Archivo

Posts Tagged ‘democraciarealya’

Los errores del 21M

mayo 22, 2011 37 comentarios

Ayer conseguí que algunos de mis amigos, de los más críticos y conservadores (un abrazo para vosotros), se pasaran a la asamblea de la jornada de reflexión en Muntanyeta. Lo que vimos allí, desgraciadamente, nos hizo a todos preguntarnos qué había cambiado, por qué estábamos allí y si realmente valía la pena este movimiento. ¿Por qué? Porque lo que presenciamos, contra lo que había pasado anteriormente, fue un mítin político partidista en toda regla.

Delante de nuestros ojos, uno tras otro, fueron apareciendo los “portavoces” de las diferentes áreas del movimiento. El área de educación, el área de medio ambiente, el área de barrios, el área de cultura, el área de política… (¿No nos recuerda esto a algo que tenemos muy, muy visto?) Cada uno explicando en su discurso las propuestas que entre ellos mismos habían pactado, incluyendo las que venían de Madrid y agregando aquellas relacionadas con nuestra ciudad y comunidad (¿No nos recuerda esto a algo que tenemos muy, muy visto?).

Entre estas propuestas hay muchas que venimos escuchando hace mucho tiempo y que conforman nuestro “acuerdo de mínimos” general, que es lo que ha lanzado a miles de personas, ciudad a ciudad a la calle. Cambiar la ley electoral para hacerla más justa, cambiar la constitución, mejorar la participación ciudadana en la política y, especialmente, en la toma de decisiones importantes, reducir la dependencia de los poderes políticos de la banca, mejorar la separación de los poderes jurídico y político, etcétera. Pero también se colaron propuestas como, por ejemplo, reconocer el derecho a autodeterminación, proteger la lengua valenciana y muchos otros (el mítin duró una hora de reloj) que recordaban en exceso al programa de Izquierda Unida.

Además, esto lo coordinan entre una serie de portavoces o grupos de trabajo, a los que nadie sabe quién ha elegido y que no necesariamente representan a la gente del movimiento. Gente que ha infiltrado sus pensamientos de izquierdas en una serie de propuestas detalladas que se incluyen en el programa de algunos partidos de izquierda, pero que hace que corramos el riesgo de que los conservadores que también están en paro, sin casa, sin futuro y cabreados, dejen de pensar que este movimiento les representa también. Precisamente, de lo que nos estamos quejando es de

Que no. Que no. Que no nos representan.

¿Y ahora tenemos representantes a los que nadie ha votado? ¿Quién los ha puesto ahí? ¿Quién les ha dado mi voz? ¿Dónde está mi voto? No. Los medios de comunicación han aireado muchos comentarios de muchos “sabihondos” políticos diciendo que este movimiento no tenía base ni propuestas. Tal vez por eso, aquellos que encabezaron el movimiento, en su afán por acallar las bocas de los politicuchos y sus esbirros mediáticos, han decidido que lo mejor es hacer un listado de propuestas detallado. Pero un listado de propuestas detallado es un programa electoral. Y eso nos convierte en un partido político.

Estamos cayendo precisamente en el error del que nos quejamos en los partidos políticos. Y eso va a acabar dividiendo y dispersando a los ciudadanos que un día se acercaron a Sol en busca de unas premisas básicas, bien definidas, suficientes para que, a partir de ellas, una vez regenerado el sistema, pudiésemos definir cada uno nuestra ideología, sea cual sea sin necesidad del movimiento. Porque las normas políticas ya recogerían esas premisas iniciales en las que todos estábamos de acuerdo.

La idea central de #nolesvotes siempre ha sido individualista y no partidista. Para congregar a cientos o miles de personas como ocurre en Sol o Barcelona, es imprescindible un mínimo de organización, pero esa organización debe limitarse a los mínimos con los que salimos a la calle, y nada más. De otro modo estamos permitiendo que los partidos políticos o las ideologías políticas se infiltren en la doctrina del movimiento, que es ciudadano, no político partidista, no lo olvidemos.

Muchos que ayer se fueron de Muntanyeta (la rebautizada “plaza del 15 de mayo”), como yo, probablemente lo hicieron desilusionados. Vieron como un movimiento ciudadanos que comenzaba limpio y con los objetivos generales claros, intentaba plantear un programa electoral demagógico, del mismo modo que hacen los partidos políticos previo a las elecciones, cuando lo que se quiere no es eso, sino cambiar el sistema.

Ricardo Galli lo explica fenomenalmente bien en su videopost de ayer, y estoy absolutamente de acuerdo con él.

Es más, si Democracia Real Ya sigue así, le retiraré mi apoyo. No así a los ciudadanos cabreados. Ellos saben perfectamente lo que quieren, no mutilemos este movimiento malogrando el consenso que habíamos conseguido, por introducir un programa político electoral partidista en el discurso ciudadano. Mantengamos el acuerdo de mínimos que nos sacó a la calle, porque con esas propuestas conseguidas, después cada cual podrá desarrollar la ideología que quiera, en un sistema igualitario y más justo, sin las cortapisas que nos cierran la boca ahora, y con los representantes que nosotros elijamos. De otro modo, los ciudadanos no son tontos, y verán el movimiento como otro partido político más, otro programa demagógico más, además de izquierdas, echando para atrás la unidad entre la diversidad que se había conseguido.

Edito 22/5/2011:

He recibido varios comentarios puntualizando la diferencia entre “político” y “partidista”. Efecticamente, democracia real ya, nolesvotes y muchos de los movimientos sociales que se han movido en las últimas semanas son políticos desde el mismo momento en que intentan realizar un cambio en la política de este país. Otra cosa es que tengan ánimos de convertirse en partidos políticos o asuman las ideologías de algunos de ellos. He editado el post para corregirlo en consecuencia.

Puntualizo que DRY (Democracia Real Ya) ha realizado un comunicado de prensa desvinculándose de las acciones y decisiones descentralizadas de las acampadas que no han convocado, por lo que en adelante, cuando me refiera a las concentraciones en Alicante, lo haré con TLP (Toma la plaza) que fue el nombre que asumieron ayer los organizadores de la quedada en la plaza de la Muntanyeta y que nos comunicaron en la sentada de las 20:30. En cualquier caso, el mensaje va para todos, incluidos aquellos movimientos del mismo tipo que vean el mismo tono partidista en los discursos de las acampadas de sus ciudades.

La unión hace la fuerza

abril 28, 2011 5 comentarios
23

Quedan 23 días #nolesvotes

No os resultará nuevo que hable de malestar.org, ya que he dirigido algunas entradas de mi blog a ellos (en concreto estaesta y esta otra) y dado que me uno con ellos todos los viernes que puedo en la plaza de Luceros a las 19.00 (vale, siempre llego tarde) para difundir nuestras ideas y convencer.

Pero hace nada llegó un mensaje a la página de facebook de malestar Alicante que resumía la idea que quiero transmitir hoy:

Comentario en el facebook de malestar Alicante

Comentario en el facebook de malestar Alicante

Sergio (el autor de este comentario) tiene toda la razón. En estas elecciones, como en ninguna otra anteriormente, han aparecido y están apareciendo muchísimos movimientos sociales con ideas muy similares y un objetivo común: levantar la voz contra el sistema establecido. Por supuesto existen diferencias… toda persona es diferente a cualquier otra, y sus ideales son diferentes (incluso mínimamente diferentes), a los de cualquier otro.

Hay quien se siente más de derechas o más de izquierdas, o quien no se siente ni de izquierdas ni de derechas; gente a favor de las corridas de toros y gente a favor de los toros (que no es lo mismo, cuidado); gente republicana y gente monárquica (que no tiene nada que ver con ser de izquierdas o de derechas); gente hetero y gente LGTB; gente joven y gente mayor… Nadie es exactamente igual que cualquier otro ni física, ni emocional, ni mentalmente.

Por tanto, como es normal, no todos los movimientos sociales son iguales. #nolesvotes, por ejemplo, es un movimiento social sin cabeza. De ninguna manera es impersonal, pero definitivamente no es jerárquico. Como siempre he dicho, #nolesvotes no es un grupo, ni una asociación, ni un partido político… es una idea: no votes a PP, PSOE o CiU; vota a cualquier otro partido. Te puede gustar o no, puedes unirte y difundirla, quedártela y usarla, criticarla o ni siquiera leerla, pero es una idea.

malestar.org tiene otra: salir a la calle. No tiene objetivo claro más allá que el de aglutinar gente en torno a una queja constante y reiterada (todos los viernes a las 19.00 en un lugar cercano a ti) por las injusticias sociales y, sobre todo, políticas de nuestra “democracia”. Invitan a la gente a salir a la calle.

democraciarealya.es tiene un manifiesto parecido al de nolesvotes, pero tiene una idea que se parece a la de malestar: una manifestación popular a nivel nacional el 15 de mayo, el fin de semana anterior a las elecciones, que aglutine a todos los ideales, vengan de donde vengan, que tengan claro que este sistema de “democracia” no es democrático y quieran hacer algo para cambiarlo.

Como estos, hay muchos otros movimientos similares. Todos tenemos cosas en común: queremos cambiar el sistema, creemos que la democracia española necesita un cambio radical y no somos agrupaciones políticas o jerárquicas, sino sólo ciudadanos reunidos en torno a una idea.

Como todo ciudadano, somos diferentes entre nosotros; unos estamos más por la labor de salir a la calle a gritar, otros estamos defendiendo los ideales de los que estamos convencidos en Internet, otros traspasamos la barrera de la realidad en nuestras familias, nuestras comunidades de vecinos, nuestros barrios… otros incluso militan en partidos políticos, aunque no hagan alarde de ello porque comprenden que lo importante no es su partido, sino la idea que tenemos en común: todos creemos que se puede y se debe renovar la política de nuestro país para que nos represente mejor.

En las últimas semanas, parece que pertenecer a un grupo u otro es mejor o peor. Parece que ser de malestar te inhabilite para unirte a democraciarealya en la manifestación del 15 de mayo. Parece que si eres de nolesvotes, eres un friki que no sale de su casa, o que no vale nada la defensa que haces de los ideales desde tu ordenador, porque no sales a la calle… Quien intenta dividirnos con esas ideas no se da cuenta de que está jugando contra una cosa más grande que él o ella: está jugando contra los ideales de cada vez más ciudadanos, no solo en España, sino en todo el mundo. Contra una persona se puede jugar, contra unos ideales, sólo se puede perder.

Cuando los que gritan en estos y otros grupos a favor de las divisiones entre ciudadanos que piensan igual, acabarán dándose cuenta de que están siendo activistas contra ellos mismos. En lo que respecta a aquellos, como yo, que estamos convencidos de lo que hacemos, seguiremos en nuestras trece digan lo que digan, intentando convencer en la calle y en la Red, desde el sofá de casa, por teléfono, correo electrónico, blog, facebook, twitter, corrillos de vecinos o pausas del café en el trabajo a todo el que se nos ponga enfrente de que la unión hace la fuerza, y de que podemos cambiar las cosas si nos dejamos de mirar el ombligo y de buscar las diferencias y nos unimos el 22 de mayo a votar a otros que no sean los de siempre. Podemos. #nolesvotes.

Por qué pienso #nolesvotes

abril 20, 2011 Deja un comentario
31

Quedan 31 días #nolesvotes

Van a cumplirse dos meses publicando a diario acerca de #nolesvotes y, aunque he hablado largo y tendido del movimiento, de por qué salir a votar el 22 de mayo y no quedarse en casa, de qué otras opciones hay además de PP y PSOE… Pero no os he hablado de cómo llegué a ser nolesvotiense.

Por mi rango de edad, pertenezco a ese 65% de la población española (echad cuentas con los datos del INE) que no tuvo la oportunidad de votar la actual constitución española. Con mis 26 primaveras (contando esta) he visto cómo el PSOE era sucedido por el PP de Aznar, he visto cómo era reelegido con mayoría absoluta, he visto aflorar como setas grúas y construcciones de moles de cemento que nunca han llegado a habitarse en una enorme burbuja inmobiliaria, he visto con rabia contenida nuestra entrada en la guerra de Irak, he visto cómo los pueblos del mundo se echaban a la calle, he visto cómo víctimas inocentes morían en innumerables atentados (de hecho, he sufrido uno en mis propias carnes), he visto cómo el PSOE de Zapatero echaba al PP de Aznar con su “talante”, he visto ese “talante” transformarse en insultos, descalificaciones y oraciones incendiarias lanzadas desde uno y otro bando… He visto muchas cosas… Pero nunca había hecho nada.

Pero un día llegó mi amigo eloso por Twitter y me dijo. “¿Has visto eso de #nolesvotes?” Y yo no sabía a qué se refería. En ese momento me metí en la página inicial del movimiento (www.nolesvotes.com) y leí parte de su wiki (http://wiki.nolesvotes.org). Leí más, me informé, eloso intervino en esa tertulia… Y en un par de horas vi la lógica de toda la idea.

No te pedimos el voto para ningún partido concreto, ni que votes en blanco, ni que te abstengas, sino que te informes para comprobar que existen alternativas.

La idea era tan sencilla que es absurdo que a nadie se le haya ocurrido antes. Se trata de reutilizar el sistema para darle la vuelta a la tortilla. Y lo mejor: no había cabeza visible. No había líder a quién seguir. Simplemente era una idea, con la que cada cual se sentía identificado, motivado a fomentarla y proclamarla si quería, sin tener que rendir cuentas a nadie. Me gustó.

En todas las elecciones (y muy especialmente en las elecciones municipales y autonómicas) hay innumerables fuerzas políticas pugnando por cargos en la administración local y autonómica. Sin embargo siempre acaban ganando las mismas: PP, PSOE o CiU. Curiosamente, las fuerzas políticas más votadas son las que menos escuchan al ciudadano. Ejemplos de ello tenemos para aburrir: La guerra de Irak, la jubilación a los 67 años, el canon digital, la ley Sinde… Y no importa si uno u otro están en el poder porque… ¡Oh, vaya! ¡Ambos están en el poder! Uno por si solo con mayoría simple puede no tener peso, pero ambos son tres cuartas partes del Congreso… si tienen que hacer algo para perpetuar sus escaños, se pondrán de acuerdo y nos dejarán de lado a los ciudadanos… eso seguro.

En definitiva, el ciudadano está vendido… ¿O no?

Es evidente que no ir a votar, pese a ser una forma de protestar, no va a cambiar las cosas. Ya ha habido elecciones con más abstenciones que votos a la primera opción parlamentaria, y nadie ha hecho caso. Es más, ya ha habido elecciones que superaban el 50% de abstenciones y nadie ha hecho caso. Para más INRI, los europarlamentarios que tienen su escaño pese a la abstención de más del 55% de los electores, se han creído con el derecho de cobrar las dietas de los viernes sin estar presentes y de volar en primera clase

Es evidente que votar en blanco, pese a ser una forma de protestar, no va a cambiar las cosas. Votar en blanco dificulta cambiar las cosas. Hace más difícil a las formaciones pequeñas conseguir el porcentaje mínimo que se requiere para conseguir escaños según la ley D’Hont, una de las grandes lacras de nuestro sistema electoral. No, un voto en blanco no es un escaño vacío, es un escaño que se quita a una formación pequeña y que se distribuye entre las grandes. En la práctica, es votar a lo que vote la mayoría.

Es evidente que votar nulo no va a cambiar las cosas, a menos por supuesto que quien vote nulo sean los votantes férreos del PPSOE. Me encantaría que en estas elecciones, cuando metieran su papeleta del PP o del PSOE, tachasen a todos los imputados en casos de corrupción en esas listas. Ya que no van a votar a un partido pequeño, como mínimo podrían tener la deferencia de no votar a gente corrupta, tachándola de la papeleta, ¿no? Pero el resto de los votantes sabemos que eso provocaría un voto nulo, que a todos los efectos funciona como una abstención.

Y, personalmente, yo quiero que cambien las cosas.

La idea es sencilla. Utiliza el sistema para cambiar el sistema. No te abstengas, no votes en blanco, no votes nulo… pero tampoco votes a los de siempre. Esto va a polarizar mucho el voto, sí, pero va a dejar a la ley D’Hont sin efectos prácticos y, lo mejor… va a obligar a los grandes partidos a tener que escuchar a los más pequeños, que muchas veces tienen muchas mejores ideas, pero muchos menos votos.

Para eso, lo primero que tienes que hacer es escucharles, currarte tu voto. Porque no se trata de votar al tun-tún. La democracia no es votar. La democracia es elegir, y para elegir hay que estar informado. Pero niégate a que te coman el tarro los de siempre. Ya sabemos como funcionan de sobra. Ya sabemos que nos prometerán el oro y el moro hasta que consigan nuestro voto… y después, nada (a menos que tengas mucho dinero, en cuyo caso serás amigo suyo y formarás parte del próximo escándalo corrupto-político).

La idea es sencilla, clara y tiene todas las de funcionar. Solo hace falta gente convencida, así que había que empezar a convencerla. Ahí es donde mi amigo eloso y yo nos retamos mutuamente a escribir al menos una vez al día sobre la idea #nolesvotes.

Dentro de poco hará dos meses que escribimos. Entretanto hemos aprendido a tratar con candidatos, con televisiones, con medios de comunicación, con trolls, con twitter, con facebook, con otras formaciones (como #malestar o #democraciarealya), hemos recibido críticas, destructivas y constructivas, hemos compartido impresiones, denunciado injusticias, promovido ideas y, lo mejor, hemos convencido a más gente.

A todos los nolesvotienses que me siguen en el blog: gracias. A todos los que todavía no os habéis “convertido”, pensadlo dos veces, informáos y veréis que es una idea fantástica y que puede funcionar. Y si decidís uniros, hacedlo con fuerza y comenzad a convencer a los vuestros también. A todos, gracias por estos dos meses, y ánimo. A por el mes que nos queda.

#nolesvotes

Hoy toca vídeos (III)

abril 19, 2011 3 comentarios
32

Quedan 32 días #nolesvotes

Hace tiempo que no publico una serie de vídeos que se me han ido acumulando en el tintero. Algunos son muy recomendables porque muestran qué quiere conseguir #nolesvotes con esa gran idea de hackear la política de España desde dentro, con sus propias normas. Sólo hace falta que quieras unirte.

Aunque no he hablado demasiado de ellos, la gente de #democraciarealya tiene una propuesta interesante para todos los ciudadanos, se incluyan en sus filas, las de #malestar, las de #nolesvotes… las que sean. Salir en masa a la calle el 15 de mayo y protestar, justo antes de las elecciones.

Y luego, como casi siempre, una serie de vídeos más políticos, o partidistas si queréis verlo así. Se ve poco en televisión a las terceras vías, así que creo que cuando aparecen, como mínimo hay que promocionarlas, ya que parecen estar vetadas en algunos medios. Como siempre, con el único objetivo de facilitar vuestra información.

Vídeo Hack Politics

Vídeo Toma la Calle

Entrevista a Rosa Díez (UPyD) en Veo 7

A %d blogueros les gusta esto: