Del Rey, la República y la Constitución

junio 3, 2014 Deja un comentario

A rey muerto abdicado, rey puesto.

Su Majestad el Rey Don Juan Caros I de España, abdica.

Del Rey

Nos ha pillado a todos por sorpresa, el primero, deduzco yo, el propio Presidente del Gobierno, Don Mariano Rajoy Brey, que ayer se vio en la tesitura de tener que levantarse y vestirse rapidito para visitar al Rey bien de mañana que le necesitaba urgentemente. Se va a acordar del Rey toda su vida por el madrugón. Pero parece que es un hecho. Es imposible que la ley ad-hoc de abdicación no se apruebe, teniendo el PP mayoría absoluta, y es imposible que el Rey decida no sancionar esa ley… Bueno, no es imposible. Puede morir, o puede ser un guasón y decidir que no firma la ley de abdicación que él mismo ha generado… Pero esperemos que no pasen ninguna de las dos cosas.

Su Majestad será recordado como Juan Carlos “El Campechano” en los anales de la historia, y es que a pesar de matar elefantes y de los problemas judiciales de la infanta, ese es el apodo que ha tenido, tiene y seguirá teniendo en la sociedad española. Sin duda, una gran cantidad de españoles y españolas tenemos que agradecerle el papel que ha jugado en momentos muy puntuales, pero que han sido decisivos en la Transición.

Pero el propio Juan Carlos se ha dado cuenta de que la Transición que fue buena en su momento, ahora es algo del pasado, una Primera Transición a la que hace falta que siga una nueva, más moderna y más abierta Segunda Transición. Se ha dado cuenta de los vientos de cambio que soplan en la sociedad española, similares a los que soplaban antes de la muerte de Franco. Y por eso, en su discurso de ayer incluyó:

Hoy merece pasar a la primera línea una generación más joven, con nuevas energías, decidida a emprender con determinación las transformaciones y reformas que la coyuntura actual está demandando y a afrontar con renovada intensidad y dedicación los desafíos del mañana.

De la República

Tras las elecciones europeas, ya comentaba yo la semana pasada que el movimiento iniciado el 15M de 2011 había ganado las elecciones. La realidad política de España es que a pesar de seguir siendo los partidos más grandes, el bipartidismo cuenta con menos de la mitad de los votos emitidos, y la indiferencia (el voto no emitido) es el grandísimo ganador de las elecciones. En todos estos movimientos siempre, siempre, siempre, siempre se puede ver alguna bandera tricolor ondeando por las calles, y muy especialmente en las concentraciones que ha habido desde el discurso de abdicación del Rey.

Cualquiera que haya leído mi blog un poco sabe que yo soy republicano. Es importante volver a hacer hincapié en que ser republicano no implica ser de izquierdas. Tenemos la concepción social en España de que sí, de que todo el republicanismo es de izquierdas. Pero no. O no necesariamente. Yo no soy de izquierdas. Desde luego no soy de derechas, pero de izquierdas tampoco. Sin embargo sí soy republicano, y por una razón muy sencilla: me gusta la Democracia.

La República, básicamente, afectaría a una parte muy poco desarrollada de nuestro Estado, pero que por irónico que parezca es la más importante: la Jefatura del Estado. Bajo nuestra actual Constitución de 1978, la Jefatura del Estado pertenece por pernada a la saga de los Borbón, y particularmente de los machos. Las hembras, se fastidian. No, en serio, esa Constitución que tanto nos gusta y tan poco queremos cambiar, es machista. Dice claramente que será

preferida siempre la línea anterior a las posteriores; en la misma línea, el grado más próximo al más remoto; en el mismo grado, el varón a la mujer, y en el mismo sexo, la persona de más edad a la de menos. (Título II, Artículo 57.1)

Imaginemos que Felipe VI y Letizia Consorte tienen el año que viene un hijo. Varón. Tal cual está la Constitución, ese varón cagapañales tendría más derecho al trono que su hermana Leonor que ya sabe leer y escribir. ¿Por qué? Porque tiene picha de Borbón. Y no importa lo buena persona o mal bicho que sea, no importa si el pobre nace con algún problema psicológico… seguiría teniendo más derecho a la Jefatura del Estado por tener colita.

Eso no solo no es justo, sino que es absurdo. ¿Por qué un varón antes que una mujer? ¿Es que acaso podemos asumir que por ser varón será automáticamente mejor Jefe de Estado que su hermana? Y puestos a pensar así, ¿por qué el mayor? Sí, ¿por qué? ¿Por qué asumimos constitucionalmente que Leonor es mejor Jefa de Estado que su hermana Sofía. A lo mejor Sofía es una mente brillante, una lumbrera de su tiempo, una maravillosa estadista y Leonor solo sirve para Hombres, Mujeres y Viceversa. En serio, ¿por qué tenemos que conformarnos con un jefe de estado que elige el espermatozoide más rápido en lugar de escoger al mejor posible?

He ahí mi afinidad por la República. Y no solo por eso, sino porque definir el Estado como una República nos permitiría dotar de algún poder a la figura del Jefe de Estado, como por ejemplo tener la capacidad de no firmar alguna ley y someterla a referéndum en su lugar, como ocurre en Islandia, si se recoge una cantidad suficiente de firmas. Así el pueblo puede tener un mayor control sobre los poderes del Estado.

De la Constitución

Incluso aunque no sean republicanos, estoy seguro de que una amplia mayoría de los españoles con derecho a voto estarán de acuerdo conmigo en que hay que cambiar ese punto en el que el varón tiene preferencia sobre la mujer en la sucesión al trono. Sin embargo, incluso ese minúsculo cambio, que sería borrar cinco palabras y una coma de un párrafo de un artículo no es siempre cosa sencilla.

El caso es que hay cosas, como la sucesión al trono en casos extraordinarios, incluyendo la abdicación, que la Constitución de 1978 deja a una Ley Orgánica. Por eso abdicar ha sido una cosa de días. En un par de semanas, un Rey nuevo y santas pascuas. Pero cualquier cambio en el texto del Título 2 (entre otros) está bloqueado por el artículo 168:

Artículo 168
  1. Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una parcial que afecte al Titulo preliminar, al Capítulo segundo, Sección primera del Título I, o al Título II, se procederá a la aprobación del principio por mayoría de dos tercios de cada Cámara, y a la disolución inmediata de las Cortes.
  2. Las Cámaras elegidas deberán ratificar la decisión y proceder al estudio del nuevo texto constitucional, que deberá ser aprobado por mayoría de dos tercios de ambas Cámaras.
  3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación.

El proceso es sencillo o complicado según cómo se mire:

  1. Primero hay que hacer una propuesta de revisión de la Constitución en la actual legislatura. Como afectaría al título 2, debería ser aprobada por dos tercios de Congreso y Senado y acto seguid deberían disolverse las Cortes.
  2. Una vez disueltas las Cortes se convocarían elecciones generales, y tras estas, el nuevo aspecto del Congreso debe estudiar la propuesta y proponer un nuevo texto constitucional, aprobado de nuevo por dos tercios de Congreso y Senado.
  3. El nuevo texto constitucional debe obligatoriamente someterse a referéndum para ratificación.

Por eso nadie se la ha jugado a cambiar el grueso de la Constitución en más de 35 años. Con lo que cuesta ganar unas elecciones, y tener que convocar otras… ¡anda ya! La dejamos como está.

Pero las cosas no son así. Si a una casa no se le hacen reformas en 35 años, el año que hace 36 está que se cae a pedazos. Pues lo mismo pasa con la nuestra. En 35 años han cambiado dos cositas, por mandato de Europa y sin referéndum. Como si a una casa de 35 años le cambias el pomo de la puerta y el felpudo y la vendes como nueva. Pues no.

Y por eso, como tarde o temprano, hasta para cambiar el tema de la sucesión machista, va a haber que hacer una reforma de calado, la gente está sacando la voz a la calle para que empecemos a pensar en ello ya. Porque España es mucho más que una bandera de hace 35 años y una corona heredada del franquismo. España es una sociedad que se ha modernizado mucho y que está despertando de un período de Transición a la democracia que debe dar a luz otro período de Transición a todavía más democracia.

Y que no está mal preguntar a la gente qué quiere.

Referéndum. Ya.

Sí, podemos

mayo 26, 2014 Deja un comentario

Tras mucho tiempo sin retomar la escritura en el blog, esta mañana, queridos ciudadanos, me levanto esperanzado y con ganas de ver qué nos depara el mañana, porque veo el paulatino despertar de una sociedad dormida que se levanta para tomar posesión de lo que le pertenece por naturaleza: su propia existencia.

Antes de empezar, a todos y todas (qué izquierdista suena eso) los y las (eso todavía más) que fuisteis ayer a votar y votasteis, GRACIAS. Millones de gracias. Gracias a los 15.920.815 que votasteis y decidisteis por vosotros y por los 18.810.754 que no fueron a votar. A esos otros, especialmente a los que no votaron por descontento o por desidia, y muy especialmente a los que no votasteis en forma de protesta o para invalidar las elecciones, os pido por favor que hagáis una reflexión práctica. Pensad primero en cuántos partidos políticos, de izquierda y derecha, de España y de Europa, emergentes o tradicionales, han hecho un hueco para decir “tanta abstención es un toque de atención e invalida el resultado electoral, deberíamos cambiar las cosas”. Y ahora pensad en cómo ha quedado el dibujo de los “quesitos” del parlamento europeo gracias a los otros que han votado y además han votado a otros. No votar no cambia las cosas, votar bien sí.

El hecho es que esta vez, aquéllos que votasteis ayer habéis cambiado las cosas. Las cosas han cambiado bastante tanto a nivel europeo como a nivel nacional, aunque parezca que siguen gobernando los de siempre… Basta con echar un vistazo rápido a la “paella” de colores del reparto de escaños en Europa y darse cuenta de que algo pasa. Algo gordo.

Comparativa Europeas 2009-2014

Gráfico comparativo de los resultados electorales de las Europeas de 2014 (arriba) con respecto a los resultados de las mismas en 2009 (abajo).

Como se puede comprobar claramente, el color azul baja notablemente. El color azul corresponde a los asientos del Partido Popular Europeo, que se deja, con respecto a las elecciones de hace 5 años nada menos que 53 escaños. Baja un 20% (ahí es nada). Concretamente, el resultado en España les ha quitado, con respecto a 2009, 8 de esos escaños. A nivel nacional el PP se deja un 33%. ¡Y aún sale diciendo Cospedal que han ganado! ¡Han perdido la tercera parte de su representación en Europa!

La línea que marca el eje del 50%, como se puede comprobar, está muy cerca de ser conquistada por los votos a otros partidos. El parlamento europeo tradicionalmente ha tenido muchísima representación de partidos minoritarios, emergentes y no adscritos, ya que en muchos otros países de Europa, con democracias más asentadas que la Española, la gente suele votar a terceras fuerzas. Pero el mapa de colores que se ha quedado tras estas elecciones no tiene precedentes.

Notable es que, pese al descalabro del PSOE en España (señores, a ver si hacemos autocrítica de una vez y empezamos a cambiar cosas) el Partido Socialdemócrata Europeo sube escaños. Dos (una birria, está claro), pero sube. Si tenemos en cuenta que en las elecciones de 2009 se repartían 736 escaños y ayer se repartían 751, sin embargo, el porcentaje de representación en realidad simplemente se ha mantenido (en realidad ha bajado ínfimamente del 25% al 24,7%).

El tercer bloque tradicionalmente “la bisagra” de los Liberal Demócratas sufre otro castigo. En España no tenemos Liberal Demócratas porque están fagocitados por el PP, pero en Europa pierden 14 escaños.

En definitiva, que hay más colores en Europa, y menos bipartidismo.

No me voy a poner a comentar aquí en detalle el resurgimiento de la ultraderecha, que ha conseguido arrasar en Francia y varios escaños en otros lugares de Europa (por ejemplo el UKIP en el Reino Unido, con un 27,5% de los votos, o Amanecer Dorado en Grecia con un 9,34% de los votos), pero hay que tenerlos muy en cuenta. El grupo “Otros” en los que se incluyen estas organizaciones políticas es el que más sube sin lugar a dudas, pero aunque tendrá voz en el Parlamento Europeo, tendrá poco que hacer sin grandes alianzas. Serán muy posiblemente ninguneados y tendrán únicamente un valor testimonial… pero no hay que perderlos de vista. Su mera existencia significa que hay gente que empieza a perder su confianza no ya en el “sistema”, sino en la propia democracia. Que tomen semejante impulso es algo sobre lo que todas las fuerzas demócratas, independientemente de su color, deben reflexionar profundamente. Solo con más transparencia, más participación y más democracia se puede conseguir revertir esta tendencia.

En España, la idea es la misma, pero el castigo al bipartidismo es brutal y sobrecogedor. Para los que lo vemos desde fuera, que estuvimos en el 15M hace tres años y que llevamos promoviendo “primaveras” a diestro y siniestro por donde vamos, es una victoria, un enorme paso en el buen camino. Para los que se han quedado viéndolas venir desde la barrera en el PSOE y el PP, es algo que no solo les debería hacer pensar, debería hacerles actuar de inmediato.

Entre el PP y el PSOE apenas llegan al 50% de votos en España. Teniendo en cuenta que la participación ha sido parecida  a la de 2009, es una patada en las pelotas en toda regla.

Por supuesto, ambos juntos ganan, pero ambos juntos también pierden. 17 escaños europeos se dejan entre los dos. No importa que Cospedal y Cañete salgan por la tele diciendo “hemos ganado”. 16 escaños en lugar de 24 son muy pocos. Muy, muy pocos.

En su contra, Izquierda Unida, UPyD, pero sobre todo Podemos pulen ya sus zapatos para la siguiente patada en la entrepierna dentro de un año. Todos mejoran ampliamente sus resultados gracias a que la gente ha votado a otros partidos masivamente en estas elecciones, contrarrestando el boto “borrego” de los caciques del bipartidismo.

Podemos, la formación de(l nuevo) Pablo Iglesias, sin duda no se esperaba empezar tan fuerte. Pero no puedo menos que alegrarme de que lo haya hecho. A título personal, he de agradecer a esta formación que haya entusiasmado a personas que conozco que estaban dispuestas a abstenerse por no encontrar una afinidad política… pero que tras ver la trayectoria del partido y de sus componentes han decidido dar una oportunidad a la democracia. Enhorabuena a Pablo y a Podemos, no solo por el resultado, sino por haber destapado esa caja de votantes abstemios que ahora han encontrado una ilusión. Solo le pido que siga llegando a más gente, porque en un año toca la reválida en las locales y autonómicas.

Y es que la trayectoria del voto español tiene muy buena pinta. Ya comenté tras el 15M y las elecciones del 22M que le siguieron que la idea de #nolesvotes (más concretamente el #votaaotros) empezaba a calar y pronto cambiaría las cosas. El descalabro del bipartidismo en España es evidente, ya que por primera vez, juntos, PP y PSOE no llegan a convencer ni al 50% de los votantes. Y es poco probable que lo consigan hacer en los pocos meses que quedan hasta las próximas elecciones.

En Europa, una enorme coalición de izquierdas podría ya quitar el poder al PPE, aunque lo más probable es que eso no ocurra. Sin embargo, los frentes radicales y el crecimiento de terceras fuerzas que han robado protagonismo a los dos ganadores tradicionales va a redibujar la política europea. Va a haber que hablar más, acordar más y hacer más política común y menos política alemana.

En España, si las cosas siguen así y votamos bien de nuevo, o incluso todavía mejor dentro de unos meses, seremos capaces de quitar al PP y al PSOE sus nichos de poder más importantes, donde cuecen sus mayores corruptelas y donde, en última instancia, se financian los sueldos con nuestro dinero: los ayuntamientos, las comunidades autónomas y las diputaciones.

Está claro tras estas elecciones: hace falta votar, y hace falta votar bien. Gracias a los que fueron a votar el domingo hoy el PP y el PSOE están en un serio aprieto. Hoy se va a hablar de vosotros sin duda en Ferraz y Génova. Gracias a ellos, hoy Europa va a tener que llegar a grandes acuerdos, incluyendo a partidos más sociales que los propios socialistas. Gracias, gracias, gracias.

Y si fuiste de los que no votó el domingo, vuelve a pensar. Imagina por un momento que todos los que decidisteis no votar, hubieseis votado a terceras fuerzas. Imagina que el PP y el PSOE no solo pierden apoyo, sino que pierden las elecciones.

Si votas, podemos. #votaaotros

JPelirrojo sabe de lo que habla

mayo 22, 2014 1 comentario

De lo que se va dando uno cuenta

septiembre 13, 2013 5 comentarios

Venía yo pensando ayer que de algo hay que hablar en el blog que hace mucho tiempo que no digo nada… y de pronto mientras me subo en el autobús que me lleva al trabajo me plantifican un boleto de cartulina con 8 preguntas y un bolígrafo.

Desde que me vine a vivir a Londres (sí, soy un “joven en busca de aventura” más), me he empezado a dar cuenta de muchísimas cosas que se hacen mejor en eso a lo que nos gusta llamar Europa. También es verdad que algunas se hacen peor, y que el Reino Unido es la parte menos europea de Europa. Pero siguen siendo la democracia más antigua de las que tenemos cerquita y eso, relaciones internacionales aparte, es digno de analizar. Sobre todo por una de las democracias más jovencitas, como la nuestra.

Resulta que cuando estás en España te das cuenta de que hay muchas cosas que se están haciendo mal. A veces hasta te pasas y ya no ves más que negro cuando hay muchos tonos de grises. Y cuando sales al extranjero, tan acostumbrado a la negrura de tu país, te parece todo blanco y reluciente cual lavado de Neutrex Futura. Evidentemente los grises existen en todas partes, y aquí también hay borrones, pero desde luego las luces relucen mucho más, máxime comparadas con el agujero infecto de cucarachas que es España.

Entre otras cosas que aquí funcionan muy bien es el transporte público. Hace un mes estuvieron aquí unos amigos míos de visita, y no podían salir de su asombro cuando veían que en cuestión de un minuto, un tren salía de la estación de metro para dejar lugar a otro. Se asombraban de que la gente escuchara el vagón en el andén y no se desviviera por correr escaleras abajo para cogerlo antes de perderlo. Pero claro, cuando hay otro un minuto después, te puedes permitir el lujo de dejarlo pasar.

¿Y cómo hacen que las cosas funcionen tan bien? Pues ayer me quedó muy claro cuando me presentaron el boleto de cartulina con las preguntitas. Resulta que el borough donde vivo se ha estado planteando reducir el número de autobuses que pasan por las calles principales y redirigir el tráfico para fomentar paseos por el centro, en búsqueda de que la gente salga más, se incentive el comercio (y el bebercio, que estamos en el país de las pintas de Guiness) y haya menos polución en el centro. Hace seis meses reorganizaron las líneas de autobús y a mi me tocó cambiar de número. Salí ganando. Tardo 10 minutos menos en llegar al trabajo.

Pero parece que no se han quedado ahí. En coalición con la organización encargada del transporte en Londres, el TfL (Transport for London), ahora han organizado una encuesta por todos los autobuses que se vieron afectados por la reorganización hace seis meses, no solo en el barrio, sino en todo Londres. Así que rellené un boleto por la mañana y otro por la tarde.

En el boleto-encuesta las preguntas eran bastante sencillas: quién eres (rango de edades), de dónde vienes (de tu casa, del trabajo, de otro autobús, del metro…), adónde vas (idem) y qué tal el viaje. En realidad podrían haber sido ecuaciones diferenciales o un papel en blanco. Lo que importa es que en el transporte público preguntan a los usuarios qué tal les va, sacan estadísticas e intentan mejorarlo. ¿Cuántas veces me han preguntado lo mismo en España? Cero.

Pero es que eso no es todo. La oficina central del TfL manda semanalmente a todos los usuarios registrados con la Oyster Card (la tarjeta de abonos multitransporte de Londres) información sobre los cierres temporales o de fin de semana de algunas líneas. Hoy mismo me acaban de mandar un correo avisando que desde el mes que viene la Central Line tendrá más trenes y estará abierta todos los días hasta las 00:30 y que Hammersmith & City cerrará todos los fines de semana. ¿Por qué? Pues porque se hacen encuestas y se detecta dónde hay que poner más, y donde no hace falta tanto, mejorando la administración de los recursos.

Por supuesto no todo son luces. El coste mensual del abono de transporte para las zonas 1 y 2 de Londres supera las 120 libras. También es verdad que el salario mínimo es de casi 1.300 libras mensuales. El salario mínimo en España es de aproximadamente 750 euros. Al mismo ratio, el abono mensual debería costar unos 70 euros. Comparad con vuestros abonos mensuales. Si tenéis autobuses, metro, metro ligero y cercanías incluidos, además de un tren cada dos minutos en hora punta, entonces el precio es comparable.

Pero es que todavía hay más. El TfL tiene una página web exclusivamente dedicada a consultas online a los usuarios del transporte público. Cuando se planea hacer una extensión de una línea de metro, ampliar alguna estación, aumentar el número de trenes u otras cosas por el estilo, se hace un análisis estadístico de los usuarios registrados de Oyster y a aquellos que se pueden ver afectados porque suelen utilizar paradas cercanas a lo que se puede ver afectado, les mandan una encuesta para que voten qué les parece mejor.

A mi en concreto hace un mes y medio me preguntaron por el Crossrail 2, una nueva línea de metro que pretende unir el suroeste con el noreste de Londres. Como esa zona es donde vivo yo, pues me preguntaron cuál de las opciones me parecía mejor, a lo que voté, obviamente, por la que pasaba más cerca de casa.

A ver cuándo os han preguntado a vosotros en España qué hacer con el dinero del transporte público. Si en Alicante nos lo hubieran preguntado, a lo mejor el Tram a la Universidad se habría hecho después de uno al aeropuerto y ambos se habrían puesto en marcha antes.

Pero bueno, de todo se aprende. Sólo quería compartir esto con vosotros para que veáis cómo se pueden hacer las cosas y que no hay que resignarse a cómo se hacen y ya está. Las cosas pueden cambiarse mucho y para bien. Solo hay que empeñarse en ello.

Economía básica

noviembre 26, 2012 5 comentarios

Hoy venía pensando en el coche en algo que aprendí en la carrera. Yo no estudié economía ni mucho menos. Soy informático, ingeniero técnico para más señas, pero parece ser que según los planes de estudios de mi universidad, es necesario que todo el mundo sepa algunas cosas sobre sistema económico y empresa y cosas así.

Yo siempre he pensado que los planes de estudio los debe hacer algún mono de feria, acompañado de los profesores más “carcas” y con menos ganas de actualizar los temarios de las universidades, pero eso es harina de otro costal. El caso es que ayer, hablando con un amigo mío, salió el tema de la cantidad de asignaturas no necesarias que tienen las carreras universitarias, y de ahí hoy he acabado pensando en esto.

Recuerdo que en Sistema Económico y Empresa nos dieron las nociones más básicas de macro y microeconomía. Recordemos que no estudié ni Dirección de Empresas, ni nada relacionado con Económicas, pero lo más básico de lo básico, lo que se supone que es horizontal a cualquier conocimiento universitario sí lo di. Básicamente, las reglas más sencillas de la economía se reducen a estas dos:

  1. La suma del debe y el haber de todas las cuentas de la contabilidad siempre es cero.
  2. Las empresas producen para vender, las familias gastan para consumir.

Ahí se quedó hasta que esta mañana en el coche caí en la cuenta y dibujé mentalmente este circuito:

Circuito de macroeconomía

Circuito de macroeconomía

El circuito en realidad es bastante simple si se entienden las reglas de la economía. Llamamos economía al movimiento de dinero. Sabemos que el dinero que uno gasta y el que uno ingresa tiene que ser el mismo porque si no incumpliríamos la primera regla de la economía. Básicamente: “para que entre dinero en un sitio, tiene que salir de otro” o “en economía el dinero ni se crea ni se destruye, se transacciona”. Así que siempre tenemos en juego el mismo dinero. Por tanto no podemos decir que la economía vaya bien cuando las empresas se enriquecen, porque eso quiere decir que empobrecen a las familias… ni podemos decir que la economía vaya bien cuando las familias se enriquecen, porque eso quiere decir que empiezan a quebrar las empresas. Decimos que la economía va bien cuando (atención) el dinero se mueve.

Según la segunda regla, está claro que mientras que las empresas ponen en el mercado sus productos y servicios, las familias ponen en el mercado su dinero, y en la negociación del intercambio de unos por otros se generan las transacciones que dan vida a la economía. En esencia, las familias son lo que se llama consumidoras netas mientras que las empresas son productoras netas. Por supuesto, para generar sus productos y servicios las empresas usan el dinero. Lo invierten (o dicho de otra manera, lo cambian) bien por trabajo, haciéndolo llegar a las familias de sus recursos humanos, o bien por materias primas y servicios de otras empresas. Por otro lado las familias, por tanto también tienen ingresos en dinero, generalmente por los sueldos que pagan las empresas… Pero en general, la forma más básica de la economía es esa.

¿Qué pasa cuando la economía se enfría?

En esencia, una economía fría es una economía en la que el dinero no se mueve. Es decir, donde las familias, que son las que ponen el dinero en juego, no lo ponen en juego. Esto puede pasar por dos razones: 1) porque lo ahorran o 2) porque no tienen. Como las familias no ponen dinero en juego, las empresas tienen que recortar su producción, porque si no tendrían enormes cantidades de stock sin salida (como por ejemplo lo que ha pasado con la construcción en España) y se pillarían los dedos con sus inversiones.

¿Cómo se reactiva la economía?

Siguiendo el esquema, la pregunta es de perogrullo. ¿Quién pone el dinero en el mercado? Las familias. Si las familias, consumidoras netas, no ponen dinero en el mercado, las empresas no producen para cubrir la demanda (simplemente no hay demanda) y la economía se enfría.

Por tanto, si tu fueras el Gobierno y tuvieras que inyectar dinero, ¿dónde lo inyectarías?

Pues eso.

Yo esto lo di en una asignatura trimestral de una carrera que nada tenía que ver con Económicas. Supongo que esto será de primero de primaria para alguien que ha trabajado en Standard&Poors o para economistas de la talla de los que tenemos en el gobierno. Que esta gente decida insuflar el dinero a las empresas (recordemos: un banco es una empresa) “para que llegue a las familias” es tan absurdo como pedirle a las familias que se conviertan en productoras de bienes y servicios. Ese dinero no genera economía, sino que engorda los ingresos de las empresas. Esos ingresos no se pueden invertir porque sigue sin haber demanda, y lo único que se consigue es… lo que pasa hoy en día: sueldazos de escándalo para los directivos de las empresas mientras la economía se sigue enfriando, y sigue habiendo una parada en seco de la economía. Y las familias, mientras tanto, sufriendo.

Pues hala. Piénsalo. PSOE y PP han seguido las mismas líneas de trabajo una y otra vez. Estando en la oposición se escandalizan ante las medidas del gobierno, pero cuando se intercambian los papeles, siguen igual. Cosas que son de sentido común se convierten en imposibles. Pero tú puedes cambiarlo. #votaaotros.

 

Categorías:Uncategorized

Amar es legal

noviembre 6, 2012 Deja un comentario

Y constitucional.

Según la sentencia de hoy del Tribunal Constitucional, tras siete años deliberando, los cambios introducidos en el texto del Código Civil que permitían a parejas del mismo sexo casarse en los mismos términos que las parejas heterosexuales, son constitucionales.

Hoy más de 20.000 familias que se han creado a partir de esta norma desde que en 2005 se aprobase, con los votos en contra del PP entre otros, además del veto en el Senado, están (estamos) de enhorabuena.

Hoy también, en varios estados de los Estados Unidos tendrán la oportunidad de votar a favor o en contra de las normas estatales que permiten o prohíben específicamente esta forma de matrimonio. Más importante, la decisión entre el gobierno republicano o la reelección de Obama podría convertir todos esos rifi-rafes entre legislaciones estatales con una enmienda constitucional o una ley federal que solucione la inconsistencia y el desamparo en que se encuentran las familias homoparentales dentro de los propios Estados Unidos, de estado en estado.

Aquí en España, aunque el matrimonio sea legal queda mucho por hacer y deshacer. Las parejas homosexuales lesbianas son capaces de seguir tratamientos de fertilidad que les permiten tener hijos naturalmente, pero los hombres no podemos. Cero. La paternidad surrogada es ilegal en España, y cuando estas familias, exhaustas a veces tras serles imposible adoptar en la práctica, deciden tener niños en el extranjero, estos se convierten en apátridas por una ley que no les reconoce la paternidad a sus padres, que en el mejor de los casos se ven obligados a adoptar a sus propios hijos.

El Partido Popular, que no se quedó contento con vetar la ley en el Senado, votar en contra en el Congreso y sancionar a los parlamentarios que entonces votaron, incluso dentro de sus filas, a favor del matrimonio igualitario, hoy gobierna haciendo la contra ya no solo al colectivo LGTB, sino a todo el conjunto de la sociedad.

Nuestra lucha por nuestros derechos no ha hecho más que empezar. Esto solo es una pequeña batalla ganada. Pero, por supuesto, hay que celebrarla.

Enhorabuena, familias.

Love is love. And family is family.

Love is legal.

Día internacional de la diversidad afectivo-sexual 2012

junio 28, 2012 Deja un comentario

 Imagen

El 28 de junio de 1969, una redada policial en el Pub Stonewall Inn, Nueva York, no acabó como los agentes pensaban que iba a acabar. Durante las semanas y meses anteriores, con el objetivo de limpiar la ciudad de conductas indeseables, que además entonces eran ilegales, los policías habían estado acosando a ciudadanos “sospechosos” de ser homosexuales o lesbianas, denunciándolos, clausurando sitios de reunión como bares o pubs, y arrestando a los “sospechosos”.

Esa noche, sin embargo, el Stonewall Inn estaba lleno. Como El Forat un fin de semana de carnavales o Chueca el fin de semana del orgullo. Muchos de entre las 200 personas que había esa noche en el recinto se negaron a presentar sus identificaciones, los policías decidieron echar a los demás y llevarse al resto a comisaría. Pero en contra de lo que pasaba normalmente, aquellos a los que echaron del bar, se quedaron mirando fuera en lugar de salir corriendo para casa. El jaleo que se produjo atrajo a más gente y en poco tiempo había más de cien personas en la calle.

En poco tiempo, la gente, que ya estaba un poquito harta de que no les dejaran tranquilos, se rebeló contra la autoridad. Un grito de “Gay power!” por aquí, una botella contra el furgon por allá… y aquello fue Fuenteovejuna. Pobres de los agentes que creían que aquellos vecinos y vecinas de Nueva York no eran más que maricas y marimachos.

Las revueltas que se originaron allí, originaron gran parte de los movimientos en defensa de los derechos de la ciudadanía LGTB que hoy en día han conseguido el reconocimiento en igualdad de derechos como el de matrimonio, adopción, libertades de reunión, eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades de la OMS, o más recientemente, que las propias Naciones Unidas tomen parte activa en la defensa de los derechos LGTB en el mundo como parte de los derechos humanos. Bueno… solo algunas naciones unidas.

[youtube http://youtu.be/lUizJUQIbq4]

Evidentemente, todavía nos queda mucho camino por recorrer, y por eso cada 28 de junio recordamos aquél 28 de junio de hace 43 años. Lo hacemos de muchas maneras. Lo hacemos con manifestaciones multitudinarias y pancartas.  Lo hacemos con banderas multicolores. Lo hacemos con besadas en público. Y sí, lo hacemos también con festivales y purpurinas, y hasta bailando en calzoncillos o con carreras en tacones si hace falta.

El mundo de antes del 28 de junio de 1969 nos obligaba a ser nosotros en cuartos oscuros, penumbra y secretos. Pero nunca más. Ahora sabemos que no tenemos por qué avergonzarnos de quienes somos. Ahora sabemos que no tenemos que escondernos detrás de las puertas de un armario. Ahora somos conscientes de que podemos y debemos defender nuestros derechos, no porque seamos gais, lesbianas, transexuales o bisexuales, sino porque somos humanos. Y si alguien trata de recortar nuestros derechos, o se niega a reconocerlos… bueno… para eso está el 28 de junio.

Feliz Orgullo.

Categorías:Uncategorized Etiquetas: , ,
A %d blogueros les gusta esto: