Archivo

Archive for the ‘nolesvotes’ Category

Por qué deberías ir a votar… aunque la política te importe una mierda

octubre 1, 2011 16 comentarios

Ante la cita que todo el electorado tiene el próximo 20N con las urnas hay muchos posicionamientos diferentes. Entre ellos, los más curiosos son los que no quieren ir a votar. El argumento que se interpone como razón para no hacerlo es variable, dependiendo de si se trata de abstencionistas activos o pasivos, pero en cualquier caso el efecto es el mismo: un voto menos…

Probablemente si estás leyendo este blog sí que vayas a votar el próximo 20N, pero seguro que sabes a qué me refiero, porque probablemente también hables con amigos y familia (o con desconocidos en la calle, en el trabajo, en el bar…) y te encuentres con pensamientos como:

  • ¿Por qué debería votar? Si la política no se preocupa por mí, ¿por qué voy a preocuparme yo por la política?
  • No voy a votar porque no estoy de acuerdo con el sistema, y es mi manera de mostrar mi rechazo, no participando en el sistema.

… o cosas similares. ¿Te suena? Incluso es posible que algunos de los lectores tengan esos argumentos en la recámara? Pues, querido lector, déjame decirte por qué deberías volver a revisar tus razonamientos y repensarte lo de votar el próximo 20N.

Si la política no se preocupa por mí…

Si eres de los que piensa que no hace falta que votes, porque pase lo que pase quien gobierne no se va a preocupar por tus problemas… ¡Mierda! ¡Tienes razón! Cierto es que el poder corrompe, y el dinero también, y el presidente (o la presidenta) de un país cualquiera siempre tiene ambas cosas. Pero, claro, aunque asumamos eso como una verdad universal, es un poco precipitado juzgar a todos los políticos por el mismo rasero.

Tú conoces cómo gobierna el PP, y conoces cómo gobierna el PSOE. Ya los hemos visto en más de una legislatura a lo largo de la historia democrática de nuestro país. ¿Pero conoces cómo gobierna el resto de partidos? Como mínimo les debemos, en justicia, el beneficio de la duda.

Y es que hay que empezar a diferenciar la política de los políticos. La política está en todas partes, es como Facebook. Por mucho que intentes no tener nada que ver con Facebook, no vas a poder evitar que un amigo tuyo suba una foto a Facebook, ni que la etiquete incluso aunque no estés en Facebook. No vas a poder evitar tener un correo electrónico, y tampoco que cada vez que un amigo se hace una cuenta en Facebook, te envíe una invitación. No vas a poder evitar que la gente hable de Facebook a tu alrededor. Por tanto, incluso aunque te niegues, Facebook acabará encontrándote, incluso aunque no tengas un perfil. ¿Y cómo vas a controlar qué publica en Facebook la gente sobre ti? ¿Qué vas a hacer si alguien te saca una foto que no te gusta y la hace pública? ¿Cómo vas a saber qué dicen en los comentarios? Al final acabarás con Facebook.

La política es como Facebook, no puedes huir de ella. Es posible que intentes convencerte a ti mismo (o incluso convencer a otros) de que como la política no se preocupa por ti, tú no tienes por qué preocuparte por la política. ¡Mentira! La política es todo. Cuando compras el pan, el IVA es política. Cuando conectas a Internet, los protocolos que se utilizan son política. Las empresas que en conjunto te posibilitan esa conexión son política. La relación entre ellas y sus trabajadores, son política. Tu contrato laboral (si eres de los que tienen uno) es política. Tu tarjeta de crédito o débito, y tu cuenta bancaria, son política. Todo eso está regulado por normas que se definen a mayor o menor nivel por los organismos de gobierno de cada territorio.

La política es la manera de definir las líneas entre los derechos propios y los ajenos y de definir las normas básicas de la convivencia y la cooperación en una sociedad. Hasta el derecho a poder entrar en tu casa (de nuevo, si eres de los que tienen suerte y la tienen), es política.

Y si eres de los que ni tienen trabajo, ni tienen casa… si eres de los que están marginados por la política… Piensa de nuevo. La política sigue ahí, marginándote. Pero eso no es por la política en sí misma. No vas a poder evitarla. La política va a seguir ahí, marginándote. Como Facebook va a seguir ahí, y la gente publicando fotos y comentarios. Pero puedes abrirte una cuenta y recibir una notificación cada vez que apareces en una foto o alguien te menciona en un comentario. Lo mismo puedes hacer con la política. La política está ahí, y si tú no haces nada por expresar lo que piensas sobre ella, no vas a evitar que los demás lleven la política a donde quieren. Puedes tener suerte y que eso te beneficie, o mala suerte y que te deje sin derechos. ¿Quieres correr ese riesgo? Y, cuando las cosas se pongan feas para ti, ¿qué argumentos vas a poner a tus quejas, si ni siquiera aprovechaste la oportunidad que la política te brindaba a expresarte?

En nuestro país, es cierto que la política excesivamente representativa nos deja a los ciudadanos poco margen de maniobra para expresarnos. Pero por poca que sea, hay que utilizarla. No vale tirar la toalla antes de tiempo. Si ni siquiera haces ese pequeño esfuerzo el 20N de salir a votar, ¿qué argumentos te quedan para decir que no te gusta el sistema? ¡Oh, sí…!

Yo no voto porque no creo en el sistema

Claro, es tu manera de protestar contra el sistema. Mira, sinceramente, el sistema tiene muchos fallos. En eso estoy de acuerdo contigo. Pero muchísimos. Pero voy a ponerte un ejemplo. Digamos que en tu casa tienes una fuga de agua. Eso es un fallo. Digamos que tienes una fuga de gas. Eso es otro fallo. Digamos que tienes goteras. Eso es otro fallo. Son muchos fallos. ¿Piensas hacer tu vida normal sin preocuparte siquiera por uno de ellos?

Lo lógico es que tomes alguna acción para solucionar los problemas, porque si no, los fallos de tu casa van a ir a más. La próxima vez que enciendas el calentador del agua podría explotarte la casa en la cara; la próxima vez que lloviese podría caerse parte del techo; tendrías hongos y humedad… o peor la casa encharcada… Los problemas irán a más si no haces nada.

Nuestra democracia tiene muchos problemas. Cuando la definimos nos parecía una maravilla, una utopía, algo genial. Normal, teniendo en cuenta de dónde veníamos. Eso de poder elegir cada cuatro años era una pasada. Pero con el tiempo nos hemos dado cuenta de que hay cosas que hay que cambiar. Y no me refiero precisamente a la birria de cambio que nos han colado en la Constitución. Sí, hay que cambiar la Constitución, pero en cosas más importantes que nos interesan a todos y no solo a Europa (o Alemania). Sí, hay que revisar las Leyes Orgánicas y permitir al pueblo escribir y aprobar Iniciativas Legislativas Populares de ese calibre. Entre ellas hay que revisar la Ley Electoral, que reparte los escaños de una manera que da vergüenza ajena…

Hay que cambiar muchas cosas en nuestra casa. ¿De verdad vas a quedarte viendo la tele? ¿Qué tipo de protesta es esa? “Mi casa se está hundiendo, pero como no estoy de acuerdo con que se hunda, no pienso hacer nada; sería como reconocer que es mi casa”. Es que es tu casa, ¡coño! Y no puedes evitar la política. Pero hay algo que sí puedes evitar, si quieres mojarte, claro…

Políticos no es igual a política

El gran problema que tiene la inmensa mayoría de los votantes es que confunden la política con los políticos. Estamos hartos de Rajoy y Zapatero. Y empezamos a estarlo de Rajoy y Rubalcaba. Cierto. Pero hay gente que tiene fe ciega en el uno y en el otro. Eso también es cierto. De hecho sabes (porque lo sabes) que lo más probable es que el 20N haya una abrumadora mayoría que de su voto a Rajoy. De hecho millones de españoles ya se lo dieron hace siete y tres años. Es concebible que se lo vuelvan a dar. Pero también habrá gente que se lo de por no dárselo al otro, a Rubalcaba.

Igualmente hay gente que está encantada con Rubalcaba. No lo niegues. Hasta si te pareciese la encarnación del Demonio, sabes que hay gente que piensa diferente. Es la esencia de la democracia. Todos podemos pensar lo que queramos y expresarlo libremente. E incluso intentar convecer a otros. Aunque no tengamos argumentos para defendernos. La política (no los políticos) nos permite saber que eso hay que respetarlo. Es lo que llamamos “libertad de expresión”.

Pero si sabes que va a haber millones de votos para uno y para otro, y no te hace gracia ninguno de los dos porque eres de los que no está de acuerdo con el sistema, ¿de verdad vas a dejar que el sistema decida por ti? Porque sabes que es lo que va a hacer si no haces nada.

Como te digo, estoy de acuerdo en que el sistema tiene sus fallos, pero también te deja un resquicio para que lo soluciones. Y tienes tres opciones:

1) No hacer nada: Básicamente se trata de hacer lo que pensabas hacer. Pero, ¿con qué cara vas a mirar a la gente y decirles “no voté porque no estoy de acuerdo con el sistema”? Que no estés de acuerdo con el sistema no significa que el sistema no esté de acuerdo contigo. Es más, el sistema se cura en salud diciendo que te dejó votar. Si tú no lo hiciste, es tu problema. ¿Entiendes la lógica a la inversa?

2) Hacer algo: Eso incluye cualquier acción orientada a cambiar las cosas que están mal en el sistema. Desde votar, que es la manera más simple y fácil, porque es la que te ofrece el propio sistema, hasta salir a la calle a quejarte, montar tu propio partido o asociación, presentarte tú, promover iniciativas populares, mover mentes en la calle, Internet, en tu casa, en el trabajo… pero lo más básico es utilizar el único resquicio que te deja el propio sistema para cambiarlo.

3) Huir: Pero eso no te saca del sistema. El sistema te perseguirá donde vayas. Ya sabes, como Facebook. Seguirás teniendo que ir a comprar el pan, seguirás necesitando una casa, un trabajo. Incluso si te vas a un lugar perdido en las montañas a cultivar tu propio jardincito, y tu propia comida, y a cuidar tus vacas o tus cabras, cuando las vacas del vecino se coman tus coles, o cuando tengas que comprar materiales para reparar el techo de tu casita… Vas a necesitar al sistema, porque no vas a poder evitar al ser humano eternamente. Y la política está allí donde hay más de un ser humano.

Tú verás qué haces, pero yo te recomiendo que aproveches toda oportunidad para cambiar un sistema que no te gusta. Que votes no significa que el sistema te guste. Significa que vas a utilizar todos los medios a tu alcance (tanto los que te ofrece el sistema como los que no) para cambiarlo, sea desde dentro o desde fuera. Porque el objetivo es cambiarlo como sea. Por eso, votarás el 20N, y votarás a alguien que quiera cambiarlo desde dentro. Aunque sea a Ciudadanos en Blanco, para que, si es posible, en las próximas elecciones la abstención activa sí cuente. Pero también seguirás quejándote y tratando de convencer a más gente en la calle, en tu familia, en el trabajo…

El sistema va a tener en cuenta tu abstención para absolutamente nada. Pero un voto dado a cualquiera que no sea el bipartidismo nacional es un voto que compensa el voto borreguil de los que siguen pensando que el binomio PP/PSOE tiene la solución a los problemas de este mundo. No te digo que votes a cualquiera, pero sí que, entre los que se presentan, votes al que más represente tu idea de cambio, para que el sistema no tenga más remedio que escuchar tu voz y la de muchos otros como tú.

Entre todos podemos cambiarlo, desde fuera y desde dentro. #votaaotros

Sin referéndum no, gracias

agosto 23, 2011 2 comentarios

Hoy nos dejan apabullados los del PPSOE. ¡Quieren cambiar la Constitución! Sí, pero para chorradas como introducir un techo de déficit público en la Carta Magna. La Ley de todos.

No es una chorrada, por supuesto. Tal como están los mercados es un punto importante a delimitar y que atiende a los cambios que necesita nuestra Constitución. De hecho el señor José Luis Rodríguez Zapatero ha dicho:

Debemos actualizar la Constitución, ya que algunas de sus partes contienen una visión de los años 70, como es natural.

Sí. Muchas de sus partes tienen una visión de los años 70. En realidad, todas. Desde el modelo autonómico, hasta la monarquía parlamentaria, pasando por la sucesión machista al trono (que no es ni democrática ni igualitaria), los privilegios de la clase política y el jefe de estado, la demarcación electoral de provincia, la separación del poder judicial…

Pero hay un punto que se nos escapa a todos y que también heredamos de los años 70. ¿Quién votó en referéndum esta Constitución? Los mayores de 18 años que tuvieron la oportunidad de votar la actual Ley de todos en 1978 hoy tienen 51 años en el mejor de los casos. Cerca de la mitad de la población española no tuvo siquiera la oportunidad de votar la norma básica que hoy rige sus vidas.

El PPSOE, haciendo alarde de su mercantilismo no democrático, pretende salirse por la tangente y decir que van a reformar la Constitución, cuando lo que van a hacer es un apaño para acallar a los mercados y a Europa. De hecho, esperemos que ese “techo de déficit” se defina en una Ley Orgánica, porque el día que a Europa le de por ponernos una nueva ley marco al respecto (porque ojo, eso no lo decidimos nosotros), nos tocará volver a poner un parche.

No, señores. Lo que hay que hacer es sentarse y analizar detenidamente por qué nuestro modelo de estado, de democracia y de sociedad están en peligro. No es solo porque los mercados están locos, sino porque hace falta una reforma en profundidad del texto constitucional que deje claro qué tiene que hacer quién, y que amplíe las libertades y la intervención de un pueblo, del cual emana la soberanía del estado, que ya está bien entrenado en esto de de democracia y pide una nueva transición.

El Congreso, según la Constitución en el artículo 163, necesitará un 10% de diputados firmantes (eso es 35 de los 350) para que, sea una reforma de calado o una reforma light pase por referéndum. Eso implica que a los 27 diputados que no son del PPSOE les hace falta que 8 diputados del PPSOE también pidan un referéndum. Sólo os diré una cosa: si finalmente se realiza la reforma constitucional y el PPSOE en bloque no permite un referéndum, #nolesvotes. Está claro que no quieren que tengas voz. #votaaotros.

Yo Avalo.org

agosto 18, 2011 1 comentario

Algunos de vosotros estaréis enterados, otros no, pero cuando decimos que el PPSOE no quiere cambiar la LOREG, en realidad estamos mintiendo, porque ya la han cambiado. En concreto para añadir una nueva barrera burocrática a los partidos minoritarios para conseguir representación en las Cámaras. Ahora, si en las anteriores elecciones no consiguieron escaños, un partido político no solo deberá lidiar con el porcentaje de la muerte de la Ley D’Hont, sino que además, para presentar su candidatura necesitará el 0,1% de los avales de los votantes de la circunscripción en la que se presenten.

Para ayudar a que esto no deje a nadie fuera del juego electoral, que cada vez se vuelve menos democrático, ha aparecido la iniciativa yoavalo.org.

Si esto no te abre los ojos…

#nolesvotes. #votaaotros.

Aquí hay tortas para todos…

agosto 13, 2011 Deja un comentario

Acabo de leer en Público que se rumorea que el Partido Popular planea prescindir de Ana Pastor para los Desayunos de TVE si sale elegido en las elecciones del 20N. Una pena. Para una periodista que no tiene pelos en la lengua… Seguramente prefieren al Urdaci de “Ce-Ce-O-O”, ¿no?

En fin, esto también tiene una solución fácil, #votaaotros.

Noticia original en Público:

http://www.publico.es/391236/el-pp-insinua-que-prescindira-de-ana-pastor-para-los-desayunos-de-tve

¿Querías razones? #24J

julio 20, 2011 Deja un comentario

El próximo día 23 de julio, las manifestaciones de caminantes que han ido saliendo de todas las ciudades de España llegan a Madrid por la noche. En la Puerta del Sol, a las 21.00 de la noche se ha convocado una gran manifestación como las que vienen siendo habituales cada mes desde el 15M (23J y, ahora, 23-24J). La manifestación continuará hasta el 24 de julio y sigue en la línea de los indignados de todos los tipos de ideologías y mentalidades, hartos de una clase política mentirosa, corrupta y acomodada, que cree ser la depositaria de la soberanía, cuando esta reside en el pueblo.

Incluso nuestra Constitución, que ya va necesitando una versión 2.0, lo deja bien clarito:

Artículo 1

2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.

Constitución española de 1978.

Tras la dimisión de Camps, que lleva 29 meses investigado por corrupción y que, según referían fuentes del Partido Popular, probablemente se declare culpable para no ir a juicio al haber sido sentado en el banquillo, hoy volvemos a hacer balance de la situación política española a escasos días de la manifestación y nos encontramos con lo mismo: nada ha cambiado… ¿o sí?

Sí, hay algo que ha cambiado. La ciudadanía. Nosotros, los ciudadanos, nos estamos dando cuenta de que ese gran texto del 78 que consensuaron nuestros padres y abuelos tras un gran salto y que ahora necesita ser revisado por la nueva sociedad, tenemos desde el principio la voz que debe mover este país. Ni los mercados, ni los políticos, ni los banqueros pueden cambiar eso. Ahora nos atrevemos a salir a la calle y hablar de política, y además ponerle pasión, cosa que hace unos meses era impensable.

Y sí, es que parece que después de haber conseguido aquél primer gran salto a la democracia a los españoles nos empezó a dar miedo eso de la política. La verdad es que somos muy de “si funciona, déjalo como está”. Muy conformistas. Pero está claro que las cosas no funcionan. Y ahora que nos damos cuenta es momento de cambiarlo.

Y lo cambiaremos, aunque hagan falta cien manifestaciones más. Y lo volveremos a hacer pacíficamente, como ya hicieron nuestros padres y abuelos hace más de treinta años. Y reconoceremos los logros obtenidos, que sí los ha habido, y corregiremos lo que se ha demostrado que ha sido un error, que también lo ha habido… Pero desde luego no con una clase política como la que tenemos ahora.

Y volveremos a ser reprimidos por la fuerza, como lo fueron los estudiantes y revolucionarios en su día, antes de conseguir el salto a nuestra democracia, que ya va necesitando una reformita (si lo necesitan las casas de 30 años, por qué no nuestra democracia), pero seguiremos empeñándonos en conseguirlo con consenso y pacíficamente, porque sabemos que tenemos la razón y porque cada vez más gente nos la da, saliendo a la calle con nosotros.

Muévete, y ven al 24J.

La CAM y Camps

julio 15, 2011 1 comentario

Tengo demasiados temas pendientes con los lectores de La Libreta en Blanco. Todavía me quedan pendientes los dos últimos artículos de la serie “Consenso de mínimos”, el miércoles quise escribir el artículo sobre Sinde y su comparecencia en el Congreso de los Diputados, pero WordPress estaba caída… Pero hoy hay que hablar del tema del momento:

CAM-PPs (La CAM, Francisco Camps y el Partido Popular)

En realidad son dos temas, o solo uno, dependiendo de cómo se tome. A estas alturas a nadie le sorprenderá que hable de la estrechisísima relación entre las cajas y los gobiernos autonómicos, ¿no? No creo que haga mucha falta abundar en el tema, después de hablar de eso en mi artículo sobre Bankia y de ser harto concido el metemano que tienen tanto el PSOE de Alarte como el PP de Camps en la entidad.

Lo bueno es que hoy se han juntado dos grandes noticias que los salpican a todos: Primero, la CAM (entre otras entidades) es la que peor resiste el test de estrés de la Unión Europea de los bancos y cajas de España. Además de la CAM, CatalunyaCaixa, Unnim y Caja3 así como el Banco Pastor, suspenden el test de estrés. Para solucionar esto, el Banco de España va a invertir 2.800 millones de euros de nuestros impuestos en rescatarla, convirtiéndose en el socio mayoritario y, en efecto, nacionalizando la caja. ¿Qué hará ahora el pobre de Camps?

Pues probablemente esté en otros menesteres, porque resulta que hoy también se le ha ocurrido al juez sentarlo en el banquillo. Francisco Camps será juzgado por cohecho impropio tras considerarse que sí hay indicios suficientes como para que haya causa para juicio. Junto con él, el ex secretario general del Partido Popular de la Comunidad Valenciana, Ricardo Costa, el ex vicepresidente del Consell, Víctor Campos, y el ex jefe de la Consellería de Turismo, Rafael Betoret serán juzgados por el caso Gürtel.

Esto nos llega solo unos días después de que el PP admitiese que este escenario sí se podía dar (es decir, que había causa para juicio) y que si se daba, y Camps resultaba culpable y condenado por la justicia, el Partido Popular no lo retiraría como President de la Generalitat Valenciana. Simplemente pagaría la multa. Pero yo me pregunto… ¿de dónde va a sacar el dinero para pagar la multa, o tan siquiera la fianza de 55.000 euros que ya le ha puesto el juez, si tiene unos escasos 4.000 euros?

Es irónico que esto lo diga el mismo partido que exige una y otra vez la dimisión de Zapatero y que critica a Barreda día tras día por las cuentas de Castilla-La Mancha. ¿Pedimos la dimisión para unos y no para otros? ¿Dónde nos dejamos la lógica? Aunque, claro, si asumimos lo que desde #nolesvotes #votaaotros llevamos pregonando desde principios de año, sí es lógico. No son dos partidos diferentes. Son el mismo partido, que juegan a ser dos para que nosotros, como borregos, pasemos la pelota de uno a otro cuando nos cansamos del anterior. Eso sí, podemos dejar de ser borregos. #nolesvotes, #votaaotros.

Consenso de mínimos: ¿Por qué es necesario?

junio 14, 2011 1 comentario

Hoy comienzo una serie de posts que tienen como objeto retomar el debate sobre el consenso de mínimos que se alcanzó en las asambleas ciudadanas de Sol y otros lugares de España. Antes de comenzar a analizar punto por punto el consenso de mínimos, cosa que haré en los próximos días, es importante contestar una pregunta muy importante:

¿Por qué es necesario un consenso de mínimos?

 

La respuesta a esta pregunta es sencilla: para conseguir masa crítica. Sin duda el movimiento ciudadano que ha acabado llamándose 15-M, aglutinando a todos los ideales, asociaciones, grupos de gente y modos de pensar que tenían la idea común de que este sistema necesita un cambio, consiguió un mínimo de masa crítica. Suficiente para cargar una bomba mediática que le dio las primeras planas de todos los periódicos y los primeros minutos de cada informativo durante la semana clave de unas elecciones muy disputadas.

Pero conforme la masa crítica fue incorporando gente de más, al ser un movimiento ciudadano, permeable, sin líderes ni dirección, se vio aventado por las diferentes corrientes dentro del mismo. Aunque cada acampada y asamblea en cada ciudad tenía sus diferencias, pronto se vio que la gente de izquierdas comenzaba a hacer suyo el movimiento, promoviendo propuestas típicas de alguno de los partidos que se presentaban a los comicios, y saliéndose del terreno común “sin partidos ni símbolos” con el que se convocó la manifestación del 15 de mayo.

Desde #nolesvotes (que ya está dando a luz #votaaotros), como movimiento apartidista (que no apolítico) nos dimos cuenta de ello y ya dejamos claro que eso no podía ir a buen término. El objetivo de las manifestaciones del 15 de mayo era protestar rotundamente contra el sistema. Asumir los logos, idearios, panfletos y programas de los partidos que concurrían a las elecciones, fuesen de izquierda o derecha, solo nos volvería como ellos y dividiría el movimiento. Había que buscar el terreno común, si queríamos que más ciudadanos, independientemente de su ideario o color político, se uniesen a las ideas y al movimiento.

El #consensodeminimos pronto se hizo un hueco en Twitter y en las redes sociales y cayó en la Asamblea de Sol, aprobándose el siguiente ideario de 4 puntos:

  1. Reforma electoral encaminada a una democracia más representativa y de proporcionalidad real y con el objetivo adicional de desarrollar mecanismos efectivos de participación ciudadana.
  2. Lucha contra la corrupción mediante normas orientadas a una total transparencia política.
  3. Separación efectiva de los poderes públicos.
  4. Creación de mecanismos de control ciudadano para la exigencia efectiva de responsabilidad política.

Sol y las asambleas ciudadanas debatieron las propuestas y algunas se publicaron en los “boletines” casi diarios que aparecían en Twitter, Facebook y otras redes sociales, pero ningún movimiento social los ha hecho suyos totalmente, ni los ha promocionado lo suficiente, pese a ser el acuerdo más importante, porque es el que definirá las reglas del juego de la sociedad que queremos los que salimos el 15 de mayo a la calle.

Es importante notar al menos una cosa de mi análisis de ayerla legitimidad de los gobiernos constituidos en España es bastante cuestionable. Teniendo en cuenta la abstención y los “escaños robados” por la ley electoral, hay muchas mayorías absolutas que en realidad son mayorías simples, como mucho. Y quien ha ganado esas mayorías, el Partido Popular, lejos de querer solucionar de base las injusticias electorales proclama que quiere mantenerlos y ataca al movimiento del 15-M. Para ejemplo, las palabras de Esperanza Aguirre en su toma de posesión del gobierno de la Comunidad de Madrid, donde su partido ha robado cinco escaños a los ciudadanos.

Sobre los “indignados” que se manifestaron mulitudinariamente, sí, pero pacíficamente también, a las puertas de plazas y Ayuntamientos en la constitución de los mismos, la “lideresa” ha dicho:

Eso no quita para que aquí, donde están representados los ciudadanos madrileños, exprese hoy mi rechazo más firme hacia el comportamiento de algunos de esos que se llaman “indignados” el pasado sábado,cuando fueron a las solemnes sesiones de constitución de algunos Ayuntamientos con ánimo de perturbar el correcto funcionamiento de unas sesiones que deben ser, poresencia, unas fiestas democráticas.

[…]

Además el comportamiento de los manifestantes “indignados”, aunque ellos quizás no lo sepan, es el mismo comportamiento que han tenido en la Historia los precursores de todos los movimientos totalitarios.

Empiezan con gritos contra los políticos, siguen expresando su desprecio hacia la democracia y acaban afirmando que ellos, porque han conquistado la calle, sí son los auténticos representantes del pueblo.

Señora Aguirre, su partido, que tiene 5 escaños más que los que debería, robando a más de 120.000 madrileños su voto, es el menos indicado para hablar de una “fiesta democrática”. Decir que los indignados que había en la calle son precursores de un movimiento totalitario, es como poco cómico, si no indignante.

Y no obstante, usted incluye una de sus propuestas, pero bien envenenada, en su discurso de investidura:

Ahora, de facto, los ciudadanos votan sólo a los Partidos o, como mucho, al cabeza de la lista. Y esto acrecienta el poder de los partidos de una manera anómala, y, además, impide a los ciudadanos conocer, siquiera un poco, a los que van a ser sus representantes. Si Madrid, como ya ocurre en Baleares, Asturias o Murcia, que son también Comunidades uniprovinciales, estuviera dividida en varias circunscripciones, se mejoraría sustancialmente ese conocimiento de los candidatos. Y también podría haber un mayor control de los electores sobre sus Diputados.

Otra propuesta de entonces era la del desbloqueo de las listas electorales, de modo que el votante pueda expresar sus preferencias dentro de las listas presentadas por las formaciones políticas. El paso a este sistema de listas no bloqueadas requiere únicamente la modificación de la Ley Electoral Autonómica por lo que, si logramos el consenso necesario, dentro de cuatro años los madrileños podrían decidir qué personas dentro de la listas presentadas quieren que les representen, estableciendo un orden de preferencia e, incluso, tachando a quienes, por diferentes motivos, no consideren aptos para el cargo.

Sin duda la idea es una perita en dulce. La primera lectura es: ¡Bien, listas abiertas! ¡El PP entiende a los “indignados”! Pero una lectura más detallada dice: ¡Cuidado!

En Baleares, el hecho de tener varias demarcaciones les ha dado representatividad a partidos que tienen hasta seis veces menos votos que, por ejemplo, UPyD o ERC. Sin embargo, pese a tener muchísimos más votos, UPyD y ERC no consiguieron representatividad. Para una correcta representatividad es imprescindible la demarcación única.

Murcia tampoco es gran ejemplo. Si en Madrid el PP ha robado 5 escaños a los votantes madrileños, en Murcia, el PP ha robado 6. Y pese a que Asturias tiene el poder mucho más distribuido gracias a que Foro Asturias de Álvarez Cascos se ha llevado muchísimos votos del PP, UPyD, IDEAS y Bloque por Asturias, que deberían haber conseguido representatividad, no lo han conseguido por la misma razón de las demarcaciones.

Conclusión

 

En conclusión, si no tenemos unas ideas concretas bien definidas y razonadas, corremos el riesgo de que nos vendan la moto como llevan haciendo más de 30 años. Por eso es absolutamente imprescindible definirlas bien y defenderlas.

El movimiento #leySinde nació con un objetivo claro: demostrar que la sociedad estaba en contra de la politización de la Red y defender los derechos del internauta. El movimiento #nolesvotes nació como heredero del mismo, criticando la poca conexión de los partidos que votaron a favor y pidiendo el voto para otros partidos. Hoy, #nolesvotes se enfrenta a un nuevo cambio, hacia #votaaotros. Un cambio hacia un ideario más claro y abierto, incorporando los ideales de tanta gente que se ha unido antes y después del 15-M, y para que eso ocurra, hace falta un gran consenso de mínimos.

Eso es lo que voy a definir a partir de ahora en mis próximos posts y, puesto que nuestro lema siempre ha sido “no propongas, haz”, conformarán mi manifiesto 3.0 de #nolesvotes, o bien, el manifiesto 1.0 de #votaaotros.

A por el consenso. Vota a otros.

A %d blogueros les gusta esto: