Archivo

Posts Tagged ‘facebook’

¿Y los 4,9 millones de parados?

abril 30, 2011 1 comentario
22

Quedan 22 días #nolesvotes

Hoy prácticamente no he pasado por casa. He comido rápidamente nada más llegar de trabajar y hemos bajado al centro. Y ahora quiero mirar las noticias y todo lo que veo en las portadas de periódicos de tirada nacional (ojo, de diferentes ideologías) es que Catalina y Guillermo (Bill y Kate para los amigos) han tenido una boda del copón y qué guapa (o fea, según Lomana) iba nuestra princesa de Asturias…

¿Y los 4,9 millones de parados?

¡Que bien nos ha venido la boda de Catalina, tú! Una cobertura mundial para un evento relacionado con una práctica política tan poco democrática como una monarquía (porque, asumámoslo, el pueblo en las monarquías no elige a su jefe de estado, lo elige el primer espermatozoide que llega al óvulo) nos ha venido de perlas para ocultar los trapos sucios debajo de la alfombra. Y aunque, por supuesto, la noticia se ha dado y ha aparecido en los medios, ha sido ocultada por la abrumadora cantidad de información sobre la casa real británica.

¿Y los 4,9 millones de parados?

En eso que bajo, como cada viernes que puedo, a la manifestación ciudadana de los viernes a las 19.00 con malestar.org Alicante, y empezamos a hablar con la gente. ¡Qué maravilla de tarde! ¡Había tanta gente con ganas de hablar y, sobre todo, de escuchar!  Y todos hablaban de lo mismo, los 4,9 millones de parados. Nadie decía nada de los vestidos de la princesa.

Eso sí, uno me dijo: “¿Y los 4,9 millones de parados?”

Yo me quedé un poco perplejo, pero me dí cuenta de que tenía razón: 4,9 millones de parados (5 millones para simplificar, se ponga el gobierno como se ponga) equivalen a más de la quinta parte de la población activa española y más del 10% de la población total. Más de 1.300.000 familias se han quedado sin ninguna fuente de ingresos en España, y lo peor es que esto no va a parar aquí:

Lo más dramático de estos hogares, aparte de que no tienen trabajo, es que tienen que seguir adelante sin recursos pero afrontando más gastos. Los precios siguen su tendencia ascendente (se situaron en el 3,8% en abril) y el Euribor cerró en dicho mes por encima del 2%, su nivel más alto desde septiembre de 2008, lo que encarecerá las hipotecas en 775 euros anuales. Pese a las reformas del Ejecutivo, la débil recuperación económica –que aún no se ha notado en el mercado laboral– no parece dar esperanzas de una mejoría a medio plazo. De hecho, el Gobierno reconoce en sus previsiones que las elevadas tasas de paro se mantendrán durante años –en 2014 todavía se superará el 16%–.

Xornal.com

Pero, ¿dónde están los parados? ¿Y los 4,9 millones de parados?

Según la encuesta de población activa del INE, las comunidades más afectadas por la subida del paro fueron, por este orden, en la Comunitat Valenciana, Comunidad de Madrid, Andalucía y Cataluña. Siendo el servicio de empleo una competencia transferible y transferida, el problema de estas familias no solo es culpa del gobierno central, los gobiernos de PP, PSOE y CiU de cada una de estas comunidades también tienen su parte de culpa. Según el mismo documento, el paro ha subido en todos los sectores, y en este trimestre se ha destruido más empleo fijo que temporal.

¿Y los 4,9 millones de parados? ¿Dónde están?

Esta pregunta se la hace todo el mundo. Desde luego, no hemos llegado a los 5 millones de parados, pero nos falta poco. Y aún viene la consejera de empleo a decirnos que a partir del mes que viene se creará empleo. ¿Eso significa que en mayo todavía estaremos destruyendo empleo? Peor, eso significa que nos van a volver a vender la moto de que el empleo “de verano” es empleo. Sin duda es un alivio para las personas que están entre ese millón de parados de larga duración, pero el problema es que volverá al paro en septiembre.

Queda claro que la reforma laboral emprendida por el gobierno hace unos meses y que, entre otras cosas, abarataba el despido y subía la edad de jubilación a los 67 años, no ha surtido efecto. Ahora destruimos más empleo indefinido que temporal, los jóvenes tienen la mayor tasa de paro de su historia (por lo que dudo que puedan cotizar hasta los 67 años) y todas las familias están sufriendo subidas en sus hipotecas por la subida del euribor

¿Dónde estáis?

Salid a la calle. El domingo, 1 de mayo, sin necesidad de que los sindicatos (que se embolsan el 10% de la indemnización de los trabajadores despedidos en los EREs que ellos pactan) os digan por dónde tenéis que ir, sin necesidad de uniros a ninguna forma de pensar o a ninguna voz política, salid a la calle. Es más, aprovechad y criticarlos en sus caras.

Mejor, salid el 15 de mayo con las manifestaciones ciudadanas de movimientos como “Toma la calle” a quejaros.

Mejor, salid cada viernes a quejaros y convencer a otros en vuestra ciudad con malestar.org. En Alicante, es en la plaza de Luceros, a la salida del TRAM, al lado del kiosko.

Mejor, quejáos y dejad clara vuestra postura (si podéis pagar Internet, claro) en vuestras cuentas de facebook, twitter y blogs.

Mejor, salid cada día a convencer a mucha más gente de que los partidos políticos de siempre no nos están ayudando en nada.

Y muchísimo mejor, el 22 de mayo, no votéis ni a PP, ni a PSOE, ni a CiU, los partidos más corruptos de la historia y a los que, como borregos, seguíamos votando una y otra vez. Pero no más. No. Vota a otros. A ellos, no les votes.

Por qué pienso #nolesvotes

abril 20, 2011 Deja un comentario
31

Quedan 31 días #nolesvotes

Van a cumplirse dos meses publicando a diario acerca de #nolesvotes y, aunque he hablado largo y tendido del movimiento, de por qué salir a votar el 22 de mayo y no quedarse en casa, de qué otras opciones hay además de PP y PSOE… Pero no os he hablado de cómo llegué a ser nolesvotiense.

Por mi rango de edad, pertenezco a ese 65% de la población española (echad cuentas con los datos del INE) que no tuvo la oportunidad de votar la actual constitución española. Con mis 26 primaveras (contando esta) he visto cómo el PSOE era sucedido por el PP de Aznar, he visto cómo era reelegido con mayoría absoluta, he visto aflorar como setas grúas y construcciones de moles de cemento que nunca han llegado a habitarse en una enorme burbuja inmobiliaria, he visto con rabia contenida nuestra entrada en la guerra de Irak, he visto cómo los pueblos del mundo se echaban a la calle, he visto cómo víctimas inocentes morían en innumerables atentados (de hecho, he sufrido uno en mis propias carnes), he visto cómo el PSOE de Zapatero echaba al PP de Aznar con su “talante”, he visto ese “talante” transformarse en insultos, descalificaciones y oraciones incendiarias lanzadas desde uno y otro bando… He visto muchas cosas… Pero nunca había hecho nada.

Pero un día llegó mi amigo eloso por Twitter y me dijo. “¿Has visto eso de #nolesvotes?” Y yo no sabía a qué se refería. En ese momento me metí en la página inicial del movimiento (www.nolesvotes.com) y leí parte de su wiki (http://wiki.nolesvotes.org). Leí más, me informé, eloso intervino en esa tertulia… Y en un par de horas vi la lógica de toda la idea.

No te pedimos el voto para ningún partido concreto, ni que votes en blanco, ni que te abstengas, sino que te informes para comprobar que existen alternativas.

La idea era tan sencilla que es absurdo que a nadie se le haya ocurrido antes. Se trata de reutilizar el sistema para darle la vuelta a la tortilla. Y lo mejor: no había cabeza visible. No había líder a quién seguir. Simplemente era una idea, con la que cada cual se sentía identificado, motivado a fomentarla y proclamarla si quería, sin tener que rendir cuentas a nadie. Me gustó.

En todas las elecciones (y muy especialmente en las elecciones municipales y autonómicas) hay innumerables fuerzas políticas pugnando por cargos en la administración local y autonómica. Sin embargo siempre acaban ganando las mismas: PP, PSOE o CiU. Curiosamente, las fuerzas políticas más votadas son las que menos escuchan al ciudadano. Ejemplos de ello tenemos para aburrir: La guerra de Irak, la jubilación a los 67 años, el canon digital, la ley Sinde… Y no importa si uno u otro están en el poder porque… ¡Oh, vaya! ¡Ambos están en el poder! Uno por si solo con mayoría simple puede no tener peso, pero ambos son tres cuartas partes del Congreso… si tienen que hacer algo para perpetuar sus escaños, se pondrán de acuerdo y nos dejarán de lado a los ciudadanos… eso seguro.

En definitiva, el ciudadano está vendido… ¿O no?

Es evidente que no ir a votar, pese a ser una forma de protestar, no va a cambiar las cosas. Ya ha habido elecciones con más abstenciones que votos a la primera opción parlamentaria, y nadie ha hecho caso. Es más, ya ha habido elecciones que superaban el 50% de abstenciones y nadie ha hecho caso. Para más INRI, los europarlamentarios que tienen su escaño pese a la abstención de más del 55% de los electores, se han creído con el derecho de cobrar las dietas de los viernes sin estar presentes y de volar en primera clase

Es evidente que votar en blanco, pese a ser una forma de protestar, no va a cambiar las cosas. Votar en blanco dificulta cambiar las cosas. Hace más difícil a las formaciones pequeñas conseguir el porcentaje mínimo que se requiere para conseguir escaños según la ley D’Hont, una de las grandes lacras de nuestro sistema electoral. No, un voto en blanco no es un escaño vacío, es un escaño que se quita a una formación pequeña y que se distribuye entre las grandes. En la práctica, es votar a lo que vote la mayoría.

Es evidente que votar nulo no va a cambiar las cosas, a menos por supuesto que quien vote nulo sean los votantes férreos del PPSOE. Me encantaría que en estas elecciones, cuando metieran su papeleta del PP o del PSOE, tachasen a todos los imputados en casos de corrupción en esas listas. Ya que no van a votar a un partido pequeño, como mínimo podrían tener la deferencia de no votar a gente corrupta, tachándola de la papeleta, ¿no? Pero el resto de los votantes sabemos que eso provocaría un voto nulo, que a todos los efectos funciona como una abstención.

Y, personalmente, yo quiero que cambien las cosas.

La idea es sencilla. Utiliza el sistema para cambiar el sistema. No te abstengas, no votes en blanco, no votes nulo… pero tampoco votes a los de siempre. Esto va a polarizar mucho el voto, sí, pero va a dejar a la ley D’Hont sin efectos prácticos y, lo mejor… va a obligar a los grandes partidos a tener que escuchar a los más pequeños, que muchas veces tienen muchas mejores ideas, pero muchos menos votos.

Para eso, lo primero que tienes que hacer es escucharles, currarte tu voto. Porque no se trata de votar al tun-tún. La democracia no es votar. La democracia es elegir, y para elegir hay que estar informado. Pero niégate a que te coman el tarro los de siempre. Ya sabemos como funcionan de sobra. Ya sabemos que nos prometerán el oro y el moro hasta que consigan nuestro voto… y después, nada (a menos que tengas mucho dinero, en cuyo caso serás amigo suyo y formarás parte del próximo escándalo corrupto-político).

La idea es sencilla, clara y tiene todas las de funcionar. Solo hace falta gente convencida, así que había que empezar a convencerla. Ahí es donde mi amigo eloso y yo nos retamos mutuamente a escribir al menos una vez al día sobre la idea #nolesvotes.

Dentro de poco hará dos meses que escribimos. Entretanto hemos aprendido a tratar con candidatos, con televisiones, con medios de comunicación, con trolls, con twitter, con facebook, con otras formaciones (como #malestar o #democraciarealya), hemos recibido críticas, destructivas y constructivas, hemos compartido impresiones, denunciado injusticias, promovido ideas y, lo mejor, hemos convencido a más gente.

A todos los nolesvotienses que me siguen en el blog: gracias. A todos los que todavía no os habéis “convertido”, pensadlo dos veces, informáos y veréis que es una idea fantástica y que puede funcionar. Y si decidís uniros, hacedlo con fuerza y comenzad a convencer a los vuestros también. A todos, gracias por estos dos meses, y ánimo. A por el mes que nos queda.

#nolesvotes

Los seguidores de Sonia Castedo se unen a #nolesvotes

abril 5, 2011 6 comentarios
46

Quedan 46 días #nolesvotes

O al menos eso parece, dado que son un filón de publicidad gratuita. ¡Gracias!

Por cierto, como vuestros posts son de quita y pon… (como los aeropuertos, concretamente en Castellón, o, por qué no decirlo también, los quirófanos del PSOE de Zaragoza… es que sois igualicos) me los imprimo todos a PDF. ¿De acuerdo? No es que sea fan de ellos. Solo que así, aunque me los eliminéis, los tendré guardaditos y podré hacer referencia a ellos.

Esta mañana veía el post de respuesta de Daniel Aguilar, después de que el grupo Diversitat LGTBi Alicante les hiciera retirar a los fans de la alcaldesa no-electa de Alicante, Sonia Castedo, de su blog mecaeguaysoniacastedo.es las fotografías que mostraban a asociados suyos. Después, también, de quejarse, junto conmigo y muchos que me han seguido, de las fotografías pro-LGTB que Daniel Aguilar había propuesto a la alcaldesa para aglutinar el voto gay Alicantino, a las que ella había contestado en Facebook con un “Dani, me gusta mucho tu idea”. Y veía esa respuesta, al mismo tiempo que veía que habían desaparecido las anteriores.

Sonia Castedo: "Dani, me gusta mucho tu idea"

Sonia Castedo: "Dani, me gusta mucho tu idea"

No sé cuánto durará el post de respuesta, porque los posts de respuesta del blog que aparecieron ayer, ya han sido retirados. Creía que porque desde las altas esferas habrían recomendado que este tema se tapase y enterrase, y no se mencionase jamás de los jamases… Y Daniel Aguilar me lo ha confirmado tácitamente hoy, cuando menciona directamente a #nolesvotes en su post “#nolesvotes,Quieres caldo?pues toma dos tazas…“. Gracias, en serio, primero por darnos publicidad y segundo por dejar claro que mi definición de troll de ayer no iba desencaminada. Vuestro próximo paso será intentar atacar nuestro wiki o trollear por twitter. Bien. Otros ya lo han hecho. Tenemos experiencia en eso.

Pero sobre tu post… sobre las “dos tazas”… sinceramente, como te comentaba ayer… dos tazas no. ¡Todas las que quieras! ¡Quiero debate! A mi pregunta de ayer: “¿Y tú, qué propones?” todavía nadie le ha dado respuesta. Y todavía ni vosotros ni Sonia ha optado por una de las dos opciones. Pero parece que algo hemos aprendido. Ahora en vez de lanzar balones fuera contra el PSOE… como os habéis dado cuenta de que ya no funciona, lanzáis balones fuera contra los ciudadanos. ¡Guay! Es lo mejor que podéis hacer. Atacar a los ciudadanos que, ya de por sí, estamos hartitos. Pero de hacer propuestas, y propuestas concretas… nada. Fotos en el TRAM, cuando está prohibido inaugurar, las que quieras. Propuestas… cero. ¡Si todavía Sonia no se ha puesto a hacer las listas!

Si queréis seguimos con la falta de coherencia. La coherencia se demostraría manteniendo vuestros posts que, misteriosamente han desaparecido. Si expresan vuestra opinión sincera, es totalmente lícito que la publiquéis en vuestro blog. Yo mantengo mis opiniones, ¿por qué vosotros no las vuestras? La coherencia se demostraría llamando Dr. Maligno a Ripoll, a Alperi y a Camps por igual. ¿Por qué sólo llamáis una y otra vez Dr. Maligno a Ripoll? ¿Porque Sonia no se fía de él? ¿Porque sus 5 causas con la justicia podría quitarle votos? ¿Y las causas de Camps? ¿Y las sospechas sobre Alperi? Y sí, por supuesto las de Luna, del PSOE, y las de los EREs de Andalucía. Vergüenza de ambos. Vergüenza.

Vergüenza en lugar de coherencia.

Y el drama de la coherencia llega cuando en el blog metéis cada dos por tres un link a un vídeo musical o con retales de películas… ¿Pagáis a la SGAE por ello? ¿Os tengo que recordar que el PP votó sí a la Ley Sinde? ¿Por qué no sois un poco coherentes con eso también?

#nolesvotes

Sonia Castedo (PP) en Alicante y el voto LGTB

abril 2, 2011 16 comentarios
49

Quedan 49 días #nolesvotes

Ya he hablado en el blog sobre el tema del voto LGTB. Reconozcámoslo, el cambio en el Código Civil por el cual se transformaba con un simple cambio en la frasología un matrimonio heterosexual en un matrimonio plural LGTB fue un cambio bien parido. De los pocos momentos lúcidos que el PSOE ha tenido a nivel nacional en sus dos legislaturas. Desgraciadamente sus dos legislaturas han brillado por la ausencia de estos momentos lúcidos.

Pero eso no le da carta blanca para que los votantes LGTB les demos ciegamente el voto por miedo al PP y a Mariano Rajoy, cuya indecisión en este tema deja claro que su plan es eliminar la equiparación de derechos entre los matrimonios hetero y homosexuales. De otro modo no habría promovido desde un mismo principio el recurso de inconstitucionalidad que, aún hoy, cinco años después, mantiene su partido en contra de la norma por la cual se equipara la unión civil homosexual a la heterosexual, con la misma nomenclatura y los mismos derechos y deberes.

Pero lo que he visto hoy de los que apoyan a la señorita Sonia Castedo, actual alcaldesa no-electa de Alicante, es vergonzoso. Este es el cartel que cuelga de su página de fans de Facebook.

 

Propuesta pro-LGTB de los fans de Sonia Castedo (PP Alicante)

Propuesta pro-LGTB de los fans de Sonia Castedo (PP Alicante)

Indignante. Si creía que era imposible ver más hipocresía en los políticos para arrastrar a algunos votantes, esto me demuestra que estaba equivocado. Pueden llegar a límites insospechados. El comentario de Sonia Castedo sobre este cartel desarrollado por sus fans ha sido: “Dani, me gusta mucho tu idea” a lo que posteriormente yo he respondido: “Si no fuese porque todavía tenéis interpuesto el recurso de inconstitucionalidad…“.

Respuestas a fotografía pro-LGTB del Partido Popular

Respuestas a fotografía pro-LGTB del Partido Popular

 

Me han llegado a decir:

Estimado Isaac… Sonia Castedo está comprometida con Alicante… lo que haga el partido es otro diereteponle la frase al Rajoy no a Sonia Castedo que ha apoyado el movimiento LGTBI en Alicante desde que esta como Alcaldesa de la ciudad incluso asistiendo al primer día del orgullo orginizado por la asociación DIVERSITAT ALICANTE LGTBI al mando en aquel entonces de JOSEP FUSTER… si quereias datos mas que cartelitos ahi los tienes…

 

Respuesta a mis comentarios en la foto pro-Gay del PP Alicante

Respuesta a mis comentarios en la foto pro-Gay del PP Alicante

Vamos, que me recomiendan que diferencie cuando voto al PP en Alicante y cuando voto al PP a nivel nacional. Que Sonia Castedo ha estado en el I Orgullo Gay de Alicante y ha oficiado bodas gays… ¿Quiere esto decir que me dan licencia para votar a cualquier otro partido en las próximas elecciones nacionales? ¿Quiere esto decir que cuando lleguen las elecciones al congreso Sonia Castedo va a pedir el voto para el PSOE, por ejemplo?

Mi respuesta ha sido directa y fulminante:

Entonces no votaré al partido de Mariano Rajoy en las próximas elecciones… Si Sonia Castedo quiere mi voto, puede presentarse por otro partido.

Y punto. No pienso dar tregua a ningún candidato hipócrita. Podéis seguir todo el hilo de la conversación (y, por supuesto, quejaros con vuestros propios comentarios públicos) en Facebook. El tema de los folletines electoralistas ya ha salido y, como esperaba, la respuesta ha sido el típico “y tú más” contra Elena Martín, del PSOE. Antes que asumir responsabilidad y exponer las cuentas echamos balones fuera y tratamos de redirigir la atención a otros, excusando nuestro mal comportamiento con el mal comportamiento de otros. Obviando que AMBOS son malos comportamientos y que a AMBOS hay que dar la misma sanción. #nolesvotes

Edito (3.4.2011):

Parece que “alguien” ha bloqueado el contenido de la discusión sobre la foto, así como muchas otras fotos semejantes de Daniel Aguilar S sobre Sonia Castedo. No están eliminadas, porque la foto de más arriba no está descargada, sino vinculada a la fuente, así que si algún día no la veis es porque definitivamente ha sido eliminada de la fuente.

Es curioso que también @soniacastedo me ha bloqueado en Twitter. Llevo dos semanas esperando a que me de explicaciones al respecto. Parece que cuando se encuentra alguna crítica, la bloquea, lo que me hace pensar que prefiere vivir en su mundo de fantasía, en el país de la piruleta y no darse cuenta de que defender a un partido que promueve activamente la diferenciación social y la pérdida de derechos de los ciudadanos (en este caso LGTB) está mal, y punto. Si se piensan que bloqueando contenido (ocultando información al ciudadano) me van a callar… ¡Ja! Eso solo demuestra que mi trabajo está teniendo su fruto. Que #nolesvotes está dando donde duele. Que tienen miedo de los ciudadanos con dos dedos de frente.

Tal vez vosotr@s todavía no estéis bloqueados. Apuntad y disparad con vuestros comentarios y vuestras opiniones. Cambiemos Alicante. Cambiemos España. #nolesvotes.

Edito (4.4.2011):

Daniel Aguilar S., el autor del cartel en cuestión, se ha puesto en contacto conmigo (podéis verlo en los comentarios más abajo) y me ha comunicado que no ha borrado el cartel. Se lo han bloqueado desde facebook debido a las denuncias que había recibido. No entiendo por qué, dado que el cartel, según mi opinión (aunque mantengo intacta toda mi valoración expresada anteriormente sobre el mismo), no viola los términos de Facebook. De hecho siento mucho que hayan retirado esos contenidos que tan buen debate hubiesen provocado.

No obstante, reitero que mantengo mi postura al respecto. Me pareció y me parece un ejercicio de demagogia 1) que el cartel se realizara y 2) que la propia Sonia Castedo lo apoyara, cuando se presenta como candidata por un partido que sigue manteniendo el consabido recurso de inconstitucionalidad y que ha dejado meridianamente claro con las actitudes de sus dirigentes que pretende recortar los derechos de los matrimonios LGTB a matrimonios de segunda.

He sido notificado que este post ha causado más revuelo todavía, y se han producido ecos a favor y en contra de mi postura. ¡Genial! Pensaba hablar de otras cosas en el post de hoy, pero esto tiene que recibir atención inmediata, directa. Hoy hablaré de ellos y les daré respuesta.

A Daniel Aguilar S., reitero que no era mi intención que te retiraran el cartel de facebook, sino que se abriera un debate social sobre el mismo. Dado que en facebook ya no es posible, espero que en la blogosfera se consiga 🙂

Abstenciones, votos blancos y votos nulos… #nolesvotes

marzo 4, 2011 478 comentarios
78

Quedan 78 días #nolesvotes

Si eres de los que está hasta la coronilla de la pandilla de acomodados que tienes en el gobierno, en la oposición y en otros asientos libremente distribuidos en el panorama electoral español, y muy especialmente, si estás harto o harta de que, a pesar de todo, se sigan repartiendo el pastel entre ellos sin hacerte caso a ti, es muy probable que estés deseando hacer lo mismo con ellos y mandarlos a todos a freír espárragos.

Probablemente has pensado en votar en blanco, votar nulo o, directamente, no moverte de la butaca de tu casa el 22 de mayo. Si es así, tómate diez minutos y lee este post mientras te tomas el café, porque voy a intentar hacerte ver de qué sirve cada una de las tres posiciones tal como están las cosas en España, con los datos en la mano y por qué #nolesvotes no te recomienda ninguna.

La abstención

#novotes es un hashtag que se deja ver junto con el de #abstencion mucho al igual que el de #nolesvotes. A veces incluso juntos. Pero no revueltos. No son lo mismo. Cuando alguien te dice que no votes, o decides no votar estás absteniéndote de expresar tu opinión en las urnas. Abstenerse es simplemente no votar. Quedarte en casa el día 22 de mayo viendo la tele y punto.

La diferencia sutil entre la gente de #novotes y la de #nolesvotes es que mientras la primera te dice que te abstengas, la segunda te dice que no te abstengas, pero que no votes a los de siempre. ¿A quién hacerle caso? Por supuesto, a quien tú quieras, el voto es tuyo. Pero antes de decidir toma esto en cuenta.

Si no votas, probablemente es para expresar tu descontento con la situación de la política española. Probablemente digas “estoy en contra de un sistema que me toma el pelo, así que no participo en el sistema“. Algunos de los que han montado la página de Facebook de malestar.org, piensan así. Muchos de vosotros seguro que también. No obstante, los no-votos en el sistema electoral español no cuentan nunca. Ni para mal, ni para bien.

Pongámonos en antecedentes. Si leísteis mi post del martes, ya sabréis la historia de las elecciones catalanas. En 2010 igual que en 2006, la fuerza más votada en las elecciones catalanas fue la abstención, con un 40% y 43% de abstenciones respectivamente. Ningún partido superó esos porcentajes en ninguna de las dos ocasiones. Ni siquiera el partido más votado, CiU. De hecho en las de 2006, a pesar de no haber ganado ninguno, los partidos del tripartito se propusieron tumbar al partido más votado y juntando sus cachitos, hicieron gobierno por encima de la voluntad popular.

El caso del referéndum para la Constitución Europea es el más chocante. Según el Gobierno, de cara a la Unión Europea, fuimos el primer país en aprobar la Constitución Europea por mayoría en referéndum. El caso es que sí, el 76% de los votos fue para el sí, por lo que la Constitución fue aprobada por una amplia mayoría. Eso sí, solo fue a votar el 42% del censo. Casi el 60% de los españoles se quedó en casa. Fue la participación más baja de toda la historia de la democracia. ¿Sirvió para demostrar algo? No. La Constitución se aprobó pese a ello.

Por lo tanto, en España, la abstención no significa que estés en contra del sistema. En España tu no-voto se va a tomar como un voto a la mayoría. Un “me da igual lo que salga, ya veremos cómo me las apaño luego”. Si realmente te da igual lo que salga, perfecto. Si te da igual que suba el paro, la gasolina, las hipotecas, la delincuencia… En fin, eres libre de no votar. Pero si estás hartito o hartita de este tinglado, no tienes más remedio que ir a votar si quieres que se te oiga. Si no, tu abstención se la van a pasar por el forro.

Curiosamente, echando la vista atrás, si revisas los datos de todas las elecciones generales en España, la abstención nunca ha bajado del 20% ni ha subido del 32%. Eso quiere decir que siempre, más de dos terceras partes de los votantes censados ha ido a votar. ¿Pero sabes cuándo se ha ido a votar más masivamente? Cuando había necesidad de cambio.

  1. En 1977. Hubo solo un 21% de abstenciones, a pesar de que los españoles estaban poco acostumbrados a votar, recién saliditos de una dictadura. ¿Por qué? ¿Las ansias de cambio, quizá? ¿La necesidad de validar la nueva democracia? ¿Las ganas de ser ellos mismos quienes decidiesen su futuro? Seguramente. Las siguientes elecciones de 1979, obligadas tras ratificar la Constitución, volvieron a dar a UCD como ganador. Parece que la gente ya daba las cosas por logradas, porque la abstención (la gente del “me da igual”) subió al 31% de golpe, hasta que pasó algo gordo.
  2. En 1982 se registró la menor abstención de la historia. El 80% de los españoles salieron a votar masivamente. Solo el 20% se abstuvo. De nuevo con las ansias de cambio. Adolfo Suárez había dimitido. Acabábamos de tener el famoso 23-F. La democracia había subsistido, mantenida con palillos y había que revalidarla, no fuese a ser que a alguien se le ocurriese quitárnosla. Sin duda, un momento histórico que, también significó un cambio. De UCD pasamos al PSOE de Felipe González.
  3. La abstención volvió a fluctuar en torno al 30% hasta otro mínimo: en 1996. Bajó hasta el 22,6%. Curiosamente con otro cambio: los votantes escogieron al PP después de una serie de escándalos del PSOE. Y ahí se quedó hasta que se le ocurrió meterse en la guerra de Irak.
  4. En 2004, después de haber pasado por otro despunte superior al 31% de no-votos al “me da igual”, la abstención volvió a bajar hasta el 24% a favor del cambio. El cambio relativo. El cambio de nuevo al PSOE, que lleva ahí desde entonces.

Como queda patente, la lectura que se hace en la sociedad y la política españolas del no-voto o abstención no es de rebeldía contra el sistema. Es más bien de continuismo. Las elecciones en las que hay abstención, mantienen el status quo conseguido en las anteriores. Las elecciones en las que hay alta participación generan cambios.

Si pretendes quejarte con tu abstención, te recomiendo que consideres una mejor manera de hacerlo, porque si no, te van a tomar por el pito del sereno.

El voto nulo

El voto nulo es el voto ambiguo. Los votos con papeletas no oficiales, votos a más de un candidato, votos rotos, votos con dibujitos, etcétera, todos esos son votos nulos, porque aunque el votante se ha personado para dar su voto, el voto no se atiene a las reglas de los votos.

Este voto, igual que las abstenciones, no suma votos en el cómputo global de votos emitidos y, para los efectos, es lo mismo. Se registra como nulo para que la contabilización al final de la jornada, entre válidos, nulos y abstenciones, sume el 100% y nadie diga que ha habido tongo.

Históricamente, en España, siempre ha habido muy pocos votos nulos. En las generales sólo ha superado el 1% las primeras 4 elecciones de 1977, 1979, 1982 y 1986, y se lo podríamos achacar perfectamente a que estaban todavía aprendiendo cómo funcionaba eso de votar.

El hecho de que el voto nulo no sea computable lo hace una muy mala elección si quieres cambiar las cosas. A todos los efectos, en España funciona igual que una abstención. Y si las abstenciones no hacen nada por el cambio, imagínate lo que hacen los votos nulos que prácticamente no superan el 2%.

En #nolesvotes te podríamos pedir que votaras a “Conejitos suicidas” o al “Partido de la Pantoja de Puerto Rico“, o a cualquier chorrada que te viniese a la mente. Incluso meter una pegatina de #nolesvotes en el sobre. Daría igual. Tu voto sería igualmente nulo y dejarías las cosas igual, porque tu voto no sería válido. Sería papel mojado.

El voto en blanco

Según la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, en su artículo 96, punto 5: “Se considera voto en blanco, pero válido, el sobre que no contenga papeleta y, además, en las elecciones para el Senado, las papeletas que no contengan indicación a favor de ninguno de los candidatos”.

¿Qué los diferencia de una abstención o un voto nulo? El tema de que sea un voto “válido”. El voto en blanco es válido porque sí cuenta para el cómputo final de votos. Pero si te piensas que se va a traducir en escaños en blanco, te equivocas de pleno. Entonces, ¿qué se hace con ellos?

Si has oído que son votos que se dan al partido más votado, o que se distribuyen entre los más votados, no es cierto. Pero sí perjudican a los partidos menos votados. En España no se utiliza un sistema proporcional normal y lógico, en el que cada partido se lleva el tanto por ciento de escaños que ha conseguido en las urnas. En España utilizamos una complicada fórmula matemática, la ley d’Hont (explicada pasito a pasito aquí y aquí), con una regla de salida básica: si no llegas al 3% de los votos, no entras en el juego. Los votos en blanco, aunque no se le reparten a nadie, sí que hacen el saco de votos más grande, con lo que los porcentajes, se hacen más pequeños. Como consecuencia los partidos con menos votos salen perdiendo.

Además, los artículos 68 y 69 de la Constitución Española establecen que la circunscripción electoral para las elecciones generales (Congreso y Senado) es la provincia. Eso quiere decir que, aunque un partido se pase del 3% en el recuento de votos nacional, si provincia a provincia no llega al 3%, queda eliminado. En las últimas elecciones generales, le pasó a IU de manera escandalosa. Aunque sacó más votos que CiU en las elecciones al Congreso, sacó 8 diputados menos. ¿Por qué? Porque circunscripción a circunscripción había quedado eliminada, a pesar de tener un total nacional superior.

En las próximas elecciones municipales y autonómicas pasa tres cuartos de lo mismo. Cada autonomía tiene su propia Ley Electoral, siendo la Valenciana de las más hirientes contra los partidos minoritarios, ya que eleva el mínimo al 5%. No obstante, como la circunscripción electoral sigue siendo la provincia, aunque un partido llegue al 5% global en todas las provincias de la autonomía, o incluso al 10%, o al 12%, no tendrá acceso a escaño si no llega al 5% al menos en una de ellas.

Luego, votar en blanco hace más difícil a los partidos pequeños más difícil llegar a obtener escaños, o lo que es lo mismo, hace más fácil a los partidos mayoritarios obtenerlos. De ahí que el voto en blanco acreciente las injusticias electorales y que #nolesvotes no te lo recomiende.

En todo caso, hay una iniciativa llamada “Ciudadanos en Blanco” que te proponen que les votes a ellos. Ellos a cambio, cada escaño que consigan lo dejarán vacío, siempre que legalmente sea posible. Y cuando no lo sea, no lo defenderán ni votarán en los plenos, excepto si es para votar que los votos en blanco se conviertan en asientos vacíos en una futura Ley Electoral.

En resumen

Estás jodido. O jodida. Porque te puedes quejar todo lo que quieras, tenemos libertad de expresión, pero si no sales a votar el 22 de mayo, las cosas no van a cambiar. Claro, viendo que abstenerte no es una opción, romper tu papeleta tampoco y dejar el sobre vacío menos todavía… ¿qué hacemos?

#nolesvotes es una gran alternativa. No es un partido político, ni es una organización. Es una idea. Una idea lógica después de haber visto lo que acabas de ver. “Si no quiero el sistema actual, no quiero votar PP, no quiero votar PSOE, pero no quiero tampoco que salgan elegidos por mi inacción, porque me tienen hartito, voto a los demás.”

¿Qué consigues con eso? En primer lugar, si diversificamos el voto, la ley d’Hont es más difícil de aplicar y menos abusiva. Repartir los escaños entre cinco partidos donde dos quedan eliminados y otros dos tienen en conjunto el 70% de los votos restantes es favorecer el bipartidismo. Si bajamos ese 70% y subimos el resto, favorecemos que la representación en las cortes autonómicas y los ayuntamientos sea más equitativo y castigamos verdaderamente a la clase política asentada, porque entonces es cuando verdaderamente pierden poder.

En segundo lugar, ayudamos a que las formaciones políticas que quedan injustamente excluidas por la barrera del 3% o el 5% y la circunscripción electoral tengan opciones a conseguir escaños en las autonomías. Aunque no consigan todos los que les corresponden por derecho porcentualmente, al menos tendrán la oportunidad de dejar oír su voz y defender tu voto.

Por último conseguimos un cambio aún más grande: en la ciudadanía. Porque #nolesvotes no te pide que des tu voto indiscriminadamente a cualquiera. Te pide que te informes de las alternativas y escojas la que te parezca mejor a ti. La ciudadanía tiende a pensar que si no votamos PP hay que votar PSOE, porque PP y PSOE nos invitan a pensar así. Pero eso no es cierto. Hay otros partidos a los que, tal vez por ser pequeños, tal vez por pensar que no van a llegar a ese 3%, tal vez por pensar que es tirar tu voto, no les das ni la oportunidad de leerte su programa electoral. ¿Y si tienen ideas buenas? ¿Vas a permitir que se pierdan esas ideas por seguir la misma tendencia de siempre? ¿Y si quieren cambiar este sistema electoral por uno mejor? ¿No sería eso digno de ser votado?

Pues ale. Si ya te has terminado el café, piensa sobre todo esto. Compártelo con quien quieras. Busca alternativas. Pero sobre todo, el 22 de mayo #nolesvotes, pero vota.

“Pues yo no entiendo eso de #nolesvotes”

febrero 25, 2011 37 comentarios
85

Quedan 85 días #nolesvotes

Hoy este blog ha duplicado el número de visitas máximo que había recibido desde que lo abrí. Vale, tampoco lleva tanto tiempo abierto, pero hasta ahora van 205 personas que han leído el artículo de ayer y contando…

Parte de estos lectores y lectoras vienen de meneame.net, una comunidad en la que acabo de meterme y en la que #nolesvotes es un movimiento que todavía no se entiende del todo bien. Ayer no fui el único que apareció en los meneos de la red, y no fui el único que tuvo que defender la idea de #nolesvotes. Y como hay mucha gente que no lo entiende, decidí cambiar el tema que tenía pensado para el post de hoy y hablar de qué es eso de #nolesvotes desde los puntos de vista que ayer me encontré en comentarios por redes sociales, meneos y en el propio blog.

¿Pero qué es eso de #nolesvotes?

Puedes ver datos sobre el movimiento #nolesvotes en www.nolesvotes.com y wiki.nolesvotes.org. Por supuesto, hay una conversación global en Twitter con el tag #nolesvotes, que es de donde salió todo el asunto. El origen de #nolesvotes viene de la architwitteada #leySinde. Cuando PP, PSOE y CiU se pusieron de acuerdo para rescatar la ley de donde debía haberse quedado, los internautas comenzaron a reunir sus comentarios en la red bajo la idea de #nolesvotes, ya no por la #leySinde en sí misma, sino porque era la enésima situación en que el bipartidismo de España se ponía por encima de los votantes, de los que en realidad deberían tener la palabra. Al fin y al cabo, quien decide en una democracia debería ser el pueblo.

Dado que había unas elecciones cerca (quedan 85 días) #nolesvotes resumía no solo la necesidad de un voto de castigo, sino la necesidad de un cambio. Pero no hay que pensar que #nolesvotes es una organización, como #Anonymous, ni pensar en #nolesvotes como en un partido político que tenga que presentar un programa electoral. #nolesvotes es simplemente una idea, con la que probablemente estás de acuerdo, aunque no lo sepas: “No te pedimos el voto para ningún partido concreto, ni que votes en blanco, ni que te abstengas, sino que te informes para comprobar que existen alternativas.

¿Qué propone #nolesvotes?

Primero repito: no pienses que #nolesvotes es un partido político; no pienses que es una organización o una asociación; no pienses que deben presentarte un programa electoral. No lo van a hacer. #nolesvotes es una idea y punto. Eso sí, es la idea de mucha gente, y cuanta más gente se une… bueno, a más gente, más ruido. La idea es: no te resignes al sistema electoral actual.

Muchos están hartos de la gestión del PSOE; y ya no solo hablamos de la #leySinde, hablamos de economía, de vivienda, de igualdad, de trabajo, de juventud, de educación… La forma tradicional de castigar la gestión de un gobierno en España, ha sido resignarse al bipartidismo y votar a la oposición. Pero cada vez más gente tampoco quiere votar al PP. La corrupción, la falta de ideas, la falta de liderazgo, la sensación de que la crisis actual es herencia de su gestión proconsumista y sobreconstructora, y muchas otras razones, incluso ideológicas, hacen que PP tampoco sea la opción que te representa. Desde luego, la #leySinde dejó claro que PP, PSOE y CiU, salvando las distancias, son la misma cosa.

Es cierto que en los noticiarios nacionales, cada vez que sale una encuesta de intención de voto o una entrevista política se evita a los partidos “minoritarios”, a los que me gusta llamar “terceras vías“, pero eso no significa que no existan. De hecho estas terceras vías, desde su pequeñez están innovando y proponiendo nuevas maneras de regenerar la democracia. ¿Te has informado sobre ellas? Tal vez si de verdad quieres que tu voto se haga notar, deberías informarte y votarles. Eso es lo que te proponen los ciudadanos y ciudadanas que piensan #nolesvotes.

¿Y la idea de #nolesvotes no es de sentido común?

Precisamente. Al menos eso pienso yo y los más de 27.000 Facebookers que ya están apuntados en el grupillo. Y probablemente piensen igual los más de 300.000 internautas que han visitado www.nolesvotes.com. Pero, sinceramente, para que llegue a algo, hay que promocionarla. Hazte eco en tu blog, en twitter, en facebook… Ya sabes que @Catacroc en su blog y yo en el mío estaremos publicando hasta que lleguen las elecciones. Además de asumir la idea, ¿por qué no la comentas con tus amigos?

Pues yo creo que #nolesvotes no va a llegar a nada

Pues con esa actitud, desde luego no. Pero si se produce un cambio democrático en las próximas elecciones locales, sí, es verdad, no habrá manera de achacárselo a #nolesvotes.

Si, por ejemplo, #nolesvotes te pidiera “vota a Ciudadanos en Blanco“, pues sí. Podríamos medir el efecto de #nolesvotes tras las elecciones mirando cuánta gente votó a Ciudadanos en Blanco. Pero no es el caso. La propuesta es tan sumamente abierta que podría pasar de todo, eso sí, le pegaremos un bocado al verdadero problema que permite a los grandes partidos desoír a los españoles y las epsañolas que les votan: el bipartidismo que, desgraciadamente, los votantes hemos asumido.

Probablemente tras estas elecciones en los ayuntamientos y comunidades haya mayoría de PP, o de PSOE, pero desde luego si ayudamos a los demás a informarse de que existen terceras vías, conseguiremos un mapa político mucho más polarizado, donde haya más ideas que plantear y más voces para apoyarlas. Más aún, habremos retomado las riendas de la verdadera democracia y nos daremos cuenta de que dentro de un año podemos volver a repetirlo y conseguir mucho más.

¿Y cómo es posible que haya llegado a tanto? No lo entiendo. ¡Si no proponen nada!

Bueno, eso de que no proponen nada… Desde luego no son un partido político. No te van a proponer políticas de economía o de empleo. No te van a proponer qué hay que hacer con la distribución del estado español. No van a meterse en el Congreso o el Senado, porque no van a pedir tus votos. Ni van a apoyar a un partido u otro. Pero sí tienen algo claro que proponerte: que hay muchas opciones, así que te proponen que te informes y, por supuesto, que no tires tu voto al bipartidismo.

Te repito el lema de #nolesvotes: “No te pedimos el voto para ningún partido concreto, ni que votes en blanco, ni que te abstengas, sino que te informes para comprobar que existen alternativas.” Qué alternativa escojas, es cosa tuya. Pero escoge algo que realmente represente tus ideales y no permitas que tu “voto tradicional” o tu “voto útil” (que, claramente sería inútil) devuelvan a España de nuevo a un bipartidismo constante. Sabes que te mereces algo mejor y tienes una oportunidad fantástica de cambiar las cosas el próximo 22 de mayo. Úsala bien. Esa es la idea de #nolesvotes.

Todo parecido con la realidad puede ser su reflejo

febrero 23, 2011 2 comentarios

A eloso no se le había pasado por la cabeza retar a nadie. Por mucho que las batallitas y discusiones políticas siempre habían sido bienvenidas, Antonio nunca había intentado llevar a cabo ninguna revolución en firme… Pero se le ocurrió que ya estaba harto.

Todo empezó, por supuesto, dentro de su cabeza. Algo a lo que llamamos conciencia ya llevaba rebotándole en la sesera por alguna razón, y aunque discernía qué trataba de decirle su “Pepito Grillo” particular, no se paró realmente a escucharse a sí mismo hasta que vio que no era el único al que su conciencia le estaba machacando.

Como hombre joven y avispado que es, al que le ha tocado vivir la vida en una España moderna, que ya ha superado las represiones de épocas pasadas y que está profundamente disgustado con la mala gestión de su gobierno, pretendía cambiar las cosas con su papeleta el próximo día 22 de mayo. Pero se dio cuenta de que la sociedad de su entorno tenía profundamente asumido que, si no iba a votar al gobierno, obviamente votaría al mayor partido en la oposición.

“Pero es que yo soy liberal, más aún, independiente. ¿Realmente creo en el bipartidismo que tácitamente he heredado de mis padres y que he ayudado a instaurar con mis acciones (e inacciones) pasadas?”. Y de pronto, una ley simple como cualquier otra, la “fabulosa” ley Sinde, le deja claro que no; que no se puede confiar tampoco en “los otros”. Que son la misma mierda.

En un giro del destino, como en el destino de varios cientos de miles de internautas (o como diría De La Iglesia, “ciudadanos”), el movimiento www.nolesvotes.com (#nolesvotes en Twitter) se cruza en su camino y, de pronto, conciencia y razón hacen “clic” y le dejan claro que los ecos que hasta entonces rebotaban en su cabeza, apuntaban en esa dirección. “Hay más opciones que solamente votar mierdas de distinto color o talante. Hay gente razonable, independiente y correctamente motivada que sí tiene ideas, y las expone, y las defiende. Gente que sí me representa. Y aunque siga siendo liberal e independiente, dentro de 86 días aquellos que parecen tan seguros de mi voto, se van a llevar una sorpresa cuando mi voto, aunque no forme gobierno, sea la llave que mantenga a los grandes bajo mi control.”

Entonces va a Twitter, escribe en Facebook, publica en su blog, vota y comparte en menéame y comenta sus convicciones con sus amigos; y de pronto uno de ellos le reta a escribir un post al día, hasta el 22 de mayo, sobre nolesvotes.com. Tal vez así, hasta consigamos que nuestro voto también sea grande.

A %d blogueros les gusta esto: