Archivo

Posts Tagged ‘londres’

De lo que se va dando uno cuenta

septiembre 13, 2013 5 comentarios

Venía yo pensando ayer que de algo hay que hablar en el blog que hace mucho tiempo que no digo nada… y de pronto mientras me subo en el autobús que me lleva al trabajo me plantifican un boleto de cartulina con 8 preguntas y un bolígrafo.

Desde que me vine a vivir a Londres (sí, soy un “joven en busca de aventura” más), me he empezado a dar cuenta de muchísimas cosas que se hacen mejor en eso a lo que nos gusta llamar Europa. También es verdad que algunas se hacen peor, y que el Reino Unido es la parte menos europea de Europa. Pero siguen siendo la democracia más antigua de las que tenemos cerquita y eso, relaciones internacionales aparte, es digno de analizar. Sobre todo por una de las democracias más jovencitas, como la nuestra.

Resulta que cuando estás en España te das cuenta de que hay muchas cosas que se están haciendo mal. A veces hasta te pasas y ya no ves más que negro cuando hay muchos tonos de grises. Y cuando sales al extranjero, tan acostumbrado a la negrura de tu país, te parece todo blanco y reluciente cual lavado de Neutrex Futura. Evidentemente los grises existen en todas partes, y aquí también hay borrones, pero desde luego las luces relucen mucho más, máxime comparadas con el agujero infecto de cucarachas que es España.

Entre otras cosas que aquí funcionan muy bien es el transporte público. Hace un mes estuvieron aquí unos amigos míos de visita, y no podían salir de su asombro cuando veían que en cuestión de un minuto, un tren salía de la estación de metro para dejar lugar a otro. Se asombraban de que la gente escuchara el vagón en el andén y no se desviviera por correr escaleras abajo para cogerlo antes de perderlo. Pero claro, cuando hay otro un minuto después, te puedes permitir el lujo de dejarlo pasar.

¿Y cómo hacen que las cosas funcionen tan bien? Pues ayer me quedó muy claro cuando me presentaron el boleto de cartulina con las preguntitas. Resulta que el borough donde vivo se ha estado planteando reducir el número de autobuses que pasan por las calles principales y redirigir el tráfico para fomentar paseos por el centro, en búsqueda de que la gente salga más, se incentive el comercio (y el bebercio, que estamos en el país de las pintas de Guiness) y haya menos polución en el centro. Hace seis meses reorganizaron las líneas de autobús y a mi me tocó cambiar de número. Salí ganando. Tardo 10 minutos menos en llegar al trabajo.

Pero parece que no se han quedado ahí. En coalición con la organización encargada del transporte en Londres, el TfL (Transport for London), ahora han organizado una encuesta por todos los autobuses que se vieron afectados por la reorganización hace seis meses, no solo en el barrio, sino en todo Londres. Así que rellené un boleto por la mañana y otro por la tarde.

En el boleto-encuesta las preguntas eran bastante sencillas: quién eres (rango de edades), de dónde vienes (de tu casa, del trabajo, de otro autobús, del metro…), adónde vas (idem) y qué tal el viaje. En realidad podrían haber sido ecuaciones diferenciales o un papel en blanco. Lo que importa es que en el transporte público preguntan a los usuarios qué tal les va, sacan estadísticas e intentan mejorarlo. ¿Cuántas veces me han preguntado lo mismo en España? Cero.

Pero es que eso no es todo. La oficina central del TfL manda semanalmente a todos los usuarios registrados con la Oyster Card (la tarjeta de abonos multitransporte de Londres) información sobre los cierres temporales o de fin de semana de algunas líneas. Hoy mismo me acaban de mandar un correo avisando que desde el mes que viene la Central Line tendrá más trenes y estará abierta todos los días hasta las 00:30 y que Hammersmith & City cerrará todos los fines de semana. ¿Por qué? Pues porque se hacen encuestas y se detecta dónde hay que poner más, y donde no hace falta tanto, mejorando la administración de los recursos.

Por supuesto no todo son luces. El coste mensual del abono de transporte para las zonas 1 y 2 de Londres supera las 120 libras. También es verdad que el salario mínimo es de casi 1.300 libras mensuales. El salario mínimo en España es de aproximadamente 750 euros. Al mismo ratio, el abono mensual debería costar unos 70 euros. Comparad con vuestros abonos mensuales. Si tenéis autobuses, metro, metro ligero y cercanías incluidos, además de un tren cada dos minutos en hora punta, entonces el precio es comparable.

Pero es que todavía hay más. El TfL tiene una página web exclusivamente dedicada a consultas online a los usuarios del transporte público. Cuando se planea hacer una extensión de una línea de metro, ampliar alguna estación, aumentar el número de trenes u otras cosas por el estilo, se hace un análisis estadístico de los usuarios registrados de Oyster y a aquellos que se pueden ver afectados porque suelen utilizar paradas cercanas a lo que se puede ver afectado, les mandan una encuesta para que voten qué les parece mejor.

A mi en concreto hace un mes y medio me preguntaron por el Crossrail 2, una nueva línea de metro que pretende unir el suroeste con el noreste de Londres. Como esa zona es donde vivo yo, pues me preguntaron cuál de las opciones me parecía mejor, a lo que voté, obviamente, por la que pasaba más cerca de casa.

A ver cuándo os han preguntado a vosotros en España qué hacer con el dinero del transporte público. Si en Alicante nos lo hubieran preguntado, a lo mejor el Tram a la Universidad se habría hecho después de uno al aeropuerto y ambos se habrían puesto en marcha antes.

Pero bueno, de todo se aprende. Sólo quería compartir esto con vosotros para que veáis cómo se pueden hacer las cosas y que no hay que resignarse a cómo se hacen y ya está. Las cosas pueden cambiarse mucho y para bien. Solo hay que empeñarse en ello.

Curiosidades del mundo del celuloide

marzo 6, 2011 Deja un comentario
76

Quedan 76 días #nolesvotes

El primer día en que publiqué el contador que tenéis a la izquierda, que va contabilizando los días que quedan hasta el 22 de mayo (día en que podremos decidir libremente quién va a gestionar nuestras ciudades y comunidades autónomas), fue el día 86. El día después de que mi amigo eloso me convenciese de unirme a #nolesvotes y que hiciéramos una medio-apuesta de publicar un artículo en nuestros blogs cada día hasta el 22 de mayo.

Hace 10 días de ello. Curiosamente, el número 86, expresado en binario (01010110) es el código de la letra “V” y curiosamente, “V” es la letra que definía al personaje que revolucionaba el orden establecido en la novela “V de Vendetta” que ha sido magistralmente transformada en una magnífica película que os recomiendo.

Es interesante que la máscara que identifica a “V”, que personifica a los ideales que defienden la justicia, la igualdad, y la libertad en la película, es la misma que se ha asociado al movimiento #Anonymous que lleva movilizando personal en contra de la ley Sinde desde que la misma se parió.

Anonymous

Anonymous: Espéranos

Anonymous no es una persona, ni una organización. Igual que “V” es la indumentaria física que toma un ideal, en este caso, tomando el cuerpo de mucha gente anónima que cree lo mismo: que las cosas deben cambiar. En el lema de Anonymous se lee lo siguiente:

Knowledge is free.We are Anonymous.We are Legion.We do not forgive.We do not forget.Expect us!

El conocimiento es libre.Somos Anónimos.Somos Legión.No perdonamos.No olvidamos.¡Esperadnos!

En “V de Vendetta”, el tema principal es la lucha entre anarquía y fascismo, en contra del control ejercido por el estado sobre los ciudadanos, cuando los ciudadanos son los que deben tener el control. En la película, en la madrugada de un 5 de noviembre, “V” decide volar por los aires el edificio Old Bailey, la sede de la justicia de Londres. Aunque las autoridades intentan tapar el atentado haciendo ver que se trataba de una demolición premeditada, ese mismo día “V” aparece en una emisión pirata por televisión convocando a todos los británicos a la destrucción del Parlamento (la sede del gobierno) el siguiente 5 de noviembre, el año siguiente.

#nolesvotes, no está a favor del vandalismo ni la violencia en la defensa de los ideales. Aquí creemos que los ideales hay que defenderlos de persona a persona y que, sobre todo en un país donde todavía tenemos algunas libertades básicas, es importante ejercerlas para ganar más libertades y no hundirnos ciegamente en el miedo al cambio. El miedo al cambio es lo que ha motivado que los productores culturales favorecieran la ley Sinde. El miedo al cambio es lo que sigue haciéndonos votar a favor del bipartidismo. El miedo al cambio es lo que nos ha llevado a esta crisis. El miedo al cambio es lo que hará a miles de españoles votar listas repletas de candidatos imputados por corrupción.

No tengas miedo. Ten ideales.

V: “Bajo esta mascara hay algo mas que carne y hueso. Bajo esta mascara hay unos ideales, Señor Creedy. Y los ideales son a prueba de bala.”

Un año después de la destrucción del Old Bailey, el 4 de noviembre, cientos de miles de británicos recibieron un regalo en sus puertas: una máscara y una capa negra, la misma que utiliza “V” y la misma que utiliza Anonymous, recordándoles su cita pendiente con la libertad.

Irónicamente, es aproximadamente el mismo tiempo, un año, el que separa estas elecciones municipales de las próximas elecciones generales. Dentro de aproximadamente un año, tal día como hoy, probablemente estemos votando por cómo queremos que sea España en unas elecciones generales que pueden ser las del cambio. Pero antes tenemos que demoler nuestro Old Bailey particular.

Si el Old Bailey significaba justicia para “V”, no votes una lista injusta, marcada por imputados en casos de corrupción que se niegan a arreglar sus asuntos en los tribunales. No votes a listas de partidos que se niegan a reformar la Ley Electoral para que esta sea verdaderamente justa. No votes a partidos que utilizarán tu voto para sentarse en su trono de magnificencia y desoirte después. Haz justicia.

Y dentro de un año, como en “V de Vendetta”, tendremos todo el rigor para utilizar el regalo que tenemos, el voto anónimo y libre, para “tumbar” el Parlamento y poner un gobierno que realmente cambie las cosas. El próximo 22 de mayo #nolesvotes, y el próximo año tampoco. Pero vota.

Nota:

La gente de #nolesvotes hemos visto con pena (por mucha gracia que nos haga) cómo hay quienes utilizan mecanismos informáticos para boicotear las webs del PSOE o vandalizan propiedad pública para publicitar el movimiento. ¿De verdad quieres que tu próximo alcalde tenga que gastar una partida de dinero público para limpiar las pintadas que estás haciendo ahora? Es mejor que la victoria sea pacífica, porque la legitimará ante todos. El fair play es esencial, o seríamos nosotros los que estaríamos yendo contra la democracia.

Edito:

6/3/2011 – Acabo de publicar y resulta que mi amigo eloso publica también haciéndose eco de otra película, Men In Black. Curioso.

A %d blogueros les gusta esto: