Archivo

Posts Tagged ‘diferencias’

La unión hace la fuerza

abril 28, 2011 5 comentarios
23

Quedan 23 días #nolesvotes

No os resultará nuevo que hable de malestar.org, ya que he dirigido algunas entradas de mi blog a ellos (en concreto estaesta y esta otra) y dado que me uno con ellos todos los viernes que puedo en la plaza de Luceros a las 19.00 (vale, siempre llego tarde) para difundir nuestras ideas y convencer.

Pero hace nada llegó un mensaje a la página de facebook de malestar Alicante que resumía la idea que quiero transmitir hoy:

Comentario en el facebook de malestar Alicante

Comentario en el facebook de malestar Alicante

Sergio (el autor de este comentario) tiene toda la razón. En estas elecciones, como en ninguna otra anteriormente, han aparecido y están apareciendo muchísimos movimientos sociales con ideas muy similares y un objetivo común: levantar la voz contra el sistema establecido. Por supuesto existen diferencias… toda persona es diferente a cualquier otra, y sus ideales son diferentes (incluso mínimamente diferentes), a los de cualquier otro.

Hay quien se siente más de derechas o más de izquierdas, o quien no se siente ni de izquierdas ni de derechas; gente a favor de las corridas de toros y gente a favor de los toros (que no es lo mismo, cuidado); gente republicana y gente monárquica (que no tiene nada que ver con ser de izquierdas o de derechas); gente hetero y gente LGTB; gente joven y gente mayor… Nadie es exactamente igual que cualquier otro ni física, ni emocional, ni mentalmente.

Por tanto, como es normal, no todos los movimientos sociales son iguales. #nolesvotes, por ejemplo, es un movimiento social sin cabeza. De ninguna manera es impersonal, pero definitivamente no es jerárquico. Como siempre he dicho, #nolesvotes no es un grupo, ni una asociación, ni un partido político… es una idea: no votes a PP, PSOE o CiU; vota a cualquier otro partido. Te puede gustar o no, puedes unirte y difundirla, quedártela y usarla, criticarla o ni siquiera leerla, pero es una idea.

malestar.org tiene otra: salir a la calle. No tiene objetivo claro más allá que el de aglutinar gente en torno a una queja constante y reiterada (todos los viernes a las 19.00 en un lugar cercano a ti) por las injusticias sociales y, sobre todo, políticas de nuestra “democracia”. Invitan a la gente a salir a la calle.

democraciarealya.es tiene un manifiesto parecido al de nolesvotes, pero tiene una idea que se parece a la de malestar: una manifestación popular a nivel nacional el 15 de mayo, el fin de semana anterior a las elecciones, que aglutine a todos los ideales, vengan de donde vengan, que tengan claro que este sistema de “democracia” no es democrático y quieran hacer algo para cambiarlo.

Como estos, hay muchos otros movimientos similares. Todos tenemos cosas en común: queremos cambiar el sistema, creemos que la democracia española necesita un cambio radical y no somos agrupaciones políticas o jerárquicas, sino sólo ciudadanos reunidos en torno a una idea.

Como todo ciudadano, somos diferentes entre nosotros; unos estamos más por la labor de salir a la calle a gritar, otros estamos defendiendo los ideales de los que estamos convencidos en Internet, otros traspasamos la barrera de la realidad en nuestras familias, nuestras comunidades de vecinos, nuestros barrios… otros incluso militan en partidos políticos, aunque no hagan alarde de ello porque comprenden que lo importante no es su partido, sino la idea que tenemos en común: todos creemos que se puede y se debe renovar la política de nuestro país para que nos represente mejor.

En las últimas semanas, parece que pertenecer a un grupo u otro es mejor o peor. Parece que ser de malestar te inhabilite para unirte a democraciarealya en la manifestación del 15 de mayo. Parece que si eres de nolesvotes, eres un friki que no sale de su casa, o que no vale nada la defensa que haces de los ideales desde tu ordenador, porque no sales a la calle… Quien intenta dividirnos con esas ideas no se da cuenta de que está jugando contra una cosa más grande que él o ella: está jugando contra los ideales de cada vez más ciudadanos, no solo en España, sino en todo el mundo. Contra una persona se puede jugar, contra unos ideales, sólo se puede perder.

Cuando los que gritan en estos y otros grupos a favor de las divisiones entre ciudadanos que piensan igual, acabarán dándose cuenta de que están siendo activistas contra ellos mismos. En lo que respecta a aquellos, como yo, que estamos convencidos de lo que hacemos, seguiremos en nuestras trece digan lo que digan, intentando convencer en la calle y en la Red, desde el sofá de casa, por teléfono, correo electrónico, blog, facebook, twitter, corrillos de vecinos o pausas del café en el trabajo a todo el que se nos ponga enfrente de que la unión hace la fuerza, y de que podemos cambiar las cosas si nos dejamos de mirar el ombligo y de buscar las diferencias y nos unimos el 22 de mayo a votar a otros que no sean los de siempre. Podemos. #nolesvotes.

El Partido Popular y su doble moral (o El PSOE y su doble moral)

marzo 14, 2011 Deja un comentario
68

Quedan 68 días #nolesvotes

#13

Quedan 13 días para el primer #nolesvotes Trend Topic Day

Hay un pasatiempo muy común en todos los diarios, revistas y otras publicaciones periódicas que viene a ejemplificar de manera gráfica lo que pasa en este país, al que solemos llamar España, entre los grandes partidos a los que todo el mundo siempre vota. Seguro que lo habéis utilizado alguna vez para matar el tiempo, ya de por sí muerto, en alguna sala de espera, en el andén de una estación, o en casa, simplemente por gusto: son las 7 diferencias (y sus variantes).

El juego consiste en lo siguiente: se proponen dos imágenes, aparentemente idénticas, y se reta al jugador a encontrar un número determinado de diferencias sutiles entre ambas. Bien podría utilizarse la imagen que planteo a continuación.

7 diferencias entre Rajoy y Zapatero

Busque las 7 diferencias entre ambas imágenes

Leo en La Razón que el PP llevará a los tribunales a la Junta de Andalucía por el fraude en los ERE. Una perita en dulce para el PP, porque puede imputar a Griñán, jefe del gobierno andaluz, y al vicepresidente tercero del gobierno, Manuel Chaves, de una tacada.

Al mismo tiempo leo en El País que el TSJ de la Comunidad Valenciana ha rechazado seguir demorando más la causa abierta contra Camps, presidente del gobierno valenciano, que desde 2009 no ha hecho un solo movimiento por demostrar que los cargos de los que se le acusa son falsos. Y de pronto me entero por Twitter y el diario Información que en Elche (Alicante), que a mí, por lo menos, me pilla más cerca, el PSOE pide la dimisión de Mercedes Alonso del PP, tras confirmar el tesorero del PP de Elche al diario Información que se había pagado con dinero público un embargo del edil Popular Juan Fernández Gil.

Tan puristas por un lado y tan corruptos por otro. Corruptos unos y corruptos otros, por supuesto. Como decía antes, cuando en un diario se nos presentan las 7 diferencias, se pone en el objetivo de aquél que debe resolver el enigma las sutiles divergencias en las imágenes, obviando lo que, por otro lado, es una manifiesta evidencia: ambas imágenes son prácticamente iguales. Del mismo modo, como dos imágenes con sutiles diferencias, PP y PSOE se enzarzan en luchas verbales y jurídicas, intentando que el electorado se ponga de parte de uno y otro a buscar esas 7 diferencias entre ambos y obvie la verdad manifiesta: ambos son prácticamente iguales.

Pero jugamos con una ventaja importante: nosotros no somos tontos. Ellos creen que sí. Creen sinceramente que en las próximas elecciones harás lo que la población española ha estado haciendo en masa durante las últimas décadas. Utilizar su voto de castigo para refundar por cuatro años más un bipartidismo que les permite acomodarse en sus butacas, sabiendo que cuatro años más tarde también las tendrán, aunque sea en la oposición. Pero no somos tontos. Esta vez no. Ya hemos caído en la “trampa de las 7 diferencias” muchas veces y el resultado es el mismo en ambos bandos: corrupción en un lado y corrupción en el otro. Y peor, a nosotros, que les dimos el voto, no nos escuchan.

Acaba con eso utilizando bien tu voto. No dejes que te engañen otra vez diciendo que si la izquierda esto, o la derecha lo otro. Sabes perfectamente qué va a pasar a partir del día 23 de mayo, si uno u otro gana las elecciones. Y eso será culpa tuya si utilizas tu voto mal. Pero puedes usarlo bien. Simplemente #nolesvotes. Utiliza tu voto para castigarlos de verdad, y además utilízalo inteligentemente, votando a otro partido que te represente mejor, porque está claro que estos solo se representan a si mismos. No hay por que elegir entre un mal mayor y un mal menor (ninguno de los cuales se preocupa por España más que cuando necesitan tu voto), cuando puedes elegir a otros que de verdad tengan interés en defender tu voto y escuchar tu voz.

A %d blogueros les gusta esto: