Archivo

Posts Tagged ‘política’

Mensaje de Anonymous a la clase política española

junio 10, 2011 Deja un comentario

 

Este es un mensaje anónimo para la clase política española.

 

Se lo advertimos, ¿creían que engañarían a todo el mundo, todo el tiempo? Parece que no han entendido nada. Sus contínuos esfuerzos por acallar la libertad de expresión y la creciente ola de indignación contra su sistema corrupto resultan completamente inútiles. Cuanto más complacientes se vuelven hacia la plutocracia y sus absurdas exigencias, más expuestos quedan ante la opinión pública. Cuanto más pague el pueblo por la avaricia criminal de una pequeña elite intocable, más obvia se revelará su incapacidad para liderar el cambio que se les exije.

 

Cuanta más fuerzas usen contra personas pacíficas y desarmadas, más deslegitiman su propia autoridad. Por cada desinformación corporativa que ustedes o sus socios capitalistas emiten o publican, crecen cientos de canales ciudadanos para asegurar que la verdad sea escuchada. El pueblo ha evolucionado. Ahora somos una red distribuida que combina sus conexiones sociales con la tecnología, compartiendo información como una conciencia global. Sus intentos por dividirnos y alienarnos ya no serán efectivos nunca más. Al contrario, comienzan a revelar su estrategia de desgaste a la vista de todos.

 

Pasada las elecciones del 22M los partidos mayoritarios abandonan su sonrisa forzada y continúan peleando por sentarse a la derecha de la economía, su únido dios. La decadente monarquía parlamentaria española, incapaz si quiera de comprender el anhelo de la multitud despierta, no puede sino intentar desprestigiar un movimiento que no comprende, que no puede combatir, que no puede silenciar ni parar. Sus trasnochadas etiquetas, que tan solo pretenden sembrar una discordia que les favorezca, son un insulto a la inteligencia de sus gobernados. La lucha del pueblo continúa adelante y el mensaje sigue superando cualquier obstáculo. Por si misma, esta revolución es una muestra patente de la inmadurez de una clase política que vive de sus propias luchas intestinas y que no nos representa ni trabaja por nosotros.

 

A pesar de las insidias publicadas y la agresión a las acampadas de grupos o personas infiltradas, con actitudes que pudiesen perjudicar la imagen de la rebelión ciudadana, nadie ha dejado de moverse. Sorpresa, no necesitamos formar parte de ninguna comisión. Los cambios exigidos por el pueblo son más que claros:

 

  • Democracia participativa.
  • Reforma de la ley electoral.
  • Separación de poderes real.
  • Absoluta transparencia política y fiscal.
  • Ferreo control sobre bancos y corporaciones.

 

 

 

 

 

Aún siendo solo un comienzo, dichos cambios ya son mucho mejores que cualquiera de las reformas con las que el poder económico de-facto somete al país.

 

Mientras ustedes se afanan por combatir a sus verdaderos soberanos como si fuesen el enemigo, lados humanos y digitales se estrechan a lo largo de todo el mundo en una sinergia con voluntad de cambio pacífico. La heterogeneidad, espontaneidad, capacidad y preparación popular, supera exponencialmente cualquier recurso material o humano que pudiesen usar contra ella. Ergo, cualquier intento por combatirla, será en vano.

 

Puede que el pueblo permanezca acampado, puede que se marchen y se convierta en una guerrilla pacífica e invisible. Las acampadas son solo un símbolo. En realidad estamos en todos lados. Persiguen a aquellos de quienes dependen. Educamos a sus hijos, preparamos sus comidas, recogemos sus basuras, conectamos sus llamadas, conducimos sus ambulancias e incluso les protegemos mientras duermen. Así que empezaremos barriendo en casa. Hoy será España, mañana Europa, quizá pasado sea el mundo.

 

Si ustedes no escuchan el clamor de la gente, no se comportan en consecuencia, deberían pensar durante unos segundos: El pueblo es ahora consciente de su poder y se sabe capaz de hacer mucho mejor el trabajo que hasta ahora les encomiendan. Recuerden, el cambio está sucediendo y ocurirrá con o sin ustedes. La gente no debería temer al gobierno, el gobierno debería temer a su gente.

 

Nosotros somos el pueblo, nosotros somos el sistema, somos anónimos, somos legion. No olvimos, no perdonamos, esperadnos.

Comunicado tomado íntegramente de alt1040.com (ruta original).

 

Anuncios

¿Y yo a quién voto?: Hoy Izquierda Unida (IU)

abril 3, 2011 4 comentarios
48

Quedan 48 días #nolesvotes

Lo prometido es deuda. Como prometí hace una semana, cuando hablaba de UPyD en el blog, en nuestro repaso por las fuerzas políticas alternativas (terceras vías) que se presentan a las próximas elecciones municipales y autonómicas, hoy repasamos la actividad y propuestas de Izquierda Unida.

Izquierda Unida es una organización política (un “movimiento político y social” como se define en su propia página web) más que simplemente un partido político. Frente al centralismo ideológico propuesto por la mayoría de las fuerzas políticas de España, Izquierda Unida plantea una organización “federal e ideológicamente plural de la izquierda española y de sus pueblos, donde participan los partidos políticos y organizaciones federados, colectivos y todas aquellas personas que voluntariamente se adscriban, acepten y practiquen la política de Izquierda Unida, aprobada en sus Asambleas Federales, su programa, su política internacional, su funcionamiento administrativo y financiero, y sus Estatutos.” Como consecuencia, es un partido que está abierto a la incorporación de otros partidos a la federación o a la presentación en coalición a las elecciones.

Recientemente, por ejemplo, Izquierda Republicana, que dejó Izquierda Unida en 2002, ha decidido volver a incorporarse a Izquierda Unida. Igualmente, estamos muy acostumbrados a ver que Izquierda Unida se presenta, tanto a las elecciones municipales y autonómicas, como a las elecciones al congreso y senado, en coalición con otros partidos de izquierda.

Entre otros principios fundamentales (ver los estatutos de la IX Asamblea Federal de Izquierda Unida en 2008), Izquierda Unida toma como referentes los ideales de:

  • Defensa de la democracia participativa, tanto en el ámbito de la gestión interna como en el ámbito público.
  • Aperturismo al ciudadano (o principio de “permeabilidad“) que permite a cualquier ciudadano, tenga o no carné de IU, realizar sus aportaciones para el enriquecimiento mutuo.
  • Promover la cohesión y el pluralismo.
  • Defender sus ideales desde el ámbito local y no solo mediante líneas centralizadas del partido central, estableciendo el principio de federalidad.

Izquierda Unida también fue uno de los grandes castigados por la actual ley electoral en las elecciones al congreso de 2008. Según un sistema realmente proporcional, Izquierda Unida debería haber sacado 13 escaños (el 3,8% de los votos, sobre 350 escaños). Sin embargo, por el sistema establecido en la LOREG y por la Constitución, que establece que la demarcación electoral es la provincia, sacó solo 2 escaños a compartir con ICV. De ahí que hayan promovido activamente una reforma radical en esta ley que actualmente premia a los partidos grandes regalándoles escaños.

Izquierda Unida ha planteado manifiestos y propuestas legislativas y no de ley importantes sobre temas como los siguientes:

En cuanto a los movimientos sociales en los que ha estado inmerso últimamente destacan:

En el ámbito local, Izquierda Unida siempre ha promovido la participación ciudadana en todos los ámbitos, lo que hace de esta organización una opción a considerar si tienes una ideología de izquierdas y tienes propuestas que realizar. En general, varios meses antes de presentar las listas para su aprobación mediante democracia interna, Izquierda Unida realiza asambleas y reuniones de vecinos en las que toman nota de todas las propuestas ciudadanas para todas las áreas de gestión pública y estudiar cómo incorporarlas a su programa electoral. Igualmente en los municipios en los que tienen actividad o representación, plantean un sistema de presupuestos participativos, permitiendo a los ciudadanos decidir dónde derivar los fondos públicos.

Por supuesto, en una entrada de un blog no caben todas las propuestas de una organización política de tanto recorrido institucional como Izquierda Unida, pero tienes mucha más información en su página web y puedes acercarte a cualquiera de sus sedes en España para pedir información sobre qué proponen en tu municipio o comunidad autónoma. Si finalmente, después de informarte, ves que representan tus ideales, vótales. Pero a PP, PSOE y CiU #nolesvotes.

Nota:

Como ya comenté en mi blogpost sobre UPyD de la semana pasada, te recuerdo que el/la que tiene que votar eres tú, por lo que aunque te presente información resumida en este blog sobre algunas fuerzas políticas que se presentan a las próximas elecciones, la decisión es absolutamente tuya. Espero, sin embargo, que estos artículos te ayuden a comenzar tu búsqueda o a tener una idea más clara de las opciones a votar.

En ningún caso intento orientar tu voto a ninguna de estas fuerzas políticas. En este caso, el hecho de que conozca y sea amigo de Daniel Simón, que se presenta por Izquierda Unida como número 4 de la lista por Alicante, no significa que te esté pidiendo su voto para él o para su lista. Eso lo decidirás tú.

No obstante, igual que denuncio en mi blog actitudes políticas hipócritas como las que hay en el Partido Popular, tanto en la Comunidad Valenciana, como en Alicante o Elche, también he de defender la integridad de aquéllos políticos que conozco personalmente y que me parecen coherentes y decentes. Daniel Simón, además de ser un fantástico gestor cultural y un excelente amigo, capaz de generar sinergias entre gente de ideologías muy divergentes, es una persona honrada y coherente hasta la médula. Vote o no vote a Izquierda Unida en las próximas elecciones (cosa que todavía no he decidido), mi opinión personal sobre él no variará. Es un político como la copa de un pino y un amigo ejemplar.

“¿Estás intentando condicionar mi voto?”

marzo 30, 2011 1 comentario
52

Quedan 52 días #nolesvotes

O… “¡Oye, que el voto es secreto!” O… “¡Ya decidiré yo a quién voy a votar!” O cosas parecidas. ¿No os lo ha dicho nadie cuando habéis sacado el tema en una conversación en la vida real? A mi sí, y muchas veces.

No entiendo por qué en este país asociamos el hablar de política con un ataque, aunque puede que por la misma razón por la que aparecen trolls en el Twitter de #nolesvotes. ¿Se ven atacados por la posibilidad de que ganemos? No sé, no veo el problema. La única manera de que #nolesvotes gane será que la población se convenza, porque es un movimiento que nace con el objetivo de convencer. Y si la gente se convence, y vota, y vota en conciencia, y cambia las reglas de la democracia de este país… Habrá sido libremente. ¿Nos oponemos a un cambio democrático elegido libremente por los ciudadanos? ¿Es que no podemos hablar de política en este país?

Hablar de política cuando se acercan las elecciones es algo natural en otros países. Sucede que estuve en Holanda hace unos años. Allí, gente normal y corriente, ante unas elecciones, trabaja de voluntaria en los gabinetes de prensa o repartiendo flyers y merchandising de los partidos políticos a los que defienden en las calles. En EE.UU. todavía se estila más el hablar de política. No solo se gestionan las campañas con cientos de voluntarios que llaman a diestro y siniestro para conseguir financiación y votos; la gente llama a sus madres, sus tíos, sus primos, sus sobrinos… habla con las otras madres en el colegio, conversan en el supermercadoHablar de política no es malo. Intentar convencer tampoco.

Cuando voy a decirte: “Oye, ¿a quién vas a votar en las próximas elecciones?” no te lo digo para herirte o para burlarme de ti… ¡Vaya! Ya hemos dado con la clave. ¡Eso es! ¡Claro! ¡Ahora caigo! Estamos tan acostumbrados a ver en la tele y las noticias a los políticos burlándose socarronamente unos de otros… Estamos tan acostumbrados a ver a Zapateros y Marianos, Cospedales y Rubalcabas y sucedáneos atacándose… Estamos tan acostumbrados, que asociamos la política a la imposición, la defensión a ultranza de unas posiciones, la negativa a la negociación, el cierre de la mente a nuevas ideas… Pero la política no es así. No debería ser así. Y lo sabes.

Lo sabes porque te quejas del gobierno. Lo sabes porque te quema la corrupción de tu comunidad autónoma. Lo sabes porque te duele la cifra del paro. Y lo que vengo a decirte hoy es sencillo. No asocies la política con los políticos. Hay muchas más maneras de hacer política que las que te enseñan en televisión. Y existe una manera muy sencilla en la que tú, sí, tú, también puedes decir lo que piensas y cambiar la manera de hacer política y a los que salen en la televisión. Se llama votar. ¿Libremente? Sí, por supuesto. ¿En secreto? Sin duda. Pero bien.

Sí, quiero condicionar tu voto. Quiero que votes, pero no a PSOE, PP o CiU (los de siempre). No. Quiero que votes bien. Quiero cambiar la política de este país. Y sé que tú también quieres. #nolesvotes. #votaaotros.

¿Democracia o bipartidismo?

marzo 23, 2011 2 comentarios
59

Quedan 59 días #nolesvotes

Quedan 4 días para el primer #nolesvotes Trend Topic Day

Quedan 4 días para el primer #nolesvotes Trend Topic Day

Ayer leí este artículo, titulado “¿Por qué es perjudicial el bipartidismo?” y decidí que debía publicar al respecto. Me parece un artículo realmente recomendable y antes de seguir leyendo sería interesante que lo leyérais.

Tras leerlo, la pregunta es… ¿a qué país querríais que se pareciese España? Existen dos bloques: Suecia, Finlandia, Alemania, Islandia, Noruega y Austria por un lado, y Estados Unidos, Portugal, Francia, Grecia… Si no lo tienes claro, tal vez deberíamos cambiar la pregunta a: ¿qué países están saliendo de la crisis y cuáles no? La respuesta, curiosamente es la misma.

El bipartidismo ya se instauró en España (además por la fuerza) en el siglo XIX y duró hasta la instauración de la República en 1931. Se le llamaba caciquismo. Por supuesto, era un bipartidismo impuesto. Los partidos de gobierno y oposición se alternaban mutuamente, apañando los resultados electorales para que ganara el partido de la oposición cuando las encuestas decían que el partido del gobierno no tenía muy buenas perspectivas. Así se daba una apariencia de democracia, cuando en realidad los caciques (gobernadores locales) eran los que se encargaban de mantener su propio poder y el status-quo del sistema.

Hoy nos pasa lo mismo, pero de manera diferente. Mediáticamente, los políticos nos hacen creer que solo existen dos opciones. ¿O cuándo fue la última vez que visteis en Antena 3 un dato sobre IU o sobre UPyD? ¿Sabíais de la existencia de partidos como Piratas o Ciudadanos en Blanco? ¿Entre quiénes son los debates electorales de las elecciones generales? Desde el congreso, como he puntualizado antes, utilizan la demagogia para poner la atención de la ciudadanía en temas accesorios, cuando ninguno trata los temas de fondo que habría que realmente tener en cuenta. ¿O no nos interesa más saber cuánta gente lleva esperando años (no meses) a recibir la ayuda de dependencia en Madrid, que si Telemadrid se ve o no en Castilla-La Mancha? ¿O no nos interesa más que una persona que no puede pagar su vivienda cancele su hipoteca con el valor de su vivienda, que los 2.500 euros que nos va a costar a cada elector (sí señor inmigrante, a usted también) el rescate a los bancos?

La matemática es sencilla. 84.000 millones de euros entre 34 millones de electores, 2.500 de euros por elector en municipales.

El bipartidismo, además, hoy también mantiene a los caciques en el poder. Los caciques no son más que los “barones” de los que oímos hablar cuando oímos hablar (rara vez) de primarias en PP o PSOE. Los caciques son los que aglutinan el poder en las comunidades autónomas o municipios. Estos también se sienten acomodados en sus butacas de las cortes regionales y los consistorios municipales, sabiendo que si las cosas se crispan, seguirán teniendo sus asientos… en el otro lado.

Caciquismo y bipartidismo, esta vez (y no sé qué es peor) con tu beneplácito. Porque al contrario que en el siglo XIX, hoy los votos se cuentan legalmente. Cierto, nuestra ley electoral y la manera de distribuir concejales y diputados no es justa. Pero dentro de la injusticia, quien mantiene a los gobernantes en su sitio, eres tú, que les votas. Eres tú, que piensas que si quieres castigar al PSOE por su gestión, tienes que votar al PP y viceversa. ¡Pues no! Ya has visto que las democracias sanas, que han conseguido salir de la crisis, son las que no se cierran al bipartidismo. Son las que tienen a una ciudadanía implicada en política y que sabe que su voto vale mucho.

Y son precisamente a sus “caciques” a los que los gobernantes estatales temen más. ¿O de dónde te crees que mantienen su soporte como cabeza de partido? ¿No crees que si realmente gobernaran en su partido, se habrían cargado de un plumazo las candidaturas corruptas de uno y otro bando que cada día siguen aprobando para tu ayuntamiento y comunidad? Pero tienen miedo. Si no las aprobaran perderían apoyos, y su posición como dirigentes del partido a nivel nacional perdería peso, se tambalearía. Quítales el poder desde abajo, desde tu municipio, provincia y comunidad, y verás cómo tambalea la cabeza. ¡Cambia la política con tu voto!

Por eso #nolesvotes te propone que te informes y que cambies los colores de tu consistorio y tu comunidad. El azul y el rojo ya los tenemos muy vistos y sabemos que son del mismo corte. PSOE y PP van ha hacer exactamente lo mismo que llevan haciendo toda la vida. Pero si les obligas a cambiar el chip, si les quitas los escaños que tanto quieren, si le das la oportunidad a una fuerza que realmente represente tus ideales, si te implicas y cambias el sistema, entonces sí tendremos esperanzas para España, para tu comunidad y para tu ciudad. Si no, seguiremos como siempre.

Anexo.

A continuación, las proporciones de los parlamentos multipartidistas y bipartidistas del mundo, conforme los voy encontrando

Aquí los parlamentos multipartidistas:

Parlamento alemán

Parlamento alemán

Parlamento austríaco

Parlamento austríaco

Parlamento finlandés

Parlamento finlandés

Parlamento islandés

Parlamento islandés

Parlamento sueco

Parlamento sueco

Parlamento noruego

Parlamento noruego

Y ahora los parlamentos bipartidistas:

Parlamento portugués

Parlamento portugués

Parlamento estadounidense

Parlamento estadounidense

Parlamento francés

Parlamento francés

Parlamento español

Parlamento español

Parlamento griego

Parlamento griego

“Todo es la misma mierda. No votes a nadie.”

marzo 1, 2011 24 comentarios
81

Quedan 81 días #nolesvotes

Sé que a muchos os ha gustado la publicación que escribí el viernes: “Pues yo no entiendo eso de #nolesvotes”. Os agradezco profundamente vuestros comentarios. También sé que a muchos no os ha gustado. Entre ellos iwisiw, de meneame.net, que ha dejado claro en los comentarios del enlace que está absolutamente en contra de #nolesvotes porque somos unos inocentes que le estamos haciendo el juego a los de siempre.

Que “todo el arco parlamentario está podrido” y que no hay alternativas, es una de las cuestiones más comunes que se nos presentan a los nolesvotienses. Sinceramente, entiendo ese pensamiento: “Todo es la misma mierda. ¿Por qué debería molestarme en ir a votar?” Yo también pensaba así antes de que mi amigo Catacroc me presentara #nolesvotes. Pero no más, claro. No obstante, lo entiendo.

Tú piensas que todos los partidos, aunque con sus diferencias abismales, claro está, son exactamente iguales en el fondo. Sabes exactamente por qué razón (o razones) no votarías a cada partido. Entiendes que las “alternativas” que #nolesvotes te dice que hay en realidad se refieren solo a los partidos mayoritarios. Piensas que tu abstención, o tu voto en blanco, serán entendidos como una rebelión. Que cuando vean que la mitad de los votos son blancos, entonces se darán cuenta. Que cuando los votantes dejen de ir a votar, las cosas tendrán que cambiar.

Mal.

¿Sabes cuánta gente se abstuvo de votar en las últimas elecciones catalanas de 2010? ¿Te lo imaginas? Míralo en Internet. El 40% no fue a votar. Contando con los votos en blanco, el 43%. Con estas cifras, el partido más votado en las últimas elecciones catalanas fue, sin duda, el no-partido, porque CiU, la fuerza política más votada, solo consiguió el 38,5% de los votos.

¿Sabes en qué ha cambiado el panorama político la abstención? En nada. Sí, es cierto, ha cambiado el gobierno en Cataluña. Pero eso no es por la abstención. El tripartito anterior salió de unas elecciones en que la abstención fue incluso mayor.

Sí, la enorme cifra de abstenciones, o de votos blancos, aparece en las noticias. Pero después se aplica la ley electoral con los votos que quedan. Cuantos más votos blancos hay, más injusto y desproporcionado se vuelve el reparto de poder y más se premia a los partidos más votados. Y más se castiga a los menos votados. Después de las matemáticas se publican los resultados. Se declara un vencedor. Y todo sigue igual que siempre. Nadie rectifica nada. Los partidos siguen manteniendo las reglas del juego, siguen negociando con tus votos y siguen desoyendo a los ciudadanos. Decir que abstenerse o que votar en blanco va a cambiar las cosas es no ver la realidad. Porque la realidad es que eso ya lo hemos probado, y no funciona.

#nolesvotes te propone que no tires tu voto, pero que no votes a los de siempre. Pero claro, a ti, que te parece que todos los partidos están podridos y que ninguno se salva, te corroe las entrañas tener que darle tu voto a alguno. Es un gran dilema. Por un lado comprendo que no quieras darle tu voto a alguien que no te representa al 100%, por otro lado tienes que comprender que el único que te representa a ti al 100% eres tú mismo. Como dije el domingo, “nunca llueve al gusto de todos” por lo que tal vez tengas que plantearte que, como es poco probable que encuentres a alguien que te represente al 100%, tal vez tengas que conformarte con un 90%, o un 80%.

Si decides que no estás dispuesto a aceptar menos, que prefieres tirar tu voto… ¿Has considerado la opción de Ciudadanos en Blanco? Para aclararnos: llegados a este punto, estamos en la situación de que tú no quieres darle el voto a nadie porque nadie te representa, así que has decidido no votar, o votar en blanco. Pero te encuentras con el dilema de que si no votas, no vas a cambiar las cosas y si votas en blanco, tampoco. Ciudadanos en Blanco es una opción en la que tu voto en blanco se convertirá en escaños vacíos o nulos. Un partido fantasma que estará ocupando su asiento lo menos posible e intervendrá en las sesiones nada o menos.

Claro, llegados a este punto, si me dices que tampoco quieres votar a Ciudadanos en Blanco, te tengo que preguntar: ¿por qué? Tu respuesta probablemente sea que te parece una patochada, un partido absurdo, casi como el Partido Pirata, o el Partido Cannabis por la Legalización y Normalización (que conste que YO no estoy diciendo que sean absurdos, eres perfectamente libre de escogerlos si sus programas te representan). ¿Por qué? ¿Te has tomado la molestia de leer su programa? ¿Has ido a preguntarles personalmente qué van a hacer con tu voto? ¿Acaso eres un vidente (y de los buenos) y sabes perfectamente que no te representan sin investigar? ¿O es que tienes prejuicios contra ellos por ser pequeños, o por ser nuevos? ¿No crees que tal vez por eso tienen muchos más ideales y los defienden más fuerte que los partidos mayoritarios? ¿No crees que precisamente por eso sí van a usar bien tu voto?

No, tú sigues con la idea metida en tu cabeza de que el estado de cosas actual es inamovible, y que no moverte es la mejor opción. Bien, es tu decisión. Es tu voto. Pero es la misma decisión y el mismo voto que llevas haciendo toda la vida. Es el mismo inmovilismo que hemos asumido todos. Y va a dar el mismo resultado de siempre: nada. Y cuando te veas acorralado en tus propias razones contra #nolesvotes te reirás de que te pidan el no-voto para ciertos partidos basándose exclusivamente en la Ley Sinde.

Mal.

Por enésima vez: que la Ley Sinde fue el detonante, sí. Seguro. Pero no es más que una de tantas en las que PPSOE ha hecho lo que ha querido sin pensar en la gente que les votó. Van a hacer lo que ellos quieren con tu voto, no lo que tú quieres que hagan con él. Y el no hacer nada va a dejarles hacer lo mismo.

Y entonces me dirás que intentar hacer algo es absurdo, porque las reglas del juego están puestas para que no podamos hacer nada. Que somos marionetas en un vaivén de poder en el que tenemos la ilusión de ser los jefes cada cuatro años, pero que en realidad no podremos cambiar esto. Y que somos ilusos si lo intentamos.

Mal.

Porque entonces estás incurriendo en una contradicción. Estás peleándote conmigo por intentar hacer algo para cambiar las cosas, cuando a ti te gustaría que cambiaran. Estás decidiendo no utilizar ese resquicio que te deja nuestra pseudodemocracia porque te derrotas a ti mismo antes de luchar. Estás diciendo con la boca “esto no me gusta” cuando con tus acciones (o no acciones) estás demostrando que no te importa.

Y claro, llegamos al punto en el que nos damos de bruces con la realidad. No te importa. Te has acostumbrado. Estás a gusto. No quieres cambiarlo. Te escudas en una visión negativa de tu entorno, pero te has acomodado a él, tanto que ahora alguien viene a hacer algo para intentar mejorarlo y te da miedo que lo cambien. E intentas que ellos hagan los mismo que tú. Que se acomoden.

Mal.

Porque llega el punto en el que no hay manera de acomodarse. Porque llega el punto en el que hay que decir “basta”. Y la gente que está dispuesta a cambiar las cosas va a utilizar cualquier resquicio posible que haya para cambiarlo, o para que ese resquicio cada vez se haga más grande y más grande, hasta que nos de suficiente margen de maniobra para cambiarlo. Y si no quieres unirte, vale. Ya has demostrado que quieres ser uno más en el bando del inmovilismo. Pero mi voto sigue siendo mío. Y mi voz también. Y seguiré defendiendo lo que creo hasta que sea una realidad. Y si en algún momento te das cuenta de que eso también te representa, entonces serás bienvenido.

Respuestas a objeciones comunes

febrero 27, 2011 4 comentarios
83

Quedan 83 días #nolesvotes

Para empezar, gracias a los más de 1000 visitantes de ayer. Muchos de vosotros me disteis vuestro apoyo, otros me corregisteis y otros me criticasteis. En cualquiera de los casos, me alegro de haber movilizado y polarizado vuestras opiniones, que es de lo que va todo esto de #nolesvotes.

Hoy es domingo. Previsiblemente va a ser un domingo de peli y manta, a tenor de la lluvia de Alicante, aunque para otros en otras partes de la geografía española sea un día maravilloso y soleado como el que tuvimos ayer aquí también.

“Nunca llueve a gusto de todos” es una frase del saber popular que es muy cierta hoy, refiriéndonos al tiempo y refiriéndonos a la política. Ayer parece que aparecí de nuevo en menéame y convulsioné las opiniones de algunos de los votantes que también son internautas y también menean en la web. Desde mi humilde blog, en mi humilde casa, solo quiero mejorar Alicante.

Para algunos, la opción de #nolesvotes es cansina, para otros es repetitiva, para otros es irrelevante. Para algunos, promocionar las ideas de #nolesvotes es promocionar el voto a IU o UPyD. Sinceramente yo, no le veo el caso. De hecho, tal vez haya gente que esté de acuerdo con #nolesvotes y acabe votando PP, PSOE o CiU, porque crea sinceramente que en su localidad, la mejor opción y la que más le representa es esa, aunque a nivel nacional desde luego no esté de acuerdo con su política. Yo, desde luego a CiU es imposible que les vote, porque en Alicante no se presentan, y a PP y PSOE ya los conozco y sé que no hacen bien su trabajo, así que creo que lo mejor es cambiar y motivar a la gente al cambio. De ahí que una mi voz a #nolesvotes.

Pero hay mucha gente que sigue sintiéndose agredida por una iniciativa que busca un poco más de democracia en este país. Y se rebota y te insulta cuando tú solamente estás exponiendo tus ideales. ¿Es que no se puede hablar de política en España? ¿Es que hay que ocultar los ideales? ¿Por qué hay que criticar a ultranza a aquél que intenta convencerte de algo que cree que es mejor? Por supuesto siempre hay derecho a réplica, pero en los mismos términos de igualdad y respeto que se esperan de la defensa de los ideales. La gente que por iniciativas como estas pierde los estribos, también pierde la razón en cuanto eleva el tono, y no seré yo quien les siga el juego. Ya sé que nunca llueve al gusto de todos; pero quien no se sienta a gusto, que se compre un paraguas, porque va a seguir lloviendo. Al menos una vez al día.

Hoy he dedicado mi mañana a la comunidad. Podéis ver el resultado de mi trabajo (y el de muchos #nolesvotes) en el wiki de nolesvotes.org. En especial, me invitaron a trabajar sobre la página de “Respuestas a objeciones comunes“. Como ya me he encontrado unas cuantas, no me pareció mal contribuir. Os invito a todos los que tengáis objeciones que no estén reflejadas a comunicarlas directamente en el Wiki o a través de comentarios en menéame.net o en este mismo blog. Seguiremos intentando explicarte mejor qué es #nolesvotes y por qué sería interesante que unieras tu voto y tu voz a esos ideales.

#nolesvotes.

Estado del malestar

febrero 22, 2011 2 comentarios
Manifestantes de "Estado del malestar" del pasado viernes en Alicante

Manifestantes de "Estado del malestar" del pasado viernes en Alicante

Me parece una inciativa extraña, cuanto menos, pero es que cuando a la gente le tocan los h****s durante mucho tiempo, tiende a saltar, especialmente si no es la primera vez que se los tocan y si no es la promera vez que saltan y consiguen algo. Revoluciones ha habido, hay y habrá siempre, y generalmente vienen en cadena (para ejemplo, el mundo árabe). Pero parece mentira que con lo asentados que estamos en este mundo occidental, donde parece que hemos ganado todos los derechos habidos y por haber, todavía nos toque volver a luchar por lo mismo de siempre.

De eso se ha dado cuenta mucha gente que, cuando las cosas iban bien, todos lo daban todo y ahora, que las cosas no van tan bien, se dejan a los empleados en la estacada, a las familias sin casa, a los jóvenes sin futuro… Y que el gobierno se lo pone fácil a empresarios y banqueros, escudados en la crisis, recortando derechos y privatizando (controlando) todo lo que se puede.

Como hay mucha gente harta, de aquí y de allende los mares, que vinieron y vienen buscando mejores aires, se están organizando. Todos los viernes hay una manifestación programada cerca de tu ciudad para que les eches en cara a los que están por encima de ti que no te están haciendo caso, y que tú también tienes vela en este entierro. Muy especialmente hay que decirlo alto y claro antes y durante el 22 de mayo, en que todos y todas tendremos la oportunidad de decidir qué queremos que sea de nosotros los años venideros. Por eso el auge de páginas como la del “Estado de malestar” en facebook o el movimiento #nolesvotes de nolesvotes.org.

Demuestra que de ti no se ríe nadie y que tienes conciencia, utilizando tu voto y tu voz, y usándolos bien.

A %d blogueros les gusta esto: