Archivo

Posts Tagged ‘ere’

¿Y los 4,9 millones de parados?

abril 30, 2011 1 comentario
22

Quedan 22 días #nolesvotes

Hoy prácticamente no he pasado por casa. He comido rápidamente nada más llegar de trabajar y hemos bajado al centro. Y ahora quiero mirar las noticias y todo lo que veo en las portadas de periódicos de tirada nacional (ojo, de diferentes ideologías) es que Catalina y Guillermo (Bill y Kate para los amigos) han tenido una boda del copón y qué guapa (o fea, según Lomana) iba nuestra princesa de Asturias…

¿Y los 4,9 millones de parados?

¡Que bien nos ha venido la boda de Catalina, tú! Una cobertura mundial para un evento relacionado con una práctica política tan poco democrática como una monarquía (porque, asumámoslo, el pueblo en las monarquías no elige a su jefe de estado, lo elige el primer espermatozoide que llega al óvulo) nos ha venido de perlas para ocultar los trapos sucios debajo de la alfombra. Y aunque, por supuesto, la noticia se ha dado y ha aparecido en los medios, ha sido ocultada por la abrumadora cantidad de información sobre la casa real británica.

¿Y los 4,9 millones de parados?

En eso que bajo, como cada viernes que puedo, a la manifestación ciudadana de los viernes a las 19.00 con malestar.org Alicante, y empezamos a hablar con la gente. ¡Qué maravilla de tarde! ¡Había tanta gente con ganas de hablar y, sobre todo, de escuchar!  Y todos hablaban de lo mismo, los 4,9 millones de parados. Nadie decía nada de los vestidos de la princesa.

Eso sí, uno me dijo: “¿Y los 4,9 millones de parados?”

Yo me quedé un poco perplejo, pero me dí cuenta de que tenía razón: 4,9 millones de parados (5 millones para simplificar, se ponga el gobierno como se ponga) equivalen a más de la quinta parte de la población activa española y más del 10% de la población total. Más de 1.300.000 familias se han quedado sin ninguna fuente de ingresos en España, y lo peor es que esto no va a parar aquí:

Lo más dramático de estos hogares, aparte de que no tienen trabajo, es que tienen que seguir adelante sin recursos pero afrontando más gastos. Los precios siguen su tendencia ascendente (se situaron en el 3,8% en abril) y el Euribor cerró en dicho mes por encima del 2%, su nivel más alto desde septiembre de 2008, lo que encarecerá las hipotecas en 775 euros anuales. Pese a las reformas del Ejecutivo, la débil recuperación económica –que aún no se ha notado en el mercado laboral– no parece dar esperanzas de una mejoría a medio plazo. De hecho, el Gobierno reconoce en sus previsiones que las elevadas tasas de paro se mantendrán durante años –en 2014 todavía se superará el 16%–.

Xornal.com

Pero, ¿dónde están los parados? ¿Y los 4,9 millones de parados?

Según la encuesta de población activa del INE, las comunidades más afectadas por la subida del paro fueron, por este orden, en la Comunitat Valenciana, Comunidad de Madrid, Andalucía y Cataluña. Siendo el servicio de empleo una competencia transferible y transferida, el problema de estas familias no solo es culpa del gobierno central, los gobiernos de PP, PSOE y CiU de cada una de estas comunidades también tienen su parte de culpa. Según el mismo documento, el paro ha subido en todos los sectores, y en este trimestre se ha destruido más empleo fijo que temporal.

¿Y los 4,9 millones de parados? ¿Dónde están?

Esta pregunta se la hace todo el mundo. Desde luego, no hemos llegado a los 5 millones de parados, pero nos falta poco. Y aún viene la consejera de empleo a decirnos que a partir del mes que viene se creará empleo. ¿Eso significa que en mayo todavía estaremos destruyendo empleo? Peor, eso significa que nos van a volver a vender la moto de que el empleo “de verano” es empleo. Sin duda es un alivio para las personas que están entre ese millón de parados de larga duración, pero el problema es que volverá al paro en septiembre.

Queda claro que la reforma laboral emprendida por el gobierno hace unos meses y que, entre otras cosas, abarataba el despido y subía la edad de jubilación a los 67 años, no ha surtido efecto. Ahora destruimos más empleo indefinido que temporal, los jóvenes tienen la mayor tasa de paro de su historia (por lo que dudo que puedan cotizar hasta los 67 años) y todas las familias están sufriendo subidas en sus hipotecas por la subida del euribor

¿Dónde estáis?

Salid a la calle. El domingo, 1 de mayo, sin necesidad de que los sindicatos (que se embolsan el 10% de la indemnización de los trabajadores despedidos en los EREs que ellos pactan) os digan por dónde tenéis que ir, sin necesidad de uniros a ninguna forma de pensar o a ninguna voz política, salid a la calle. Es más, aprovechad y criticarlos en sus caras.

Mejor, salid el 15 de mayo con las manifestaciones ciudadanas de movimientos como “Toma la calle” a quejaros.

Mejor, salid cada viernes a quejaros y convencer a otros en vuestra ciudad con malestar.org. En Alicante, es en la plaza de Luceros, a la salida del TRAM, al lado del kiosko.

Mejor, quejáos y dejad clara vuestra postura (si podéis pagar Internet, claro) en vuestras cuentas de facebook, twitter y blogs.

Mejor, salid cada día a convencer a mucha más gente de que los partidos políticos de siempre no nos están ayudando en nada.

Y muchísimo mejor, el 22 de mayo, no votéis ni a PP, ni a PSOE, ni a CiU, los partidos más corruptos de la historia y a los que, como borregos, seguíamos votando una y otra vez. Pero no más. No. Vota a otros. A ellos, no les votes.

Me cae guay Sonia Castedo

abril 4, 2011 8 comentarios
47

Quedan 47 días #nolesvotes

Parece que he dado con el dedo en la llaga cuando se me ocurrió hablar indignadísimo por la famosa imagen que los partidarios de Sonia Castedo habían colgado en facebook. Hoy he recibido con gran emoción críticas y comentarios en la entrada, por correo electrónico, por facebook y en blogs externos, tanto apoyando mi postura (y abundando en ella), como criticándome [nota: el enlace ha sido borrado a fecha 5/4/2011 por los administradores del blog de Sonia Castedo, asumo].

En cuanto a las críticas, ya he hablado de los trolls anteriormente. Lo mismo da que sean trolls con el objetivo de hacer escarnio, que trolls que se creen convencidos de su postura. La respuesta estándar es: “¿Y tú, qué propones?” Y es esa exactamente la respuesta que les doy a los que han escrito el post “La imagen de la polémica… Pues a nosotros nos encanta” y, especialmente, a Sonia Castedo en particular. En serio. ¿Qué propones, Sonia?

Porque si me propones que te vote, has de saber (si has leído mi blog o te has pasado por tu Twitter, en el que me has bloqueado lo debes tener bastante claro), que el Partido Popular no me cae demasiado bien. Cuidado, el PSOE tampoco. Ninguno de los dos. De hecho, a tenor de lo que te está costando decidir número dos en tus listasparece que incluso dentro del partido no los tienes a todos contigo… Por cierto, que las últimas declaraciones al respecto han sido en la “no-inauguración” (un acto rebautizado como “viaje de prueba” para “cumplir” la ley electoral, que te prohíbe inaugurar cosas hasta el inicio de la campaña) de la línea 2 del TRAM.

Y no me cae demasiado bien el Partido Popular porque más que Popular, es populista. Para muestra, lo que tus seguidores han venido a llamar “La imagen de la polémica“. Que a ti te guste parecer progre y que con ideas como estas que (en palabras tuyas) “te gustan mucho” te distancias sobremanera sobre la postura oficial de tu partido, el Partido Popular, que sigue manteniendo después de más de 2.000 días, el recurso de inconstitucionalidad contra el matrimonio homosexual. Y las cosas son así, y no tienen más vuelta de hoja. De hecho, me gustaría mucho saber si, gobernando el PP, habría habido algo parecido a la Ley de Identidad de Género.

Y ahora es cuando toca hablar de coherencia. Porque si los que te apoyan (que han montado el blog mecaeguaysoniacastedo.es, sí, con broma fácil…) defienden el voto del colectivo LGTB a tu candidatura con imágenes como esta, espero que sea porque son coherentes y están absolutamente convencidos de lo que están haciendo. Espero que sepan que están dándole el voto a la representante de un partido que no sólo ha desoído las críticas internas de los gays de su propio partido sino que sancionó económicamente a una diputada (Celia Villalobos) que votó en conciencia en contra de la disciplina de partido, dando su voto a favor de la iniciativa que aprobó el matrimonio homosexual.

Por supuesto, Celia Villalobos sigue en el PP, a pesar de estar a favor del matrimonio homosexual. Y también usted, señorita Castedo, si realmente está a favor del matrimonio homosexual y, por tanto, en contra del criterio de Mariano Rajoy, tendría todo el derecho del mundo a mantener también su candidatura por el Partido Popular. Pero, ¿sería coherente pedir mi voto, si usted misma no lo daría? Y si usted lo daría y, es más, lo pide a todos nosotros, los ciudadanos, ¿no la sitúa eso en una posición opuesta a la del Partido Popular? Los votantes del PP, en conciencia, no deberían votarle. ¿No? Es más. Si el caso fuese el contrario. Si usted no se posicionase al respecto, o no fuese a hacer como Celia, sino que se optase por ceñirse a la disciplina de partido… ¿Por qué debería el público LGTB votarle? Su postura sería exactamente igual que la de Mariano Rajoy.

Las respuestas más obvias a estas incongruencias son dos. La primera y más probable, es la respuesta estándar del “y tú más” en la que el Partido Popular y el Partido Socialista se han hecho expertos. Si el Partido Socialista les dedica una canción de Amaral, ustedes les dedican una canción de Las Ketchup. Si el Partido Socialista les habla de Brugal, ustedes les hablan de los EREs… Si un ciudadano les pide que demuestren que las cuentas de sus folletos preelectorales no tienen nada que ver con el dinero público, sus seguidores arremeten contra el PSOE diciendo “seguro que menos que lo que se ha gastado el PSOE en Elche“, pero de sus cuentas, no hablan. De hecho sigo esperando respuesta a mi correo electrónico a alcaldia@alicante-ayto.es del 19 de marzo. Van más de dos semanas sin respuesta.

Vamos, que si le pregunto sobre la coherencia al pedir su voto para el PP, lo que me contestaría es que pide el voto para el PP porque lo que no es coherente es votar al PSOE. Y, sinceramente, tendría razón… en parte. No es coherente votar al PSOE. Eso es cierto. Pero la lógica falla. Asumir que si no se vota al PSOE hay que votar al PP es lo que a usted le hace falta que crea la ciudadanía, porque eso va a asegurar su sueldo, el de Camps y el de Rajoy. Eso es lo que aseguró el sueldo de su predecesor, Alperi y es también (y cada vez más ciudadanos se dan cuenta) lo que va a asegurar que casos como Brugal, los EREs y similares, se sigan produciendo en nuestro país. De un bando y de otro. Sin excepciones.

El segundo tipo de respuesta sería más inteligente… o, mejor dicho, más coherente. Sería posicionarse diametralmente en contra de su propio partido. Significaría que usted haría un comunicado y diría claramente que no está de acuerdo con el recurso que mantiene el Partido Popular contra el matrimonio homosexual, que está a favor del mismo y que piensa defenderlo ante Mariano Rajoy. En definitiva, usted pediría su voto para un PP que no existe, para que con la fuerza de esos votos, usted tenga fuerza dentro del partido para cambiar el PP desde dentro. Digo que sería más coherente, porque usted defendería su postura real, como ciudadana más que como títere de su partido; como persona con criterio propio más que como heredera de un criterio colectivo. Pero lo de inteligente no está tan claro… lo más probable es que se ganara más de un enemigo en su partido. Lo que me hace preguntarme que, si este es su criterio real… ¿por qué no se afilia a otro partido y se presenta a la alcaldía por él? ¿Por qué no se afilia o funda un partido que pueda usted defender con coherencia?

Así, que repito. “¿Qué propones, Sonia Castedo?” ¿De verdad me propones que vote al Partido Popular, cuyo alcalde se fue, dejándote a ti como alcaldesa no-electa a dedo, saltándose al número dos, después de verse hasta las cejas en el caso Brugal? ¿De verdad me propones que vote a tu partido, cuando ni siquiera tú misma quieres aceptar a tus compañeros de partido porque no te fías, como a Ripoll, al que arrebataste el ayuntamiento a cambio de la Diputación y ahora no quieres en tu lista? ¿De verdad me pedís, seguidores de Sonia, que aprenda a diferenciar entre el partido de Rajoy y el de Castedo? Si son diferentes, ¿no deberían de dejar de ser el mismo? Eso sí sería una muestra de coherencia admirable… ¡Y es más! En ese caso, Sonia Castedo se convertiría en un partido antibipartidismo, por lo que automáticamente sería un partido #nolesvotes.

Lo cual me lleva a la moraleja. A los trolls, en cualquier ámbito, se les acaba el chollo de la misma manera: “¿Y tú, qué propones?”. A los políticos que actúan como tales, también. Y los ciudadanos y ciudadanas que estamos hartos de demagogia y de el contínuo vaivén de dimes y diretes entre los dos partidos que siempre acaban repartiéndose los escaños y el dinero de nuestros consistorios y órganos de gobierno, lo que queremos de verdad es un poquito de coherencia. Y está clarísimo que en el tema de los derechos LGTB, Sonia Castedo no es coherente. Y sus seguidores tampoco.

Solo espero, como me decía NathDan en su comentario:

Casi me gustaría poder decir que también tengo la esperanza de que me convenza de alguna manera o que al menos me descubra una implacable lógica a esta sarta de incongruencias y contradicciones que lleva a cabo el PP en su discurso pre-electoral…

Pero a mí la esperanza tanto por el PP como por el PSOE hace ya tiempo que se me acabó, y la verdad es que yo soy la primera que lo siente.

Así que #nolesvotes.

Pues eso. #nolesvotes. Ni a Castedo, ni a Martín. Ni a Rajoy, ni a quien suceda a Zapatero. Ni al PP, ni al PSOE. Sin tu voto sí que no son nada.

 

Edito 5.4.2011:

Asumo que son los administradores del blog de Sonia Castedo (mecaeguaysoniacastedo.es, con chiste fácil incluido) los que han retirado los contenidos a los que referencio en este blog. Hay links muertos, debido a ello, que tengo que revisar y marcar en cuanto tenga un ratito. Una pena que no recojan el guante. El único que ha quedado en pie es un nuevo post del blog, de Daniel Aguilar, artífice (supongo) de la foto de la discordia. Me da penica, el pobre. Da la impresión de que han mutilado su libertad de expresión desde las altas esferas… Será que yo tenía razón…

El Partido Popular y su doble moral (o El PSOE y su doble moral)

marzo 14, 2011 Deja un comentario
68

Quedan 68 días #nolesvotes

#13

Quedan 13 días para el primer #nolesvotes Trend Topic Day

Hay un pasatiempo muy común en todos los diarios, revistas y otras publicaciones periódicas que viene a ejemplificar de manera gráfica lo que pasa en este país, al que solemos llamar España, entre los grandes partidos a los que todo el mundo siempre vota. Seguro que lo habéis utilizado alguna vez para matar el tiempo, ya de por sí muerto, en alguna sala de espera, en el andén de una estación, o en casa, simplemente por gusto: son las 7 diferencias (y sus variantes).

El juego consiste en lo siguiente: se proponen dos imágenes, aparentemente idénticas, y se reta al jugador a encontrar un número determinado de diferencias sutiles entre ambas. Bien podría utilizarse la imagen que planteo a continuación.

7 diferencias entre Rajoy y Zapatero

Busque las 7 diferencias entre ambas imágenes

Leo en La Razón que el PP llevará a los tribunales a la Junta de Andalucía por el fraude en los ERE. Una perita en dulce para el PP, porque puede imputar a Griñán, jefe del gobierno andaluz, y al vicepresidente tercero del gobierno, Manuel Chaves, de una tacada.

Al mismo tiempo leo en El País que el TSJ de la Comunidad Valenciana ha rechazado seguir demorando más la causa abierta contra Camps, presidente del gobierno valenciano, que desde 2009 no ha hecho un solo movimiento por demostrar que los cargos de los que se le acusa son falsos. Y de pronto me entero por Twitter y el diario Información que en Elche (Alicante), que a mí, por lo menos, me pilla más cerca, el PSOE pide la dimisión de Mercedes Alonso del PP, tras confirmar el tesorero del PP de Elche al diario Información que se había pagado con dinero público un embargo del edil Popular Juan Fernández Gil.

Tan puristas por un lado y tan corruptos por otro. Corruptos unos y corruptos otros, por supuesto. Como decía antes, cuando en un diario se nos presentan las 7 diferencias, se pone en el objetivo de aquél que debe resolver el enigma las sutiles divergencias en las imágenes, obviando lo que, por otro lado, es una manifiesta evidencia: ambas imágenes son prácticamente iguales. Del mismo modo, como dos imágenes con sutiles diferencias, PP y PSOE se enzarzan en luchas verbales y jurídicas, intentando que el electorado se ponga de parte de uno y otro a buscar esas 7 diferencias entre ambos y obvie la verdad manifiesta: ambos son prácticamente iguales.

Pero jugamos con una ventaja importante: nosotros no somos tontos. Ellos creen que sí. Creen sinceramente que en las próximas elecciones harás lo que la población española ha estado haciendo en masa durante las últimas décadas. Utilizar su voto de castigo para refundar por cuatro años más un bipartidismo que les permite acomodarse en sus butacas, sabiendo que cuatro años más tarde también las tendrán, aunque sea en la oposición. Pero no somos tontos. Esta vez no. Ya hemos caído en la “trampa de las 7 diferencias” muchas veces y el resultado es el mismo en ambos bandos: corrupción en un lado y corrupción en el otro. Y peor, a nosotros, que les dimos el voto, no nos escuchan.

Acaba con eso utilizando bien tu voto. No dejes que te engañen otra vez diciendo que si la izquierda esto, o la derecha lo otro. Sabes perfectamente qué va a pasar a partir del día 23 de mayo, si uno u otro gana las elecciones. Y eso será culpa tuya si utilizas tu voto mal. Pero puedes usarlo bien. Simplemente #nolesvotes. Utiliza tu voto para castigarlos de verdad, y además utilízalo inteligentemente, votando a otro partido que te represente mejor, porque está claro que estos solo se representan a si mismos. No hay por que elegir entre un mal mayor y un mal menor (ninguno de los cuales se preocupa por España más que cuando necesitan tu voto), cuando puedes elegir a otros que de verdad tengan interés en defender tu voto y escuchar tu voz.

En el metro

marzo 7, 2011 4 comentarios
75

Quedan 75 días #nolesvotes

Son las siete de la mañana. Carlos acaba de salir del cercanías y se dirige a la vía del metro. Lleva 45 minutos viajando en la penumbra de la mañana luchando contra el frío y el sueño, pero tiene que hacerlo. Tiene que conseguir ese trabajo.

Hace dos años Carlos no usaba el metro. Ni el cercanías. Carlos usaba su propio coche que, aunque no era gran cosa, servía para mucho. Pero lo ha tenido que vender. Su coche y el coche de su madre. Y aún debe tres mil euros al banco. El trabajo del que le han llamado no es el que más le gusta, pero es mejor que estar cuidando a los niños de la vecina. Aunque probablemente tampoco deje de hacerlo. Cualquier ingreso es bienvenido.

Cristina, su novia, debe estar saliendo de casa de sus padres en este momento. Sería idílico que pudieran estar viviendo juntos en el piso que tanto les está costando pagar. Al menos esa era la idea cuando se lo compraron. Pero lo que no se esperaban es que un ERE le dejara sin trabajo a él, ni que la empresa para la que trabajaba ella se declarara en suspensión de pagos. Al menos ella parece haber encontrado un trabajo que, aunque le paga la poco más de la mitad de lo que cobraba antes, es fijo. Claro, está contratada de media jornada y hace jornada completa, pero hoy por hoy no se puede permitir decir que no. Igual que tampoco se puede permitir vivir en su casa, aunque la esté pagando (o intentando pagar) mes a mes. Si no pueden con las mensualidades de la hipoteca, ¿cómo van a permitirse hacer la compra, pagar el agua o la luz, o el gas, o el teléfono? Así que aún teniendo casa, vive cada uno con sus padres.

Carlos se sienta en el vagón y piensa en su padre, que debe estar enmedio de un atasco saliendo de Madrid, camino del trabajo. No sabe que en este momento un radar está registrando que su padre va a 120 kilómetros por hora en la A4, de camino al trabajo. En un par de semanas una multa de 100 euros llegará a su casa, reduciendo su poder adquisitivo todavía más que la reducción de horas que no ha tenido más remedio que aceptar en su trabajo. Lleva desde enero cobrando un 20% menos. Su hijo de 8 años está muy contento, porque ahora su padre viene a recogerle todas las tardes al colegio y porque su hermano está en casa todo el día. Lo que no sabe es que dentro de un par de meses, si la cosa sigue así, tendrá que dejar el equipo de fútbol con el que entrena todas las semanas.

Carlos se centra en su entrevista. En unos 45 minutos y tras un par de transbordos tendrá que coger otro autobús hasta el edificio donde está la empresa que le ha llamado. Son en total casi dos horas de viaje para ir y otras dos horas de viaje para volver. Pero si le cogen, vale la pena. El trabajo no está mal y los ingresos son similares a lo que cobraba antes de que le despidieran. Él no lo sabe todavía, pero no le cogerán. Ayer por la noche, el concejal de obras públicas colocó a su prima en ese puesto a cambio de un trato de favor en las próximas urbanizaciones proyectadas para el próximo año.

El metro para. En la estación entra mucha gente. Ya estamos llegando al centro y a esta hora mucha gente coge el metro para ir a trabajar. Carlos deja su asiento a una señora mayor, muy arreglada, que parece que va al cementerio, y se queda de pie, agarrado a la barra de sujeción enfrente de la puerta del metro. La señora va a ir primero a casa de su hija, a enseñarle la carta que acaba de llegar de la Comunidad de Madrid. Les han concedido la Ayuda de Dependencia. Por la experiencia de los que conocieron mientras su marido estaba en el hospital, sabe que no la cobrará hasta dentro de uno o dos años. Su marido murió hace dos meses.

Carlos ve cerrarse la puerta. Hay un papel pegado a la puerta. Le llama la atención, porque no suele haberlo. Parece que se trata de alguien que comparte piso, o que busca empleo, pero es un poco extraño. Se acerca y lo lee.

SE NECESITAN Personas con ganas de tener políticos que escuchen a los ciudadanos a los que representan. Somos una iniciativa con gran crecimiento, tanto en Internet, como en todo el territorio español. Ofrecemos: posibilidad real de cambiar los actuales poderes políticos que han demostrado dar la espalda a los ciudadanos que confiaron en ellos, realizando pactos y tomando decisiones que solo buscan su propio beneficio. No es necesaria experiencia previa. www.nolesvotes.org

Al principio se sonríe, pero luego hace lo que harán otras 12 personas antes de que un operario del metro quite el cartel. Cojerá un recorte y lo verá al llegar a casa en Internet.

Carlos pensaba votar al PP en las próximas elecciones para castigar la gestión del gobierno del PSOE, pero tras leer la wiki y algunos blogs, se da cuenta de que tienen razón. Si al PP de verdad le preocupara España tendría propuestas bien definidas y no un continuo “usted lo está haciendo mal” no productivo. Si al PP de verdad le preocupara su comunidad, se centraría en pagar sus deudas a las empresas en lugar de pedir al gobierno permiso para endeudarse. Y sobre todo, si a alguno de los dos le preocupara de verdad la gente, la escucharía.

Carlos empieza a buscar en el resto de partidos políticos que se presentan a las elecciones. Piensa: “esta gente tiene ideas muy buenas”. Y tras leerse un programa electoral que le gusta, decide que va a unirse a #nolesvotes. Mañana tendrá una nueva entrevista de trabajo, y esta vez sí, le cogerán. No sabe que el jefe de la empresa que le ha contratado, ayer salió muy temprano por la mañana a pegar carteles en las puertas del metro.

Actúa

marzo 5, 2011 Deja un comentario
77

Quedan 77 días #nolesvotes

Ayer, visitando a una amiga, me di cuenta de una verdad importantísima: #nolesvotes no llegará a nada si no sale a la calle. Ya lo decía hace unos días, cuando hablé de #malestar. Ese movimiento es importante porque saca las palabras y las quejas a la calle, pero igualmente hay que sacar los ideales.

Mi amigo eloso se apuntó a la manifestación ciudadana promovida por #Anonymous enfrente de la Sede del PSOE en Madrid. Otros amigos se ha reunido y se siguen reuniendo todos los viernes en Alicante, en la Plaza de los Luceros, a partir de las siete de la tarde. Pero seguimos sin llegar a quien debemos.

Como decía, ayer estuve en casa de una amiga mía. En su familia se juntan ejemplos (como ya en prácticamente todas las familias) de afectados por EREs, jóvenes con cargas familiares en paro, hipotecas que pagar, jóvenes adultos viviendo en casa de sus padres porque no pueden independizarse… pero todos ellos son parte de la nueva generación de españoles y españolas que están por la labor de cambiar España. Son parte de la generación de Internet. A ellos sí que llegamos desde aquí.

A los padres mayores (o no tan mayores) con los que viven, no. Hay millones de españoles y extranjeros con derecho a voto que NO conocen lo que se está moviendo con #nolesvotes. Gente que vota PSOE pensando que vota a Felipe González… Gente que cree que vota a Rajoy si vota a su representante corrupto en la ciudad en la que reside. Gente que no mira los programas electorales y vota a ciegas al bipartidismo. Eso le pasa a los padres de mi amiga.

Después de cenar ayer con ellos no sé si habré convencido a sus padres de usar bien su voto, aunque espero que la conversación haya servido para motivar que se hable de política en su casa. ¡Parece que no se pueda hablar de política en este país! Tal vez haya conseguido abrir la mente o la curiosidad de las dos pequeñas sobrinas que estaban presentes y que habrán de heredar lo que dejemos de España cuando los padres ancianos seamos nosotros.

Tal vez. Pero lo que sí ocurrió ayer por la noche fue que YO me dí cuenta de la necesidad de hablar del tema, sobre todo en entornos donde no se habla y más aún con gente con la que nunca se me hubiera ocurrido. Hazlo tú también. #nolesvotes, y actúa.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 595 seguidores

%d personas les gusta esto: