Inicio > Uncategorized > Reflexiona y vota

Reflexiona y vota

Hoy reedito mi post “Abstenciones, votos blancos y votos nulos” con un contenido recortado para hacer flyers si queréis y repartirlos por las plazas.

Puedes descargarlo en formato Word aquí: Abstenciones, votos blancos y votos nulos.

Si eres de los que está hasta la coronilla de la pandilla de acomodados que tienes en el gobierno, en la oposición y en otros asientos libremente distribuidos en el panorama electoral español, y muy especialmente, si estás harto o harta de que, a pesar de todo, se sigan repartiendo el pastel entre ellos sin hacerte caso a ti, es muy probable que estés deseando hacer lo mismo con ellos y mandarlos a todos a freír espárragos.

Probablemente has pensado en votar en blanco, votar nulo o, directamente, no moverte de la butaca de tu casa (o la plaza de tu ciudad) el 22 de mayo. Si es así, tómate diez minutos y lee este artículo, porque voy a intentar hacerte ver de qué sirve cada una de las tres posiciones tal como están las cosas en España, con los datos en la mano, para que elijas con conocimiento de causa.

La abstención

Si no votas, probablemente es para expresar tu descontento con la situación de la política española. Probablemente digas “estoy en contra de un sistema que me toma el pelo, así que no participo en el sistema“. No obstante, los no-votos en el sistema electoral español no cuentan nunca. Ni para mal, ni para bien.

Pongámonos en antecedentes. En 2010 igual que en 2006, la fuerza más votada en las elecciones catalanas fue la abstención, con un 40% y 43% de abstenciones respectivamente. Ningún partido superó esos porcentajes en ninguna de las dos ocasiones. Ni siquiera el partido más votado, CiU. De hecho en las de 2006, a pesar de que ninguno superó los porcentajes de abstención, los partidos del tripartito se propusieron tumbar al partido más votado y juntando sus cachitos, hicieron gobierno por encima de la voluntad popular. Entre los tres sacaron el 51,5% de los votos. Como solo se presentó a las urnas el 43% de los votantes, estaban gobernando com “mayoría absoluta” durante cuatro años con solo el 22% de la representatividad total.

El caso del referéndum para la Constitución Europea es el más chocante. Según el Gobierno, de cara a la Unión Europea, fuimos el primer país en aprobar la Constitución Europea por mayoría en referéndum, aunque fuese no vinculante. El caso es que sí, el 76% de los votos fue para el sí, por lo que la Constitución fue aprobada por una amplia mayoría. Eso sí, solo fue a votar el 42% del censo. Casi el 60% de los españoles se quedó en casa. Fue la participación más baja de toda la historia de la democracia. ¿Sirvió para demostrar algo? No. La Constitución se aprobó pese a ello.

Por lo tanto, en España, la abstención no significa que estés en contra del sistema. En España tu no-voto se va a tomar como un “me da igual lo que salga, ya veremos cómo me las apaño luego”, aunque tú realmente no pienses así.

Claro, si realmente te da igual lo que salga, perfecto. Si te da igual que suba el paro, la gasolina, las hipotecas, la delincuencia… En fin, eres libre de no votar. Pero si estás hartito o hartita de este tinglado, no tienes más remedio que ir a votar si quieres que se te oiga. Si no, tu abstención se la van a pasar por el forro.

La lectura que se hace en la legalidad vigente, la sociedad y la política españolas del no-voto o abstención no es de rebeldía contra el sistema. Es más bien de continuismo. Las elecciones en las que hay abstención, mantienen el status quo conseguido en las anteriores.Las elecciones en las que hay alta participación generan cambios.

Si pretendes quejarte con tu abstención, te recomiendo que consideres una mejor manera de hacerlo, porque si no, te van a tomar por el pito del sereno. Creo que, si de verdad quieres quejarte, deberías agotar todas las posibilidades, y además de tomar la plaza, ir a votar.

El voto nulo

El voto nulo es el voto ambiguo. Los votos con papeletas no oficiales, votos a más de un candidato, votos rotos, votos con dibujitos, etcétera, todos esos son votos nulos, porque aunque el votante se ha personado para dar su voto, el voto no se atiene a las reglas de los votos.

Este voto, igual que las abstenciones, no suma votos en el cómputo global de votos emitidos y, para los efectos, es lo mismo. Se registra como nulo para que la contabilización al final de la jornada, entre válidos, nulos y abstenciones, sume el 100% y nadie diga que ha habido tongo.

Históricamente, en España, siempre ha habido muy pocos votos nulos. En las generales sólo ha superado el 1% las primeras 4 elecciones de 1977, 1979, 1982 y 1986, y se lo podríamos achacar perfectamente a que estaban todavía aprendiendo cómo funcionaba eso de votar.

El hecho de que el voto nulo no sea computable lo hace una muy mala elección si quieres cambiar las cosas. A todos los efectos, en España funciona igual que una abstención. Y si las abstenciones no hacen nada por el cambio, imagínate lo que hacen los votos nulos que prácticamente no superan el 2%.

No obstante, si tras investigar todos los partidos que se presentan, efectivamente no hay ni uno sólo que te representa y decides abstenerte, te recomiendo en su lugar votar a “Conejitos suicidas” o al “Partido de la Pantoja de Puerto Rico“, o a cualquier chorrada que te venga a la mente. Incluso meter una pegatina de algún movimiento social en el sobre. Daría igual. Tu voto sería igualmente nulo. Esos votos se suman todos juntos y sabremos cuanta gente salió a votar nulo, y la sociedad y los políticos también. Pero no te engañes, no tienen ningún efecto. Al final son papel mojado. No cambian nada.

El voto en blanco

Según la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, en su artículo 96, punto 5: “Se considera voto en blanco, pero válido, el sobre que no contenga papeleta y, además, en las elecciones para el Senado, las papeletas que no contengan indicación a favor de ninguno de los candidatos”.

¿Qué los diferencia de una abstención o un voto nulo? El tema de que sea un voto “válido”. El voto en blanco es válido porque sí cuenta para el cómputo final de votos. Pero si te piensas que se va a traducir en escaños en blanco, te equivocas de pleno. Entonces, ¿qué se hace con ellos?

Si has oído que son votos que se dan al partido más votado, o que se distribuyen entre los más votados, no es cierto. Pero sí perjudican a los partidos menos votados. En España no se utiliza un sistema proporcional normal y lógico, en el que cada partido se lleva el tanto por ciento de escaños que ha conseguido en las urnas. En España utilizamos una complicada fórmula matemática, la ley d’Hont, con una regla de salida básica: si no llegas al 3% de los votos, no entras en el juego. Los votos en blanco, aunque no se reparten a nadie, sí que hacen el saco de votos más grande, con lo que los porcentajes, se hacen más pequeños. Como consecuencia los partidos con menos votos salen perdiendo.

Además, los artículos 68 y 69 de la Constitución Española establecen que la circunscripción electoral para las elecciones generales (Congreso y Senado) es la provincia. Eso quiere decir que, aunque un partido se pase del 3% en el recuento de votos nacional, si provincia a provincia no llega al 3%, queda eliminado. En las últimas elecciones generales, le pasó a IU de manera escandalosa. Aunque sacó más votos que CiU en las elecciones al Congreso, sacó 8 diputados menos. ¿Por qué? Porque circunscripción a circunscripción había quedado eliminada, a pesar de tener un total nacional superior.

En las próximas elecciones municipales y autonómicas pasa tres cuartos de lo mismo. Cada autonomía tiene su propia Ley Electoral, siendo la Valenciana de las más hirientes contra los partidos minoritarios, ya que eleva el mínimo al 5%. No obstante, como la circunscripción electoral sigue siendo la provincia, aunque un partido llegue al 5% global en todas las provincias de la autonomía, o incluso al 10%, o al 12%, no tendrá acceso a escaño si no llega al 5% al menos en una de ellas.

Luego, votar en blanco hace más difícil a los partidos pequeños llegar a obtener escaños, o lo que es lo mismo, hace más fácil a los partidos mayoritarios obtenerlos. De ahí que el voto en blanco acreciente las injusticias electorales y que no te lo recomiende.

En resumen

Estás jodido. O jodida. Porque te puedes quejar todo lo que quieras, tenemos libertad de expresión, pero si no sales a votar el 22 de mayo, las cosas no van a cambiar. Claro, viendo que abstenerte no es una opción, romper tu papeleta tampoco y dejar el sobre vacío menos todavía… ¿qué hacemos? Pasar de los partidos grandes y escoger uno pequeño que busque los cambios que tú también buscas. Y si ninguno te representa de verdad, de verdad, de verdad, votar nulo.

Reflexiona sobre todo esto. Compártelo con quien quieras. Busca alternativas. Pero sobre todo, el 22 de mayo no les votes, pero vota. Agota todas las posibilidades.

Categorías:Uncategorized
  1. Pedro
    mayo 21, 2011 a las 11:59 am

    Antes de nada, gracias por tomarte la molestia de redactar este artículo. Es interesante aunque lo considero incompleto. El análisis esta hecho comparando las distintas opciones (abstención, voto nulo, voto blanco) con el no ir a votar, pero si lo comparamos con ir a votar a un partido mayoritario, las cosas cambian.

    Si se vota en blanco en lugar de votar a un partido mayoritario, el “tamaño del saco” no aumenta, pero los partidos minoritarios que pasen el corte del 3% tendrán más escaños. En este caso el voto en blanco ayuda a los partidos minoritarios.

    Si se abstiene o se vota nulo en lugar de votar a un partido mayoritario, el tamaño del saco se reduce, por lo que los partidos minoritarios alcanzarán el 3% con un menor número de votos. En este caso la abstención ayuda también a partidos minoritarios.

    Personalmente considero ambas opciones como irresponsables. Tenemos un sistema democrático que nos esta proporcionando medios para corregirlo. Usemos esos medios!

    • mayo 21, 2011 a las 2:11 pm

      Definitivamente no. El tamaño del saco aumenta antes de que llegue el reparto de escaños, por los que los que llegarían al 3% sin votos blancos, tendrían menos del 3% con votos blancos y quedarían eliminados antes del reparto de escaños.

      Después de pasar esa barrera, los votos blancos ya no cuentan, así que ni mejoran ni empeoran a unos y a otros. Luego los votos blancos sólo ayudan a eliminar a los partidos pequeños.

      • Pedro
        mayo 21, 2011 a las 2:43 pm

        Si alguien que inicialmente estaba pensando en no ir a votar, ahora decide ir a votar y votar en blanco, es cierto lo que dices, aumenta el saco (alguien que no iba a ir a votar, ahora si que va) y perjudica a los partidos minoritarios que pueden no pasar el corte por culpa de esos votos.

        De forma genérica siempre es cierto que un voto en blanco perjudica más a los partidos minoritarios que una abstención.

        Lo que intento explicar es que si un votante de partido mayoritario, que sí estaba pensando en ir a votar, en lugar de votar a ese partido, pasa a votar en blanco, el tamaño del saco no cambia (cambia su opción de voto, pero no cambia el total de votos), y por tanto no afecta a que un partido llegue o no al 3%. Como ese voto se descarta a la hora de repartir escaños, el partido minoritario tendrá opción de conseguir más escaños.

        En el otro caso, si esa persona que estaba pensando en ir a votar a un partido mayoritario, ahora decide que es mejor abstenerse, entonces esa persona con su acción esta ayudando a reducir el tamaño del saco, por lo que los partidos minoritarios tendrán más facil conseguir ese 3% de votos que necesitan para pasar el corte.

  2. mayo 21, 2011 a las 3:20 pm

    Votan los esclavos, los ciudadanos eligen.

    • mayo 21, 2011 a las 7:41 pm

      Perdona? En qué sociedad de esclavos se les dejaba votar?

  3. lambada
    mayo 21, 2011 a las 5:45 pm

    ¿todo esto es para apoyar a UPD y en concreto a tu hermano Fernando? No por favor,sería demasiado triste

    • mayo 21, 2011 a las 7:43 pm

      No voy a votar a mi hermano Fernando, entre otras cosas porque no es mi hermano. Hay muchos Llopis en la provincia y concretamente en Sant Vicent del Raspeig.

  4. marbla
    abril 22, 2014 a las 12:38 pm

    enhorabuena por el post es muy completo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: