Archivo

Posts Tagged ‘democracia’

Sin referéndum no, gracias

agosto 23, 2011 2 comentarios

Hoy nos dejan apabullados los del PPSOE. ¡Quieren cambiar la Constitución! Sí, pero para chorradas como introducir un techo de déficit público en la Carta Magna. La Ley de todos.

No es una chorrada, por supuesto. Tal como están los mercados es un punto importante a delimitar y que atiende a los cambios que necesita nuestra Constitución. De hecho el señor José Luis Rodríguez Zapatero ha dicho:

Debemos actualizar la Constitución, ya que algunas de sus partes contienen una visión de los años 70, como es natural.

Sí. Muchas de sus partes tienen una visión de los años 70. En realidad, todas. Desde el modelo autonómico, hasta la monarquía parlamentaria, pasando por la sucesión machista al trono (que no es ni democrática ni igualitaria), los privilegios de la clase política y el jefe de estado, la demarcación electoral de provincia, la separación del poder judicial…

Pero hay un punto que se nos escapa a todos y que también heredamos de los años 70. ¿Quién votó en referéndum esta Constitución? Los mayores de 18 años que tuvieron la oportunidad de votar la actual Ley de todos en 1978 hoy tienen 51 años en el mejor de los casos. Cerca de la mitad de la población española no tuvo siquiera la oportunidad de votar la norma básica que hoy rige sus vidas.

El PPSOE, haciendo alarde de su mercantilismo no democrático, pretende salirse por la tangente y decir que van a reformar la Constitución, cuando lo que van a hacer es un apaño para acallar a los mercados y a Europa. De hecho, esperemos que ese “techo de déficit” se defina en una Ley Orgánica, porque el día que a Europa le de por ponernos una nueva ley marco al respecto (porque ojo, eso no lo decidimos nosotros), nos tocará volver a poner un parche.

No, señores. Lo que hay que hacer es sentarse y analizar detenidamente por qué nuestro modelo de estado, de democracia y de sociedad están en peligro. No es solo porque los mercados están locos, sino porque hace falta una reforma en profundidad del texto constitucional que deje claro qué tiene que hacer quién, y que amplíe las libertades y la intervención de un pueblo, del cual emana la soberanía del estado, que ya está bien entrenado en esto de de democracia y pide una nueva transición.

El Congreso, según la Constitución en el artículo 163, necesitará un 10% de diputados firmantes (eso es 35 de los 350) para que, sea una reforma de calado o una reforma light pase por referéndum. Eso implica que a los 27 diputados que no son del PPSOE les hace falta que 8 diputados del PPSOE también pidan un referéndum. Sólo os diré una cosa: si finalmente se realiza la reforma constitucional y el PPSOE en bloque no permite un referéndum, #nolesvotes. Está claro que no quieren que tengas voz. #votaaotros.

Anuncios

¿Querías razones? #24J

julio 20, 2011 Deja un comentario

El próximo día 23 de julio, las manifestaciones de caminantes que han ido saliendo de todas las ciudades de España llegan a Madrid por la noche. En la Puerta del Sol, a las 21.00 de la noche se ha convocado una gran manifestación como las que vienen siendo habituales cada mes desde el 15M (23J y, ahora, 23-24J). La manifestación continuará hasta el 24 de julio y sigue en la línea de los indignados de todos los tipos de ideologías y mentalidades, hartos de una clase política mentirosa, corrupta y acomodada, que cree ser la depositaria de la soberanía, cuando esta reside en el pueblo.

Incluso nuestra Constitución, que ya va necesitando una versión 2.0, lo deja bien clarito:

Artículo 1

2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.

Constitución española de 1978.

Tras la dimisión de Camps, que lleva 29 meses investigado por corrupción y que, según referían fuentes del Partido Popular, probablemente se declare culpable para no ir a juicio al haber sido sentado en el banquillo, hoy volvemos a hacer balance de la situación política española a escasos días de la manifestación y nos encontramos con lo mismo: nada ha cambiado… ¿o sí?

Sí, hay algo que ha cambiado. La ciudadanía. Nosotros, los ciudadanos, nos estamos dando cuenta de que ese gran texto del 78 que consensuaron nuestros padres y abuelos tras un gran salto y que ahora necesita ser revisado por la nueva sociedad, tenemos desde el principio la voz que debe mover este país. Ni los mercados, ni los políticos, ni los banqueros pueden cambiar eso. Ahora nos atrevemos a salir a la calle y hablar de política, y además ponerle pasión, cosa que hace unos meses era impensable.

Y sí, es que parece que después de haber conseguido aquél primer gran salto a la democracia a los españoles nos empezó a dar miedo eso de la política. La verdad es que somos muy de “si funciona, déjalo como está”. Muy conformistas. Pero está claro que las cosas no funcionan. Y ahora que nos damos cuenta es momento de cambiarlo.

Y lo cambiaremos, aunque hagan falta cien manifestaciones más. Y lo volveremos a hacer pacíficamente, como ya hicieron nuestros padres y abuelos hace más de treinta años. Y reconoceremos los logros obtenidos, que sí los ha habido, y corregiremos lo que se ha demostrado que ha sido un error, que también lo ha habido… Pero desde luego no con una clase política como la que tenemos ahora.

Y volveremos a ser reprimidos por la fuerza, como lo fueron los estudiantes y revolucionarios en su día, antes de conseguir el salto a nuestra democracia, que ya va necesitando una reformita (si lo necesitan las casas de 30 años, por qué no nuestra democracia), pero seguiremos empeñándonos en conseguirlo con consenso y pacíficamente, porque sabemos que tenemos la razón y porque cada vez más gente nos la da, saliendo a la calle con nosotros.

Muévete, y ven al 24J.

Consenso de mínimos: Reencuentro con la derecha

junio 10, 2011 Deja un comentario

Yo no me considero ni de izquierdas, ni de derechas, porque ambos conceptos me parecen anticuados y poco lógicos. Creo que hay que ser más ecléctico, con la premisa de que “si una idea es buena, es buena venga de donde venga“. La cuestión, claro, es lo que consideramos como “bueno” cada uno de nosotros, pero es curioso que los que votan izquierda y derecha, consideran básicamente “buenas” las mismas cosas.

Sin embargo, nos enfrentamos, gracias a esa separación tradicional de la izquierda y la derecha, a un constante “lanzamiento de mierda” en lugar de un constante “acercamiento de posiciones por el bien común” que sería lo lógico en política. Por tanto, después de analizarlo fríamente y realizando una autocrítica coherente, es evidente que el pensamiento izquierda-derecha divide.

Incluso aunque personalmente sí que prefiero la izquierda a la derecha, porque tradicionalmente es la más crítica consigo misma (que es lo más lógico en una cultura ecléctica progresista), sé que hay gente que no ve en la izquierda nadie que le represente, y que no obstante ve en la derecha una representación, incluso aunque sesgada, de sus ideales.

Es curioso que después de poner comentarios como este en Facebook me hayan hecho comentarios privados de agradecimiento votantes del PP (o sea, que todavía los hay en las redes sociales que sustentan los movimientos sociales) que preferirían votar a un partido de centro en lugar a uno de centro-derecha o de derecha, pero que se han visto obligados a votar a la derecha del PP porque no encuentran esa posibilidad. Incluso ahora, que parece que UPyD puede cubrir ese hueco político, tienen miedo del pasado de izquierdas de Rosa Díez, aunque el PSOE ya nos haya dejado claro que precisamente de izquierdas no son.

Lo interesante no es que voten o votemos a unos u otros, ni el objetivo de #nolesvotes #votaaotros es convencerles de que voten a la izquierda. Nada más lejos de la realidad. Nuestro objetivo es convencerles de que el aborregamiento electoral es igual de malo en la izquierda que en la derecha, y que el pluralismo político obliga a nuestros políticos al diálogo, una de las bases importantísimas de la democracia.

Jornada de reflexión

mayo 23, 2011 19 comentarios

Si el sábado era la jornada de reflexión para el votante, hoy es la jornada de reflexión para los partidos. Hoy la web del Ministerio del Interior no está tan saturada como ayer, pero los datos que contiene sí son definitivos, y muestran una información sumamente valiosa en la carrera de #nolesvotes 2012, que ya está pensando en buscar un nuevo hashtag más claro para los próximos 10 meses.

Todas las televisiones, programas de radio, diarios, etcétera nos han vendido la idea de que el Partido Popular ha ganado estas elecciones. Bien cierto que es, y mi enhorabuena para el vencedor… según las reglas del juego actuales. La pregunta es… ¿Qué hubiera pasado si las reglas del juego fuesen diferentes? ¿Qué hubiese pasado si nos hubiésemos guiado por un panorama proporcional sin las cortapisas de la ley d’Hont y con una representatividad porcentual directa? ¿Hubiese cambiado el panorama?

Comencemos por el gráfico actual tras las elecciones.

Resultados Municipales 2011

Resultados Municipales 2011

Según las cifras oficiales, el Partido Popular sacó un poco más del 37% de los votos y el PSOE quedó destronado de prácticamente todas las capitales de provincia y de todas las comunidades autónomas con un 28% de votos. IU resurgió como la tercera fuerza más votada, seguida de CiU y UPD, que apareció de la nada como la quinta fuerza más votada en número de votos.

En número de votos. ¿Qué pasa con los concejales? La imagen cambia dramáticamente. El Partido Popular mantiene una cifra porcentual similar (de 38% pasa al 39%), el PSOE saca un 32% de concejales, IU queda relegada a cuarta fuerza política, superada por CiU y UPD queda como séptima fuerza en lugar de quinta. ¿Os parece justo?

Concejales 2011

Concejales 2011

Si no os parece justo, entonces esperad a ver el siguiente gráfico. Comparemos los resultados obtenidos por los partidos políticos según las normas actuales con una representación proporcional donde las abstenciones, los votos nulos y los votos blancos cuenten. ¿Cuál ha sido el verdadero apoyo ciudadano a cada partido, teniendo en cuenta la gente que no les ha votado, ni ha votado a nadie?

Resultados 2011 reales

Resultados 2011 reales

Según el gráfico es obvio que la fuerza más votada, como suele ser habitual, ha sido la abstención. La diferencia entre los votos del PP y del PSOE sigue siendo abismal, pero el Partido Popular sólo ha conseguido el apoyo real del 24% de la población española. Esto es un toque de atención a los abstencionistas que decidieron conscientemente quedarse en casa para protestar contra el sistema. ¿Cuánto se habla de vosotros hoy en las noticias y los diarios? Yo sí que hablo de vosotros, pero para criticaros, porque políticos y medios de comunicación por igual están pasando olímpicamente de vosotros. A pesar de vuestra crítica muda, el Partido Popular sigue siendo el gran vencedor de las elecciones.

Si comparamos los escaños conseguidos por los partidos con los escaños que deberían haber conseguido realmente, en un sistema directamente proporcional, porcentualmente hablando, y teniendo en cuenta los votos nulos, blancos y las abstenciones como “sillas blancas” el circo quedaría así:

Concejales 2011 con abstención, votos blancos y votos nulos

Concejales 2011 con abstención, votos blancos y votos nulos

Desde luego el cambio es brutal, no obstante, se respeta el orden de partidos políticos que sí existe en número de votos, también en el número de concejales. Notablemente, de los 152 concejales que UPD ha conseguido en la realidad, le hubiesen correspondido 916, seis veces más. Y eso contando las abstenciones como fuerza política. Si solo contáramos nulos y blancos hubiesen correspondido 1.407, casi 10 veces más. IU hubiese conseguido 4.306, dos veces más de los que tiene.

Nuestro sistema actual no es un sistema de democracia real. Es un sistema maquetado para promocionar e instaurar grandes fuerzas políticas que anulen la representatividad ciudadana en aras a una “mejor gobernabilidad”. Es decir, nuestro sistema no sólo no asigna a cada partido los concejales que les toca, sino que además promueve un entorno en el que los ciudadanos no intervengan en política.

En estas elecciones había 700.000 nuevos votantes. Tras los resultados, 1.500.000 votantes han retirado su voto al PSOE. Sin embargo de esos 2.200.000 votantes, solo 500.000 le dieron su voto al Partido Popular. Las acampadas ciudadanas, democracia real ya y #nolesvotes ha conseguido concienciar a la ciudadanía a utilizar el voto de castigo bien, votando a una tercera vía. Las terceras vías han sido las grandes ganadoras de estas elecciones, porque han ganado la representatividad municipal que habían perdido, y han irrumpido con fuerza. Van a ser la clave para muchos gobiernos en coalición y van a dar que hablar en gobiernos como el ayuntamiento y la comunidad de Madrid, en los que IU y UPD han dado la campanada.

Pero es obvio que debido a este sistema, siguen saliendo perjudicados en favor de los grandes partidos, PP y PSOE. En comunidades como Asturias o el País Vasco, han sido ellos mismos los que se han visto afectados dramáticamente por esta ley electoral injusta, que no permite una democracia limpia y una representatividad ciudadana real. Así que espero que, ahora que ambos se han visto afectados por la propia Ley Electoral de la que nos venimos quejando estos meses, por esa circunscripción y por esa maldita Ley D’Hont, acepten que algo tiene que cambiar.

Porque si no, los que los vamos a cambiar, somos nosotros. Ya sabemos que podemos.

Avance del día de reflexión: La gráfica que no veréis en los medios

mayo 23, 2011 8 comentarios

La unión hace la fuerza

abril 28, 2011 5 comentarios
23

Quedan 23 días #nolesvotes

No os resultará nuevo que hable de malestar.org, ya que he dirigido algunas entradas de mi blog a ellos (en concreto estaesta y esta otra) y dado que me uno con ellos todos los viernes que puedo en la plaza de Luceros a las 19.00 (vale, siempre llego tarde) para difundir nuestras ideas y convencer.

Pero hace nada llegó un mensaje a la página de facebook de malestar Alicante que resumía la idea que quiero transmitir hoy:

Comentario en el facebook de malestar Alicante

Comentario en el facebook de malestar Alicante

Sergio (el autor de este comentario) tiene toda la razón. En estas elecciones, como en ninguna otra anteriormente, han aparecido y están apareciendo muchísimos movimientos sociales con ideas muy similares y un objetivo común: levantar la voz contra el sistema establecido. Por supuesto existen diferencias… toda persona es diferente a cualquier otra, y sus ideales son diferentes (incluso mínimamente diferentes), a los de cualquier otro.

Hay quien se siente más de derechas o más de izquierdas, o quien no se siente ni de izquierdas ni de derechas; gente a favor de las corridas de toros y gente a favor de los toros (que no es lo mismo, cuidado); gente republicana y gente monárquica (que no tiene nada que ver con ser de izquierdas o de derechas); gente hetero y gente LGTB; gente joven y gente mayor… Nadie es exactamente igual que cualquier otro ni física, ni emocional, ni mentalmente.

Por tanto, como es normal, no todos los movimientos sociales son iguales. #nolesvotes, por ejemplo, es un movimiento social sin cabeza. De ninguna manera es impersonal, pero definitivamente no es jerárquico. Como siempre he dicho, #nolesvotes no es un grupo, ni una asociación, ni un partido político… es una idea: no votes a PP, PSOE o CiU; vota a cualquier otro partido. Te puede gustar o no, puedes unirte y difundirla, quedártela y usarla, criticarla o ni siquiera leerla, pero es una idea.

malestar.org tiene otra: salir a la calle. No tiene objetivo claro más allá que el de aglutinar gente en torno a una queja constante y reiterada (todos los viernes a las 19.00 en un lugar cercano a ti) por las injusticias sociales y, sobre todo, políticas de nuestra “democracia”. Invitan a la gente a salir a la calle.

democraciarealya.es tiene un manifiesto parecido al de nolesvotes, pero tiene una idea que se parece a la de malestar: una manifestación popular a nivel nacional el 15 de mayo, el fin de semana anterior a las elecciones, que aglutine a todos los ideales, vengan de donde vengan, que tengan claro que este sistema de “democracia” no es democrático y quieran hacer algo para cambiarlo.

Como estos, hay muchos otros movimientos similares. Todos tenemos cosas en común: queremos cambiar el sistema, creemos que la democracia española necesita un cambio radical y no somos agrupaciones políticas o jerárquicas, sino sólo ciudadanos reunidos en torno a una idea.

Como todo ciudadano, somos diferentes entre nosotros; unos estamos más por la labor de salir a la calle a gritar, otros estamos defendiendo los ideales de los que estamos convencidos en Internet, otros traspasamos la barrera de la realidad en nuestras familias, nuestras comunidades de vecinos, nuestros barrios… otros incluso militan en partidos políticos, aunque no hagan alarde de ello porque comprenden que lo importante no es su partido, sino la idea que tenemos en común: todos creemos que se puede y se debe renovar la política de nuestro país para que nos represente mejor.

En las últimas semanas, parece que pertenecer a un grupo u otro es mejor o peor. Parece que ser de malestar te inhabilite para unirte a democraciarealya en la manifestación del 15 de mayo. Parece que si eres de nolesvotes, eres un friki que no sale de su casa, o que no vale nada la defensa que haces de los ideales desde tu ordenador, porque no sales a la calle… Quien intenta dividirnos con esas ideas no se da cuenta de que está jugando contra una cosa más grande que él o ella: está jugando contra los ideales de cada vez más ciudadanos, no solo en España, sino en todo el mundo. Contra una persona se puede jugar, contra unos ideales, sólo se puede perder.

Cuando los que gritan en estos y otros grupos a favor de las divisiones entre ciudadanos que piensan igual, acabarán dándose cuenta de que están siendo activistas contra ellos mismos. En lo que respecta a aquellos, como yo, que estamos convencidos de lo que hacemos, seguiremos en nuestras trece digan lo que digan, intentando convencer en la calle y en la Red, desde el sofá de casa, por teléfono, correo electrónico, blog, facebook, twitter, corrillos de vecinos o pausas del café en el trabajo a todo el que se nos ponga enfrente de que la unión hace la fuerza, y de que podemos cambiar las cosas si nos dejamos de mirar el ombligo y de buscar las diferencias y nos unimos el 22 de mayo a votar a otros que no sean los de siempre. Podemos. #nolesvotes.

Por qué pienso #nolesvotes

abril 20, 2011 Deja un comentario
31

Quedan 31 días #nolesvotes

Van a cumplirse dos meses publicando a diario acerca de #nolesvotes y, aunque he hablado largo y tendido del movimiento, de por qué salir a votar el 22 de mayo y no quedarse en casa, de qué otras opciones hay además de PP y PSOE… Pero no os he hablado de cómo llegué a ser nolesvotiense.

Por mi rango de edad, pertenezco a ese 65% de la población española (echad cuentas con los datos del INE) que no tuvo la oportunidad de votar la actual constitución española. Con mis 26 primaveras (contando esta) he visto cómo el PSOE era sucedido por el PP de Aznar, he visto cómo era reelegido con mayoría absoluta, he visto aflorar como setas grúas y construcciones de moles de cemento que nunca han llegado a habitarse en una enorme burbuja inmobiliaria, he visto con rabia contenida nuestra entrada en la guerra de Irak, he visto cómo los pueblos del mundo se echaban a la calle, he visto cómo víctimas inocentes morían en innumerables atentados (de hecho, he sufrido uno en mis propias carnes), he visto cómo el PSOE de Zapatero echaba al PP de Aznar con su “talante”, he visto ese “talante” transformarse en insultos, descalificaciones y oraciones incendiarias lanzadas desde uno y otro bando… He visto muchas cosas… Pero nunca había hecho nada.

Pero un día llegó mi amigo eloso por Twitter y me dijo. “¿Has visto eso de #nolesvotes?” Y yo no sabía a qué se refería. En ese momento me metí en la página inicial del movimiento (www.nolesvotes.com) y leí parte de su wiki (http://wiki.nolesvotes.org). Leí más, me informé, eloso intervino en esa tertulia… Y en un par de horas vi la lógica de toda la idea.

No te pedimos el voto para ningún partido concreto, ni que votes en blanco, ni que te abstengas, sino que te informes para comprobar que existen alternativas.

La idea era tan sencilla que es absurdo que a nadie se le haya ocurrido antes. Se trata de reutilizar el sistema para darle la vuelta a la tortilla. Y lo mejor: no había cabeza visible. No había líder a quién seguir. Simplemente era una idea, con la que cada cual se sentía identificado, motivado a fomentarla y proclamarla si quería, sin tener que rendir cuentas a nadie. Me gustó.

En todas las elecciones (y muy especialmente en las elecciones municipales y autonómicas) hay innumerables fuerzas políticas pugnando por cargos en la administración local y autonómica. Sin embargo siempre acaban ganando las mismas: PP, PSOE o CiU. Curiosamente, las fuerzas políticas más votadas son las que menos escuchan al ciudadano. Ejemplos de ello tenemos para aburrir: La guerra de Irak, la jubilación a los 67 años, el canon digital, la ley Sinde… Y no importa si uno u otro están en el poder porque… ¡Oh, vaya! ¡Ambos están en el poder! Uno por si solo con mayoría simple puede no tener peso, pero ambos son tres cuartas partes del Congreso… si tienen que hacer algo para perpetuar sus escaños, se pondrán de acuerdo y nos dejarán de lado a los ciudadanos… eso seguro.

En definitiva, el ciudadano está vendido… ¿O no?

Es evidente que no ir a votar, pese a ser una forma de protestar, no va a cambiar las cosas. Ya ha habido elecciones con más abstenciones que votos a la primera opción parlamentaria, y nadie ha hecho caso. Es más, ya ha habido elecciones que superaban el 50% de abstenciones y nadie ha hecho caso. Para más INRI, los europarlamentarios que tienen su escaño pese a la abstención de más del 55% de los electores, se han creído con el derecho de cobrar las dietas de los viernes sin estar presentes y de volar en primera clase

Es evidente que votar en blanco, pese a ser una forma de protestar, no va a cambiar las cosas. Votar en blanco dificulta cambiar las cosas. Hace más difícil a las formaciones pequeñas conseguir el porcentaje mínimo que se requiere para conseguir escaños según la ley D’Hont, una de las grandes lacras de nuestro sistema electoral. No, un voto en blanco no es un escaño vacío, es un escaño que se quita a una formación pequeña y que se distribuye entre las grandes. En la práctica, es votar a lo que vote la mayoría.

Es evidente que votar nulo no va a cambiar las cosas, a menos por supuesto que quien vote nulo sean los votantes férreos del PPSOE. Me encantaría que en estas elecciones, cuando metieran su papeleta del PP o del PSOE, tachasen a todos los imputados en casos de corrupción en esas listas. Ya que no van a votar a un partido pequeño, como mínimo podrían tener la deferencia de no votar a gente corrupta, tachándola de la papeleta, ¿no? Pero el resto de los votantes sabemos que eso provocaría un voto nulo, que a todos los efectos funciona como una abstención.

Y, personalmente, yo quiero que cambien las cosas.

La idea es sencilla. Utiliza el sistema para cambiar el sistema. No te abstengas, no votes en blanco, no votes nulo… pero tampoco votes a los de siempre. Esto va a polarizar mucho el voto, sí, pero va a dejar a la ley D’Hont sin efectos prácticos y, lo mejor… va a obligar a los grandes partidos a tener que escuchar a los más pequeños, que muchas veces tienen muchas mejores ideas, pero muchos menos votos.

Para eso, lo primero que tienes que hacer es escucharles, currarte tu voto. Porque no se trata de votar al tun-tún. La democracia no es votar. La democracia es elegir, y para elegir hay que estar informado. Pero niégate a que te coman el tarro los de siempre. Ya sabemos como funcionan de sobra. Ya sabemos que nos prometerán el oro y el moro hasta que consigan nuestro voto… y después, nada (a menos que tengas mucho dinero, en cuyo caso serás amigo suyo y formarás parte del próximo escándalo corrupto-político).

La idea es sencilla, clara y tiene todas las de funcionar. Solo hace falta gente convencida, así que había que empezar a convencerla. Ahí es donde mi amigo eloso y yo nos retamos mutuamente a escribir al menos una vez al día sobre la idea #nolesvotes.

Dentro de poco hará dos meses que escribimos. Entretanto hemos aprendido a tratar con candidatos, con televisiones, con medios de comunicación, con trolls, con twitter, con facebook, con otras formaciones (como #malestar o #democraciarealya), hemos recibido críticas, destructivas y constructivas, hemos compartido impresiones, denunciado injusticias, promovido ideas y, lo mejor, hemos convencido a más gente.

A todos los nolesvotienses que me siguen en el blog: gracias. A todos los que todavía no os habéis “convertido”, pensadlo dos veces, informáos y veréis que es una idea fantástica y que puede funcionar. Y si decidís uniros, hacedlo con fuerza y comenzad a convencer a los vuestros también. A todos, gracias por estos dos meses, y ánimo. A por el mes que nos queda.

#nolesvotes

A %d blogueros les gusta esto: