Archivo

Posts Tagged ‘ciudadano’

Terremoto

marzo 11, 2011 9 comentarios
71

Quedan 71 días #nolesvotes

Hoy pretendía hablar de otras cosas, pero la noticia del terremoto en Japón hace necesario cambiar de tema, sobre todo por las reacciones que ha provocado alrededor de todo el mundo. Uno de los más grandes de la historia, el terremoto que ha sucedido esta mañana en Japón y su posterior tsunami no va a afectar solamente a Japón, sino a todo el mundo. Según las últimas noticias, el terremoto ya se ha cobrado 133 víctimas mortales, aunque la cifra podría superar las 1.000.

Pese a que las imágenes y las cifras son impactantes, no puedo evitar pensar qué habría pasado si semejante terremoto llega a pasar en España. La gente de Japón está muy preparada para estas situaciones: en los colegios se enseña qué hay que hacer en caso de terremoto, las normativas municipales explicitan qué reglas hay que cumplir para que un edificio pueda construirse, todos los ciudadanos saben adónde dirigirse en caso de crisis y, sobre todo, siguen a rajatabla las medidas cívicas (como no aparcar enfrente de puertas, dejar los pasos libres…) que facilitan la evacuación de personas.

Probablemente de ocurrir un terremoto similar en España, sería catastrófico, igual que cualquier otro país del mundo. Nadie está tan preparado y concienciado como Japón. Lo más probable es que aquí, el terremoto se produjese por fricción entre las placas tectónicas Africana y Euroasiática, que es donde suelen producirse, y afectaría mayoritariamente al sureste de nuestro país, de Málaga a Murcia.

Histórico de terremotos en España

Histórico de terremotos en España

Un terremoto así a la altura de Argelia podría generar un maremoto (probablemente mucho menos espectacular que el de Japón) que afectara a las costas de todo el Mediterráneo. Entre ellas, se verían tremendamente afectadas las costas españolas, que incumplen vez tras vez las leyes de costas y están llenas de construcciones ilegales y no muy preparadas para afrontar eventualidades (ni terremotos, ni, por supuesto, maremotos).  Pero pensándolo un poco, Japón también está sobreconstruido y al lado del mar. Pero desde luego, nada como la manga del mar menor, por ejemplo. Ni los edificios están preparados, ni la gente está preparada.

De la reacción de nuestras fuerzas de seguridad no tengo ninguna duda, serían ejemplares. Nuestros equipos de bomberos tienen renombre a nivel internacional. Seguro que nuestra policía y guardia civil son completamente capaces de gobernar el caos que se produciría. Lo que no tengo tan claro es que tengan los medios, a tenor de, por ejemplo, cómo están los bomberos de Madrid, o de la falta de efectivos en Alicante.

En cuestiones políticas, atendiendo a la trayectoria del gobierno, es posible que promulgara medidas de emergencia a medida que se les van ocurriendo. Probablemente se prohibiría no saber nadar y construir a menos de 100 metros de la costa. Seguramente se prohibiría fumar cerca de edificios en llamas y se pediría a la población que saliera de las zonas afectadas ahorrando el máximo combustible posible. Probablemente el presidente sería el primero en volar a Argelia (si ese fuese el epicentro de la catástrofe) para ofrecer todo el apoyo español a la transición a la democracia (¿?). Y seguramente lo primero que haría el gobierno sería refinanciar a los bancos que hubiesen perdido patrimonio en la catástrofe.

En cuanto a la oposición, el Partido Popular seguramente estaría pensando a qué empresas va a adjudicar la reconstrucción en los municipios que gobierna, por supuesto, sin necesidad de que estas empresas tengan que respetar la ley de costas, siempre y cuando recibiesen suficiente dinero “por bajo manga”. Sin duda, echarían las culpas al PSOE de la mala gestión de la crisis, de permitir que se construya a pocos metros de la costa, de la mala calidad de las viviendas y, a ser posible, de la existencia de placas tectónicas. Sus propuestas para ayudar probablemente fuesen tan concretas como “proponemos proponer medidas de ayuda urgente a los territorios afectados” y de cara al futuro, probablemente del tipo “proponemos prohibir al mar subir más allá de dos metros sin avisar”.

Sin duda, habría muchos más muertos que en Japón. Muchísimos. Sin duda, habría muchísimos más edificios que se quedarían en ruinas. Muchísimos. Y sin duda, al cabo de unos años volverían a reconstruirlos bajo las mismas (o peores) condiciones que antes. Con acordarnos de las sucesivas inundaciones que han ocurrido este invierno en Andalucía, creo que está claro de lo que estamos hablando.

Puede que haya quien piense que este post es frivolizar sobre la catástrofe de Japón. Bueno, puede ser. Desde luego, no es mi intención minimizar lo que ha ocurrido en Japón, cuya magnitud solo sabremos en los próximos días. Pero la ventaja que tienen en Japón no es solo que están mejor preparados. Tienen un gobierno y una ciudadanía concienciados a trabajar en equipo por el bien común y que se preocupan no solo por su propio beneficio, sino por el bien del país.

Demuestra tú también ser un ciudadano ejemplar y utiliza tu voto para que los que gobiernan hagan cosas lógicas y coherentes y, sobre todo, que te representen de verdad. #nolesvotes

Pintadas sí, pintadas no…

marzo 10, 2011 6 comentarios
72

Quedan 72 días #nolesvotes

Hoy me he metido en el chat con un objetivo claro, saber la opinión de #nolesvotes sobre unas pintadas que se han vinculado a algunas páginas del wiki. Igual digo esto que digo lo del hackeo a la web del PP de Arganda, por ejemplo. Pero lo de las pintadas tiene otro trasfondo que quiero explicar y que ya he dejado en el hilo de discusión del foro.

En algún punto hay que delimitar lo que es lícito de lo que no, y digo lícito y no legal porque puede que algo legal no tenga por qué ser lícito, ni algo lícito legal. Digo que en algún punto hay que trazar la línea porque, aunque soy un firme defensor de la libertad individual, especialmente en un movimiento político-social como #nolesvotes, tenemos que tener en cuenta el objetivo de todos los nolesvotienses en las próximas elecciones: convencer.

Puede ser perfectamente lícito para unos e ilícito para otros, pero en cualquier caso ilegal, hacer pintadas sobre el mobiliario urbano y, sobre todo, sobre propiedad privada. Un ejemplo práctico es el de esta imagen:

 

Pintada #nolesvotes en un cartel de cercanías de Madrid (Plaza Elíptica)
Pintada #nolesvotes en un cartel de cercanías de Madrid (Plaza Elíptica)

Querría pensar que #nolesvotes está en contra de estas acciones. Personalmente creo que es absurdo pintar propiedad pública con mensajes como el anterior, dado que lo que queremos es que nuestros políticos hagan bien su trabajo. ¿Vamos a hacer pintadas ahora para que el próximo alcalde tenga que usar nuestros impuestos en limpiarlas? ¿No sería mejor que lo utilizara en algo más interesante para los ciudadanos, como generar empleo? Y luego nos quejaremos si malgasta…

Pero el caso es que, como #nolesvotes es una iniciativa ciudadana no personal, cada cual tiene su propio criterio al respecto. Y entiendo los razonamientos que comentaba antes, sobre la legalidad y la ética. Para mi una pintada en un cartel de metro es ilícito e ilegal. Pero una pintada en un cartel electoral no. Una pintada en una puerta de aparcamiento es ilícito e ilegal. Una pintada en un cartel publicitario, de un banco, por ejemplo, no. Pero sí en su vitrina. Pero no se trata de lo que yo piense. Yo ya pienso #nolesvotes. Lo que me interesa es convencer.

Y puesto que se trata de convencer a los ciudadanos, hoy me dedicaré a convencer a aquéllos que creen que estas expresiones son lícitas, aunque sean ilegales, de que es mejor no usarlas, o usarlas en otros contextos. Queridos grafiteros. Queridas grafiteras. Sé que sentís pasión por la idea de #nolesvotes, más que nada porque si no fuese así, no os ofreceríais a usar vuestros aerógrafos para pintar por unos ideales. Pero considerad lo siguiente:

  1. El grueso de las personas que votan a los partidos que #nolesvotes dice que no hay que votar son 1) militantes que no van a cambiar su voto y 2) gente indecisa que no conoce otra cosa que el bipartidismo. Dado que en la Red hay un movimiento (no, varios) que propone no votarles y tiene tanto seguimiento como #nolesvotes, es de lógica que la mayoría de la gente que propone #nolesvotes es de la generación de Internet. Asumamos que son de 40 años para abajo.

    Eso supone que si a los de 40 para abajo los podemos convencer desde donde salió #nolesvotes, en el mundo real tenemos que convencer al resto. Desgraciadamente, la mayoría de ciudadanos y ciudadanas de 40 para arriba no va a ver con buenos ojos una pintada en la pared o, peor, en el cartel de metro. Si se la encuentran, la próxima vez que oigan hablar de #nolesvotes lo van a ver de manera negativa, no positiva. Convencerles de lo contrario va a costar mucho más.

  2. Como he dicho antes, las pintadas en mobiliario urbano las pagamos todos. Es más, luego nos quejaremos de que en el presupuesto municipal se tenga que hacer una derrama especial y que nos hayan tenido que encarecer los impuestos para pagar la limpieza. Es absurdo tener que cargar a nuestro nuevo alcalde (que, esperemos, no sea del PPSOE) con esa responsabilidad, más que nada porque si esa subida de impuestos o ese gasto no cae bien a la ciudadanía, sería culpa nuestra.

  3. Las pintadas en paredes (o puertas, o carteles del bus) están descontextualizadas y la gente que no sepa de qué va #nolesvotes, no las va a entender ni va a indagar. Para poner un ejemplo, si quieres que te entienda la abuelita que se sienta en la parada del cercanías, tienes que poner en el cartel “PP+PSOE+CIU = Ley Sinde #nolesvotes”. Y lo más probable es que esa abuelita acabe votando al PP (o al PSOE) porque no tiene ni idea de qué es la Ley Sinde.

    No obstante, si pones un simple “#nolesvotes”, o incluso “www.nolesvotes.com“, en un cartel electoral del PPSOE, todo el mundo va a entenderlo y, es más, casi todos sabrán que eso es una dirección de Internet. Muchos, incluso, mayores de 40 años. Ellos ya han visto eso de “www” y “.com” en las bolsas del Mercadona. Y, mejor, no lo verán tan mal porque al fin y al cabo esos carteles ya se iban a quitar después de las elecciones.

  4. Hay otras acciones que pueden tener mejor repercusión que una pintada. Por ejemplo, pega carteles de #nolesvotes, en plan “SE BUSCA” en las paredes de la oficina de empleo de tu ciudad el domingo por la noche. El lunes es el día de mayor concurrencia y el público objetivo está todo reunido allí antes de las 7 de la mañana. Y muy aburrido. Lo van a leer seguro. Van a hablar de ello. Se van a llevar un recorte. Van a ver la web. Y mejor, se van a unir y no van a votar PPSOE. Una pintada en el mismo sitio va a producir rechazo.

Como ves, hay maneras en las que la expresión libre de tu aerógrafo es productiva, y en los que no, hay alternativas. Antes que pensar en ti mismo y lo bien que te vas a quedar después de pintar una pared, piensa si de verdad vas a convencer con ello. Piensa que si vas a provocar rechazo, vas a conseguir lo mismo que consiguen Zapatero y Rajoy contigo, provocar rechazo. Igual que tú haces campaña contra PPSOE, habrá gente que solo por tus pintadas, la haga en contra de #nolesvotes, cuando de otro modo podrían haberse aliado.

Como firme defensor de las libertades individuales, creo que al final harás lo que quieras. Como movimiento promovido por individuos, #nolesvotes no hará nada para impedírtelo; al fin y al cabo no somos una organización con dirección central, ni un partido político. Somos unos ideales que cada uno defiende individualmente. Pero puede que cada individuo sí haga algo para convencerte, como yo en este momento, de utilizar tu pasión por la defensa de estos ideales de una manera más productiva. Sal y convence. Y, por supuesto, #nolesvotes.

Curiosidades del mundo del celuloide

marzo 6, 2011 Deja un comentario
76

Quedan 76 días #nolesvotes

El primer día en que publiqué el contador que tenéis a la izquierda, que va contabilizando los días que quedan hasta el 22 de mayo (día en que podremos decidir libremente quién va a gestionar nuestras ciudades y comunidades autónomas), fue el día 86. El día después de que mi amigo eloso me convenciese de unirme a #nolesvotes y que hiciéramos una medio-apuesta de publicar un artículo en nuestros blogs cada día hasta el 22 de mayo.

Hace 10 días de ello. Curiosamente, el número 86, expresado en binario (01010110) es el código de la letra “V” y curiosamente, “V” es la letra que definía al personaje que revolucionaba el orden establecido en la novela “V de Vendetta” que ha sido magistralmente transformada en una magnífica película que os recomiendo.

Es interesante que la máscara que identifica a “V”, que personifica a los ideales que defienden la justicia, la igualdad, y la libertad en la película, es la misma que se ha asociado al movimiento #Anonymous que lleva movilizando personal en contra de la ley Sinde desde que la misma se parió.

Anonymous

Anonymous: Espéranos

Anonymous no es una persona, ni una organización. Igual que “V” es la indumentaria física que toma un ideal, en este caso, tomando el cuerpo de mucha gente anónima que cree lo mismo: que las cosas deben cambiar. En el lema de Anonymous se lee lo siguiente:

Knowledge is free.We are Anonymous.We are Legion.We do not forgive.We do not forget.Expect us!

El conocimiento es libre.Somos Anónimos.Somos Legión.No perdonamos.No olvidamos.¡Esperadnos!

En “V de Vendetta”, el tema principal es la lucha entre anarquía y fascismo, en contra del control ejercido por el estado sobre los ciudadanos, cuando los ciudadanos son los que deben tener el control. En la película, en la madrugada de un 5 de noviembre, “V” decide volar por los aires el edificio Old Bailey, la sede de la justicia de Londres. Aunque las autoridades intentan tapar el atentado haciendo ver que se trataba de una demolición premeditada, ese mismo día “V” aparece en una emisión pirata por televisión convocando a todos los británicos a la destrucción del Parlamento (la sede del gobierno) el siguiente 5 de noviembre, el año siguiente.

#nolesvotes, no está a favor del vandalismo ni la violencia en la defensa de los ideales. Aquí creemos que los ideales hay que defenderlos de persona a persona y que, sobre todo en un país donde todavía tenemos algunas libertades básicas, es importante ejercerlas para ganar más libertades y no hundirnos ciegamente en el miedo al cambio. El miedo al cambio es lo que ha motivado que los productores culturales favorecieran la ley Sinde. El miedo al cambio es lo que sigue haciéndonos votar a favor del bipartidismo. El miedo al cambio es lo que nos ha llevado a esta crisis. El miedo al cambio es lo que hará a miles de españoles votar listas repletas de candidatos imputados por corrupción.

No tengas miedo. Ten ideales.

V: “Bajo esta mascara hay algo mas que carne y hueso. Bajo esta mascara hay unos ideales, Señor Creedy. Y los ideales son a prueba de bala.”

Un año después de la destrucción del Old Bailey, el 4 de noviembre, cientos de miles de británicos recibieron un regalo en sus puertas: una máscara y una capa negra, la misma que utiliza “V” y la misma que utiliza Anonymous, recordándoles su cita pendiente con la libertad.

Irónicamente, es aproximadamente el mismo tiempo, un año, el que separa estas elecciones municipales de las próximas elecciones generales. Dentro de aproximadamente un año, tal día como hoy, probablemente estemos votando por cómo queremos que sea España en unas elecciones generales que pueden ser las del cambio. Pero antes tenemos que demoler nuestro Old Bailey particular.

Si el Old Bailey significaba justicia para “V”, no votes una lista injusta, marcada por imputados en casos de corrupción que se niegan a arreglar sus asuntos en los tribunales. No votes a listas de partidos que se niegan a reformar la Ley Electoral para que esta sea verdaderamente justa. No votes a partidos que utilizarán tu voto para sentarse en su trono de magnificencia y desoirte después. Haz justicia.

Y dentro de un año, como en “V de Vendetta”, tendremos todo el rigor para utilizar el regalo que tenemos, el voto anónimo y libre, para “tumbar” el Parlamento y poner un gobierno que realmente cambie las cosas. El próximo 22 de mayo #nolesvotes, y el próximo año tampoco. Pero vota.

Nota:

La gente de #nolesvotes hemos visto con pena (por mucha gracia que nos haga) cómo hay quienes utilizan mecanismos informáticos para boicotear las webs del PSOE o vandalizan propiedad pública para publicitar el movimiento. ¿De verdad quieres que tu próximo alcalde tenga que gastar una partida de dinero público para limpiar las pintadas que estás haciendo ahora? Es mejor que la victoria sea pacífica, porque la legitimará ante todos. El fair play es esencial, o seríamos nosotros los que estaríamos yendo contra la democracia.

Edito:

6/3/2011 – Acabo de publicar y resulta que mi amigo eloso publica también haciéndose eco de otra película, Men In Black. Curioso.

La culpa es tuya

marzo 3, 2011 4 comentarios
79

Quedan 79 días #nolesvotes

Ayer nos decían que la cifra oficial de parados en España ha subido en más de 68.000 personas hasta los casi 4,3 millones de parados. Curiosamente también sabíamos que dentro de nada sale el iPad 2, que ya podemos reservar la 3DS y que Lady Gaga va a sacar un nuevo perfume con esencia de sangre y semen.

Me pregunto, ¿de los cuatro enlaces que he puesto ahí arriba, en cuál has hecho clic primero? Es solo curiosidad… Me gustaría pensar que estás tan bien informado/a que no te ha hecho falta hacer clic en ninguno, pero es probable que el dato del paro lo tengas tan asumido, que el resto te haya llamado más la atención y hayas escogido alguno de los demás.

El gran problema de eso es precisamente ese: que lo tienes asumido. Es un dato horrible y tal. Ha crecido mucho y tal. Hay mucha gente que no tiene dinero para dar de comer a sus hijos… y tal. Pero, ¡hey! ¿Has reservado ya el iPad 2? Como no lo reserves pronto se van a acabar… ¿Has oído la última de Lady Gaga? Y, joder, ¿viste el vestido-huevo de los Grammy?

¿Quién tiene la culpa de que las búsquedas sobre Lady Gaga superen por más del doble a las del paro? Y mañana nos habremos olvidado del dato del paro, pero a Lady Gaga seguiremos teniéndola en la retina vestida de salchichón, o de jabugo. ¡Y que no se nos olvide pasarnos por un centro comercial, que la 3DS hay que verla en persona!

Esto puede parecer banalizar temas serios, o juntar churras con merinas. Pero es un modo exagerado de ilustrar hasta qué punto nos interesamos por lo verdaderamente importante, o nos limitamos a obviarlo. Álex, un amigo mío, al que mando saludos desde aquí, dice una cosa que demuestra su gran sabiduría: “cada pueblo tiene el gobierno que se merece“. Y tiene toda la razón. Tanto en gobiernos democráticos como en toda la escala que va hasta las dictaduras más férreas, cada pueblo tiene el gobierno que se merece… hasta que decide cambiarlo.

Otra de las noticias que tendemos a obviar o asumir es la revuelta que está ocurriendo en Oriente Próximo. Los ciudadanos de sus respectivos países han decidido que no se merecen esos gobiernos y han decidido cambiarlos. Y digo que la tendemos a asumir porque probablemente hayas dedicado más tiempo al #turismoBisbal que a las revoluciones de Oriente Medio. Es muy posible que te preocupe más lo cara que está la gasolina o los #110facts que el hecho de que los pueblos del norte de áfrica estén decidiéndose por la democracia. Por el derecho a que su voz se escuche. Quizá ya te hayas olvidado de que el sáhara occidental también lo intentó hace unos meses y los reprimieron a palos.

En definitiva, como dice Álex, “cada pueblo tiene el gobierno que se merece” por la sencilla razón de que, de una manera u otra, tú eres el responsable de cambiar las cosas. Ya sea saliendo a la calle a quejarte, o mediante tu voto, eres tú el responsable del gobierno que tienes. Y si no te gusta, eres tú quien tiene que sacarle los colores. No cambiarlas, o decidir no usar todos los medios a tu disposición para cambiarlas, es asumirlas como buenas.

#nolesvotes te propone cambiarlas. Aquí no hace falta montar una revolución violenta, ni hace falta poner a los militares de nuestra parte, más que nada porque desvirtuaría la victoria. Eso ya nos lo han dado hecho. Pero utilizando las reglas democráticas que tenemos ahora, aunque no sean las mejores, sí puede hacerse, aunque pienses que no. Hasta ahora (e incluso ahora) la mayoría de los ciudadanos se estanca en el bipartidismo. No es que les guste, no. Es que lo tienen asumido. Y en las próximas elecciones harán lo mismo. Igual que asumimos que el paro sube. Pero no deberían asumirlo. No deberías asumirlo.

Lo que sí deberíamos asumir es que el poder de cambiar las cosas ha sido, es y seguirá siendo nuestro. Hasta ahora asumías que para cambiar las cosas tenías que votar al partido en la oposición. ¿Por qué no pruebas a asumir que eso no es cambiar las cosas? Eso es seguir igual. #nolesvotes y vota a una alternativa, que las hay.

Si sientes #malestar, #nolesvotes

marzo 1, 2011 11 comentarios
80

Quedan 80 días #nolesvotes

Hace tiempo que quería hablar de un movimiento ciudadano similar a #nolesvotes en la ideología y organización, aunque ligeramente diferente en las formas. Me refiero a la gente de #malestar.

Igual que #nolesvotes, #malestar es un movimiento que aglutina ciudadanos, cada cual de una ideología y forma de pensar diferentes, pero con un mismo denominador común: la indignación y el cabreo.

Mucha gente de #malestar une sus voces a #nolesvotes y viceversa. En sus tweets y sus blogs etiquetan ambos movimientos. Ambos motivan a la gente de su alrededor a no quedarse quieta, pero los movimientos difieren en un pequeño aspecto: la orientación, u objetivo.

#malestar propone salir a la calle y hacer ruido. Manifestarse pública pero pacíficamente es el método que han escogido para expresar sus ideales. Es perfectamente respetable, a la vez que democráticamente loable, que los ciudadanos que se sienten engañados por su sistema expresen su malestar por la situación públicamente. Es más, es expresando públicamente ese malestar que se ganan los cambios en el sistema. La muestra más reciente la tenemos en los sucesivos levantamientos que se están produciendo en Oriente Medio contra los regímenes totalitarios del mundo árabe. Y, cosa importante, malestar.org deja bien claro que pese a ser enérgicos y directos en sus manifestaciones, son un movmiento ciudadano pacífico. Este requisito es indispensable si se quiere legitimar la victoria sobre el sistema.

#nolesvotes viene de orígenes mucho más ligados a Internet. Es harto conocido que el movimiento #nolesvotes, aunque ha evolucionado mucho, comenzó como ahijado del movimiento en contra de la ley Sinde por parte de tantos y tantos ciudadanos que estábamos en contra de su aprobación. Hoy, esta voz global de todos esos ciudadanos y los que se han añadido a lo largo de las semanas (y los que se irán añadiendo) realiza acciones similares a las de #malestar, pero desde el mundo virtual. Nuestros twitters y blogs están repletitos de hashtags de #nolesvotes, el wiki está reeditado cada día y cada vez se amplía más la lista de blogs dedicados a la idea de no votar a los de siempre y cambiar la tendencia del sistema utilizando bien el voto. Entre ellos, el blog de mi amigo Eloso, que tiene un pique diario conmigo.

Es curioso que ambas orientaciones poco a poco se van encontrando. Cada vez más, los nolesvotienses nos estamos acercando a las posiciones de los malestarienses en cuanto a “vociferar” la necesidad de cambio en el mundo real tanto como nos sea posible. Empezamos por twitter, seguimos por nuestros blogs y ahora lo traspasamos a nuestros amigos y conocidos en el mundo real. Mi amigo Eloso ha conseguido que nuestra amiga Luz se moje, escribiendo este artículo. Yo estoy haciendo lo propio con mi gente en Alicante, y probablemente también me una a los malestarienses el próximo viernes en su manifestación semanal. Muchos malestarienses ven también en #nolesvotes una manera de defender ideales que poco a poco van adoptando.

También es curioso cómo la orientación de cada movimiento ha definido la manera en la que se presentan sus respectivos sitios en Internet. Ambos tenemos nuestros espacios en Internet, por supuesto. Pero mientras que el foro de malestar.org es sensiblemente más intuitivo, atrayente y fácil de usar que los foros de nolesvotes, algo normal en un movimiento abierto a expresar las quejas; la ideología recogida en el wiki de #nolesvotes, su listado de blogs asociados y cómo nos curtimos la piel defendiendo ideales en todos los comentarios de las redes sociales es de corte más denso y con un trasfondo motivador de cara a las elecciones, algo normal en un movimiento orientado a proponer soluciones. Sin embargo ambos son igualmente inclusivos y abiertos y ambos se guardan mucho de centralizarse o convertirse en alternativas políticas. Siguen siendo ciudadanos.

Como decíamos en el chat de malestar.org (curiosamente en el mismo servidor que el chat de nolesvotes.org), mientras que #malestar saca a la calle las quejas del ciudadano, #nolesvotes plantea soluciones: “¿Sientes #malestar? Pues #nolesvotes.” Ambos movimientos son igualmente válidos, necesarios y complementarios. Y por ello, animo a los malestarienses a que unan sus blogs, twitters y facebooks a #nolesvotes (cosa que, por otra parte, cada vez sucede más espontáneamente, como tiene que ser en los movimientos ciudadanos), porque la combinación de ambos puede ser la bomba el próximo 22 de mayo.

Yo, desde luego, también siento #malestar por la situación de España y por eso te recomiendo que #nolesvotes. Pero vota.

A %d blogueros les gusta esto: