Archivo

Archive for 20 julio 2011

¿Querías razones? #24J

julio 20, 2011 Deja un comentario

El próximo día 23 de julio, las manifestaciones de caminantes que han ido saliendo de todas las ciudades de España llegan a Madrid por la noche. En la Puerta del Sol, a las 21.00 de la noche se ha convocado una gran manifestación como las que vienen siendo habituales cada mes desde el 15M (23J y, ahora, 23-24J). La manifestación continuará hasta el 24 de julio y sigue en la línea de los indignados de todos los tipos de ideologías y mentalidades, hartos de una clase política mentirosa, corrupta y acomodada, que cree ser la depositaria de la soberanía, cuando esta reside en el pueblo.

Incluso nuestra Constitución, que ya va necesitando una versión 2.0, lo deja bien clarito:

Artículo 1

2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.

Constitución española de 1978.

Tras la dimisión de Camps, que lleva 29 meses investigado por corrupción y que, según referían fuentes del Partido Popular, probablemente se declare culpable para no ir a juicio al haber sido sentado en el banquillo, hoy volvemos a hacer balance de la situación política española a escasos días de la manifestación y nos encontramos con lo mismo: nada ha cambiado… ¿o sí?

Sí, hay algo que ha cambiado. La ciudadanía. Nosotros, los ciudadanos, nos estamos dando cuenta de que ese gran texto del 78 que consensuaron nuestros padres y abuelos tras un gran salto y que ahora necesita ser revisado por la nueva sociedad, tenemos desde el principio la voz que debe mover este país. Ni los mercados, ni los políticos, ni los banqueros pueden cambiar eso. Ahora nos atrevemos a salir a la calle y hablar de política, y además ponerle pasión, cosa que hace unos meses era impensable.

Y sí, es que parece que después de haber conseguido aquél primer gran salto a la democracia a los españoles nos empezó a dar miedo eso de la política. La verdad es que somos muy de “si funciona, déjalo como está”. Muy conformistas. Pero está claro que las cosas no funcionan. Y ahora que nos damos cuenta es momento de cambiarlo.

Y lo cambiaremos, aunque hagan falta cien manifestaciones más. Y lo volveremos a hacer pacíficamente, como ya hicieron nuestros padres y abuelos hace más de treinta años. Y reconoceremos los logros obtenidos, que sí los ha habido, y corregiremos lo que se ha demostrado que ha sido un error, que también lo ha habido… Pero desde luego no con una clase política como la que tenemos ahora.

Y volveremos a ser reprimidos por la fuerza, como lo fueron los estudiantes y revolucionarios en su día, antes de conseguir el salto a nuestra democracia, que ya va necesitando una reformita (si lo necesitan las casas de 30 años, por qué no nuestra democracia), pero seguiremos empeñándonos en conseguirlo con consenso y pacíficamente, porque sabemos que tenemos la razón y porque cada vez más gente nos la da, saliendo a la calle con nosotros.

Muévete, y ven al 24J.

La CAM y Camps

julio 15, 2011 1 comentario

Tengo demasiados temas pendientes con los lectores de La Libreta en Blanco. Todavía me quedan pendientes los dos últimos artículos de la serie “Consenso de mínimos”, el miércoles quise escribir el artículo sobre Sinde y su comparecencia en el Congreso de los Diputados, pero WordPress estaba caída… Pero hoy hay que hablar del tema del momento:

CAM-PPs (La CAM, Francisco Camps y el Partido Popular)

En realidad son dos temas, o solo uno, dependiendo de cómo se tome. A estas alturas a nadie le sorprenderá que hable de la estrechisísima relación entre las cajas y los gobiernos autonómicos, ¿no? No creo que haga mucha falta abundar en el tema, después de hablar de eso en mi artículo sobre Bankia y de ser harto concido el metemano que tienen tanto el PSOE de Alarte como el PP de Camps en la entidad.

Lo bueno es que hoy se han juntado dos grandes noticias que los salpican a todos: Primero, la CAM (entre otras entidades) es la que peor resiste el test de estrés de la Unión Europea de los bancos y cajas de España. Además de la CAM, CatalunyaCaixa, Unnim y Caja3 así como el Banco Pastor, suspenden el test de estrés. Para solucionar esto, el Banco de España va a invertir 2.800 millones de euros de nuestros impuestos en rescatarla, convirtiéndose en el socio mayoritario y, en efecto, nacionalizando la caja. ¿Qué hará ahora el pobre de Camps?

Pues probablemente esté en otros menesteres, porque resulta que hoy también se le ha ocurrido al juez sentarlo en el banquillo. Francisco Camps será juzgado por cohecho impropio tras considerarse que sí hay indicios suficientes como para que haya causa para juicio. Junto con él, el ex secretario general del Partido Popular de la Comunidad Valenciana, Ricardo Costa, el ex vicepresidente del Consell, Víctor Campos, y el ex jefe de la Consellería de Turismo, Rafael Betoret serán juzgados por el caso Gürtel.

Esto nos llega solo unos días después de que el PP admitiese que este escenario sí se podía dar (es decir, que había causa para juicio) y que si se daba, y Camps resultaba culpable y condenado por la justicia, el Partido Popular no lo retiraría como President de la Generalitat Valenciana. Simplemente pagaría la multa. Pero yo me pregunto… ¿de dónde va a sacar el dinero para pagar la multa, o tan siquiera la fianza de 55.000 euros que ya le ha puesto el juez, si tiene unos escasos 4.000 euros?

Es irónico que esto lo diga el mismo partido que exige una y otra vez la dimisión de Zapatero y que critica a Barreda día tras día por las cuentas de Castilla-La Mancha. ¿Pedimos la dimisión para unos y no para otros? ¿Dónde nos dejamos la lógica? Aunque, claro, si asumimos lo que desde #nolesvotes #votaaotros llevamos pregonando desde principios de año, sí es lógico. No son dos partidos diferentes. Son el mismo partido, que juegan a ser dos para que nosotros, como borregos, pasemos la pelota de uno a otro cuando nos cansamos del anterior. Eso sí, podemos dejar de ser borregos. #nolesvotes, #votaaotros.

Otro gallo cantaría, y la SGAE le cobraría

julio 5, 2011 1 comentario
No me cantan los sobacos porque la SGAE me cobraría por ello

No me cantan los sobacos porque la SGAE me cobraría por ello

“No me cantan los sobacos, porque la SGAE me cobraría por ello”. Así se puede leer en la camiseta que hace solo dos semanas repartía la revista satírica El Jueves con su edición impresa, por un par de euros más de lo normal. Lo sé, porque fue mi primer El Jueves.

Desde los inicios de las andanzas parlamentarias del tema del canon, que se remontan, no olvidemos, al último gobierno de Felipe González en 1996. Este canon se extendió posteriormente a los medios de almacenamiento digitales bajo el amparo del gobierno de José María Aznar en 2002, y más recientemente, en 2007, con el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, a los medios de grabación y dispositivos multimedia como grabadoras de CD/DVD, reproductores MP3, PDA, teléfonos móviles…

El caso es que solo entre 2003 y 2005 (bajo el gobierno de Aznar) el canon produjo la friolera de 300 millones de euros, que obviamente han ido aumentando al ampliarse la gama de dispositivos y consumibles gravados y el precio de los mismos.

Curioso es que, según la ley, que ni unos ni otros han tocado en este aspecto, el dinero recaudado se gestiona mediante agencias de gestión privada (léase SGAE) y no se propone ni permite el que los autores puedan acceder directamente a este “pago compensatorio por copia privada” que se cobra indiscriminadamente a los fabricantes y que acaban pagando los usuarios somo un sobrecoste del producto, se utilicen o no para copias privadas.

Lo lógico sería pensar que, si ya estoy pagando un impuesto, que me permite reproducir mi copia privada de elementos protegidos por propiedad intelectual 1) la copia privada no debería ser un delito y 2) no debería pagar más por ello. La realidad es que, aunque los CD o DVD los utilices para grabarte las fotos de tu sobrino, o el vídeo de la boda de tu prima, o hacer una copia de seguridad de los datos de tu empresa… sigues pagando a la SGAE y otras compañías del tipo, como si te estuvieses copiando el último CD de Alejandro Sanz. Es más, si pones la radio en tu peluquería y pones una emisora de radio de música (digamos, Los 40 Principales) también deberías pagar a la SGAE, esta vez directamente, porque estás haciendo una distribución pública de elementos protegidos con derechos de autor. A eso, lo llaman pago solidario, pero la UE ha visto que es una vulneración de la presunción de inocencia, por lo que lo declaró ilegal y recomendó encarecidamente al gobierno de Zapatero que modificase la ley del canon.

No contentos con estar tomándonos por ladrones a todos los ciudadanos por igual, haciéndonos pagar un impuesto que va directamente a sociedades opacas y privadas como la SGAE, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, se sacó de la manga con su ya famosísima “Ley Sinde” de Economía Sostenible que las páginas Web podrían cerrarse con una comisión del ministerio de Cultura, en lugar de pasar por una decisión judicial. La ley acabó modificándose, pero lo único que se cambió fue el hecho de que ya no es una comisión, sino un juez quien puede cerrar la Web. El hecho de promover la censura en la Red, continúa en el espíritu de la remozada Ley Sinde.

Ahora, tras unas denuncias de la Asociación de Internautas que empiezan a dar su fruto tras varios años de investigación, el presidente de la SGAE, “Teddy” Bautista, está en prisión y dejará su cargo porque se le imputan cargos graves de malversación de fondos y jugar con el dinero del canon que pagamos entre todos. Los primeros en saltar al respecto fueron los de la propia SGAE, que decían que las noticias que salían de que la SGAE estaba siendo intervenida por la Guardia Civil eran falsas. Después vinieron los artistas de turno, entre ellos Alejandro Sanz, cubriéndose de nuevo de gloria, diciendo que si éramos todos unos “cortitos”, “rabiosos” y “oportunistas”, defendiendo la presunción de inocencia de los directivos de la SGAE. González-Sinde, sabiendo la que le venía encima, también pidió “presunción de inocencia” para los detenidos, y ahora imputados, en el caso SAGA.

Parece que ahora todos están de acuerdo en pedir presunción de inocencia, cuando llevan 15 años cobrando un canon que hace alarde de todo lo contrario, considerando culpables de piratería a todos los que se compran un ordenador, una memoria USB, un DVD, un disco duro… ¿Dónde estaba la presunción de inocencia en esos casos?

Precisamente el PP, que no eliminó en su día el canon, sino que lo amplió y que además votó a favor de la Ley Sinde, ahora intenta sacar réditos electorales de esta situación. No se les ha ocurrido otra que interpelar a Rubalcaba por el hecho de que el gobierno no haya controlado a la SGAE y se haya permitido la malversación de fondos. Desde luego, están en su derecho. ¿Pero no podríamos hacer lo mismo con la señora Castedo y el señor Alperi, alcaldesa y ex alcalde de Alicante, respectivamente, en relación al caso Brugal? ¿No podríamos hacer lo mismo en las Cortes Valencianas al señor Camps? ¿O es que la presunción de inocencia nos interesa sólo de vez en cuando?

En cualquier caso, quien sale perdiendo de todo esto es, como siempre, el ciudadano. Llevan cobrados cientos, miles de millones a costa del canon, quejándose de que la industria no repunta, y tienen muchas opciones. Sí, sin duda son opciones radicalmente opuestas la gestión de derechos de toda la vida. Son maneras de distribuir las creaciones totalmente novedosas, como por ejemplo Netflix en EE.UU. o Spotify en Europa. Significaría permitir que, si un autor quiere, sea su propio gestor de derechos, o utilice medios públicos establecidos directamente por el estado para gestionar sus derechos. Significaría reconocer la posibilidad de distribuir contenidos de manera libre, o semicerrada, como hacen las licencias Copyleft, Creative Commons, GPL, LGPL y similares. Pero al final los creadores recibirían su compensación, además de manera directa, y conseguirían una gestión limpia, sin intermediarios y potenciando su creatividad, ya que estarían más cerca de los verdaderos consumidores de cultura.

Hoy leo en La Vanguardia que el gobierno va a retirar el canon. El día 12 González-Sinde explicará cómo y cuándo. Pero según la Ley de Economía Sostenible, que al final aprobaron CiU, PP y PSOE, esto debería haberse hecho en los tres meses siguientes a la aprobación de la norma, que se publicó el 5 de marzo. Eso quiere decir, que se han saltado los plazos, que acabaron el 5 de junio. Posiblemente, si lo de la SGAE no hubiese saltado a la palestra mediática, nadie hubiese hecho caso a ese pequeño párrafo de una ley tan larga.

Pero eso no va a devolver el dinero que hemos pagado ya, ¿verdad? Todos están implicados en la trama, y sería una pena que la investigación del caso se quedase solo mirando a los directivos de la SGAE y no apuntara un poco más alto, tirando del hilo parlamentario de los bandos implicados en la aprobación de todas las leyes del canon. Veremos cómo se desenvuelven los asuntos, pero lo que está claro es que #nolesvotes #votaaotros sigue siendo la opción lógica, coherente y democrática. Cualquier otra opción es aprobar activa o tácitamente el monopolio (que no democracia) que practica el PPSOE en la vida política Española.

Bankia: la gran tomadura de pelo

julio 4, 2011 10 comentarios

Ayer saltaba a la palestra la noticia. No me la creí cuando me la dijeron, pero El Mundo me la confirmaba al llegar a casa:

Bankia cobrará dos euros al mes si el saldo medio no supera los 2.000€

El Mundo, 3/7/2011

Sucede que yo soy cliente de Bankia desde antes que fuese Bankia. Bancaja siempre me ha funcionado muy bien, y ante las malas formas y el mal trato que recibí en su día, tras una fidelidad incuestionable a la CAM, decidí que retiraría todos mis fondos y abriría una cuenta en Bancaja, dado que me ofrecían más ventajas y simplicidad y no me cobraba en mi cuenta joven, cosa que a la CAM sí se le ocurrió hacer.

Lo que se suponía que iba a mejorar el sistema bancario español, tras haber insuflado dinero público a mansalva, ahora parece que se vuelve en contra de lo que se buscaba. Bankia no va a cobrar comisiones a los que pueden pagarlas, los que tienen cuentas de millones de euros, no. Va a cobrarlas a los que tienen cuentas con un saldo medio inferior a los 2.000 euros, es decir, las cuentas corrientes de los mileuristas, la gente corriente, del gran grueso de trabajadores, de los cuales el 20% está en paro. De esos van a sacar unas comisiones de 24 euros al año.

Me vino enseguida a la mente la noticia que se supo solo unos días antes, el 29 de junio, cuando Bankia anunció que entre sus tres directivos (dos de los cuales, recordemos, son Rodrigo Rato y Juan José Olivas, políticos del Partido Popular y presidentes de Cajamadrid y Bancaja, respectivamente) se iban a repartir 10,15 millones de euros al año. Entre todos los 34 directivos, la cantidad subirá a 24,19 millones de euros. Esto sin contar los sueldos como consejeros o en dividendos de acciones, etc.

Directivos de Bankia arropando a Rodrigo Rato

Directivos de Bankia arropando a Rodrigo Rato

Echemos cuentas:

La entidad agrupada Bankia, según la nota de prensa del 30 de junio de 2011 en la que presenta la campaña de publicidad para su salida en bolsa, tiene 11,2 millones de clientes. Si asumimos que esos 11,2 millones de clientes representan equitativamente a la sociedad no podemos por menos que suponer que el 20% de esos clientes (2,24 millones) están en paro. Pero vamos a ser benévolos. Pensemos que la mayoría de los clientes de Bankia tienen trabajo y que solo el 10% (1,12 millones de sus clientes) están en el paro. Es más, pensemos que ese 1o% corresponde también a la gente en paro y mileuristas que nunca podrían llegar a tener una cuenta de ahorro con un saldo medio de más de 2.000 euros porque echan mano de su cuenta cada día para comer, pagar el alquiler o la hipoteca, comprar ropa a sus hijos en el mercadillo…

En pocas palabras, asumamos que solo el 10% de esos clientes no va a conseguir llegar al saldo medio de 2.000 euros, por lo que les van a cobrar 24 euros al año.

24 € x 1,12 millones = 26,68 millones de euros

La matemática sencilla nos dice que, incluso en el caso de que solo el 10% de las cuentas de las cajas de ahorros que ahora forman Bankia correspondan a la gente poco pudiente, los ciudadanos y ciudadanas en paro, los padres de familia que se desviven por trabajar para dar de comer a sus hijos, es suficiente para que 32 personas cobren un sueldo de 24,19 millones de euros al año. Por supuesto, a las grandes cuentas no les van a cobrar esos dos euros de nada…

Por tanto, los bancos, a los que el gobierno ha salvado con dinero público y las cajas a las que ahora el gobierno aprieta las tuercas para sanear el sistema financiero, se cobran los ajustes, pero no de las grandes cuentas o de la gente rica, no. Se lo cobran a los más desfavorecidos haciendo su vida más difícil. Haciendo que 1,12 millones de trabajadores paguen el sueldo multimillonario de 32 adinerados, asentados en sus butacas por los partidos políticos que controlaban, controlan y controlarán las cajas de ahorros que ahora se vuelven bancos.

Y todo esto se lo hacen a sus “clientes” a los que deberían, en realidad, llamar “proveedores”, porque en realidad, cada uno de nosotros que tiene una cuenta corriente o de ahorro abierta con cualquier entidad, sea la que sea, estamos “prestando” nuestras nóminas a las entidades bancarias y cajas para que hagan con esos “activos” lo que crean conveniente mientras no los utilizamos.

En realidad todo ese dinero que depositamos, ganando con nuestro trabajo diario es, en realidad, un préstamo que hacemos a los bancos y cajas para que inviertan con él mientras no lo usamos y saquen beneficios. Es como si al abrir una cuenta, nosotros le prestáramos dinero al banco, contante y sonante. O sea, que nos están cobrando a nosotros por darles un préstamo. ¿No debería ser al revés? ¿No deberían ellos pagarnos porque decidimos prestarles nuestras nóminas, nuestros ahorros y nuestras pensiones mientras no las usamos? ¿No se basa en eso su negocio y su liquidez para invertir?

La idea es tan absurda como si el técnico que viene a casa a arreglarnos la lavadora, no solo tuviese que pagar él los materiales para arreglarla y el desplazamiento, sino que además nos tuviese que pagar dos euros por cada hora que esté en casa arreglándola, por las molestias ocasionadas. ¡Y ellos lo hacen como si nos perdonaran la vida!

El PSOE, desde el gobierno, da dinero a los bancos y obliga a las cajas a recapitalizarse. Ese dinero se costea mediante la subida del IVA, el sablazo a las pensiones (que, ojo, ahora serán a partir de los 67), a la Seguridad Social y a la Prima de Riesgo. El PP se sube los sueldos (recuerdo que los dos directivos de Bankia, que cobrarán 10,15 millones de euros, son miembros activos del PP, que luego pasarán lo propio a las cajas negras del partido como militantes que son). Y todo eso se costea finalmente con las cuentas de los trabajadores mileuristas, pensionistas y parados que no pueden mantener los 2.000 euros anuales en su cuenta de Bankia. Una vergüenza ser de Bankia. Creo que cancelaré de nuevo mi cuenta. ¿Pero adónde me voy?

A %d blogueros les gusta esto: