariz socialista, así que no es de extrañar que la diferencia entre esas cifras y las que plantea La Razón, por ejemplo, arrojen una diferencia de 8 puntos porcentuales en intencionalidad de voto. Pero sí dejan claro que ambos partidos están intentando hacer lo que hacen siempre que se presentan unas elecciones: lanzar cortinas de humo.

Mientras hablamos de si Zapatero se presentará o no, o de quién será su sucesor, nos olvidamos de hablar de que hay un caso de corrupción brutal en Andalucía, en el que por primera vez en la historia, los juzgados han pedido los archivos secretos de las juntas para analizar hasta qué grado hay cohecho, prevaricación y otros palabros entre los diferentes cargos de las Cortes andaluzas.

Mientras hablamos de si Bildu debe o no ser impugnada totalmente, o de si el PP es leal o no al gobierno, nos olvidamos de que la impugnación de que hay listas del PP que sí deberían ser impugnadas por contener imputados en varios procesos judiciales en la Comunidad Valenciana.

Mientras continuamos viendo cómo las televisiones nos muestran las frases incendiarias que se lanzan representantes de PSOE y PP en sus diferentes apariciones públicas, asumimos que no hay otras opciones más allá de la mala y la peor y nos olvidamos de que el Consejo de Europa ha suspendido a España en la transparencia de los partidos.

Mientras miramos las encuestas de unos y otros, mientras unos y otros hacen alarde de dialéctica, mientras unos y otros dicen que son los otros los radicales… nos olvidamos de que en lugar de lanzarse chuzos de mierda entre sí, deberían estar hablándonos de sus propuestas. Y nos olvidamos de que hay otros partidos, mutilados por el entramado bipartidista que entrama no solo a los partidos regionales y municipales, sino también a las cajas de ahorros y las televisiones y medios de comunicación públicos y privados, que sí están haciendo propuestas… pero claro, no salen en la tele en horario de máxima audiencia.

Eso es lo que se llama “cortina de humo”:

Conjunto de hechos o circunstancias con los que se pretende ocultar las verdaderas intenciones o desviar la atención de los demás.

Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.

¿Y qué interés puede haber por parte de PP y PSOE de “ocultar las verdaderas intenciones o desviar la atención”? ¿Puede ser que no quieren que te des cuenta de que entre ellos dos y CiU se reparten casi todas las tramas de corrupción abiertas en el mapa español? ¿Puede ser que no quieren que te des cuenta de que ni unos ni otros tienen propuestas de alcance realmente factibles para paliar la crisis? ¿Puede ser que no quieren que te des cuenta de que los dos están jugando a un juego en el que, mientras te tengan anulado, siempre son ellos y no tú quien sale ganando?

Juega tu ficha. Definitivamente no les votes. Mañana aparecerán las listas definitivas de todas las comunidades, provincias y municipios de España. Búscalas. Busca los programas alternativos de cada uno y vota a otros. Cambia las reglas del juego. Hazle daño a ambos, y donde más duele.

Realidad y ficción

abril 24, 2011 2 comentarios
29

Quedan 29 días #nolesvotes

Ayer me pasó otra vez. Un amigo de malestar se pasó por casa, a charlar con mi amigo eloso (que ha venido a hacernos una visita esta semana santa desde Madrid) y conmigo sobre #nolesvotes y el resto de movimientos sociales de estos últimos meses. Hablamos de posibilidades de movilización de cara a este último mes, de lo que va ocurriendo en malestar a nivel nacional y local… y en eso, me comentó que tal o cual persona, a pesar de todo, seguía convencida de que la mejor opción era abstenerse. Y ese fue el momento en que me quedé de piedra.

Dándole un par de vueltas al tema, acabas entendiendo su postura. “No hay nada que me represente al 100%”, o: “Es la única manera de cambiar el sistema”, o: “Estoy en contra del sistema”, o: “Creo que todos los partidos son iguales”, o: “Al fin y al cabo mi voto va a perderse entre la maraña de otros votantes”, o: “No hay ningún partido que realmente quiera regenerar la democracia”…

Llevo luchando contra esos pensamientos desde que abrí este blog. Son los pensamientos más destructivos de la democracia y la razón es sencilla: hay una disfunción entre lo que el sistema entiende con tu abstención y lo que tú entiendes con tu abstención.

Malísima nos lo comentaba ayer:

No estoy de acuerdo con algunas afirmaciones. ¿Qué es eso de que abstener equivale a “me da igual”? De eso nada. Abstenerse no por comodidad ni pasotismo, sino como postura política (sí, postura política) es una actitud crítica contra el sistema. Es el voto en blanco el que sí equivale a “me da igual”, puesto que se acepta el sistema pero sin pronunciarse sobre tal o cual opción política.

Además, los ciudadanos no elegimos; en todo caso, elegimos de forma cercenada o manca. Los partidos presentan listas CERRADAS por ellos mismos (incluyendo incluso con desvergüenza a imputados y corruptos) y, una de dos, o lo tomas o lo dejas. No hay elección libre, sino condicionada.

Soy consciente de que el problema de la abstención consiste en que, en la mayoría de las ocasiones, es muy difícil de intepretar. Pero no siempre es así. Me remito, por ejemplo, el último referendum (oficioso) en Barcelona sobre la independencia de Cataluña: ¡sólo un doce por ciento de participación! La abstención, en ese caso, fue un auténtico grito parecido a un “¡basta ya de tonterías!”.

¿Cómo voy a participar en un sistema que considero tan injusto como corrupto yendo a una urna a depositar un voto aunque fuera nulo? Me integrarían en el “grado de participación ciudadana” y en un posible “éxito del sistema”. Me niego a ello.

No votaré para hacer el caldo gordo a un engranaje político promovido por un Estado que aplica un sistema proporcional tan injusto como descorazonador; en el que las listas se votan por los ciudadanos como si comulgaran con ruedas de molino; y en el que ninguno de los partidos que se presentan propone no ya la desaparición, sino, al menos, la reforma de un Estado de las Autonomías que es una sangría para el ciudadano, un semillero de discordias entre regiones y un majestuoso pesebre para gentes en su mayoría incapaces de ganarse la vida como los dioses mandan.

Lo dijo Aranguren allá por 1979 (¿ya nadie se acuerda de Aranguren?): “el Estado de las Autonomías es el resultado de unos políticos ávidos de cargos públicos”.

Saludos.

La ficción: no votar significa gritar contra el sistema

Como Malísima, mucha gente opina lo mismo: que abstenerse es una crítica al sistema. Básicamente piensa que abstenerse es negar el sistema, como un voto en contra al conjunto de las cosas que han desembocado en el actual sistema pseudo-democrático en el que vivimos, basado en una circunscripción electoral dividida que provoca que los votos de cada español no valgan lo mismo, una ley electoral que castiga a las formaciones pequeñas con la ley D’Hont y un poder judicial politizado… por poner unos ejemplos.

Pero todo eso es ficción: en tu cabeza piensas que en realidad, con tu abstención puedes cambiar algo. La realidad dice otra cosa.

Ponías como ejemplo el referéndum sobre la independencia de Cataluña. Un referéndum no vinculante que no pasaba de una consulta popular sobre la polarización de la ideología ciudadana. Tal vez lo que no se sabe tanto es que este referéndum no se ha hecho en toda Cataluña para todos los catalanes, sino solo en las comarcas del interior de Barcelona y de Girona, donde CiU y ERC (fuerzas independentistas) son más fuertes electoralmente. El hecho de que no sea vinculante hace que la gente no se lo tome tan en serio… Pongamos un ejemplo tecnológico para comprenderlo.

Digamos que hemos montado una web con un blog apoyando un partido o un candidato político determinado. Por ejemplo el de mecaeguaysoniacastedo.es. Todos sabemos que la gente que se atreve a visitar ese blog va a ser gente muy politizada a favor del PP de Sonia Castedo y gente muy politizada en contra (como yo, por ejemplo) para criticarlo. Imaginemos que los administradores montan una encuesta en el blog y llaman a todos los internautas a votar algo… como por ejemplo “¿Quieres a Ripoll como número 2 en la lista a la alcaldía de Alicante?”. Cerca del 100% de los votos será un “No” porque el público (target) al que va dirigido el blog es todo de gente en contra de Ripoll… Pero por supuesto, votaría muy poca gente, como mucho unas 100 personas, que comparativamente con la población electoral de Alicante, significaría una abstención de casi un 99%.

¿Podríamos decir que Alicante está en contra del sistema? ¿Podríamos asumir que el que la encuesta tenga tan alta “abstención” es “un auténtico grito parecido a un “¡basta ya de tonterías!” “? Pues no. Lo que quiere decir es que la gente bien no se lo ha tomado en serio, o bien ni se ha enterado.

La realidad: tu abstención no va a cambiar nada

Asúmelo: la abstención no es “difícil de interpretar”, es imposible de interpretar. Los políticos buscarán todas las excusas posibles y disculparán la abstención. Al final, lo que valdrá, será el voto de la mayoría, aunque haya ido a votar menos del 50% de los votantes. A los políticos (y me refiero a los políticos de siempre) les va a dar igual.

Malísima ponía como ejemplo el referéndum no-vinculante de la independencia de Cataluña de hace unos días. Yo voy a poner el ejemplo del referéndum vinculante del estatuto de autonomía de Cataluña. Abstención: 51%. Resolución: “Sí rotundo”. ¿Perdón? ¿Me he perdido algo?

Si realmente la abstención significa “estoy en contra del sistema”, los Catalanes, que estaban votando su “constitución” gritaron a voz en cuello con una abstención superior al 50%. Pero el resultado no fue así. A todos los efectos, el estatuto de autonomía fue aprobado por más del 73% de los votos a favor, pese a que ese 73% solo representara a menos de la mitad de los electores catalanes. El supuesto “grito” de la mitad de la población catalana que se abstuvo, fue mutilado.

Conclusión: vota

La conclusión, al ver la diferencia entre lo que los abstencionistas tienen en la cabeza y lo que el sistema entiende cuando nos abstenemos es que la única manera de que el sistema nos entienda es usar las reglas del mismo para boicotearlo. La abstención como crítica solo funciona en países donde el voto es obligatorio, y en el nuestro no lo es. Por tanto hay que buscar una manera más eficiente de que el sistema entienda nuestra voz.

#nolesvotes es una gran idea. De hecho muchísimos abstencionistas han acabado dando la razón a la idea. Y la idea es simple. En lugar de quedarte en casa y abstenerte… en lugar de votar nulo o blanco… usa el sistema, sí, pero para boicotearlo.

Existen fuerzas políticas que representan tus ideales. Desde los ideales más de derechas hasta los de más de izquierdas, hay partidos que los representan. Hay partidos que tienen propuestas muy interesantes, totalmente revolucionarias, en contra del sistema actual. Hay partidos, incluso a nivel nacional, que promueven las listas abiertas, la circunscripción única, la abolición de la ley D’Hont, la idea de “una persona, un voto”, la separación del poder judicial… Y hay partidos que, tras conseguir el apoyo de suficientes ciudadanos, han hecho propuestas una y otra vez a favor de todos esos cambios radicales en el núcleo del sistema. Sin embargo, por no tener suficientes votos (debido en gran medida a las abstenciones de gente que no evalúa los programas electorales) esas propuestas se quedan en agua de borrajas, porque el PPSOE las bloquea. IU y UPyD son ejemplos de esto.

Antes de decirme que ningún partido te representa, que todos son iguales, que ninguno quiere cambiar el sistema, ¿por qué no investigas los programas electorales? Los grandes partidos quieren que no votes, porque tu voto a favor de otros partidos es una décima menos en su porcentaje electoral… un escaño menos en su hegemonía. Por eso les interesa que sus votantes acérrimos les voten, y que los desengañados no investiguemos. Pero tu abstención les va a dar la victoria. No te abstengas. #nolesvotes, pero vota.

Edito 19/5/2011:

Primero que nada, pediros disculpas porque no puedo desactivar en WordPress.com los anuncios de Google. Parece que tienen ganas de hacer guasa y hay anuncios alrededor de este post del PP y del PSOE. Los repruebo profundamente y no me aportan ningún beneficio. Os recomiendo que escribáis a WordPress para hacer presión y que me dejen desactivar esa opción de mi blog, porque parece que no puedo hacerlo.

Segundo, si después de leerte este blog sigues pensando en la abstención como la mejor opción para tu voto, porque piensas que se va a entender como un voto en contra del sistema o porque crees que es la única manera de deslegitimar el sistema, lee este otro post que escribí más tarde (“Realidad y ficción”). Son solo dos minutos. Si sigues pensando en abstenerte después y no puedes o no quieres votar a Ciudadanos en Blanco, perfecto. Si sigues pensando en votar nulo, solo te pido una cosa, no utilices una papeleta electoral, sino un flyer de #nolesvotes o algo parecido. Ten en cuenta que si utilizas la papeleta modificada de un partido político, los interventores intentarán luchar por ella. Y si los de la mesa electoral no son muy duchos en materia electoral, podrían llegar a contarlo como un voto válido.

Por último, no dudes en dejar un comentario si quieres. Los reviso, apruebo y, en caso de creerlo necesario, respondo todos personalmente. Últimamente estáis muy activos y no llego a todos, pero poco a poco los atiendo todos, prometido.

¿Y yo a quién voto?: Hoy Vecinos por Alicante

abril 15, 2011 Deja un comentario
36

Quedan 36 días #nolesvotes

Vecinos por Alicante es una formación política relativamente nueva, nacida en 2006, justo antes de las elecciones municipales de 2007 en que solo PP y PSOE se repartieron el consistorio, debido a que en la Comunidad Valenciana el mínimo general para conseguir representatividad, en lugar del 3% habitual, es un 5%. De no haber sido así, en las elecciones de 2007 podrían haber conseguido un escaño, dado que un 3,3% de los votantes les otorgaron su voto.

Esta formación política ya ha publicado en su web el programa electoral que plantean para Alicante, que se basa en diez ámbitos clave:

  1. Participación ciudadana

    Proponen potenciar las asociaciones vecinales y juntas de distritos, que los plenos del ayuntamiento sean siempre por la tarde para que cualquiera pueda asistir y que los ciudadanos, previa petición puedan intervenir en ellos. En la elaboración de los presupuestos, plantean la colaboración activa con las juntas vecinales y un sistema de consultas populares (referéndum) para las decisiones importantes para la ciudad…

  2. Alcaldía, temas generales, hacienda municipal

    Proponen potenciar de nuevo el turismo en la ciudad, digitalizar toda la administración digitalizable, negociar un criterio de exigencia con los gobiernos central y autonómico para el tratamiento equitativo de Alicante con respecto al resto de provincias de España y de la Comunidad, potenciar el corredor mediterráneo, limitar estrictamente los sueldos de alcalde y concejales, auditorías al entrar y antes de salir del mandato, exigir al gobierno el cambio de la Ley Electoral por distritos en las grandes ciudades y con listas abiertas, limitar la subida de impuestos al máximo del IPC (y no permitir subidas superiores)…

  3. Urbanismo y medio ambiente

    Siguiendo las ideas de participación ciudadana, proponen revisar el PGOU y exponerlo a consulta popular, obligar a que cualquier PAU requiera un mínimo de VPO, promover la creación de un parque central, renovación de la red ferroviaria en tres años y transformar la estación de RENFE en una estación intermodal. Promoverán la adecuación de las playas a personas de movilidad reducida, realizar un convenio con la Universidad de Alicante para el aprovechamiento conjunto de las Cigarreras y la transformación de suelo urbano en parking público en diferentes lugares de Alicante…

  4. Acción social

    Creación de la figura del “mediador intercultural” para trabajar con las asociaciones de vecinos, ONGs, etc., creación conjunta con la Generalitat de nuevos centros de día para personas dependientes, creación de la oficina de atención al discapacitado…

  5. Educación y cultura

    Eliminación de barracones y creación de nuevos institutos de secundaria y colegios con urgencia, ampliación del horario de apertura de los colegios para mejorar la conciliación laboral-familiar, descentralización de la concejalía de cultura para realizar acciones concretas por distritos…

  6. Tráfico, transporte y seguridad

    Nuevo bonobús laboral para las franjas horarias laborales y gente que acredite que trabaja en Alicante, bonobús gratuito para discapacitados y acompañantes, reducción paulatina de precios del transporte público, sustitución de vehículos de transporte público de combustible en vehículos eléctricos, aumento de las prestaciones para las bicicletas…

  7. Atención urbana, mantenimiento e imagen urbana

    Mejora de los accesos urbanos, aceras e iluminación urbana, haciendo las aceras más anchas y construyendo bolardos para impedir a los automóviles que estacionen en las aceras. Mejora de la accesibilidad para discapacitados de las vías públicas, reposición y renovación de los juegos de los parques…

  8. Mayores y jóvenes

    Descentralización de la política de juventud y el Centro 14 por distritos y barrios, creación de la figura del “animador socio-cultural y juvenil” coordinando los programas de juventud de los diferentes distritos y barrios, exigencia a la Generalitat del cumplimiento de la Ley de Dependencia…

  9. Sanidad, comercio y mercados

    Nuevo hospital a ejecutar antes de 2013, nuevos centros de salud en San Gabriel, Garbinet, Benalúa, Playa San Juan, Los Ángeles y un nuevo centro de especialidades en La Goteta, fomento de los mercados municipales y limitación de las grandes superficies…

  10. Deporte

    Construcción de campos polideportivos y pistas de fútbol, nuevas piscinas cubiertas, creación de un nuevo plan de deportes haciendo hincapié en la distribución de las acciones por barrios y haciendo un plan específico para discapacitados, personas mayores y usuarios de hospitales en día de recuperación…

Si os leéis el programa, veréis que se trata de un programa centrado en la descentralización de la gestión municipal por distritos y barrios, dando atención localizada en lugar de una atención centralizada. Igualmente el aumento de la participación ciudadana que propone, dentro de la política municipal, se basa en la actividad de los barrios y distritos de Alicante.

Si tu visión de la ciudad pasa por una descentralización de la política y las concejalías y crees que hace falta que se consulte más a los ciudadanos que solo cada cuatro años en las elecciones, plantéate escribirles para solicitar más información y leer el programa electoral completo. Más de 4.000 votantes ya les dieron el voto hace cuatro años. Tal vez debiste hacer los mismo.

En cualquier caso, recuerda que son una opción más. Ni los apoyo ni los dejo de apoyar, simplemente trato de informarte de que hay alternativas a PP y PSOE que podrían representar cómo ves tú la administración local. Busca un poco y dales tu voto. Pero a PP y PSOE, #nolesvotes.

Mapa de la corrupción en España

abril 13, 2011 1 comentario
38

Quedan 38 días #nolesvotes

Hoy alguien (creo que @gallir, pero no podría asegurarlo) ha cambiado el corruptódromo que desde hace unas semanas viene rellenándose con los casos de corrupción de los diferentes partidos políticos (partidos #nolesvotes también, todos) que se van registrando por toda España.

Ahora es más chachi porque no se ven simples puntos en el mapa, sino una secuencia de banderitas de los diferentes partidos políticos que han sido parte de los diferentes casos de corrupción.

Aunque existan casos imperdonables de corrupción de otros partidos… es evidente que quien se lleva la palma, quien demuestra que ha hecho de su núcleo político central la corrupción, son precisamente los partidos más votados. ¿Curioso? No. Hasta tú seguro que les has votado en alguna ocasión. Como todos.

Pero es hora de cambiar eso. El verdadero culpable de que ese corruptódromo exista eres tú. Somos todos los votantes que vez tras vez continuamos dándole mayorías sucesivas a PP y PSOE en nuestros Consistorios, Cortes Autonómicas, Congreso y Senado. Esos lugares existen para representar al pueblo, y si los que están gobernando ahí son corruptos… Bueno, es lo que nos hemos buscado.

Pero igual que los hemos puesto ahí, podemos quitarlos. Lo único que hace falta es que escojas a otro partido, otro que represente lo más fielmente posible tus ideales… y le votes. Todos deberíamos hacer lo mismo. No se trata de dar mi voto a alguien “porque sé que va a salir elegido”. Así no se cambian las cosas. Eso no es democracia. Eso es estrangular tu opinión y dejarte llevar por el sistema que permite tal nivel de corrupción bipartidista. No, esta vez hay una opción mejor. Se trata de usar al 100% la democracia. Y lo poco que nos queda de ella en este país es expresar libremente lo que pensamos de los grandes partidos usando nuestro voto y quitándoles escaños en los lugares que, por derecho, principio e historia, nos representan.

Di no al bipartidismo corrupto de una vez. No les votes. Vota a otros.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 523 seguidores

%d personas les gusta esto: