Inicio > crisis > Historia de una crisis que no acaba

Historia de una crisis que no acaba

Primero el gobierno de Aznar liberaliza la recalificación del suelo.

Después los bancos ofrecen créditos baratos a los constructores.

Después los bancos ofrecen créditos baratos a los propietarios.

Después se ofrecen hipotecas por más del 100% del precio real del inmueble.

Después nos avisan desde Europa que el nivel de endeudamiento familiar es excesivo y que tendremos problemas si la burbuja explota.

Después elegimos a Zapatero presidente.

Después seguimos hipotecando suelo, muebles, coches…

Después nos dicen que los bancos no pueden dar más crédito, porque hay demasiados créditos sobrevalorados de alto riesgo y no tienen liquidez.

Después estalla la burbuja del crédito en Estados Unidos, Europa…

Después los Estados deciden insuflar dinero público para dar liquidez a los bancos.

Después los bancos no dan créditos, porque utilizan ese dinero para tapar agujeros de cara a aspectos legales (reservas de dinero) y para gastos y pensiones de bancarios y políticos.

Después, como los bancos no dan crédito, la falta de liquidez y el endeudamiento excesivo hacen quebrar empresas, las inmobiliarias primero.

Después, los extranjeros que vieron a hacer el trabajo que los locales nos permitíamos el lujo de rechazar se convierten en parados de larga duración con familias en situación de desarraigo.

Después, esos jóvenes que dejaron los estudios por sueldos sobrevalorados en la construcción, se convierten en parados de larga duración, endeudados con sus coches, muebles y casas y, en ocasiones, con sus familias.

Después, como la quinta parte de la población activa se queda en paro, no generan ingresos en el Estado por IRPF.

Después, los bancos, ante los continuos y numerosos impagos de gente que a veces no tiene ni para comer, ejecutan hipotecas basura, deshauciando a estas familias y obligándoles a pagar el valor perdido entre la sobre tasación de sus viviendas y su liquidación.

Después, los bancos no consiguen liquidez, sino inmuebles vacíos, con lo que siguen sin poder pagar al gobierno los préstamos públicos de sus rescates. Tampoco es que estén muy interesados en ello.

Después, los directores de los bancos no hacen más que ganar dinero y ponerse pensiones monstruosas. Y si alguno es juzgado y mandado a prisión, el Estado interviene en la Justicia y conmuta las penas de prisión por calderilla. Claro, como no tiene ni un duro, “toda piedra hace pared”, pero eso significa que habiendo dinero, no hay Justicia.

Después, el gobierno, a pesar de todo, habiendo dado su liquidez (nuestra liquidez) a los bancos se queda sin efectivo.

Después, para conseguir liquidez, el Estado tiene que subastar deuda en los mercados públicos y se ve obligado a aceptar intereses elevadísimos, porque nadie se cree que vaya a recuperar su dinero. En realidad, los mercados, es decir, los bancos que ahora tienen liquidez gracias al Estado y los bancarios que ahora son multimillonarios gracias a sus sueldos y pensiones son los que compran esas deudas.

Después, los políticos que comenzaron esto, o lo aprobaron, o lo continuaron, consiguen puestos de gran responsabilidad es multinacionales o bancos, o peor, vuelven al gobierno.

Resultado: los que nos metieron en esto se hacen más ricos a costa de los países a los que han hundido, y siguen hundiendo. Todo por no aceptar que cuando una empresa quiebra, quiebra, y que lo mismo pasa con un país. Cuando esto se haga insostenible, la recuperación ya no será cosa de años, será cosa de sangre.

Dios nos pille confesados.

Categorías:crisis Etiquetas: , , , ,
  1. diciembre 22, 2011 a las 12:11 pm

    Yo creo que más que el cuento de la aba que nunca se acaba, lo que empieza a ser es una tomadura de pelo. Felices fiestas a todos!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: