Archivo

Posts Tagged ‘cajas’

Bankia: la gran tomadura de pelo

julio 4, 2011 10 comentarios

Ayer saltaba a la palestra la noticia. No me la creí cuando me la dijeron, pero El Mundo me la confirmaba al llegar a casa:

Bankia cobrará dos euros al mes si el saldo medio no supera los 2.000€

El Mundo, 3/7/2011

Sucede que yo soy cliente de Bankia desde antes que fuese Bankia. Bancaja siempre me ha funcionado muy bien, y ante las malas formas y el mal trato que recibí en su día, tras una fidelidad incuestionable a la CAM, decidí que retiraría todos mis fondos y abriría una cuenta en Bancaja, dado que me ofrecían más ventajas y simplicidad y no me cobraba en mi cuenta joven, cosa que a la CAM sí se le ocurrió hacer.

Lo que se suponía que iba a mejorar el sistema bancario español, tras haber insuflado dinero público a mansalva, ahora parece que se vuelve en contra de lo que se buscaba. Bankia no va a cobrar comisiones a los que pueden pagarlas, los que tienen cuentas de millones de euros, no. Va a cobrarlas a los que tienen cuentas con un saldo medio inferior a los 2.000 euros, es decir, las cuentas corrientes de los mileuristas, la gente corriente, del gran grueso de trabajadores, de los cuales el 20% está en paro. De esos van a sacar unas comisiones de 24 euros al año.

Me vino enseguida a la mente la noticia que se supo solo unos días antes, el 29 de junio, cuando Bankia anunció que entre sus tres directivos (dos de los cuales, recordemos, son Rodrigo Rato y Juan José Olivas, políticos del Partido Popular y presidentes de Cajamadrid y Bancaja, respectivamente) se iban a repartir 10,15 millones de euros al año. Entre todos los 34 directivos, la cantidad subirá a 24,19 millones de euros. Esto sin contar los sueldos como consejeros o en dividendos de acciones, etc.

Directivos de Bankia arropando a Rodrigo Rato

Directivos de Bankia arropando a Rodrigo Rato

Echemos cuentas:

La entidad agrupada Bankia, según la nota de prensa del 30 de junio de 2011 en la que presenta la campaña de publicidad para su salida en bolsa, tiene 11,2 millones de clientes. Si asumimos que esos 11,2 millones de clientes representan equitativamente a la sociedad no podemos por menos que suponer que el 20% de esos clientes (2,24 millones) están en paro. Pero vamos a ser benévolos. Pensemos que la mayoría de los clientes de Bankia tienen trabajo y que solo el 10% (1,12 millones de sus clientes) están en el paro. Es más, pensemos que ese 1o% corresponde también a la gente en paro y mileuristas que nunca podrían llegar a tener una cuenta de ahorro con un saldo medio de más de 2.000 euros porque echan mano de su cuenta cada día para comer, pagar el alquiler o la hipoteca, comprar ropa a sus hijos en el mercadillo…

En pocas palabras, asumamos que solo el 10% de esos clientes no va a conseguir llegar al saldo medio de 2.000 euros, por lo que les van a cobrar 24 euros al año.

24 € x 1,12 millones = 26,68 millones de euros

La matemática sencilla nos dice que, incluso en el caso de que solo el 10% de las cuentas de las cajas de ahorros que ahora forman Bankia correspondan a la gente poco pudiente, los ciudadanos y ciudadanas en paro, los padres de familia que se desviven por trabajar para dar de comer a sus hijos, es suficiente para que 32 personas cobren un sueldo de 24,19 millones de euros al año. Por supuesto, a las grandes cuentas no les van a cobrar esos dos euros de nada…

Por tanto, los bancos, a los que el gobierno ha salvado con dinero público y las cajas a las que ahora el gobierno aprieta las tuercas para sanear el sistema financiero, se cobran los ajustes, pero no de las grandes cuentas o de la gente rica, no. Se lo cobran a los más desfavorecidos haciendo su vida más difícil. Haciendo que 1,12 millones de trabajadores paguen el sueldo multimillonario de 32 adinerados, asentados en sus butacas por los partidos políticos que controlaban, controlan y controlarán las cajas de ahorros que ahora se vuelven bancos.

Y todo esto se lo hacen a sus “clientes” a los que deberían, en realidad, llamar “proveedores”, porque en realidad, cada uno de nosotros que tiene una cuenta corriente o de ahorro abierta con cualquier entidad, sea la que sea, estamos “prestando” nuestras nóminas a las entidades bancarias y cajas para que hagan con esos “activos” lo que crean conveniente mientras no los utilizamos.

En realidad todo ese dinero que depositamos, ganando con nuestro trabajo diario es, en realidad, un préstamo que hacemos a los bancos y cajas para que inviertan con él mientras no lo usamos y saquen beneficios. Es como si al abrir una cuenta, nosotros le prestáramos dinero al banco, contante y sonante. O sea, que nos están cobrando a nosotros por darles un préstamo. ¿No debería ser al revés? ¿No deberían ellos pagarnos porque decidimos prestarles nuestras nóminas, nuestros ahorros y nuestras pensiones mientras no las usamos? ¿No se basa en eso su negocio y su liquidez para invertir?

La idea es tan absurda como si el técnico que viene a casa a arreglarnos la lavadora, no solo tuviese que pagar él los materiales para arreglarla y el desplazamiento, sino que además nos tuviese que pagar dos euros por cada hora que esté en casa arreglándola, por las molestias ocasionadas. ¡Y ellos lo hacen como si nos perdonaran la vida!

El PSOE, desde el gobierno, da dinero a los bancos y obliga a las cajas a recapitalizarse. Ese dinero se costea mediante la subida del IVA, el sablazo a las pensiones (que, ojo, ahora serán a partir de los 67), a la Seguridad Social y a la Prima de Riesgo. El PP se sube los sueldos (recuerdo que los dos directivos de Bankia, que cobrarán 10,15 millones de euros, son miembros activos del PP, que luego pasarán lo propio a las cajas negras del partido como militantes que son). Y todo eso se costea finalmente con las cuentas de los trabajadores mileuristas, pensionistas y parados que no pueden mantener los 2.000 euros anuales en su cuenta de Bankia. Una vergüenza ser de Bankia. Creo que cancelaré de nuevo mi cuenta. ¿Pero adónde me voy?

¿Y yo a quién voto?: Hoy UPyD

marzo 27, 2011 24 comentarios
55

Quedan 55 días #nolesvotes

#0

Mañana es el primer #nolesvotes Trend Topic Day

Comienzo con una serie de entradas del blog más en la línea de #votaaotros que en la línea de #nolesvotes, para facilitarte (o iniciarte) en la búsqueda de la fuerza política a la que dar tu voto de confianza para los próximos 4 años. Tal vez te represente, tal vez no, pero pretendo hacerte ver que estas fuerzas políticas que los medios nos ocultan y que tradicionalmente castigamos con nuestro voto a los grandes partidos (PP y PSOE) están muy activas y muchas de ellas plantean ideas interesantes que tal vez te representen. Te recomiendo que las evalúes y que, si alguna te parece interesante, comiences a evaluarles desde ahí. Recuerda que el que tiene que hacer su propia investigación y votar, eres tú. Tómatelo en serio.

Hoy comenzaré con UPyD (Unión Progreso y Democracia).

Este partido, también conocido como “El Partido de Rosa Díez” por ser ella su cara y voz en el Congreso de los Diputados, fue uno de los partidos más castigados por nuestro sistema electoral, anticuado e injusto. Se fundó en 2007 y en 2008 ya consiguió más de 300.000 votos en toda España, otorgándole su único escaño en el Congreso. En 2009 también, consiguió sendos escaños, tanto en el parlamento vasco como en el parlamento europeo, por lo que, aún siendo una fuerza política joven, ha logrado movilizar el voto de muchísima gente en muy poco tiempo.

Sus votantes son, generalmente, gente desengañada de la política bipartidista de PP y PSOE, pero también gente con grandes ideales políticos. Gente que cree que la regeneración democrática pasa por una refundación de las cosas que están mal hechas en España y que cree que no vale simplemente con parchear aquí y allá cuando las cosas explotan, sino que hay que atacar a los problemas de fondo. De ahí sus ocho propuestas de la web www.votoutil.es, en las que resumen sus líneas argumentales en política:

  1. Ley Sinde.
    Está en contra de la “ley Sinde” precisamente porque se trata de un parche y no ataca de fondo al gran problema de la legalidad de los derechos de autor en Internet. Propone cambiarla de cuajo y poner una ley que regenere la industria audiovisual y que la obligue a adecuarse a los nuevos modelos que plantea Internet y los ciudadanos que lo usan.
  2. Educación.
    Quieren centralizar el sistema educativo, devolviendo esta competencia al estado, para evitar sistemas educativos desequilibrados comparativamente entre unas comunidades y otras. En materia lingüística, en las comunidades bilingües, quieren defender que sean los padres quienes escojan la lengua vehicular de sus hijos, asegurando no solo que la lengua cooficial se imparta, o que haya una línea de educación con esa lengua cooficial, sino que también se pueda escoger la opción de recibir toda la educación en castellano. Igualmente plantea una norma que reconozca la autoridad de los profesores, aumentar el número de itinerarios de la Formación Profesional y trabajar activamente por minimizar el fracaso escolar.
  3. Paro Juvenil.
    Plantea invertir más en I+D+i, realizar una reforma laboral radical que acabe con los diferentes tipos de contrato y defina un único tipo de contrato sin despidos baratos y que anime a las empresas a contratar jóvenes. Igualmente, a los ciudadanos que quieran emprender nuevas empresas, quieren facilitarles los trámites y abaratarlos, además de facilitarles créditos para empezar su negocio, facilitando la figura del “emprendedor joven”.
  4. Cajas de ahorros.
    Básicamente: despolitizarlas. Las cajas de ahorros politizadas son una fuente de corrupción y malversación de fondos. Un peón básico de la crisis que ahora sufrimos. Deben estar mejor gestionadas, más vigiladas y, desde luego, no financiadas con dinero público.
  5. Privilegios políticos.
    Para UPyD, un político es un ciudadano que defiende los derechos de otros ciudadanos en las cámaras de gobierno. En el momento en que deja de realizar su labor parlamentaria, vuelve a ser un ciudadano raso. Los privilegios económicos que se pagan con dinero público a los políticos están fuera de lugar, especialmente si estos políticos ya tienen retribuciones exorbitantes como consejeros, delegados o cualquier otro tipo de cargo en empresas privadas. Los privilegios políticos hay que eliminarlos. Todos. La política no es una profesión. Es un servicio público.
  6. Derroche público.
    El gasto público en infraestructuras, subvenciones, etcétera… es necesario. Pero es igualmente necesario controlarlo. Hoy se subvencionan aeropuertos que no se usan, obras públicas que hay que hacer dos veces, películas de cine u obras de teatro sin mirar el proyecto… Y luego no se evalúa la gestión. Con ese dinero se paga a asesores y funcionarios técnicos elegidos a dedo a los que no se les pasa un control ni se les examina posteriormente. Esto provoca amiguismos, corrupción y despilfarro. Hay que controlar y evaluar a priori y a posteriori todas las inversiones que hace el gobierno con el dinero de todos. Exigir responsabilidades cuando se detecta corrupción con el gasto público.
  7. Corrupción.
    Propone una Ley de Transparencia que obligue a hacer públicas todas las cuentas de los partidos, instituciones y cargos públicos. Que todos sepamos de dónde viene el dinero de cada concejalía, cada concejal, del alcalde, del presidente del gobierno, de sus ministros y ministras, de cada parlamentario, de cada campaña electoral y a dónde va el dinero de nuestros impuestos.
  8. Estado federal.
    Ni centralizado, ni descentralizado. Federal. Donde cada autonomía tenga unas competencias claramente definidas que puede tener en titularidad o en gestión y el estado tenga otras que son absolutamente intransferibles. Donde no haya autonomías con un sistema de financiación y otras con otro diferente. Donde todas las autonomías tengan un sistema de gobierno, pero que todas dependan del gobierno central. Donde no haya privilegios autonómicos por intereses partidistas. Donde todos los ciudadanos sean iguales dentro de su autonomía, pero también dentro del Estado.
  9.  

No se define como un partido de derechas o de izquierdas… ni de centro. Eso separa. Esa es una visión muy corta de los ideales que defienden. Se define como un partido progresista, que busca la igualdad y la democracia por encima de todo. Según su propio manifiesto:

Partimos de un supuesto revolucionario: que los ciudadanos no nacen siendo ya de izquierdas o de de derechas ni con el carnet de ningún partido en los pañales. Vamos aún más lejos, a riesgo de escandalizar a los timoratos: consideramos a los ciudadanos capaces de pensar por sí mismos y de elegir en consecuencia, de acuerdo con las ofertas de los partidos y su experiencia de la situación histórica que vivimos. Por tanto no creemos que nadie esté obligado a votar siempre lo mismo o a resignarse a las opciones políticas vigentes, cuando ya le han decepcionado anteriormente. Ser considerados de izquierdas o derechas no nos parece el centro del problema, aunque nos apiadamos cordialmente de quien carece de mejores argumentos para descalificar al adversario.

UPyD ha realizado muchas propuestas interesantes en su todavía corta vida. Te animo a ver las proposiciones (tanto de ley como no de ley) que ha presentado en el Congreso y que las evalúes imparcialmente. No te extrañes de que estén rechazadas. Muchas de ellas fueron rechazadas a UPyD y luego transformadas en propuestas de PP o del consejo de ministros (PSOE) y aprobadas. Claro, ellos dijeron que la idea era suya. Eso sí, las que propusieron ellos están descafeinadas.

Toma, por ejemplo, una de las que, para mí, es de las más importantes: La Proposición de Ley Orgánica de reforma de la Ley de Régimen Electoral General (122/000085). Hace unos meses, PP y PSOE aprobaron una reforma de la LOREG en la que se incluía, por ejemplo, la prohibición de realizar inauguraciones desde la convocatoria oficial de elecciones hasta el inicio oficial de la campaña electoral. Poco más cambiaron. La ley que planteaba UPyD ya en 2008 es una reforma orgánica de base, que hiciera más justo el sistema representativo actual. Por supuesto, para hacer eso bien hay que reformar la Constitución, pero UPyD no puede hacer eso con un solo escaño. Hace lo que puede con lo que tiene. Pero se lo rechazan.

Por supuesto, no es el único partido al que podrías votar en las próximas elecciones. Pero es un comienzo. Ve informándote al respecto. Tal vez tu voto esté mejor en sus manos.

Edito 3.4.2011:

Siguiente episodio… IU (Izquierda Unida)

A %d blogueros les gusta esto: