Archive

Posts Tagged ‘madrid’

Bankia: la gran tomadura de pelo

julio 4, 2011 10 comentarios

Ayer saltaba a la palestra la noticia. No me la creí cuando me la dijeron, pero El Mundo me la confirmaba al llegar a casa:

Bankia cobrará dos euros al mes si el saldo medio no supera los 2.000€

El Mundo, 3/7/2011

Sucede que yo soy cliente de Bankia desde antes que fuese Bankia. Bancaja siempre me ha funcionado muy bien, y ante las malas formas y el mal trato que recibí en su día, tras una fidelidad incuestionable a la CAM, decidí que retiraría todos mis fondos y abriría una cuenta en Bancaja, dado que me ofrecían más ventajas y simplicidad y no me cobraba en mi cuenta joven, cosa que a la CAM sí se le ocurrió hacer.

Lo que se suponía que iba a mejorar el sistema bancario español, tras haber insuflado dinero público a mansalva, ahora parece que se vuelve en contra de lo que se buscaba. Bankia no va a cobrar comisiones a los que pueden pagarlas, los que tienen cuentas de millones de euros, no. Va a cobrarlas a los que tienen cuentas con un saldo medio inferior a los 2.000 euros, es decir, las cuentas corrientes de los mileuristas, la gente corriente, del gran grueso de trabajadores, de los cuales el 20% está en paro. De esos van a sacar unas comisiones de 24 euros al año.

Me vino enseguida a la mente la noticia que se supo solo unos días antes, el 29 de junio, cuando Bankia anunció que entre sus tres directivos (dos de los cuales, recordemos, son Rodrigo Rato y Juan José Olivas, políticos del Partido Popular y presidentes de Cajamadrid y Bancaja, respectivamente) se iban a repartir 10,15 millones de euros al año. Entre todos los 34 directivos, la cantidad subirá a 24,19 millones de euros. Esto sin contar los sueldos como consejeros o en dividendos de acciones, etc.

Directivos de Bankia arropando a Rodrigo Rato

Directivos de Bankia arropando a Rodrigo Rato

Echemos cuentas:

La entidad agrupada Bankia, según la nota de prensa del 30 de junio de 2011 en la que presenta la campaña de publicidad para su salida en bolsa, tiene 11,2 millones de clientes. Si asumimos que esos 11,2 millones de clientes representan equitativamente a la sociedad no podemos por menos que suponer que el 20% de esos clientes (2,24 millones) están en paro. Pero vamos a ser benévolos. Pensemos que la mayoría de los clientes de Bankia tienen trabajo y que solo el 10% (1,12 millones de sus clientes) están en el paro. Es más, pensemos que ese 1o% corresponde también a la gente en paro y mileuristas que nunca podrían llegar a tener una cuenta de ahorro con un saldo medio de más de 2.000 euros porque echan mano de su cuenta cada día para comer, pagar el alquiler o la hipoteca, comprar ropa a sus hijos en el mercadillo…

En pocas palabras, asumamos que solo el 10% de esos clientes no va a conseguir llegar al saldo medio de 2.000 euros, por lo que les van a cobrar 24 euros al año.

24 € x 1,12 millones = 26,68 millones de euros

La matemática sencilla nos dice que, incluso en el caso de que solo el 10% de las cuentas de las cajas de ahorros que ahora forman Bankia correspondan a la gente poco pudiente, los ciudadanos y ciudadanas en paro, los padres de familia que se desviven por trabajar para dar de comer a sus hijos, es suficiente para que 32 personas cobren un sueldo de 24,19 millones de euros al año. Por supuesto, a las grandes cuentas no les van a cobrar esos dos euros de nada…

Por tanto, los bancos, a los que el gobierno ha salvado con dinero público y las cajas a las que ahora el gobierno aprieta las tuercas para sanear el sistema financiero, se cobran los ajustes, pero no de las grandes cuentas o de la gente rica, no. Se lo cobran a los más desfavorecidos haciendo su vida más difícil. Haciendo que 1,12 millones de trabajadores paguen el sueldo multimillonario de 32 adinerados, asentados en sus butacas por los partidos políticos que controlaban, controlan y controlarán las cajas de ahorros que ahora se vuelven bancos.

Y todo esto se lo hacen a sus “clientes” a los que deberían, en realidad, llamar “proveedores”, porque en realidad, cada uno de nosotros que tiene una cuenta corriente o de ahorro abierta con cualquier entidad, sea la que sea, estamos “prestando” nuestras nóminas a las entidades bancarias y cajas para que hagan con esos “activos” lo que crean conveniente mientras no los utilizamos.

En realidad todo ese dinero que depositamos, ganando con nuestro trabajo diario es, en realidad, un préstamo que hacemos a los bancos y cajas para que inviertan con él mientras no lo usamos y saquen beneficios. Es como si al abrir una cuenta, nosotros le prestáramos dinero al banco, contante y sonante. O sea, que nos están cobrando a nosotros por darles un préstamo. ¿No debería ser al revés? ¿No deberían ellos pagarnos porque decidimos prestarles nuestras nóminas, nuestros ahorros y nuestras pensiones mientras no las usamos? ¿No se basa en eso su negocio y su liquidez para invertir?

La idea es tan absurda como si el técnico que viene a casa a arreglarnos la lavadora, no solo tuviese que pagar él los materiales para arreglarla y el desplazamiento, sino que además nos tuviese que pagar dos euros por cada hora que esté en casa arreglándola, por las molestias ocasionadas. ¡Y ellos lo hacen como si nos perdonaran la vida!

El PSOE, desde el gobierno, da dinero a los bancos y obliga a las cajas a recapitalizarse. Ese dinero se costea mediante la subida del IVA, el sablazo a las pensiones (que, ojo, ahora serán a partir de los 67), a la Seguridad Social y a la Prima de Riesgo. El PP se sube los sueldos (recuerdo que los dos directivos de Bankia, que cobrarán 10,15 millones de euros, son miembros activos del PP, que luego pasarán lo propio a las cajas negras del partido como militantes que son). Y todo eso se costea finalmente con las cuentas de los trabajadores mileuristas, pensionistas y parados que no pueden mantener los 2.000 euros anuales en su cuenta de Bankia. Una vergüenza ser de Bankia. Creo que cancelaré de nuevo mi cuenta. ¿Pero adónde me voy?

Consenso de mínimos: ¿Por qué es necesario?

junio 14, 2011 1 comentario

Hoy comienzo una serie de posts que tienen como objeto retomar el debate sobre el consenso de mínimos que se alcanzó en las asambleas ciudadanas de Sol y otros lugares de España. Antes de comenzar a analizar punto por punto el consenso de mínimos, cosa que haré en los próximos días, es importante contestar una pregunta muy importante:

¿Por qué es necesario un consenso de mínimos?

 

La respuesta a esta pregunta es sencilla: para conseguir masa crítica. Sin duda el movimiento ciudadano que ha acabado llamándose 15-M, aglutinando a todos los ideales, asociaciones, grupos de gente y modos de pensar que tenían la idea común de que este sistema necesita un cambio, consiguió un mínimo de masa crítica. Suficiente para cargar una bomba mediática que le dio las primeras planas de todos los periódicos y los primeros minutos de cada informativo durante la semana clave de unas elecciones muy disputadas.

Pero conforme la masa crítica fue incorporando gente de más, al ser un movimiento ciudadano, permeable, sin líderes ni dirección, se vio aventado por las diferentes corrientes dentro del mismo. Aunque cada acampada y asamblea en cada ciudad tenía sus diferencias, pronto se vio que la gente de izquierdas comenzaba a hacer suyo el movimiento, promoviendo propuestas típicas de alguno de los partidos que se presentaban a los comicios, y saliéndose del terreno común “sin partidos ni símbolos” con el que se convocó la manifestación del 15 de mayo.

Desde #nolesvotes (que ya está dando a luz #votaaotros), como movimiento apartidista (que no apolítico) nos dimos cuenta de ello y ya dejamos claro que eso no podía ir a buen término. El objetivo de las manifestaciones del 15 de mayo era protestar rotundamente contra el sistema. Asumir los logos, idearios, panfletos y programas de los partidos que concurrían a las elecciones, fuesen de izquierda o derecha, solo nos volvería como ellos y dividiría el movimiento. Había que buscar el terreno común, si queríamos que más ciudadanos, independientemente de su ideario o color político, se uniesen a las ideas y al movimiento.

El #consensodeminimos pronto se hizo un hueco en Twitter y en las redes sociales y cayó en la Asamblea de Sol, aprobándose el siguiente ideario de 4 puntos:

  1. Reforma electoral encaminada a una democracia más representativa y de proporcionalidad real y con el objetivo adicional de desarrollar mecanismos efectivos de participación ciudadana.
  2. Lucha contra la corrupción mediante normas orientadas a una total transparencia política.
  3. Separación efectiva de los poderes públicos.
  4. Creación de mecanismos de control ciudadano para la exigencia efectiva de responsabilidad política.

Sol y las asambleas ciudadanas debatieron las propuestas y algunas se publicaron en los “boletines” casi diarios que aparecían en Twitter, Facebook y otras redes sociales, pero ningún movimiento social los ha hecho suyos totalmente, ni los ha promocionado lo suficiente, pese a ser el acuerdo más importante, porque es el que definirá las reglas del juego de la sociedad que queremos los que salimos el 15 de mayo a la calle.

Es importante notar al menos una cosa de mi análisis de ayerla legitimidad de los gobiernos constituidos en España es bastante cuestionable. Teniendo en cuenta la abstención y los “escaños robados” por la ley electoral, hay muchas mayorías absolutas que en realidad son mayorías simples, como mucho. Y quien ha ganado esas mayorías, el Partido Popular, lejos de querer solucionar de base las injusticias electorales proclama que quiere mantenerlos y ataca al movimiento del 15-M. Para ejemplo, las palabras de Esperanza Aguirre en su toma de posesión del gobierno de la Comunidad de Madrid, donde su partido ha robado cinco escaños a los ciudadanos.

Sobre los “indignados” que se manifestaron mulitudinariamente, sí, pero pacíficamente también, a las puertas de plazas y Ayuntamientos en la constitución de los mismos, la “lideresa” ha dicho:

Eso no quita para que aquí, donde están representados los ciudadanos madrileños, exprese hoy mi rechazo más firme hacia el comportamiento de algunos de esos que se llaman “indignados” el pasado sábado,cuando fueron a las solemnes sesiones de constitución de algunos Ayuntamientos con ánimo de perturbar el correcto funcionamiento de unas sesiones que deben ser, poresencia, unas fiestas democráticas.

[…]

Además el comportamiento de los manifestantes “indignados”, aunque ellos quizás no lo sepan, es el mismo comportamiento que han tenido en la Historia los precursores de todos los movimientos totalitarios.

Empiezan con gritos contra los políticos, siguen expresando su desprecio hacia la democracia y acaban afirmando que ellos, porque han conquistado la calle, sí son los auténticos representantes del pueblo.

Señora Aguirre, su partido, que tiene 5 escaños más que los que debería, robando a más de 120.000 madrileños su voto, es el menos indicado para hablar de una “fiesta democrática”. Decir que los indignados que había en la calle son precursores de un movimiento totalitario, es como poco cómico, si no indignante.

Y no obstante, usted incluye una de sus propuestas, pero bien envenenada, en su discurso de investidura:

Ahora, de facto, los ciudadanos votan sólo a los Partidos o, como mucho, al cabeza de la lista. Y esto acrecienta el poder de los partidos de una manera anómala, y, además, impide a los ciudadanos conocer, siquiera un poco, a los que van a ser sus representantes. Si Madrid, como ya ocurre en Baleares, Asturias o Murcia, que son también Comunidades uniprovinciales, estuviera dividida en varias circunscripciones, se mejoraría sustancialmente ese conocimiento de los candidatos. Y también podría haber un mayor control de los electores sobre sus Diputados.

Otra propuesta de entonces era la del desbloqueo de las listas electorales, de modo que el votante pueda expresar sus preferencias dentro de las listas presentadas por las formaciones políticas. El paso a este sistema de listas no bloqueadas requiere únicamente la modificación de la Ley Electoral Autonómica por lo que, si logramos el consenso necesario, dentro de cuatro años los madrileños podrían decidir qué personas dentro de la listas presentadas quieren que les representen, estableciendo un orden de preferencia e, incluso, tachando a quienes, por diferentes motivos, no consideren aptos para el cargo.

Sin duda la idea es una perita en dulce. La primera lectura es: ¡Bien, listas abiertas! ¡El PP entiende a los “indignados”! Pero una lectura más detallada dice: ¡Cuidado!

En Baleares, el hecho de tener varias demarcaciones les ha dado representatividad a partidos que tienen hasta seis veces menos votos que, por ejemplo, UPyD o ERC. Sin embargo, pese a tener muchísimos más votos, UPyD y ERC no consiguieron representatividad. Para una correcta representatividad es imprescindible la demarcación única.

Murcia tampoco es gran ejemplo. Si en Madrid el PP ha robado 5 escaños a los votantes madrileños, en Murcia, el PP ha robado 6. Y pese a que Asturias tiene el poder mucho más distribuido gracias a que Foro Asturias de Álvarez Cascos se ha llevado muchísimos votos del PP, UPyD, IDEAS y Bloque por Asturias, que deberían haber conseguido representatividad, no lo han conseguido por la misma razón de las demarcaciones.

Conclusión

 

En conclusión, si no tenemos unas ideas concretas bien definidas y razonadas, corremos el riesgo de que nos vendan la moto como llevan haciendo más de 30 años. Por eso es absolutamente imprescindible definirlas bien y defenderlas.

El movimiento #leySinde nació con un objetivo claro: demostrar que la sociedad estaba en contra de la politización de la Red y defender los derechos del internauta. El movimiento #nolesvotes nació como heredero del mismo, criticando la poca conexión de los partidos que votaron a favor y pidiendo el voto para otros partidos. Hoy, #nolesvotes se enfrenta a un nuevo cambio, hacia #votaaotros. Un cambio hacia un ideario más claro y abierto, incorporando los ideales de tanta gente que se ha unido antes y después del 15-M, y para que eso ocurra, hace falta un gran consenso de mínimos.

Eso es lo que voy a definir a partir de ahora en mis próximos posts y, puesto que nuestro lema siempre ha sido “no propongas, haz”, conformarán mi manifiesto 3.0 de #nolesvotes, o bien, el manifiesto 1.0 de #votaaotros.

A por el consenso. Vota a otros.

La realidad electoral

junio 13, 2011 1 comentario

Desde el día 22 de mayo en que muchos españoles y extranjeros fuimos a votar en el único resquicio que esta pseudo-democracia nos deja para elegir gobierno, tengo pendiente con vosotros el análisis de los resultados de las elecciones. Muchos nolesvotienses están entristecidos porque no han visto un resultado abrumador en las urnas, y aunque muchos sí se han dado cuenta del auge que las terceras fuerzas han tenido en esta ocasión (porque han recuperado cerca de 1.500.000 votos que no han ido a parar a la opción tradicional de castigo, la oposición) sí es cierto que los resultados electorales hablan de una descomunal derrota del PSOE frente a una abrumadora y aplastante victoria del PP.

¿Pero es eso realmente así? Analicemos los datos de las elecciones como deberían haber sido, y veamos qué ocurre. Voy a utilizar los datos que publica El País, porque su sistema de análisis de las elecciones es muy rápido y gráfico.

Extremadura

Extremadura

Aragón

Aragón

Canarias

Canarias

Castilla-La Mancha

Castilla-La Mancha

Comunidad Valenciana

Comunidad Valenciana

Baleares

Baleares

Murcia

Murcia

Madrid

Madrid

Castilla y León

Castilla y León

La Rioja

La Rioja

Cantabria

Cantabria

Asturias

Asturias

Navarra

Navarra

Según los resultados electorales, el Partido Popular ha vencido en 11 de las 13 comunidades autónomas que concurrían a comicios electorales. Solo en tres de esas once, el Partido Popular ha sido la fuerza más votada, pero no ha conseguido mayoría absoluta. En las otras dos, los escaños están más repartidos entre más fuerzas políticas.

¿Mayoría relativa?

En Extremadura el Partido Popular ganó por mayoría relativa con 32 escaños, contra 30 del PSOE y 3 de la coalición con la que se presentaba IU. Aunque la mayoría absoluta está en 33, bastaba con que IU no votara a favor del Partido Popular para que formara gobierno.

La realidad es que, con un sistema proporcional justo, el Panorama hubiese sido el siguiente: el Partido Popular habría ganado con 30 escaños (dos menos), seguido del PSOE con 29 (uno menos), e IU habría conseguido 4 escaños (uno más). UPyD y IPEX (Independientes por Extremadura) habrían entrado en Cortes con un escaño cada una. Si el PSOE hubiese conseguido pactar con UPyD o IPEX hubiera tenido la misma fuerza que el PP.

En Aragón donde las fuerzas se han distribuido un poco más, la victoria abrumadora del PP le sitúa, con sus 30 escaños, muy por encima del siguiente partido más votado, el PSOE, con 22 escaños. Le siguen el PAR (Partido Aragonés) con 7 escaños y la CHA (Chunta Aragonesista) con 3.

De nuevo, con un sistema proporcional justo, el panorama hubiese sido el siguiente: el Partido Popular habría perdido tres escaños (se quedaría con 27), el PSOE dos (se quedaría con 20), y el PAR uno (quedándose en 6). La Chunta Aragonesista pasaría de 3 escaños a 6 (el doble) y aparecerían cuatro nuevas fuerzas: IU (con 4 escaños), UPyD (con 2 escaños) y ECOLO y C. Aragón (con un escaño respectivamente). Un panorama dramáticamente diferente, donde las fuerzas alternativas al bipartidismo tienen la misma fuerza en conjunto que el PSOE individualmente, y se quedan a solo 7 escaños del Partido Popular.

En Canarias el panorama fue todavía más diverso. Actualmente, los escaños estan así: PP y Coalición Canaria tienen ambos 21 escaños, el PSOE tiene 15 y Nueva Canarias 3.

El panorama con otra ley electoral sería también dramáticamente diferente. El PP tendría 19 escaños (2 menos), CC tendría 15 (6 menos) y el PSOE 13 (2 menos). Por contra NCA doblaría sus escaños (de 3 pasaría a 6) y aparecerían nada menos que siete nuevas fuerzas con un escaño cada una: ACSSP (Alternativa Ciudadana Sí Se Puede), Verdes, UPyD, C.G.C.A., IUC, ANC y SCC.

En todos los casos, el Partido Popular es la fuerza más votada, eso es cierto. Pero también es cierto que en todos los casos hay muchos ciudadanos no representados por el actual sistema electoral. En todos los casos, pierde la democracia.

¿Mayoría absoluta?

Veamos ahora los casos en los que el Partido Popular ha conseguido mayoría absoluta en las Cortes autonómicas.

En Castilla-La Mancha el Partido Popular ha conseguido los 25 escaños que le otorgan la mayoría absoluta. Las Cortes solo las comparten con el PSOE que tiene los otros 24 escaños.

En una representación lógica y proporcional, el PP habría perdido el escaño de la mayoría absoluta, quedándose con una mayoría simple de 24 escaños. El PSOE, por su parte habría perdido tres escaños, que habrían ido a parar a IU (2 escaños) y UPyD (1 escaño). El PACMA (Partido Antitaurino Contra el Maltrato Animal) ganaría un escaño y, al igual que IU y UPyD conseguiría representatividad el las Cortes.

En Cantabria el Partido Popular bajaría de los 20 escaños que le dan la mayoría absoluta a 18. PRC y PSOE mantendrían sus 12 y 7 escaños, pero IU y UPyD conseguirían representatividad con un escaño cada una. El gobierno de la región podría haber cambiado de manos.

En la Comunidad Valenciana las cifras son mucho más chocantes. El Partido Popular hubiera perdido su mayoría absoluta: de 55 escaños hubiera pasado a tener 49, uno menos que la mayoría absoluta en las Cortes Valencianas. El PSOE también habría perdido escaños y su descalabro electoral se habría acentuado: de 33 escaños habría conseguido solo 28. Las otras dos fuerzas, Coalició Compromís y Esquerra Unida del Pais Valencià habrían ganado dos y un escaño respectivamente, situándose en los 8 y 6 escaños cada una.

Además, UPyD (con 3 escaños), Verds (con 2), y España 2000, ERPV y CVA (con 1 escaño para cada lista) habrían obtenido representación en las Cortes.

En Baleares se repetiría una imagen similar, pero la distribución de poder roza lo absurdo. La mayoría absoluta, con 35 escaños, del Partido Popular bajaría a una mayoría simple de 28 escaños, perdiendo siete escaños. El PSOE perdería uno de sus 14 escaños, quedándose en 13.

Es curioso que en los siguientes partidos que han conseguido representación habría un baile de escaños extraño. Por ejemplo, mientras que la coalición PSM-IV-EXM ganaría un escaño, la coalición PSOE-PACTE de Ibiza pasaría de 4 a 2 escaños. La coalición PSM-EN mantendría su escaño, pero la coalición GXF-PSOE de Formentera, perdería su único escaño desapareciendo de las Cortes Baleares.

Por contra, otras formaciones, como IB-LLIGA, CXI y EUIB, que pese a tener más votos no obtuvieron representatividad parlamentaria, conseguirían 2 escaños cada uno. UPyD, ERC, CenB y EXC habrían conseguido un escaño respectivamente ya que tenían también más votos que algunas de las coaliciones anteriores.

Este caso es absurdo porque mientras que IB-LLIGA, CXI, EUIB, UPyD y ERC tienen cada una más votos que la suma de PSM-EN y GXP-PSOE juntos, las primeras no obtuvieron escaños mientras que las segundas sí. Ironías de nuestra Ley Electoral. Aunque tengas más votos, te puedes quedar sin representatividad parlamentaria.

Ciudadanos no representados

En Murcia el Partido Popular mantendría su mayoría absoluta, pero cambiarían mucho las cifras: de sus actuales 33 escaños pasaría a tener 27 (6 menos). El PSOE mantendría sus 11 escaños, pero irrumpirían con fuerza IU (que pasaría de 1 a 4 escaños), UPyD (con 2 escaños) y LV-ECOLO (1 escaño).

De la misma manera, en Madrid el PP mantendría la mayoría absoluta, pero por muy poco: de sus actuales 72 escaños pasaría a tener 67. El PSOE también reduciría su representatividad de 36 a 34 escaños. IU mantendría sus 13 escaños y UPyD sus 8 escaños, pero el resto de la cámara se llenaría con escaños de nuevas fuerzas políticas.

ECOLO conseguiría dos escaños, Ciudadanos en Blanco podría dejar un escaño vacío yel PACMA, PUM+J, FE y P.C.P.E. conseguirían por su parte también un escaño cada uno.

Castilla y León es otra comunidad donde el PP mantendría su mayoría absoluta, pero se vería reducida sensiblemente de 53 a nada menos que 44 (9 escaños menos). El PSOE pasaría de 29 a 25 escaños, mientras que IU y UPL pasarían de tener un escaño cada una, a tener cinco y dos respectivamente.

El caso de UPyD en Castilla y León es similar al caso de Baleares. Pese a haber conseguido el doble de votos que UPL, actualmente se ha quedado sin escaños en las Cortes. En un sistema realmente proporcional hubiera conseguido tres escaños. Los partidos y coaliciones PCAL, PCAL-CI, PACMA, MASS y PAL-UL, que actualmente no tienen representatividad, habrían conseguido un escaño cada uno.

De nuevo, La Rioja tendría mayoría absoluta del PP pero, de nuevo, por la mínima: de 20 escaños pasaría a 17. El PSOE perdería un escaño y pasaría de 11 a 10. PR mantendría sus 2 escaños, pero ganarían representatividad IU (con 2 escaños), UPyD (1 escaño) y E-V (1 escaño).

Comunidades de poder distribuido

En Asturias la distribución del poder se ha fragmentado mucho debido al Foro Asturias, de Álvarez Cascos, que se ha escindido del Partido Popular y ha arrastrado a muchos votantes del mismo. El FAC de Francisco Álvarez Cascos pasaría, no obstante, de 16 a 14 escaños. De 15 a 14 pasaría el PSOE y de 10 a 9 el PP. Por contra IU-Los Verdes subiría un escaño, de 4 a 5. UPyD, IDEAS y Bloque Por Arturias conseguirían la representatividad parlamentaria con un escaño cada una.

Por último, el País Vasco es, probablemente, la región de España donde mejor distribuido está el poder. Solo UPN y PSN-PSOE están representadas en exceso, y solo por dos y un escaño respectivamente. UPN de 19 escaños pasaría a 17 y PSN-PSOE de 9 a 8.

Los 8 escaños de NA-BAI, los 7 de BILDU, los 4 del PP y los 3 de IZQ-EZK les representan proporcionalmente, por lo que no habría variaciones. CND, ECOLO y RCN-NOK pasarían a tener representatividad parlamentaria con un escaño cada uno. No obstante, el hecho de que las variaciones sean mínimas demuestra una cosa: cuando el voto está muy repartido la actual Ley Electoral es relativamente justa. Cuando el voto se polariza, la actual Ley Electoral beneficia al más votado.

Realidad electoral

Viendo los datos, hay dos cosas claras. Primero: las reglas democráticas de nuestro país están hechas para polarizar las elecciones, porque de haber una representación literal de la voluntad popular, lo que reinaría en las cortes sería el multipartidismo en lugar del bipartidismo. Segundo, a pesar de todo #nolesvotes ha tenido su efecto.

Es importante mencionar que a estos comicios locales y autonómicos concurrían 700.000 votantes más que en los anteriores. En una situación de desgaste masivo del partido del gobierno, el PSOE, lo lógico hubiese sido una victoria aplastante del partido de la oposición, atendiendo al comportamiento de la sociedad española desde la transición hasta ahora. Pese a que ha sido así, el Partido Popular solo ha ganado 410.000 votos más.

Además, el PSOE ha perdido 1.500.000 votos con respecto a los últimos comicios. La pregunta es, ¿qué ha pasado con esos 1.700.000 votos que no han ido al PP ni al PSOE? Se han repartido. Por supuesto, con un sistema más justo, la repartición se habría notado muchísimo mas. El sistema actual que castiga a los partidos pequeños y premia a los grandes ha inflado soberanamente la victoria del PP. Pero no olvidemos que entre los abstencionistas, los votos en blanco y los votos que se han dirigido a otras fuerzas, PP y PSOE están representando solo a aproximadamente la tercera parte de la sociedad española.

¿Qué lecciones aprendemos?

Aprendemos que nuestro objetivo principal como ciudadanos, no es que ganen unos u otros. La victoria del PP ahora es tan mala como una victoria del PSOE, porque ambos se comportan igual. Ambos son lo mismo. Ambos siguen dando la espalda al consenso de mínimos, a las acampadas que ya se retiran después de un mes de reivindicaciones y ambos están más preocupados de sí mismos que de nosotros, los ciudadanos. Sigue siendo necesario salir a la calle y quejarse. Sigue siendo necesario convulsionar Internet y quejarse. Sigue siendo necesario cambiar, no los partidos, sino el sistema que rige el juego de los partidos. Y hasta que eso se consiga, #nolesvotes es necesario.

Más que #nolesvotes, que ha provocado muchas críticas y malos entendidos, pensando que buscamos el abstencionismo, una regeneración y transformación en #votaaotros, asumiendo lo que hemos aprendido de nuestra experiencia e incorporando en las reivindicaciones para nuestro futuro y el de nuestros hijos el gran #consensodeminimos que conseguimos con el movimiento del 15-M.

Los acontecimientos del 15-M hasta ahora nos han demostrado que podemos conseguirlo. Y nos debe dar exactamente igual quién gane, PP o PSOE porque es igual quien gane si no se regenera la democracia. Ahora más que nunca debemos unirnos todos, independientemente de nuestro pensamiento, de izquierda, de derecha, de centro, independiente, republicano, monárquico, carlista, ateo, agnóstico, laico, creyente… independientemente de nuestro color político en una nueva regeneración. La Transición 2.0.

Nota:

El recuento realizado para conseguir los datos de este artículo lo podéis encontrar en la siguiente hoja Excel 2007/2010: Elecciones 2011.

El “sistema justo” que se ha empleado ha consistido en sustituir el sistema de Ley D’Hont de repartición de escaños por un sistema de “compra de escaños” sin incluir otros cambios como los escaños en blanco o similares.

El sistema de “compra de escaños” define el valor de cada escaño de un parlamento como el total de los votos válidos dividido por el número de escaños disponibles. A continuación cada lista puede comprar tantos escaños como pueda pagar utilizando sus votos. Cuando ninguna lista puede comprar más escaños porque el número de votos que les quedan es menor al valor de los escaños, los escaños restantes bajan su precio paulatinamente hasta el mejor postor. Ninguna lista queda eliminada, aunque tenga un porcentaje de votos menor al 3% o el 5% hasta que se acaban los escaños a repartir. Así los escaños restantes se reparten entre los más votados.

Ejemplo:

Supongamos que en una ciudad de 110.000 votantes hay 35 escaños disponibles. Tras descontar los votos nulos, y las abstenciones hay 70.000 votos válidos. Eso quiere decir que cada escaño vale 70.000/35 = 2.000 votos.

  • El partido A ha recibido 40.501 votos.
  • El partido B ha recibido 15.800 votos.
  • El partido C ha recibido 12.499 votos.
  • El partido D ha recibido 1.200 votos.

Al repartir los votos…

  • El partido A puede comprar 20 escaños y le sobran 501 votos.
  • El partido B puede comprar 7 escaños y le sobran 1.800 votos.
  • El partido C puede comprar 6 escaños y le sobran 499 votos.
  • El partido D puede comprar 0 escaños y le sobran 1.200 votos.
  • En total se han repartido 33 escaños. Quedan 2 por repartir.

Para repartir los 2 escaños restantes se adjudican al mejor postor. Puesto que el partido B tiene 1.800 votantes, es el que más votantes puede pagar por el escaño, y por tanto es el que más se merece la representatividad del escaño sobrante. Por tanto, el partido B acabará con 8 escaños en lugar de 7.

El último escaño irá a parar al partido D, porque es el siguiente que más votantes ha tenido. El último escaño representará a los 1.200 votantes del partido D en lugar de a los 501 del partido A o los 499 del partido C, porque es el lugar donde más representatividad se consigue.

Utilizando la Ley D’Hont, el partido D no habría conseguido representatividad porque no llega al 3% mínimo para entrar en el juego.

¿Y los 4,9 millones de parados?

abril 30, 2011 1 comentario
22

Quedan 22 días #nolesvotes

Hoy prácticamente no he pasado por casa. He comido rápidamente nada más llegar de trabajar y hemos bajado al centro. Y ahora quiero mirar las noticias y todo lo que veo en las portadas de periódicos de tirada nacional (ojo, de diferentes ideologías) es que Catalina y Guillermo (Bill y Kate para los amigos) han tenido una boda del copón y qué guapa (o fea, según Lomana) iba nuestra princesa de Asturias…

¿Y los 4,9 millones de parados?

¡Que bien nos ha venido la boda de Catalina, tú! Una cobertura mundial para un evento relacionado con una práctica política tan poco democrática como una monarquía (porque, asumámoslo, el pueblo en las monarquías no elige a su jefe de estado, lo elige el primer espermatozoide que llega al óvulo) nos ha venido de perlas para ocultar los trapos sucios debajo de la alfombra. Y aunque, por supuesto, la noticia se ha dado y ha aparecido en los medios, ha sido ocultada por la abrumadora cantidad de información sobre la casa real británica.

¿Y los 4,9 millones de parados?

En eso que bajo, como cada viernes que puedo, a la manifestación ciudadana de los viernes a las 19.00 con malestar.org Alicante, y empezamos a hablar con la gente. ¡Qué maravilla de tarde! ¡Había tanta gente con ganas de hablar y, sobre todo, de escuchar!  Y todos hablaban de lo mismo, los 4,9 millones de parados. Nadie decía nada de los vestidos de la princesa.

Eso sí, uno me dijo: “¿Y los 4,9 millones de parados?”

Yo me quedé un poco perplejo, pero me dí cuenta de que tenía razón: 4,9 millones de parados (5 millones para simplificar, se ponga el gobierno como se ponga) equivalen a más de la quinta parte de la población activa española y más del 10% de la población total. Más de 1.300.000 familias se han quedado sin ninguna fuente de ingresos en España, y lo peor es que esto no va a parar aquí:

Lo más dramático de estos hogares, aparte de que no tienen trabajo, es que tienen que seguir adelante sin recursos pero afrontando más gastos. Los precios siguen su tendencia ascendente (se situaron en el 3,8% en abril) y el Euribor cerró en dicho mes por encima del 2%, su nivel más alto desde septiembre de 2008, lo que encarecerá las hipotecas en 775 euros anuales. Pese a las reformas del Ejecutivo, la débil recuperación económica –que aún no se ha notado en el mercado laboral– no parece dar esperanzas de una mejoría a medio plazo. De hecho, el Gobierno reconoce en sus previsiones que las elevadas tasas de paro se mantendrán durante años –en 2014 todavía se superará el 16%–.

Xornal.com

Pero, ¿dónde están los parados? ¿Y los 4,9 millones de parados?

Según la encuesta de población activa del INE, las comunidades más afectadas por la subida del paro fueron, por este orden, en la Comunitat Valenciana, Comunidad de Madrid, Andalucía y Cataluña. Siendo el servicio de empleo una competencia transferible y transferida, el problema de estas familias no solo es culpa del gobierno central, los gobiernos de PP, PSOE y CiU de cada una de estas comunidades también tienen su parte de culpa. Según el mismo documento, el paro ha subido en todos los sectores, y en este trimestre se ha destruido más empleo fijo que temporal.

¿Y los 4,9 millones de parados? ¿Dónde están?

Esta pregunta se la hace todo el mundo. Desde luego, no hemos llegado a los 5 millones de parados, pero nos falta poco. Y aún viene la consejera de empleo a decirnos que a partir del mes que viene se creará empleo. ¿Eso significa que en mayo todavía estaremos destruyendo empleo? Peor, eso significa que nos van a volver a vender la moto de que el empleo “de verano” es empleo. Sin duda es un alivio para las personas que están entre ese millón de parados de larga duración, pero el problema es que volverá al paro en septiembre.

Queda claro que la reforma laboral emprendida por el gobierno hace unos meses y que, entre otras cosas, abarataba el despido y subía la edad de jubilación a los 67 años, no ha surtido efecto. Ahora destruimos más empleo indefinido que temporal, los jóvenes tienen la mayor tasa de paro de su historia (por lo que dudo que puedan cotizar hasta los 67 años) y todas las familias están sufriendo subidas en sus hipotecas por la subida del euribor

¿Dónde estáis?

Salid a la calle. El domingo, 1 de mayo, sin necesidad de que los sindicatos (que se embolsan el 10% de la indemnización de los trabajadores despedidos en los EREs que ellos pactan) os digan por dónde tenéis que ir, sin necesidad de uniros a ninguna forma de pensar o a ninguna voz política, salid a la calle. Es más, aprovechad y criticarlos en sus caras.

Mejor, salid el 15 de mayo con las manifestaciones ciudadanas de movimientos como “Toma la calle” a quejaros.

Mejor, salid cada viernes a quejaros y convencer a otros en vuestra ciudad con malestar.org. En Alicante, es en la plaza de Luceros, a la salida del TRAM, al lado del kiosko.

Mejor, quejáos y dejad clara vuestra postura (si podéis pagar Internet, claro) en vuestras cuentas de facebook, twitter y blogs.

Mejor, salid cada día a convencer a mucha más gente de que los partidos políticos de siempre no nos están ayudando en nada.

Y muchísimo mejor, el 22 de mayo, no votéis ni a PP, ni a PSOE, ni a CiU, los partidos más corruptos de la historia y a los que, como borregos, seguíamos votando una y otra vez. Pero no más. No. Vota a otros. A ellos, no les votes.

#noalaguerra #noagadafi #libialibre y #turismoBisbal… ¿Cuál elijo?

marzo 20, 2011 18 comentarios
62

Quedan 62 días #nolesvotes

#7

Quedan 7 días para el primer #nolesvotes Trend Topic Day

Ayer me debatí, y mucho, contra mi mismo por el enorme dilema moral que ha desatado la ofensiva internacional en Libia. Muchos tuiteros y tuiteras se echaron a la Red a proclamar un #noalaguerra masivo y contundente, que aún hoy sigue siendo primer trend topic en España. Además de evocar el masivo “No a la guerra” de 2003 en el que pueblos de todo el mundo se unieron para pedir que se parara la II Guerra de Irak, que según el propio Kofi Annan era ilegal por no tener el aval expreso del Consejo de Seguridad de la ONU, han logrado aglutinar posiciones bien diferenciadas en cuanto a la guerra en Libia, pero dudo que muchos se hayan leído las dos resoluciones de la ONU al respecto.

Leyendo los twits me doy cuenta de que dentro de el #noalaguerra desatado como un tsunami ayer, hay tres vertientes ideológicas bien diferenciadas:

  1. El miedo.
    Mucha gente relaciona los ataques del 11-M en Madrid con la guerra de Irak. Piensan que unirnos de nuevo a una guerra en territorio musulmán va a recoger más enemistades, que se traducirán en nuevos atentados o, como ha prometido Gadafi, ataques directos.
  2. El pacifismo.
    Loable es toda la gente que proclama el #noalaguerra de ningún tipo. El no a las armas, no a los ejércitos, no a la violencia… Este segundo grupo de gente ha estado, está y estará siempre en contra de cualquier conflicto bélico, de cualquier tipo, deduzco que incluso si nos atacaran a nosotros directamente.
  3. Crítica de la hipocresía.
    Gente que proclama un #noalaguerra porque les parece que es hipócrita por parte del gobierno atacar a quienes ha vendido armas anteriormente, meterse en una guerra internacional cuando consiguieron el gobierno precisamente por el “No” a una guerra internacional, que les parece hipócrita atacar a Libia y decir que es para liberar al pueblo libio cuando todos sabemos que es por el petróleo… etcétera.
  4.  

Que conste que todas las posiciones del “No a la guerra” me parecen igualmente loables, pero me parecería frivolizar sobre la situación en Libia, sobre la gente que está muriendo por sus ideales, el tomar una posición a la ligera solo porque es un trend topic o el desempolvar el “No a la guerra” de 2003 alegremente sin tener en cuenta las diferencias con la guerra de Irak, que las hay y son muy grandes:

  1. No es una guerra ilegal.
    En 2003, la guerra emprendida contra el gobierno de Saddam Hussein  por el Reino Unido y Estados Unidos, y seguida por unos cuantos países más, no contaba con el aval de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. Hoy no hay una, sino dos resoluciones concretas sobre la situación en Libia desde que se desató la revuelta civil. Y, en esencia, no es una guerra porque no hay declaración de guerra oficial. Se trata de un control militar de un espacio de exclusión aérea decretado por la ONU para evitar que los militares libios ataquen al pueblo libio. [Primera resolución, sobre la vulneración de derechos humanos en Libia, del 26 de febrero de 2011] [Segunda resolución, sobre la autorización de actuaciones internacionales en Libia, del 17 de marzo de 2011, en inglés]
  2. Zona de exclusión aérea.
    Los estados miembros de la ONU están autorizados a derribar aviones Libios que sobrevuelen la zona de exclusión aérea, pero no a intervenir en suelo libio. La zona de exclusión aérea es una medida disuasoria para el gobiero de Gadafi, para que no pueda utilizar sus aviones en contra del pueblo libio, pero también permite a los libios y al mundo árabe ver las maniobras no como una invasión, ya que no hay tropas en suelo libio, sino como una vigilancia de hierro. Así, las naciones de la Liga Árabe y otras naciones islámicas se han unido a la resolución de la ONU. La zona de exclusión aérea es un paso anterior a una intervención militar en toda regla. Pero hay que agotar todas las posibilidades, antes de invadir un territorio.
  3. No hay excusa de armas de destrucción masiva.
    Cuando se atacó Irak, la justificación principal eran las armas de destrucción masiva que, supuestamente, el régimen de Saddam Hussein podría utilizar contra occidente. Armas que nunca se encontraron. Hoy con Libia no existe tal excusa. De hecho, aunque sea vergonzoso, sabemos perfectamente de dónde vienen las armas libias. Son nuestras. Las vendimos nosotros.
  4. Levantamiento civil.
    La resolución de la ONU se hace eco explícitamente de la situación de los civiles libios que pacíficamente, desde el 15 de febrero, comenzaron a manifestarse contra el gobierno libio como ya lo hicieran los egipcios y tunecinos. La gran diferencia entre ambos es que, pese a que hubo utilización de la violencia y represión del gobierno contra los levantamientos, no se ha producido una respuesta militar como la de Libia, que ha sacado sus tanques a la calle a callar bocas.
  5.  

Sobre este último punto, tuiteros y tuiteras hicieron escarnio del consabido comentario de David Bisbal hace unos meses, cuando comenzó la revuelta en Egipto. “Nunca se han visto las pirámides de Egipto tan poco transitadas, ojalá que pronto se acabe la revuelta.” La razón por la que #turismoBisbal llegó a trend topic y se mantuvo por semanas fue que se hizo escarnio de un comentario público que parecía banalizar una situación importantísima en la historia de cualquier pueblo: un levantamiento civil por la libertad. Se entendió que tal comentario era igual a decir: “A ver si estos rebeldes se callan ya y dejan de pedir libertad a su dictador, que tengo ganas de ver las pirámides”, y por eso se le criticó hasta la saciedad.

#turismoBisbal: La frase que dio origen a la polémica

#turismoBisbal: La frase que dio origen a la polémica

Hoy, muchos de esos tuiteros y tuiteras se unen a #noalaguerra, y podríamos hacer el mismo escarnio público de ellos por no querer una Libia libre, como quieren los ciudadanos que decidieron el 15 de febrero levantar su voz contra Gadafi. Por lo visto, prefieren que no se haga nada al respecto y que ellos mismos se las ventilen. Claro, como en Egipto funcionó… Como en Túnez funcionó… ¿Por qué voy a mover yo un dedo?

Pero Libia no es igual que Egipto. Libia no es igual que Túnez. ¿O nos vamos a sentar a tomar café con Gadafi y pedirle amablemente que se vaya del poder y deje de asesinar manifestancitos tan a menudo, que eso está mal…? Eso, en otros términos más formales, ya se ha hecho: dos resoluciones de la ONU pidiendo expresamente que deje de matar manifestantes y permita mediación internacional en el conflicto. ¿Ha hecho caso? Obviamente, no.

Y llegados a este punto sólo puedo acordarme de la historia, no tan antigua, que ya hemos vivido en Europa. Dicen que el pueblo que no se acuerda de su historia está condenado a repetirla. Probablemente nos pase lo mismo aquí. Muchos airean hoy el #noalaguerra diciendo que eso es ser coherente, porque están en contra de cualquier guerra, conflicto armado o uso de violencia. En un mundo ideal eso sería fantástico, pero no vivimos en un mundo ideal.

Vivimos en un mundo en el que ha habido, hay y habrá mala gente. Y curiosamente la mala gente siempre se hace con el poder. Y cuando se hace con el poder, y usa la fuerza para defenderlo, y se han agotado todas las otras opciones para quitarlo… ¿Qué hacemos? Me veo obligado a pensar… ¿Qué habría pasado si no hubiese habido un levantamiento militar internacional contra Hitler? ¿Qué hubiese pasado si todos hubiesen hecho como hizo EE.UU. antes de que atacaran Pearl Harbor, cuando evitaban meterse en el conflicto diciendo “eso es un problema de Europa”? ¿Seguirían las SS hacinando y masacrando judíos, homosexuales y disidentes en campos de concentración? ¿Estaríamos dispuestos a no justificar el levantamiento internacional en ese caso? ¿A decir… “Que lo resuelvan ellos pacíficamente”?

Y en ocasiones sí se puede resolver pacíficamente. O de manera relativamente pacífica. En Turquía y en Egipto, aunque los resultados finales aún están por ver, parece que sí se ha podido. En España se pudo, y eso que un 23-F se sacaron los tanques a la calle. Pero en Libia no se puede. Evidentemente no.

Asumiendo mi papel como ciudadano, no puedo por menos que indignarme porque se atienda la situación en Libia y no la situación en Marruecos, por ejemplo. Me indigna que mi gobierno saque los buques y los aviones por un levantamiento civil y no por el otro, a merced del maldito oro negro. Pero aunque me indigna, no puedo dejar de pensar que, a pesar de que es obvio que la economía del crudo para mis gobernantes pesa más que la libertad y la democracia, al menos por una vez se actúa. Ya sabía que mis gobernantes no se movían por ideales. Ya sabía que eran corruptos y maleantes. Por eso defiendo un #nolesvotes. Y tal vez, si #nolesvotes hace efecto, en el futuro mi gobierno me haga caso. Y no solo con Libia, sino con Marruecos, con Yemen… Y en el mejor de los casos esos conflictos se resolverán en relativa paz. Pero hoy toca Libia, y los libios se merecen también voz y voto, y no un arma en la nuca.

Así que viendo la situación en perspectiva, me manifiesto:

Decidido. Me indigna la guerra. Siempre. Cualquiera. Sin duda. Pero no me uniré al #noalaguerra porque cuando nos posicionamos en Irak contra la guerra criticábamos que la comunidad internacional la había declarado ilegal. La guerra en Libia, sin duda, también es oportunista y dirigida a controlar el petróleo. Siguen habiendo otros regímenes políticos similares que reprimen a la ciudadanía que, por no tener petróleo, no reciben atención internacional, y esto también me indigna.

Pero hoy, OTAN y ONU están de acuerdo en que hay que proteger a los libios de Gadafi. Sea cual sea la razón, eso me alegra. No puedo ver un levantamiento civil por la democracia aplastado por un tirano militar otra vez. En España nos costó mucho salir de eso. Criticamos a Bisbal por banalizar el levantamiento de Egipto, ¿y ahora no estamos dispuestos a tomar medidas para que los ciudadanos libios consigan lo propio? Sin una intervención militar a gran escala, Hitler seguiría masacrando judíos, homosexuales y disidentes…

No me gusta la guerra. Ninguna. Y no me gusta que la atención internacional al conflicto Libio se motive por el petróleo. Pero prefiero un #noaGadafi y un #libialibre a un #noalaguerra. Aunque las armas que use Gadafi las hayamos vendido nosotros, lo cual también me avergüenza.

Sin embargo, sigo lamentando las muertes y la violencia. Lamentándolas muchísimo. Sobre todo las de gente que solo quería vivir mejor y que ha muerto por defender su libertad… En nuestra guerra civil también cayeron muchos de esos…

No me pondré a favor de unos gobernantes que solo actúan en situaciones como esta cuando hay petróleo de por medio. No me pondré a favor de unos gobernantes que venden armas a tiranos y luego se echan las manos a la cabeza cuando las usan. No me pondré a favor de unos gobernantes que no me representan. Pero tampoco me pondré en contra de defender a un pueblo que quiere libertad y está siendo masacrado por su gobierno. Por eso, no me pondré a favor de #noalaguerra. No esta vez.

Al Partido Popular… #nolesvotes

marzo 12, 2011 4 comentarios
70

Quedan 70 días #nolesvotes

Todo #nolesvotes está contento con saber que el voto de castigo al gobierno se está traduciendo en votos a favor de terceras vías, según los sondeos. Pero igualmente muestran que el Partido Popular estará mucho más presentes en los municipios y las autonomías españolas y, sinceramente, eso es preocupante. Ayer lo reflejaron con sus comentarios tanto Izquierda Unida (Llamazares) como Partido Popular (González Pons) en Salamanca. Lo preocupante es que el voto de castigo se dirija al Partido Popular en lugar de a terceras vías, porque el Partido Popular es también más de lo mismo.

En 2009, como decía en un post anterior, el Partido Popular promulgaba a diestro y siniestro que eran un partido súper transparente y, de hecho, publicaron su código de buenas prácticas, por el que cualquier candidato con causas pendientes con la justicia o que pudiera minar la imagen del partido dejaría su puesto.

El caso Gürtel parece haber metido esa declaración de buenas prácticas directamente en la papelera, ya que en 2009 ya se le estaban pidiendo a Francisco Camps las facturas y la documentación que demostrara que no tiene nada que ver con la trama. Don Francisco Camps, tras las elecciones, salga o no salga elegido como próximo presidente de la Generalitat Valenciana, tendrá que vérselas con la justicia por los trajes, por financiación irregular, malversación de fondos públicos y prevaricación. Por lo visto, la justicia no quiere ni que sea después de las elecciones, porque ayer el TSJ de la Comunidad Valenciana dejó claro que quiere tener todos los papeles sobre la mesa en menos de 10 días, para evaluar a quién imputa, por qué y con qué cargos. En contra de la transparencia que promulgaba en 2009, Camps ha cerrado su legislatura sin mostrar una sola factura ni un solo documento que le exculpe.

En Alicante, el PSPV parece haberse hecho eco de mi post y les ha recordado a los Populares, en concreto a Mariano Rajoy, que si de verdad sigue vigente el código de buenas prácticas, la señorita Sonia Castedo no debería estar como candidata a la Alcaldía. Castedo era la concejal de urbanismo cuando el anterior alcalde, Alperi, abandonó el cargo “arropado” por su partido tras un innumerable reguero de denuncias por corrupción urbanística. Es curioso que quien le sucediese en el cargo fuese precisamente la concejal de urbanismo, contra la que también se han abierto diligencias en la Audiencia Provincial de Alicante, en concreto por prevaricación, estafa y fraude en el desarrollo de Benalúa Sur.

En Madrid, con la complacencia de todos los representantes de su partido, el consejero de transportes de la Comunidad de Madrid, José Ignacio Echevarría soltó la perla de que “el metrobus no existe“. Preocupante es que quien decide el precio del metrobus, ni siquiera sepa que exista, pero más preocupante es que todo su partido aplauda sus palabras, o que no sea él quien se disculpe por el error y lo asuma, sino que “eche balones fuera” y sea la presidenta quien tenga que disculparlo.

En cuanto a política nacional, ya avisé de que no es oro todo lo que reluce. Las “propuestas” del Partido Popular para paliar la crisis a nivel municipal son tan “concretas” como decir que Madrid está entre los Pirineos y Tarifa. Recordemos que entre esas propuestas está la de posibilitar a los municipios subir los impuestos por servicios. Y recordemos también que muchas de sus otras propuestas como eliminar ministerios, limitar los niveles de endeudamiento de los municipios, etc… ya han sido puestas en marcha por el PSOE y algunas son precisamente las razones por las que nos quejamos del gobierno. Es decir, que van a acabar haciendo lo mismo.

Si tienes miedo de lo que podría pasar si el PSOE ganara de nuevo, ten el mismo miedo (o más, sabiendo la trayectoria de ocultación de información que tienen) si gana el Partido Popular. Pero no pienses que no tienes otra opción. No tienes por qué elegir un “mal menor“. Simplemente #nolesvotes. Puedes perfectamente castigar que ambos hagan lo que les plazca con tu voto y buscar una de esas terceras vías. Léete sus programas electorales y dales una oportunidad de regenerar España.

Pintadas sí, pintadas no…

marzo 10, 2011 6 comentarios
72

Quedan 72 días #nolesvotes

Hoy me he metido en el chat con un objetivo claro, saber la opinión de #nolesvotes sobre unas pintadas que se han vinculado a algunas páginas del wiki. Igual digo esto que digo lo del hackeo a la web del PP de Arganda, por ejemplo. Pero lo de las pintadas tiene otro trasfondo que quiero explicar y que ya he dejado en el hilo de discusión del foro.

En algún punto hay que delimitar lo que es lícito de lo que no, y digo lícito y no legal porque puede que algo legal no tenga por qué ser lícito, ni algo lícito legal. Digo que en algún punto hay que trazar la línea porque, aunque soy un firme defensor de la libertad individual, especialmente en un movimiento político-social como #nolesvotes, tenemos que tener en cuenta el objetivo de todos los nolesvotienses en las próximas elecciones: convencer.

Puede ser perfectamente lícito para unos e ilícito para otros, pero en cualquier caso ilegal, hacer pintadas sobre el mobiliario urbano y, sobre todo, sobre propiedad privada. Un ejemplo práctico es el de esta imagen:

 

Pintada #nolesvotes en un cartel de cercanías de Madrid (Plaza Elíptica)
Pintada #nolesvotes en un cartel de cercanías de Madrid (Plaza Elíptica)

Querría pensar que #nolesvotes está en contra de estas acciones. Personalmente creo que es absurdo pintar propiedad pública con mensajes como el anterior, dado que lo que queremos es que nuestros políticos hagan bien su trabajo. ¿Vamos a hacer pintadas ahora para que el próximo alcalde tenga que usar nuestros impuestos en limpiarlas? ¿No sería mejor que lo utilizara en algo más interesante para los ciudadanos, como generar empleo? Y luego nos quejaremos si malgasta…

Pero el caso es que, como #nolesvotes es una iniciativa ciudadana no personal, cada cual tiene su propio criterio al respecto. Y entiendo los razonamientos que comentaba antes, sobre la legalidad y la ética. Para mi una pintada en un cartel de metro es ilícito e ilegal. Pero una pintada en un cartel electoral no. Una pintada en una puerta de aparcamiento es ilícito e ilegal. Una pintada en un cartel publicitario, de un banco, por ejemplo, no. Pero sí en su vitrina. Pero no se trata de lo que yo piense. Yo ya pienso #nolesvotes. Lo que me interesa es convencer.

Y puesto que se trata de convencer a los ciudadanos, hoy me dedicaré a convencer a aquéllos que creen que estas expresiones son lícitas, aunque sean ilegales, de que es mejor no usarlas, o usarlas en otros contextos. Queridos grafiteros. Queridas grafiteras. Sé que sentís pasión por la idea de #nolesvotes, más que nada porque si no fuese así, no os ofreceríais a usar vuestros aerógrafos para pintar por unos ideales. Pero considerad lo siguiente:

  1. El grueso de las personas que votan a los partidos que #nolesvotes dice que no hay que votar son 1) militantes que no van a cambiar su voto y 2) gente indecisa que no conoce otra cosa que el bipartidismo. Dado que en la Red hay un movimiento (no, varios) que propone no votarles y tiene tanto seguimiento como #nolesvotes, es de lógica que la mayoría de la gente que propone #nolesvotes es de la generación de Internet. Asumamos que son de 40 años para abajo.

    Eso supone que si a los de 40 para abajo los podemos convencer desde donde salió #nolesvotes, en el mundo real tenemos que convencer al resto. Desgraciadamente, la mayoría de ciudadanos y ciudadanas de 40 para arriba no va a ver con buenos ojos una pintada en la pared o, peor, en el cartel de metro. Si se la encuentran, la próxima vez que oigan hablar de #nolesvotes lo van a ver de manera negativa, no positiva. Convencerles de lo contrario va a costar mucho más.

  2. Como he dicho antes, las pintadas en mobiliario urbano las pagamos todos. Es más, luego nos quejaremos de que en el presupuesto municipal se tenga que hacer una derrama especial y que nos hayan tenido que encarecer los impuestos para pagar la limpieza. Es absurdo tener que cargar a nuestro nuevo alcalde (que, esperemos, no sea del PPSOE) con esa responsabilidad, más que nada porque si esa subida de impuestos o ese gasto no cae bien a la ciudadanía, sería culpa nuestra.

  3. Las pintadas en paredes (o puertas, o carteles del bus) están descontextualizadas y la gente que no sepa de qué va #nolesvotes, no las va a entender ni va a indagar. Para poner un ejemplo, si quieres que te entienda la abuelita que se sienta en la parada del cercanías, tienes que poner en el cartel “PP+PSOE+CIU = Ley Sinde #nolesvotes”. Y lo más probable es que esa abuelita acabe votando al PP (o al PSOE) porque no tiene ni idea de qué es la Ley Sinde.

    No obstante, si pones un simple “#nolesvotes”, o incluso “www.nolesvotes.com“, en un cartel electoral del PPSOE, todo el mundo va a entenderlo y, es más, casi todos sabrán que eso es una dirección de Internet. Muchos, incluso, mayores de 40 años. Ellos ya han visto eso de “www” y “.com” en las bolsas del Mercadona. Y, mejor, no lo verán tan mal porque al fin y al cabo esos carteles ya se iban a quitar después de las elecciones.

  4. Hay otras acciones que pueden tener mejor repercusión que una pintada. Por ejemplo, pega carteles de #nolesvotes, en plan “SE BUSCA” en las paredes de la oficina de empleo de tu ciudad el domingo por la noche. El lunes es el día de mayor concurrencia y el público objetivo está todo reunido allí antes de las 7 de la mañana. Y muy aburrido. Lo van a leer seguro. Van a hablar de ello. Se van a llevar un recorte. Van a ver la web. Y mejor, se van a unir y no van a votar PPSOE. Una pintada en el mismo sitio va a producir rechazo.

Como ves, hay maneras en las que la expresión libre de tu aerógrafo es productiva, y en los que no, hay alternativas. Antes que pensar en ti mismo y lo bien que te vas a quedar después de pintar una pared, piensa si de verdad vas a convencer con ello. Piensa que si vas a provocar rechazo, vas a conseguir lo mismo que consiguen Zapatero y Rajoy contigo, provocar rechazo. Igual que tú haces campaña contra PPSOE, habrá gente que solo por tus pintadas, la haga en contra de #nolesvotes, cuando de otro modo podrían haberse aliado.

Como firme defensor de las libertades individuales, creo que al final harás lo que quieras. Como movimiento promovido por individuos, #nolesvotes no hará nada para impedírtelo; al fin y al cabo no somos una organización con dirección central, ni un partido político. Somos unos ideales que cada uno defiende individualmente. Pero puede que cada individuo sí haga algo para convencerte, como yo en este momento, de utilizar tu pasión por la defensa de estos ideales de una manera más productiva. Sal y convence. Y, por supuesto, #nolesvotes.

A %d blogueros les gusta esto: