Inicio > Uncategorized > Pero si estas son elecciones municipales… Pues precisamente por eso, #nolesvotes

Pero si estas son elecciones municipales… Pues precisamente por eso, #nolesvotes

33

Quedan 33 días #nolesvotes

No es de las que más me encuentro, pero una de las contestaciones que a veces aparece contra #nolesvotes (ya son más de 1.000.000 de visitas únicas), de cara al 22 de mayo es: “Gran idea, pero hay que entender que estas son elecciones municipales y autonómicas… Volved con la idea para las generales.” “La idea está bien para unas elecciones generales, pero para unas municipales… Aquí elegimos al candidato más que al partido“. O cosas parecidas…

En primera instancia podría estar de acuerdo. Cierto es que en unas elecciones municipales generalmente se vota antes al candidato-persona que al candidato-partido… Pero es curioso que el pastel de las municipales y autonómicas acaben siempre repartiéndoselo siempre el  PSOE y el PP (y CiU en Cataluña), ¿no? Es decir… si esa teoría fuese cierta, lo lógico sería que los municipios y autonomías se repartieran los escaños entre una mayor variedad de fuerzas políticas. Y en algunos casos sí, es cierto, hay representación de fuerzas políticas alternativas o agrupaciones políticas vecinales/ciudadanas… Pero, reconozcámoslo… No es lo habitual. Lo normal es que la gran mayoría de los escaños de los consistorios municipales y las cortes autonómicas se los repartan el PP y el PSOE.

Y no deja de ser curioso, porque las asociaciones políticas vecinales/ciudadanas suelen tener grandes ideas (muchas veces mucho mejor argumentadas que las de los grandes partidos políticos a nivel nacional) y, sin embargo, no llegan a los mínimos para tener representación. ¿Por qué?

Hay varias razones. En primer lugar, las agrupaciones más pequeñas o las terceras vías, ya sean agrupaciones locales, autonómicas, coaliciones o partidos de calado nacional, no suelen tener representatividad en la televisión o los medios de comunicación. La primera vez que llegas a saber que existen es cuando, tras la pegada de carteles (si han logrado algo de financiación para su campaña) ves las caras de sus candidatos. Pero claro, para entonces ya has visto a los demás (del PP y PSOE) inaugurando hospitales (vacíos), aeropuertos (sin personal), vías de metro o tranvía (que no abrirán hasta verano) o cosas parecidas. De esos… Bueno de esos solo conoces la cara y un par de siglas. Poco más. Puede que ni tengan presupuesto para organizar mítines.

Los grandes partidos pueden gastarse millonadas en campañas electorales, precisamente porque son grandes. Nuestra ley electoral les da una percepción económica para subvencionar las campañas dependiendo de los escaños que ganaron la última vez… y si juntas elecciones generales y autonómicas puede llegar a ser mucho dinero. Además, los grandes partidos (aquellos a los que acabarás votando si crees que #nolesvotes es para las generales) reciben aportaciones privadas que, según la ley electoral no tienen por qué hacer públicas, de empresarios locales y nacionales, quién sabe a cambio de qué

Y todo esto sin ponernos a hablar de que los gobiernos municipales y autonómicos controlan las televisiones públicas de las regiones que gobiernan. Es curioso que en Canal 9 no aparezcan imágenes de las intervenciones del Bloc, o de IU, por ejemplo, y sin embargo se ceben contra el PSOE… ¿Será que el PP está en el gobierno Valenciano? ¿Qué será, será?

Hace poco más de 130 años se estableció en España un mecanismo de gobierno similar al que tenemos ahora. Se basaba en un bipartidismo concertado en el que los caciques (representantes de la política local) amañaban las elecciones a nivel regional y local para que los partidos políticos se alternaran en el poder. Sí, había elecciones generales… Pero no servían para nada. Tanto que el cacique de Motril (Granada), al ver el resultado de unas elecciones, dijo:

Nosotros, los liberales, estábamos convencidos de que ganaríamos las elecciones. Sin embargo, la voluntad de Dios ha sido otra. Al parecer, hemos sido nosotros, los conservadores, quienes hemos ganado las elecciones.

Hoy, los caciques son los que controlan los medios y la publicidad. No veréis a Izquierda Unida o UPyD en Antena 3 ni Telemadrid. No, no los veréis a ellos, ni veréis al PSOE en Canal 9. ¡Por el amor del cielo! ¡Si hasta os han quitado TV3! No veréis una entrevista de calado, o un debate político multipartito antes de las elecciones en las televisiones regionales. No, a menos que sea al candidato del PP, o del PSOE. O a ambos. Pero sigue siendo manipulación mediática. Sigue siendo una manera de manipular tu voto. Y esa manipulación tiene un objetivo.

Los caciques del siglo XIX (y principios del XX) se encargaban de dar a los ciudadanos la ilusión de que tenían capacidad de elección mientras se aseguraban de que siempre estaban los mismos en el gobierno. Así se mantenía el status quo local y nacionalmente. Hoy hacen lo mismo. Y no importa que localmente tu “cacique” te caiga mejor o peor… Ha decidido presentarse por un partido que mantiene (y defiende) candidatos imputados por corrupción, cohecho, prevaricación… en sus listas. Es un candidato que defiende el voto a una formación política que, en la política nacional (la política de todos) está más preocupado en descalificar al contrario (o, digamos, complementario) que en plantear propuestas que realmente ayuden a los ciudadanos. Y probablemente, también haga los mismo a nivel autonómico y local.

En definitiva, es un candidato, o una candidata, que incluso aunque en su fuero interno no esté de acuerdo con lo que está haciendo su partido a nivel nacional, no le ha plantado cara. Es un candidato o una candidata “borrego” que sigue la disciplina de partido y que mantiene listas cerradas preparadas desde la administración central. Más aún, esa lista, que votarás (o no) el 22 de mayo, es la que le dará más o menos peso a los “barones” (caciques) regionales de tu localidad/provincia/autonomía a la hora de dar o retirar su apoyo a la dirección nacional. Y puedes estar seguro de que, si esas listas están ahí, es porque son las más beneficiosas para la dirección nacional del partido.

Pero hay otras formaciones.

Si realmente piensas que #nolesvotes no tiene sentido a no ser que sean las generales, piensa de nuevo. Si tu alcalde, después del 23 de mayo, tiene que pedirte tu voto para un partido a nivel nacional dentro de un año… ¿para quién te lo va a pedir? ¿Es tan valiente como para pedírtelo para otro partido, o te lo pedirá para el partido que representa?

Entonces, sí que son lo mismo. Las elecciones, sean del tipo que sean, sin importantes. Es más, estas son más importantes si cabe, porque definirán quién decidirá la administración de tus calles, tus impuestos, tus infraestructuras… tu comunidad… tu ciudad… tu casa.

Dales en los morros con tu voto. Diles desde tu autonomía y desde tu municipio que no quieres seguir pagándoles su publicidad gratuita en las televisiones locales y autonómicas. Déjales claro que, no importa lo que les hayan prometido a los grandes magnates de tu ciudad, el dinero que hayan recibido para su campaña se lo pueden meter por… Porque quieres campañas limpias, sin corrupción. Y quieres propuestas limpias, sin medias tintas. Quieres gente comprometida con tu ciudad y no con un partido. Y sabes perfectamente que en el PPSOE, eso no existe. Exígeles que si quieren tu voto, se presenten por otro partido. Es la única manera de que te demuestren ellos también que no están de acuerdo con la gestión nacional. Si no, #nolesvotes.

Categorías:Uncategorized
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: